• Fecha: Jueves, 22 Marzo 2012
  • Visitas: 9158

writer-1421099 640En una época en que vivimos acuciados por las prisas y el estrés, en la que todo transcurre con celeridad, en ocasiones una novela romántica nos regala un instante de paz, de evasión o de esperanza. Porque creer y confiar en los finales felices siempre es una pequeña inyección de fe. Más en los tiempos que corren.

Tiempos en los que a veces las personas entran y salen de nuestras vidas -o tal vez pasen de puntillas- casi sin que nos percatemos de ello. Siendo así, puede que conceptos como "para siempre", "en el recuerdo" o "eternidad" no transmitan mucho o parezca que importen demasiado.

Hoy me preguntaba si nos pasa igual con las autoras. ¿Entran y salen de nuestras estanterías sin que nos percatemos de ello? ¿Cuántas permanecerán en nuestro recuerdo?

Calculo que a día de hoy podemos elegir entre casi cien novelas románticas al mes, lo que por otra parte supone un buen número de autoras. Incluso se puede elegir entre un libro de papel o un libro electrónico.

Debo confesar que yo particularmente soy incapaz de recordar la lista de novedades cuando antes lo hacía sin problemas. Claro, las listas crecen y también puede que me me falle más la memoria.

Como no es mi intención seguir divagando sin llegar a ningún lado, me centraré en el quid de la cuestión -de esta cuestión- y es que revisando mis estanterías de novelas románticas me he percatado que conservo novelas de autoras que, tristemente, ya han fallecido como Kathleen Woodiwiss, Kathleen Givens, Ronda Thompson, Elizabeth Thornton, Rebecca Ryman... También Edith Layton, autora que nunca llegó a publicarse en nuestro país. Eso sin mencionar autoras clásicas como Jane Austen, por supuesto. Y no quiero ni debo olvidarme de Corín Tellado.

Algunas de estas autoras que menciono o algunas de sus novelas -para unas serán unas, para otras serán otras- marcaron a muchas lectoras. Sobre todo aquéllas que hace ya una o más décadas que leen romántica. En mi caso, las hubo que cuando las leí por primera vez dejaron una huella indeleble. Muchas de ellas fueron las primeras que leí de este género. Y aunque la cantidad de libros que voy conservando crece y crece -así como el número de autoras que leo- sé que entre estas autoras las hay que seguiré recordando pasen los años que pasen y sus novelas conservando.

Fueron ellas las que nos abrieron las puertas de al mundo de la romántica tal como hoy lo conocemos. Un mundo que una vez que exploras y te adentras en él te muestra esa seña suya tan intrínseca e irrepetible: historias cargadas de emociones, aventuras, amor, desamor y esperanza. Historias que si tienes suerte perdurarán en tu recuerdo y, ¿por qué no?, también en tu corazón.

Me aventuro a conjeturar que autoras como las que menciono en el futuro seguirán estando en las estanterías -ya sean físicas o virtuales- de muchas lectoras. Y será así a pesar de las cientos y cientos de novelas mensuales, a pesar de tantas y tantas autoras como haya.

¿Y sabéis por qué creo que es así? Porque autoras como Kathleen Woodiwiss, Kathleen Givens o Elizabeth Thornton forman parte de algo -permitidme la licencia- que podríamos llamar el Olimpo de las autoras románticas. Bueno... si os atrae más la mitología escandinava que la griega, llamémosle El Valhalla. Al fin son esas autoras ya desaparecidas que formaron y formarán siempre parte de las estanterías de miles y miles de lectoras. Autoras que con sus prodigiosas plumas y encantadoras novelas conquistaron el corazón, tal vez renuente, de muchas lectoras. Autoras que fueron pioneras de una época y de un género. Creo y confío en que son autoras que no quedarán en el olvido.

¿En el futuro no habrá alguien que recuerde a Ruark y Shanna, Aislinn y Wulfgar, Erienne o Christopher, a los hermanos Wulf, a Abbie y Hugh, a Olivia y Jai, Nell MacCurrie y Eileen Ronley, o alguna de las novelas de Corín Tellado?

Así, quisiera creer que aún en tiempos como en los que vivimos, tal vez superficiales, a veces vanos, y muy acelerados, donde todo dura un suspiro y no queda espacio a veces ni para saborear pequeñas delicias, sí queda lugar para que las autoras de romántica dejen huella y dejen su impronta. Porque con su pluma nos regalaron momentos de descanso, de solaz, momentos mágicos en medio de días tediosos, monótonos, y nos permitieron viajar con la imaginación lejos de nuestros problemas.

Por ellas, a ellas, a las autoras que un día nos dejaron, va este pequeño homenaje. ¡Gracias por vuestras novelas!

*Artículo realizado por Mariam

Comentarios (21)

  • Loreena

    06 Agosto 2013 a las 20:33 |
    Un artículo estupendo. Nunca podré olvidar a aquellas autoras, que como bien dices, forman parte del Olimpo de la romántica. Y es verdad, todas las que has mencionado, y que por desgracia no están, fueron las primeras que conocí y con las que empecé a leer romántica, y muchas veces necesito mirar atrás y volver a leer sus libros y dejar a un lado por un momento las novedades. Y desde luego no podré olvidarme de sus personajes.
    Muchas gracias por el artículo.

    responder

  • Marcia Cotlan

    26 Julio 2013 a las 22:58 |
    ¡Qué artículo tan bonito! Y cuánta razón tienes.

    responder

  • Laura Sarabia

    06 Abril 2012 a las 18:33 |
    Me encantó este artículo en particular eso de que este género nos ha hecho olvidar momentos tristes de nuestra vida e, incluso, evadirnos de problemas. Nos han hecho crear un mundo imaginario que nos ha dado paz.
    Y sobre todo, ese homenaje a las autoras ya desaparecidas.

    responder

  • Lucia

    04 Abril 2012 a las 15:27 |
    ¡Estupendo artículo!
    Coincido contigo, hay autoras que todas recordaremos por una razón y otra. Este Olimpo es muy vario, dependiendo de quién lo haga.
    Yo pondría también a Victoria Holt, porque gracias a las novelas que tenia mi madre de ella (de Tellado también) me inicie hace años en esta aventura tan bonita de leer romántica.

    responder

  • Akane

    25 Marzo 2012 a las 13:08 |
    Un artículo precioso. De las auotras que has dicho solo he leído a Kathleen Woodwnis, y debo decir que Shana es uno de mis libros favoritos. Así como varias de sus sagas. Sigo ocmprando libros de autoras que son las primeras que leí y considero que deben de estar en este Olimpo de Escritoras.

    responder

  • Anca

    25 Marzo 2012 a las 12:01 |
    Precioso artículo, Mariam. Es verdad que en nuestras almas siempre permanecen las autoras que más nos han marcado, como si fuese un tesoro muy preciado. Yo guardo en mi alma a una autora francesa que desgraciadamente no se ha traducido aun al español, Jacqueline Monsigny, con su serie Floris. Al lado de ella se situa Judith Mcnaught, Kinley Mcgregor y muchas más, algunas de ellas que ya han pasado a la eternidad. Esto no significa olvidarlas, en absoluto, sigo recordando sus novelas y de vez en cuando me apetece echarles un vistazo.

    responder

  • rosita

    25 Marzo 2012 a las 03:04 |
    Excelente artículo, nostálgico y con un sentido de homenaje, a algunas autoras, que marcaron huella dentro de nuestro querido género.
    Eres maravillosa escribiendo y por cierto todas y otras de las antiguas autoras ocupan un lugar en el Olimpo , sin duda.

    responder

  • ELSA

    24 Marzo 2012 a las 11:56 |
    Excelente artículo, ¡que bien escribes Mariam!, yo creo que siempre nos quedará, pese a los tiempos un buen recuerdo de esas autoras.

    responder

  • yluna

    24 Marzo 2012 a las 11:33 |
    Mi olimpo particular: Judith McNaught, Lavyrle Spencer, Rachel Gibson, Lisa Kleypas....

    Buen artículo

    responder

  • LYSA

    23 Marzo 2012 a las 23:29 |
    Hola a todas, que buen articulo, mi escrito del olimpo es sin duda alguna Kathlen Woodiwiss, por ella me "envicie" a leer romanticay lamento mucho su muerte, pero me dejo un "rayon en el disco duro" dificil de quitar, pero por lo demas, fabuloso... Gracias

    responder

  • marite

    23 Marzo 2012 a las 19:58 |
    ¡Que bonito artículo!
    Que razón tienes en todo lo que has dicho.Para mi Austen,Woodiwiss,Lindsay,Thornton,Kleypas,Garwood,Busbee y muchas más.Siempre estarán entre las que viven en el Olimpo de la novela romántica.Pues muchos de los personajes que escribieron se mantienen en mi memoria con el paso de los años.Esos personajes con tanta personalidad y esas historias tan bien escritas que no se olvidan.

    responder

  • Miryam

    23 Marzo 2012 a las 18:45 |
    Un artículo muy bonito. Aunque yo no conozco a todas las autoras del olimpo de Mariam es cierto que hay autoras que nos dieron a conocer este tipo de lectura y siempre van a ser especiales para mí. A mi me pasa también que ahora no recuerdo nunca las novedades y antes, a ser bastantes menos autoras, sabía perfectamente cuando salía cada libro de las que me interesaban.

    responder

  • Malory

    23 Marzo 2012 a las 18:15 |
    Cuanta razón y que bien dicho, un artículo precioso Mariam :D

    responder

  • Andrea

    23 Marzo 2012 a las 17:48 |
    Muy lindo artículo, pienso lo mismo que escibre Montserrat "cualquier autora de romántica
    adquiere un poco de inmortalidad cada vez que una de
    sus novelas se grava para siempre en nuestro corazón
    y nuestra memoria.
    Y extesivo el agradecimiento a aquellas pioneras,
    en especial a Corín Tellado.

    responder

  • crishi

    23 Marzo 2012 a las 17:39 |
    Cuánto sentimiento desprende este artículo. ¡Bellísimo!

    Autoras como Tellado, Woodiwiss, Givens, Thornton, Spencer y Lindsay las he leído y, algunas, han dejado una excelente huella en mi memoria pero mi Olimpo particular (incluyendo a Spencer y Givens) se halla entre otras más actuales porque mis inicios han sido tardíos. Cuando reviso mis librerías y me deleito mirando los libros de las autoras con las cuales empecé este camino de rosas me emociono porque me traen recuerdos nostágicos.

    responder

  • kalina

    23 Marzo 2012 a las 17:36 |
    Un artículo precioso y que palabras más bonitas y ciertas, algunas de estas diosas del Olimpo, no están en mi estantería, buscaré novelas suyas, Gracias

    responder

  • Lola Rey

    23 Marzo 2012 a las 16:08 |
    Maravilloso artículo...yo también tengo mi particular olimpo, en el que, como diosas principales tengo a Lavyrle Spencer (que desgraciadamente ya no escribe), a Lisa Kleypas y a Lura Kinsale (de la que nos publican con cuentagotas).

    responder

  • Montserrat

    23 Marzo 2012 a las 14:55 |
    Hola buenas tardes,

    Sencillamente un artículo espléndido. Me sumo a las incondicionales de "las diosas del Olimpo de la ro-
    mántica". Tengo pendientes algunas novelas de Kath-
    leen Woodiwiss pero las de Kathleen Givens las he
    leído (las publicadas en España).

    En mi modesta opinión cualquier autora de romántica
    adquiere un poco de inmortalidad cada vez que una de
    sus novelas se grava para siempre en nuestro corazón
    y nuestra memoria. Sin olvidar el placer de releer de
    tanto en tanto una novela que figura en nuestro Olim-
    po particular.

    Reitero un artículo maravilloso.

    Un abrazo. ¡Buen fin de semana para tod@s!

    responder

  • sandrayruth

    23 Marzo 2012 a las 14:29 |
    El artículo es precioso, que grandes tus palabras Mariam!!!!

    responder

  • crishi

    23 Marzo 2012 a las 14:28 |
    Mariam eres única, que artículo más bonito y cuanta razón hay en él. Supongo que a estas alturas conocerás mi devoción por Kathleen Woodiwiss y junto sus novelas, tengo también las de Elizabeth Thornton, Ronda Thompson, Corin Tellado y Jane Austen. Todas ellas como tu bien dices, merecen estar en el Olimpo de las autoras románticas. De Kathlen Givens y Rebeca Ryman, no he leído nada, intentaré conseguir novelas suyas.

    responder

  • Noabel

    23 Marzo 2012 a las 13:19 |
    Precioso el artículo, muchas gracias Mariam.

    Soy incondicional de las "diosas de este Olimpo", aunque no he leído nada de Kathleen Givens, así que tomo nota. El resto perduran en mi estantería y en mi memoria.

    responder

Escribir un comentario

Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |