• Fecha: Martes, 14 Abril 2015
  • Visitas: 11417

book-1840910 640Si algo caracteriza a la lectora de romántica es la fidelidad y el amor que siente por este género. Poco a poco, infinitamente más lento de lo que a algunas nos gustaría, el ocultismo que sufría va desapareciendo. Cierto es que queda aún mucho camino por recorrer, pero también es verdad que cuando las que llevamos muchos años leyendo este tipo de obras echamos la vista atrás, podemos comprobar cuántos cambios ha habido.

Antes, llegar a este género constituía casi una proeza: no era fácil encontrar novelas románticas en una biblioteca, no existía ningún tipo de publicidad, las portadas como los títulos se escondían de la vista del público y nadie comentaba si leía, le gustaban o las compraban. Era lectura para "mujeres", utilizando esa expresión como algo peyorativo, claro está. Muchas de las que tuvimos la suerte o la desgracia de crecer en esos años descubrimos este género por puro azar y otras pocas, de la mano de una madre, tía o abuela que las leían.

Durante todos estos años he leído un buen número de historias maravillosas, pero cuando recuerdo la emoción que me producía la lectura de cualquiera de las novelas que les había birlado a escondidas a mis primas mayores, no puedo por menos que suspirar. Con hojas amarillentas y portadas cuarteadas, aquellas novelas constituían un tesoro para mí.

Un tesoro que me hubiera gustado heredar y por el que hubiera renunciado sin dudar al juego de café o las sábanas bordadas de la abuela. Hoy soy yo la madre y la tía -y con el tiempo, puede que la abuela- que quizá por ese impulso que nos lleva a desear dar a los nuestros lo que nosotros no pudimos conseguir, guarda como oro en paño sus novelas.

La lectura me ha reportado un sinfín de horas mágicas y emocionantes, ¿qué mejor legado puedo ofrecer a los míos? Por eso, a pesar de la casa de muñecas en la que vivo, a pesar de que no todas las entregas de una serie hayan sido de mi gusto, a pesar de ver como el futuro del libro en papel peligra, he procurado completar mi colección de novelas románticas particular, y soñar con que un día alguna de mis descendientes pueda vivir a través de ellas las mismas aventuras y emociones que la loca de su abuela.

¿Eres tú una de esas afortunadas que ha heredado alguna "joyita" de la novela romántica gracias a tu madre, abuela o algún antepasado?

¿Qué novela has heredado y guardas como oro en paño?

 

Comentarios (31)

  • Andycon

    05 Mayo 2015 a las 04:10 |
    Mi Madre!!!!!!!!!!!!!!
    Ella me regaló, obviamente, después de leerla "Angel Guardian" de Julie Garwood, un día que pasé por su casa antes de ir a la facultad. Recuerdo que me dió el libro y le dije

    - Ma, yo no leo esto.

    - Llevalo, leelo cuando tengas tiempo- me repondió y lo metió en la mochila que llevaba a la facultad, porque de otra manera lo hubiera dejado.

    Tenía veinticuatro años. Quedó solo y olvidado en un estante de la biblioteca por meses, al poco tiempo quedé embarazada de mi primera hija y un buen día lo tomé. No hace falta decir como continuó esto. Casi veinte años de lectura ininterrupida de romántica. Incluyendo la escritura de varios libros de este género que comencé a amar gracias a MI MADRE. Ah, después me regaló "La mujer de la Rivera" de Jude Deveraux (este no lo leyó, estaba nuevo y no se lo presté porque nunca devuelve los libros), otro descubrimiento para mí. Mis tesoros.

    responder

  • Silvia77

    29 Abril 2015 a las 19:31 |
    Mi hija es lectora como yo y comienza a fijarse en lo que leo y me pregunta, a veces mirando por encima del libro, que de momento no puedo recomendarle por su edad. Pero atesoro un buen puñado de novelas del género para cuando sea mayor porque ya "apunta maneras" románticas. En mi caso seré yo quien legue mi afición.

    responder

  • Daniela

    15 Octubre 2013 a las 02:17 |
    Yo no heredé libros, pero sí pasión por lla lectura de mi papá y mi tía. Y mi abuela me habló una vez de "Cumbres borrascosas" por eso fui de grandecita y me lo compré. Mi papá y mi mamá me regalaron la colección de Florencia Bonelli, no puedo estar más agradecida!!!

    responder

  • Aspasia24

    07 Octubre 2013 a las 15:50 |
    Hola. Gracias por el artículo, me ha encantado. Pues yo no he tenido la suerte de heredar romántica. Si algunos ejemplares de la clásicos de la literatura que mis abuelos guardaban. Me hubiera encantado heredar alguna novela romántica pero mi caso será de aquellos en que seré yo quién legue sus novelas. Y no son pocas.

    responder

  • Amalia

    08 Agosto 2012 a las 11:56 |
    Hacia muy poco tiempo que habia empezado a leer romantica gracias a una prima que me regalo " Una dulce enemistad " de Johanna Lindsey en mi 15 cumpleaños (nunca se lo agradecere bastante, todavia hoy le tengo un cariño muy especial a ese libro); cuando desafortunadamente fallecio mi abuelo. Toda la familia se llevo algun objeto como recuerdo . Mi tia, sabiendo de mi aficion por la lectura, me habia guardado algunos de los libros de mi abuelo para que me los quedara. Entre ellos estaba "Flores en el Atico" de V.C.Andrews. Lo conservo como oro en paño y todavia lo sigo releyendo.

    responder

  • Susana

    06 Agosto 2012 a las 13:03 |
    Yo heredé el amor por los libros de mi mami, y desde muy chica leia todo lo que caia en mis manos. El primer libro romántico que leí fué El Arabe de Edith M. Hull. A lo largo de mi vida lo relei tantas veces que me sabía los diálogos de memoria.La lectura es una gran caricia al alma.

    responder

  • morticia

    23 Julio 2012 a las 18:32 |
    Muy interesante el artículo y los comentarios. Yo heredé el gusto por la lectura de mi madre y por supuesto también sus libros. De ella era la Jane Eyre que leí con 11 años (en el 1967) y también cumbres borrascosas. También heredé las novelas de Mª Luisa Linares y de su tía Concha Linares, escritoras de romántica españolas, que ahora prácticamente no se ven pero que en su momento (la dictadura de Franco), eran muy famosas y, quitando aparte los valores morales que trasmitían, tienen algunas novelas muy buenas. También heredé algunas de Rafael Pérez y Pérez (ese si que era terrible) y de la colección "Chicas" que era un poco como el Harlequín de ahora. Tengo muy buenos recuerdos de alguna de esas novelas.

    responder

  • Anca

    18 Julio 2012 a las 16:36 |
    Gracias a Dios, mis antepasadas han tenido esa afición par la lectura y me han dejado verdaderas joyas, entre otras Jane Austin y las hermanas Bronte, Jacqueline Monsigny, a la que yo menciono mucho porque su serie Floris me ha abierto el apetito para la literatura romántica. Además tengo muchos libros de valor incalculable en primera edición, que para mi valen su peso en oro.

    responder

  • kkekka

    18 Julio 2012 a las 14:30 |
    Los que tengo con mas cariño, con permiso de mi señora madre (que si no me da con la muleta) son los de Frank Yerby que son una maravilla. No tengo mas por que ella no podía comprarse muchos libros y leía con libros de tiendas pequeñas de intercambio de libros que había por Madrid. Ahora es ella la que disfruta de los míos y es genial verla.

    responder

  • Mariam

    17 Julio 2012 a las 17:58 |
    En mi caso más que heredar novelas “heredé” el gusto por leer este género. Y fue así desde el día en que me paré ante la estantería de novelas románticas de mi madre y un libro llamó mi atención: Una rosa en invierno de Kathleen Woodiwiss. Era la versión antigua de Vergara, edición de bolsillo y letra minúscula. La leí y releí hasta que las páginas se despegaron y las esquinitas de las tapas de arrugaron. Luego siguieron otras a las que, con los años, también yo he ido añadiendo más, haciendo mayor esa “librería”. Pero sí, algunas de esas novelas han pasado a ser mías. Entre ellas están Una rosa en invierno, Un largo atardecer de Sandra Brown o Tormenta de pasiones de Mary Jo Putney.
    La verdad es que aun habiéndose reeditado algunas y habiéndolas vuelto a comprar, me he quedado con aquéllas, las que están viejecitas y amarronadas. Las guardo con nostalgia y mucho cariño. Seré sentimental...

    responder

  • kalina

    17 Julio 2012 a las 16:23 |
    Muy buen artículo, desgraciadamente de novela romántica no he heredado nada, las que tengo, las he comprado yo poco a poco, y aun me faltan un montón por comprar. Si es verdad que mi tía me dio, pero dar, no heredar, unas novelas de Corín Tellado y Carlos de Santander que de viejecitas que son me da miedo tocarlas.

    responder

  • Miryam

    17 Julio 2012 a las 14:11 |
    Yo no he tenido la suerte de heredar nada pero tengo aquí para dejar en herencia un montón, la pena es que no tengo a quién dejarlas....

    responder

  • Mary Jo

    17 Julio 2012 a las 07:19 |
    Mi padre era un gran lector, fallecio cuando yo tenia 10 años y me dejo una gran herencia, su pasión por la lectura y muchos de sus libros, entre ellos Cumbres Borrascosas, Una colección completa del Readest Deagest, e incluso una colección de los años 60 que creo regalaban con la cocacola o algo asi, porque llevan el logotipo de la marca. Cada volumen dedicado a un genero, policiaco, oeste, futurista y tambien romantico. Y mi primera pasión, lo he leido tanto que se cae a trozos, No toquen al gato de Mary Stewart.

    responder

  • Adriana82

    17 Julio 2012 a las 03:15 |
    Me encanto el articulo... Lamentablemente no tuve esa suerte. Me hubiese gustado heredar alguna joya literaria, pero en mi familia, sólo a mi me gusta leer =( ... Más bien he hecho que mi hermana pequeña se interese en leer algún clásico o algún genero de novela romantica...

    responder

  • LolaJT

    17 Julio 2012 a las 00:55 |
    "Una rosa en invierno" de K. Woodiwiss, y más que heredarla me la apropié, jajajaja, y "Emma" de Jane Austen, que la heredé de mi abuelo (junto con "El conde de Montecristo", y "Los Miserables"), ya que era un gran lector y llegó a poseer una biblioteca bastante surtida.

    responder

  • rociodc

    16 Julio 2012 a las 18:01 |
    Yo no he heredado ninguna joya, en mi casa soy la unica que tiene aficcion por la lectura, lo unico que tengo,mas bien por casualidad,le regalaron unos libros a mi madre al comprar no se que...en el que estaba Cumbres Borrascosas,cuando lo lei estaba intacto, o sea que no se trart ade nada especial, espero qu ealgun dia si tengo hij@ herede mis joyas.

    responder

  • Aqamdax

    16 Julio 2012 a las 15:07 |
    Yo tampoco recibi ninguna joya, es más descubrí la novela romántica en el quiosco, cuando RBA publicó los libros de Jude Deveraux. A partir de aquí me he convertido en una "devoradora" de libros. Mi madre, que cuando me vio con un libro romántico, se escandalizó, ahora es una lectora empedernida.

    responder

  • MARI Torcuato

    16 Julio 2012 a las 14:35 |
    Gracias por el articulo!!!
    No,yo no he heredado"joyitas".empezé a leer romántica gracias a mi madre,que tambien lee.la pasión por la literatura romántica si la he heredado de ella!!!
    Las"joyas que guarddo como oro en paño"y no presto a nadie son las que he ido comprando yo durante estos años de lectura!!

    responder

  • charohq

    16 Julio 2012 a las 11:58 |
    Yo no he heredado esas joyas, que las habia en casa de mi tia, pero si las he disfrutado, y disfruto de otras que la gente me ha prestado, y son realmente un tesoro, algunas son lo que hoy los pijos llamarian "Vintage" jajajaja.

    Si he heredado libros de mi padre, que aun vive no creais, pero se los he "extraviado" desde el cariño, clasicos sobre todo.

    Y luego tengo mi humilde coleccion de libros, romanticos o no, que para mi son un verdadero tesoro el cual espero poder seguir ampliando con todos los generos posibles.

    responder

  • rosita

    15 Julio 2012 a las 21:01 |
    Nunca he heredado nada de nadie,ya que mis padres no eran lectores, todo lo he hecho yo.
    Lo que sí , pienso dejar a mi hija, muchas joyas literarias.

    responder

  • Katon

    15 Julio 2012 a las 19:34 |
    Lamentablemente no he heredado ninguna joya de novela romántica. Yo he sido la primera en mi familia en leerla, ahora también lee mi hermana. De mi madre heredé de niña los libros de Enyd Blyton, y luego los de Agatha Christie...lástima que no leyera romántica.
    Gracias por el artículo

    responder

  • crishi

    15 Julio 2012 a las 18:57 |
    Un artículo muy bonito. Heredé de mi tía una serie de novelas que ella tenía, de bibliotecas de chicas, posiblemente no sean joyas literarias, pero yo les tengo mucho cariño. Hay títulos como La huella del pasado de Marisa Villardefrancos, Historia de un hombre cruel, El lobo solitario, Drama después del crepúsculo de Patricia Montes..
    Son novelas sencillas que en su día me entusiasmaron, pero tienen una cosa que a veces encuentro a faltar en las novelas actuales, una buena historia.

    responder

    • Marilu

      21 Febrero 2013 a las 12:50 |
      Hola a todas. Me ha gustado mucho el artículo. Estoy empezando un estudio serio sobre las novelas de Biblioteca Chicas y otras coetáneas, y me gustaría poder comentar con otras lectoras algunos detalles de interés. Si alguien quiere y puede hacerlo, y la moderadora está de acuerdo, podríamos conseguir entre todas dignificar estas novelas.

      responder

  • marite

    15 Julio 2012 a las 18:11 |
    Yo no tengo ningún libro de romántica heredado.La biblioteca que tengo de este género la he ido formando yo poco a poco y con el paso de los años.

    responder

  • Savannah990

    15 Julio 2012 a las 16:46 |
    por desgracia yo no he heredado nada, ni una triste novela de otro genero, pero si que me hubiera gustado

    responder

  • luciago

    15 Julio 2012 a las 15:09 |
    Pues yo no he heredado ninguna joya literaria, las he comprado yo.
    Yo era la rara en mi familia, ya que leía por todos los rincones que encontraba y todo lo que caía en mis manos.
    Tenía una vecina, que tenía una colección de novelas románticas de Corin Tellado y otras escritor"s de la época, pero las leía y se las devolvía, así que supongo que su hija heredaría todas estas novelas.
    Fue una amiga mía la que me recomendó que leyera Shana de Woodiwiss, a partir de aquel día me hice socia del Círculo de Lectores y me compré todo lo que salía de este genero.
    Y recorría todas las librerías que conocía buscando novelas románticas, que no siempre encontrabas, así que el cambio, a día de hoy, es enorme.

    responder

  • marisa

    15 Julio 2012 a las 13:57 |
    yo no he heredado ninguna joya literaria a excepcion de un libro de mi padre cuando era niño(TOM SAWYER DE MARK TWAIN) pero la que si heredara sera mi hija ya que tengo librerias atestadas de estas pequeñas joyas romanticas que tantas horas felices me han hecho pasar. Espero que ella aprecie como yo ese legado literario tan especial

    responder

  • arantxa

    15 Julio 2012 a las 12:54 |
    Pues no he heredado ningún libro romántico, en mi caso lo que herede fueron libros de Agatha Christie que a mi madre le encantaban y a mi también.
    De todas formas, yo es que soy de la opinión que más que una herencia de libros lo que realmente me dio mi madre fue la herencia de la lectura, del gusto por la lectura y eso es lo que espero transmitir, más allá de unos cuantos libros físicos.

    responder

  • sandrayruth

    15 Julio 2012 a las 11:41 |
    Gracias por el artículo, la verdad es que es muy bonito lo que se ha escrito. Yo tampoco tengo ninguna joyita heredada, y es que en mi casa mi abuela no era muy dada a leer, mi abuelo sí y yo le cogía los libros de Estefanía del oeste porque me gustaban, pero ya no queda ninguno de aquellos libros. El que sí se guarda en casa de mi abuela es una enciclopedia de cuando mi madre era pequeña, que pasó después a mi y cuando mi hija va a su casa también la lee.

    responder

  • ELSA

    15 Julio 2012 a las 09:32 |
    No de mi madre, sino de mi padre que era un lector empedernido y leía de todo, he heredado Jane Eyre, una edición de 1948 que guardo como oro en paño.

    responder

  • anasy

    15 Julio 2012 a las 07:21 |
    Gracias por el artículo, muy bueno.
    Yo por desgracia no heredé ninguna joya literaria, habría sido bonito y especial, pero es mi caso.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |