• Fecha: Miércoles, 13 Enero 2016
  • Visitas: 5150

hot-chocolate-1006463 640¡Lo primero, Feliz Año! Hace tanto que no pasaba por aquí que no me acuerdo si era invierno o verano. ¿Me habéis echado de menos? No, no hace falta que contestéis. Tampoco os preguntaréis qué he estado haciendo todos estos meses, pero me temo que os lo voy a contar igual. Nunca lo adivinaríais, he estado escribiendo. Pues sí, además de ver y dejarme ver por las redes, hacer publi, contar lo estupendos que son mis libros y procrastinar (esa palabra tan fea pero tan adecuada para referirse a la mala costumbre de dejar las obligaciones y dedicarte a perder el tiempo), pues además de todo eso, a veces encuentro el momento de escribir.

Pero no os preocupéis que tampoco he venido a hablaros de mis libros sino de los de los demás. Durante estas fiestas he aprovechado para descubrir nuevas lecturas y autoras (que después de leerme a mí misma, es una de las cosas que más me gustan con diferencia) y ha habido un poco de todo. Me he encontrado con cosas que no me han gustado nada, otras que no estaban mal, pero que tampoco habría perdido demasiado si las hubiera abandonado, obras que no eran redondas, pero me engancharon hasta el final, y también novelas de las que enamoran, admiran, dejan huella y querrías que todo el mundo las leyera. (Y una de esas, si no lo digo reviento, es Flores en la tormenta de Laura Kinsale).

Flores en la tormenta me pareció tan bonita que me hizo sentir mal por no haberla leído antes. Me hizo pensar (fatal, lo sé). Cuando existen tantas novelas preciosas por descubrir, ¿por qué a veces leemos cosas que nos atraen, pero que, ya casi antes de empezar, sabemos que a la semana siguiente estarán olvidadas? Supongo que a todas nos encanta encontrar historias que nos sorprendan y nos arrebaten, que nos impidan pensar en otra cosa que no sea el libro que tenemos entre manos, pero no siempre ocurre ni es imprescindible que todo sea sublime. Ya es mucho entretener sin más y genial si además te sacan una sonrisa o te arrancan un suspiro. Son las novelas que yo calificaría como correctas. No levantan pasiones, pero se leen con agrado.

Otra de mis distracciones resultó ser bastante mala (no, no insistáis, de esa no voy a dar el nombre), ni los comportamientos ni los personajes me resultaban creíbles, las situaciones eran forzadas y un tanto absurdas, pero... varias escenas eran bonitas y estaban bien contadas. Total, que incluso saltándome partes que no me interesaban, la leí hasta el final y hubo momentos que destacaron. Cuando terminé, me quedé pensando en si me había gustado o no, y realmente debería decir que en conjunto no, y sin embargo tenía su aquel. De hecho volvería a leer a esa autora aunque seguramente volveré a saltarme páginas enteras. Y aunque yo no me sentí exactamente así, se me ocurrió que buena parte de nuestras lecturas podrían entrar dentro de eso que llaman guilty pleasures, que no es el nombre de una serie de Regencia sobre duques libertinos y damas ligeras, ni una trilogía erótica sobre atormentados practicantes de alguna nueva parafilia, sino un modo de englobar esas cosas que nos hacen disfrutar, pero que en el fondo no consideramos demasiado valiosas.

Diría que la de guilty pleasures, o placeres culpables si lo preferís, es una etiqueta que con frecuencia ha acompañado a la Romántica. Ya sabéis, el menosprecio hacia el género provocaba que muchos ni siquiera reconociesen que les gustaba leerlo. Creo que esto ha cambiado. En parte gracias a las redes, más gente disfruta sin complejos de lo que le gusta y habla abiertamente de sus defectos y sus puntos fuertes. Hay cosas que, admitámoslo, dejan mucho que desear, pero si nos gustan (como dice la canción), ¿a quién le importa lo que yo haga?

Así que empiezo yo y reconozco que también caigo en la tentación de los guilty pleasures. Sin embargo, hubo otra lectura con la que sintonicé tan poco que veo complicado que me anime a probar otra vez con su autora. Y no digo que sea mejor o peor, se trata solo de que no era para mí. No me preocupa porque tiene fácil remedio. Por eso hay algo que no puedo entender y también tiene nombre anglosajón: los haters, aunque en este caso la traducción literal suena mucho peor. ¿Sería algo así como odiadores?

Los haters son fan tan fatales como los partidarios más acérrimos. Están esperando que una autora publique un nuevo libro para ir corriendo a leerlo y decir que es tan malo o peor que el anterior. No es un fenómeno exclusivo del género (pasa mucho con las series de televisión), pero al menos en Romántica lo veo cada dos por tres, comentarios muy negativos repetidos por las mismas lectoras una y otra vez. Y no deja de sorprenderme, quiero decir, entiendo a los pecadores culpables y reincidentes de los guilty pleasures. Leemos libros malos como comemos hamburguesas, son poco aconsejables para nuestra salud, el contenido es dudoso, pero... están buenas. Si no me gustasen las hamburguesas, os juro que no me las comería, pero ¿por qué comerlas y luego pasar todo el rato diciendo que estaba asquerosa, que hay por ahí mil cosas mejores, más apetitosas, más sanas y mejor presentadas? Y si se tratase de una hamburguesa, diría: pues no te la comas, pero como hablamos de libros, jamás se me ocurriría decir: no leas. Así que lo que digo es: reconoce que en el fondo te gusta.

Y ahora es cuando dejo de divagar y os pregunto si alguna vez os habéis sentido identificadas con alguna de estas sensaciones o soy yo que estoy completamente equivocada. ¿Buscáis la excelencia o más bien sois flexibles y generosas con vuestras lecturas aunque en el fondo sospechéis que podrían estar mejor? ¿Reconocéis que hay alguna autora o autor al que no tragáis, pero un sentimiento perverso os impulsa a leer una y otra vez sus publicaciones? ¿Os gustó Flores en la tormenta tanto como a mí? ¿Se nota mucho que también me ha ocurrido eso de que me lean pero nunca acabe de convencer? Pues sí, pero ya veis lo que pasa, me gusta tanto que me leáis que nunca consigo evitarlo.

Artículo realizado por Escritora X.

 

Comentarios (11)

  • paloma

    26 Enero 2016 a las 17:38 |
    Leo mucha romántica y de muy diversas autoras, me dejo guiar por las reseñas de esta web y, a veces, coincido (la mayoría) y otras ,no.
    "Flores en la tormenta" es un libro precioso y me emocionó mucho el personaje masculino, tanto como no lo hizo el personaje femenino, pero no me sorprendió tratándose de una cuáquera, era lógico su comportamiento. Ahora me viene a la memoria otro personaje masculino de la novela "Un hombre que promete" de Adele Ashworth que me emocionó de igual manera. Las dos historias son maravillosas. Pero hay más,afortunadamente, muchas más.....

    responder

  • Irune

    25 Enero 2016 a las 01:47 |
    Yo si que soy un poco exquisita a la hora de leer, por ejemplo lei secretos en la noche y me marco tanto esa novela que me decidi a buscar libros parecidos o que me marcasen lo mismo, pero fue en vano. Si se de ante mano que el libro que voy a leer lo habre olvidado en una semana pues me ahorrola lectura y voy a por otro que pueda interesarme mas.

    Si me dejo influir? Quiza un poco, antes de leer algun libro siempre busco criticas de otras autoras si veo que en general el balance es negativo y la sinopsis no me llama demasiado evito leerlo. Aunque a veces aunque tenga mala opinion de otras autoras y la sinopsis me guste me lanzo y lo leo, no hay opinion como la propia.

    La verdad es que no tengo ninguna autora que no me convezca y pese a ello sigo leyendo sus novelas, en ese aspecto soy afortunada creo.

    Flores en la tormenta me gusto muchisimo, fue de las primeras romanticas que lei y me parecio diferente a las demas, pero igual de tierna o preciosa.

    responder

  • Malory

    24 Enero 2016 a las 14:35 |
    Bienvenida de nuevo y Feliz Año para ti también ;)
    Y no, no busco la excelencia cuando empiezo un libro. ¡Ojo!, no digo que no me guste y la disfrute cuando me topo con ella, pero soy muy flexible a la hora de escoger lectura, me amoldo a todos los subgéneros sin problema, lo que busco es entretenimiento y dejarme llevar por la historia, si en el camino logro emocionarme y suspirar con los protagonista, la prosa, las descripciones, la profundidad y complejidad de personajes y trama... pues mejor que mejor.

    Eso sí, si empiezo y no me engancha, si tiene algo que no llega a convencerme, ya sea la historia o la forma de escribir de la autora, lo dejo sin pensármelo dos veces ni remordimientos. Tengo poquito tiempo para perderlo con algo que sé no me va a llenar en ningún aspecto. Y no tengo inconveniente en dar segundas oportunidad, y sí que he leído alguna novela a pesar de detestar a la autora y su forma de escribir; será mi vena masoquista jajaja
    "¡Mátame, camión!", no he leído Flores en la tormenta :(
    Como Cristina C., tampoco sé quién eres ni si te he leído, pero si lo he hecho seguro que sí me ha gustado, al menos tus artículos me parecen estupendos y dicen que para muestra vale un botón ;)

    responder

    • X, escritora digital

      24 Enero 2016 a las 23:47 |
      ¡Gracias, Malory! ¿No has leído Flores en la tormenta? Bueno, yo tampoco hasta el mes pasado... XD Pero de veras que luego me pesó no haberlo hecho antes. Seguro que también te gusta. Y también me gusta lo de que de muestra vale un botón, yo me dejo llevar mucho por las primeras impresiones (quizá demasiado) pero no me suelen fallar. Por eso, si no me convence algo, tampoco insisto. ¡Y gracias también por comentar!

      responder

      • Malory

        26 Enero 2016 a las 08:08 |
        Pues no me queda más remedio que añadirlo a mi larguísima lista de pendientes jajaja

        responder

  • cristina c.

    18 Enero 2016 a las 18:31 |
    Feliz Año.
    ¿Buscáis la excelencia o más bien sois flexibles y generosas con vuestras lecturas aunque en el fondo sospechéis que podrían estar mejor?
    Yo suelo buscar lectura que sea afin a mis gustos, es cierto que prefiero la excelencia, pero ante todo lo que hago es descubrir por mi misma como es un libro, no me dejo influir... ademas, pienso que soy una oveja negra porque no coincido demasiado en mis opiniones con los de otras lectoras

    ¿Reconocéis que hay alguna autora o autor al que no tragáis, pero un sentimiento perverso os impulsa a leer una y otra vez sus publicaciones?
    No. Como no trague a una autora no la leo. Normalmente doy un par de oportunidades, pero tengo autoras tachadas en mi lista de las cuales no voy a volver a leer

    ¿Os gustó Flores en la tormenta tanto como a mí?
    Yo con este libro tengo amor-odio. Me gusto pero a la protagonista no la trago, no puedo con ella, y por eso es un libro que no me ha terminado de llenar

    No se quien eres escribiendo, quizas te haya leido y me encantes o quizas no.... seguro que me gustas jejejeje (suena un poco pelota) Creo que tenemos muy buenas escritoras españolas, y tambien unas cuantas menos buenas, pero me gusta descubriros y calificar por mi misma

    Un saludo

    responder

    • X, escritora digital

      24 Enero 2016 a las 23:37 |
      ¿Pues sabes, Cristina, que había oído comentar que la protagonista de Flores en la tormenta se podía atragantar, y quizá porque iba prevenida, no me lo pareció tanto? Algún día podíamos comentar sobre eso, hasta qué punto las ideas previas nos influyen (siempre buscando excusas para cascar… XD ) Gracias por comentar y por las oportunidades. Creo que lo mejor es probar y quedarnos con lo que más nos gusta al margen de modas y corrientes ;) ¡Un beso grande!

      responder

  • Bona Caballero

    15 Enero 2016 a las 22:07 |
    Feliz Año a ti también. Has tardado en volver, pero lo haces con muchos ánimos, haciendo un montón de preguntas... Que contesto encantada, por cierto.
    Yo reconozco que sí busco la excelencia, porque siento que no puedo perder mi limitado tiempo lector.
    No soy flexible, lo admito, no doy oportunidades a libros o autores de los que no he oído hablar bien en varias fuentes.
    A los autores que no trago, no suelo darles nuevas oportunidades. De los autores que son "nuevos para mi" intento leer lo que la gente entiende mayoritariamente como su mejor obra; si esta no me gusta, paso a otra cosa. Tengo muchos libros por leer para perderlo dando más oportunidades. Hago una excepción: no me ha gustada nada de lo que he leído de Sarah Morgan y, sin embargo, sé que acabaré dándole otra oportunidad, a ver si le pillo el gusto...
    "Flores en la tormenta" me alucinó, me encantó, me abrumó, me dejó,... ¡esto, esto es una buena novela romántica! Es el libro de romántica que hay que dar a los que no conocen el género para que vean que está a la altura de cualquier otro libro de otro género.
    Me alegro de que te lean, siento que haya a quien no acabes de convencer, y tu comentario me hace sentir culpable. En mi defensa diré que leo poquito en español y que, por otro lado, también hay autoras en inglés con las que pasa lo mismo. Elizabeth Hoyt, o Rose Lerner p.e., quiero que me gusten sus libros, y están bien pero diría justo eso "no me acaba de convencer".

    responder

    • X, escritora digital

      17 Enero 2016 a las 20:15 |
      Es que es un placer charlar con vosotras, por eso antes o después, siempre volveré ;) Y me gusta el punto que planteas sobre las autoras que, aun deseando que te gusten, no terminan de convencer. Pienso que es algo así como la química de nuestros protas, A veces surge, está ahí, delante de nosotros, podemos sentirlo, ¿verdad? Pero si no ocurre, si no funciona, por más que nos lo quieran meter por los ojos no vamos a comprar. Con todo no me resisto a animarte a que pruebes con el producto nacional. Las hay buenas, de verdad, ¡no es corporativismo! XD
      Y que estoy contigo, Flores en la tormenta es de esas novelas a las que no imagino que nadie, sea o no lector de romántica, puede ponerles un solo pero. ¡Muchas gracias por comentar!

      responder

  • crishi

    14 Enero 2016 a las 09:50 |
    Me alegro de volver a leerte.
    Primero, Flores en la tormenta fue el libro con el que me reinicié en la novela romántica cuando se publicó hace… pues no lo recuerdo, hará como nueve años, creo. Así que ya te lo digo todo, ojalá cayera en la ignorancia de este libro y volviera a descubrirlo por primera vez. Te envidio.
    Segundo, joe, a ver si dejamos de poner rótulos a las lecturas y a los lectores, tanto encasillar al lector en adjetivos calificativos traídos del otro lado del charco me dan alergia, menos mal que luego se me olvidan y voy a lo mío.
    Me gusta buscar lo mejor pero acorde con mis gustos, es decir, que como no me gustan las hamburguesas no las consumo.
    Es cierto que he leído libros que, a pesar de ajustarse a mis preferencias, no me ha convencido por sus situaciones forzadas o incoherentes pero los he terminado de leer porque me gusta como escribe su autora, los sentimientos están bien definidos, hay momentos relevantes… no es que ésto supla a aquello pero trato de buscar el lado positivo a las lecturas… porque también tengo amor propio, algo así como una especie de sufrimiento que me corroe las entrañas después de gastarme una pasta ¿Habrá que acuñar una nueva etiqueta a esta modalidad de sufridoras empedernidas? Seguro que también lo hay. Entonces mi culpabilidad va por esos derroteros. Jejeje
    Ahora, eso sí, cuando pruebo con una autora y no me gusta nada de nada, no vuelvo a comprarla. No soy masoquista, ni tampoco me gusta ser una hatersnosecuantos. (Menudas palabrotas...)
    Gracias por tu artículo y espero seguir leyéndote.

    Un saludo y feliz año también para ti.

    responder

    • X, escritora digital

      17 Enero 2016 a las 20:13 |
      Gracias a ti, Crishi. Tienes toda la razón, a mí también me fastidian las etiquetas, pero son tan socorridas… Y comprendo lo de querer llegar hasta el final una vez que empiezas y quedarte siempre con lo positivo. Estar buscando todo el rato las pegas tiene que ser agotador.
      Y me parece muy emocionante que la novela con la que te iniciases en la Romántica fuese Flores en la tormenta, Crishi. Creo que si tardé más en leerla fue porque me habían hablado tan bien de ella que temía que me decepcionase. Para que veas si puedo llegar a ser tonta, menos mal que nunca es tarde para rectificar. ¡Un beso!

      responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |