• Fecha: Martes, 12 Abril 2016
  • Visitas: 5256

Durante el último año de estudios, Julia Quinn se dio cuenta que no sabía qué hacer con su vida. Esto la deprimió. De hecho, la única cosa por la que mantuvo su cordura durante esta oscura etapa fue que ninguno de sus amigos tampoco lo sabían. Así que se sentó a esperar con un gran tarro de helado de Ben y Jerry y un buen libro en la mano a decidir qué quería hacer.

Encontrar un trabajo parecía demasiado difícil. A ella no le importaba tener un trabajo, pero no sabía cómo conseguirlo. Estudiar Derecho le parecía demasiado pesado. Todo el mundo odia a los abogados, y Julia quería que la quisieran. Empresariales no era una opción. Esta gente solo contrataban a los que habían estado trabajando como mínimo durante los dos últimos años, y, como anotamos, Julia no sabía cómo conseguir un trabajo.

La única opción que quedaba era Medicina. ‘Ajá’ pensó ‘ puedo ser una buena doctora’. Así que rapidamente cogió el teléfono y le contó su idea a sus padres, que no entendieron nada de eso puesto que su postgrado era en Historia del Arte, pero viendo que estaba tan emocionada le dijeron ‘¡Genial!’

Julia cogió el teléfono, parpadeó un par de veces y dijo en voz alta ‘De acuerdo, así que voy a ser una doctora. Genial ’. Entonces cogió un folio y se puso a imaginar cuanto tiempo le llevaría serlo (Nota : las carreras en medicina no son para aquellos que quieren gratificaciones inmediatas). Se dio cuenta que tardaría cerca de dos años en ser aceptada puesto que tenía que estudiar todas aquellas clases de ciencias para poder ser incluída en las listas. Claramente, necesitaba encontrar algo que hacer durante ese espacio de tiempo, puesto que sabía que no estaría estudiando todo el tiempo que debería.

Fue entonces cuando miró el libro que había al lado del tubo medio vacío de Ben&Jerry. Era romántico ‘Podría escribir un libro romántico’, pensó. Y así lo hizo.

Dos años más tarde, justo cuando Julia estaba decidiendo entre la universidad de Medicina de Yale y el colegio de médicos y cirujanos de Columbia, su agente la llamó para decirle que sus dos primeros libros ‘Espléndida pasión’ y ‘Un baile a medianoche’, se los estaban disputando dos editoriales.

Así que apartó los estudios médicos durante un año y escribió Una mujer rebelde. Después volvió a posponer la medicina por otro año y escribió ‘Bajo el brillo de la luna’. Entonces se puso un poco nerviosa y pensó que tal vez debería dar una oportunidad a la medicina y cogió un escalpelo y se puso a diseccionar cadáveres, y aprendió mucho más sobre el ciclo ácido (incluyendo muchos estudiantes) de lo que quería aprender.

Unos meses más tarde, se dio cuenta que debió pasar una etapa de locura transitoria y se apartó de la medicina y escribió ‘Más brillante que el sol’. Esta fue seguida por ‘Como atrapar a una heredera’ y la crítica aclamó ‘Cómo casarse con un marqués’.

La forma de escribir de Julia se ganó pronto una buena reputación por su calidez y su humor, y sus diálogos son considerados entre los mejores por la industria literaria. Cada año dio resultados: en 2001 fue finalista en el Romance Writers of America (RWA) y sus prestigiosos premios RITA (por ‘El duque y yo’ y ‘El vizconde que me amó’), y después de ese año hizo su debut en la lista de bestsellers del New York Times con ‘Te doy mi corazón’.

El 2002 vió la publicación del esperado ‘Seduciendo a Mr. Bridgerton’, que fue votado uno de los libros Top Ten del año por los miembros del RWA y fue finalista de los premios RITA en la categoría de histórica. Su novela, A sir Phillip con amor recibió una buena crítica en el Publishers Weekly, la revista de la industria editorial, y más tarde fue nombrado por esa publicación como uno de los libros del mercado más originales del año.

Y desde entonces continúa escribiendo novelas románticas que son elogiadas por la crítica y el público, ganándose un lugar privilegiado como una de las mejores escritoras de novelas románticas del momento.

 

Comentarios (10)

  • Esperanza

    25 Abril 2016 a las 12:44 |
    Gracias por el articulo, me ha gustado mucho conocer algo más de esta gran escritora.
    La historia de porque quería estudiar medicina es genial, igual que la de como empezó a escribir novela romántica, que manera más extraña jaja.

    responder

  • MARIAN

    24 Abril 2016 a las 21:47 |
    Me alegro que dejara la medicina para seguir escribiendo sino nunca hubiéramos podido leer la serie de los Bridgerton que con tan buenos momentos ha hecho pasar a sus lectores.
    Gracias por la información.

    responder

  • LadyZarek

    22 Abril 2016 a las 12:13 |
    Julia Quinn escribe con sencillez y humor. Me hace gracia descubrir que su carrera como escritora se desarrolló de una forma tan poco ortodoxa. La verdad es que ha llevado una vida interesante, y creo que su forma de ver la vida la ha trasladado a sus agradables historias románticas. Es un placer leer a esta autora, salvo alguna excepción.

    responder

  • Loreena

    20 Abril 2016 a las 20:58 |
    Qué forma más curiosa tuvo de elegir una profesión, puede ser un ejemplo para los que no lo tengan muy claro en la vida. Ahora bien, me alegro de que dejara la medicina y se dedicara a la escritura, pues los lectores ganamos una grandísima escritora.
    Gracias por el artículo.

    responder

  • María Arca

    20 Abril 2016 a las 16:21 |
    Los mejores proyectos salen en los momentos más inesperados, cada vez lo tengo más claro.
    Enhorabuena por el éxito

    responder

  • Alicia

    20 Abril 2016 a las 16:04 |
    No sabía nada de la autora pero me ha gustado conocer cómo se convirtió en escritora. A ver si puedo leer algo suyo pronto!

    responder

  • Yolandagq

    17 Abril 2016 a las 12:15 |
    Con lo muchó que me gusta la histórica de regencia y ¡¡todavía no he leído nada de ella!! si la conozco e incluso tengo algún libro suyo pero realmente no me puse a leerla... la tendré en cuenta. Gracias por el artículo que nos ayuda a conocer mejor a los autores

    responder

  • Cynthia HJ

    15 Abril 2016 a las 12:48 |
    Julia Quinn es una autora que aún tengo pendiente de leer, pero espero ponerme con unas de sus novelas en breve. La verdad es que opino como las demás: fue una suerte que se decantara por escribir y que las cosas le salieran bien y le publicaran las novelas. Tuvo que ser muy duro no saber qué hacer con su vida pero creo que todos, antes o después, pasamos por ahí. Ha sido un artículo muy interesante de leer porque siempre me gusta conocer más sobre las personas que hay detrás de los libros que leo. ¡Gracias por la publicación!

    responder

  • Rociodc

    14 Abril 2016 a las 23:34 |
    Gracias por el artículo, siempre gusta conocer algo más de una de las mejores autoras de la novela romántica. Menos mal que se dedicó a escribir, sin duda es su camino visto lo visto!

    responder

  • ANA MARIA GARCIA

    12 Abril 2016 a las 13:19 |
    Gracias que dejó la medicina y nos dio a conocer a los Bridgerton! Es una saga que me entanta!

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |