• Fecha: Miércoles, 04 Septiembre 2013
  • Visitas: 8696

quarterback-1888142 640Odio hacer deporte. Lo odio con todas mis fuerzas a pesar de que sé que es bueno para el cuerpo y para la mente, para la salud en general, y que sin duda tendría que hacer algo de ejercicio. Pero lo odio, y aunque no lo odiara, si sucediera un milagro y encontrase un par de horas libres en alguna parte, jamás se me pasaría por la cabeza hacer deporte... tengo tantos libros pendientes por leer, tantas novelas por escribir, tanto desastre por ordenar. En fin.

Lo que no odio, ni mucho menos, son las novelas o las películas románticas ambientadas en el mundo del deporte. ¿Quién puede resistirse a una escena en la que el protagonista sube corriendo una escalera con una toalla alrededor del cuello con The Eye of the Tiger sonando al fondo? Nadie. ¿Y quién no se emociona cuando ve o lee que la chica torpe de la clase por fin se clasifica para ir a las próximas Olimpiadas? Nadie, y yo mucho menos.

Los deportes, aunque personalmente no los comprendo demasiado, ofrecen un entorno ideal para crear tensión y dejarnos a todos babeando por la siguiente escena, el siguiente encuentro entre los protagonistas. Y yo, entre meterme a sudar en un gimnasio y leerme una novela de Susan Elizabeth Phillips o ver Youngblood o Le llaman Bodhi por enésima vez siempre elegiré la segunda opción.

Soy una deportista literaria (acabo de inventarme el término) y si tú también lo eres, seguro que podrás añadir algún otro punto a la siguiente lista:

Cosas que suceden en los libros o en las pelis románticas de deportes y nos parecen normales

1. El protagonista masculino siempre es el deportista. Siempre. Tal vez está lesionado o tal vez tiene intención de retirarse, pero siempre es el deportista. En el caso de que ella también sea deportista, entonces lo son los dos. He encontrado una excepción a esta regla, Flashdance, pero como no la definiría como una película romántica, he decidido ignorarla.

2. Si nuestro protagonista masculino ya se ha retirado y decide volver a su pueblo natal, siempre se reencuentra allí con el primer amor de su vida al que abandonó para alcanzar su sueño deportivo. Y siempre, o casi siempre, ella es maestra o pediatra, o se ha quedado cuidando de los abuelos. Al parecer, en Estados Unidos, si te enamoras del quaterback del instituto estás prácticamente condenada a quedarte esperándolo toda la vida. Me pregunto cuál será el equivalente nacional. Evidentemente, él se pasará toda la novela intentando reconquistarla y al final le dirá que el éxito no ha significado nada sin ella a su lado. (No me digáis que no habéis leído escenas como esta porque no os creeré).

3. Si nuestro protagonista masculino se lesiona gravemente y tiene que hacer rehabilitación, tiene el cien por cien de posibilidades de terminar perdidamente enamorado de su médico o fisioterapeuta. Evidentemente, nuestra historia termina con una escena en la que él vuelve a hacerse daño porque quiere demostrarle algo muy importante a ella, o con él declarándose en medio del estadio del deporte en cuestión.

4. Si los dos son deportistas nos encontramos con parejas tan dispares como; una bailarina que tiene que enseñar movimientos de baile a un quaterback; una patinadora artística que tiene que entrenar con un jugador de hockey; o una gimnástica que tiene que ayudar a un atleta. Como es lógico, ninguno de los dos soporta al otro y menosprecian sus respectivos deportes. Hasta que gracias a un paso de ballet elquaterback gana la Súper Bowl, o algo por el estilo. Y tras horas y horas de entreno, de sujetarse en brazos y de caerse encima de colchonetas, se enamoran.

5. Cuando la protagonista femenina es periodista, volverá de haber hecho un reportaje muy importante y muy prestigioso en el que habrá puesto su vida en peligro y el director del periódico la "castigará" a hacer un artículo sobre un deportista famoso. Y ella, por arte de magia, se convierte en una especialista en el tema y no puede soportar al jugador que tiene que entrevistar. Y unos meses más tarde no pueden vivir el uno sin el otro.

6. En todas estas novelas y películas siempre que aparece el propietario del equipo de rugby o de béisbol es un multimillonario antipático pero con una corazón de oro que lo único que quiere es ver a sus jugadores casados y felices para siempre. Y lo de ganar premios es secundario.

7. La figura del entrenador también se merece un comentario. Si aparece dicho personaje será la voz de la razón del protagonista masculino, una especie de figura paterna, que lo guiará y le dirá cosas como "no cometas el mismo error que cometí yo" o "ve tras ella". Y tú y yo suspiraremos al ver o leer esas frases.

8. Si nuestra protagonista femenina trabaja en una productora de cine o en una agencia de publicidad, entonces seguro que le toca lidiar con el deportista famoso de turno. El odio es instantáneo a pesar de que ella lleva meses, o años, babeando por él, y de que él se siente de inmediato atraído hacia ella. En estas novelas ella siempre es menuda y lleva gafas, o como mínimo es una lectora empedernida. Y él siempre cae rendido a sus pies y descubre que ella es lo que lleva buscando, sin saberlo, toda la vida.

artannacasdeporte29. Otro clásico es el del deportista súper famoso cuyo coche/moto/jet privado se avería y se encuentra con la única chica del mundo que no le reconoce. Él se siente confuso y fascinado de poder ser él mismo por primera vez y ella se pone furiosa cuando descubre que se ha enamorado de un hombre famoso que además siempre tiene fama de mujeriego. Durante el noventa por ciento de la novela ella no ve ninguna noticia sobre él, ni nadie lo reconoce, y justo después de decirse "te quiero" aparecen imágenes de él por todas partes. Qué casualidad. Las escenas de reconciliaciones de estas novelas son fascinantes y siempre contienen una frase tipo "tú eres la primera que me ha visto de verdad" o "no quise decirte quién era porque necesitaba saber que te estabas enamorando de mí y no de mi fama". Son típicas y maravillosas.

10. Hay deportes románticos y deportes que no lo son. Esto es así, y punto. El rugby, el béisbol y el hockey son sin lugar a duda los más románticos, a juzgar por la cantidad de libros que giran en torno a ellos. Y si cupido elige a un equipo en concreto no parará hasta que todos sus miembros sean felices para siempre (y tú y yo nos leeremos todas las novelas).

Te dejo un par de portadas y espero impaciente tus comentarios sobre los puntos que seguro me he olvidado de añadir a la lista.


Me hace muchísima ilusión que las administradoras de "El Rincón" hayan descubierto "LibriAnna", mi peculiar y prácticamente recién estrenado blog, y les apetezca compartir algunas entradas con vosotros. Supongo que te preguntarás por qué me animé a crear un blog a estas alturas, pues porque me apetecía tomarme mi vida profesional con un poquito más de humor. ¿No es un mal motivo, no? ¿Y qué clase de blog es "LibriAnna"? La verdad es que todavía no lo sé, así que tal vez podríamos averiguarlo juntos, ¿no crees? Lo único que puedo contarte por ahora es que no contiene reseñas y que me encantará verte por allí. 

Esta es una de las entradas que puedes ver allí y espero que te guste y que me ayudes a hacerla más larga aquí y en LibriAnna.

Anna Casanovas

Comentarios (18)

  • Beni Trujillo

    28 Septiembre 2013 a las 17:19 |
    Muy interesantee y jamas me habia parado a pensar en ello,y en esas historias,pero la verdad es que cada vez que leia y leia mas los puntos mas me daba cuenta d e que es asi y mas los relacionaba con peliculas y libros en los que pasa esto..por ejemplo,si mira esta es tal pelicula ,o tal libro, la verdad es que tienes toda la razon, y esta bien descubrir esta nueva tematica de la novela romantica deportiva,nuunca me habia parado a pensar en ello,pero si que es verdad que existe,jeje pero ahora mismo no se me ocurre ,que mas puntos podriamos poner,la verdad es que has tocado todos o casi todos, en fin , gran articulo ,me ha gustado mucho y espero que tengas mucha suerte y sigas asi con tu pagina personal,...besos

    responder

  • marivi

    23 Septiembre 2013 a las 21:58 |
    Me hace gracia conocer otro estilo de romantica bautizado como romantica deportiva jajaja la verdad es que en las Americas yanquis se estila mucho el hacer deporte de cuerpo bien podrían hacerla de mente.Tanto rugby,beisbol...... el capitan del equipo con la guapa de turno.
    Por desgracia no puedo opinar mucho sobre el tema , de las pocas que he leido si acaso hacen un poquito de footing.
    Yo el único musculo que tengo desarrollado de tanto darle a los libros es el optico. jjaja
    Gracias por el articulo ,muy divertido.

    responder

  • Olalla

    16 Septiembre 2013 a las 12:38 |
    jajaja
    me ha encantado la forma de explicarlo. Lo cierto es que no tenía ni idea de que existía un género de Novela romántica deportiva, jijiji. Se que hay pelis, una que ví de tenis me encantó, wimbledon creo que se llama. Y sí, siempre hay una serie de tópicos que se cumplen.
    Por cierto, si quieres intentar hacer deporte y leer al mismo tiempo, prueba los "audio-libros" ;)

    responder

  • Dougless

    15 Septiembre 2013 a las 07:49 |
    Me ha encantado, le das un toque de humor muy fino que me hace sonreir todo el tiempo.
    Reconozco (no me comaís todavía) que apenas he leído libros de deportistas, creo que solo tres y coinciden plenamene con los puntos que has puesto: ella periodista y él famoso jugador; él quarteback y ella la novia de siempre que le espera y ademas es fisioterapueta y le cura cuando regresa a su pueblo a curarse y por último un jugador retirado que se convierte en entrenador y da exactamente los mismos consejos que has puesto.
    ¡Están calcados! jajaja.

    responder

  • Irene

    13 Septiembre 2013 a las 21:15 |
    Buenas! Enhorabuena por el articulo.
    Has hecho una buena disección de las novelas románticas que giran entorno al deporte.
    Decir, que soy una de las muchas fans de esta temática y que cada vez que encuentro uno que no he leído ya se me ilumina la cara, jajaja.

    Por curiosidad, ¿podríais decirme novelas que pertenezcan al punto 4 (ambos deportistas)? ya que sólo se me vienen a la mente pelis, pero ningún libro.

    Muchas gracias y un abrazo muy fuerte. Me pasaré por tu blog

    responder

  • Rocio Lillo

    12 Septiembre 2013 a las 12:49 |
    jajaja muy chulo el articulo!! enhorabuena!

    responder

  • sorlib

    11 Septiembre 2013 a las 15:06 |
    Lo que me he reído con el artículo!
    Es que no falla, todas las novelas coinciden en algún punto :)

    A mi también me gusta hacer ejercicio, pero igual que tú entre leer y hacer ejercicio... no tengo ni que pensarlo!!

    Muchas gracias por el artículo!!

    responder

  • rosa ezquerro

    06 Septiembre 2013 a las 10:57 |
    Un articulo muy, muy entretenido, me lo he pasado muy bien

    responder

  • Bona Caballero

    05 Septiembre 2013 a las 18:17 |
    El punto número 1 (El deportista siempre es el) tiene sus excepciones pero poquísimas. Como curiosidad, os diré que hace poco el blog "Romance Novels for Feminists" se quejaba de dónde andaban las mujeres atletas en las novelas románticas. Salieron muy pocas novelas románticas que tuvieran chica deportista.
    Os dejo el enlace para las que lean tb inglés, por si fuera de vtro. interés: http://romancenovelsforfeminists.blogspot.com.es/2013/07/where-are-all-female-athletes.html

    responder

  • crishi

    04 Septiembre 2013 a las 21:49 |
    Jajaja, qué artículo tan simpático. Has dado en el clavo en todos los apartados. El tema deportivo da mucho juego para crear una relación amorosa llena de obstáculos, pero creo que la patente de este tipo de situaciones se las lleva aquellas novelas y películas realizadas en Estados Unidos. En España no sería tan creíble porque tenemos una visión distinta del mundo del deporte.

    responder

  • Sandrayruth

    04 Septiembre 2013 a las 20:00 |
    Ay, como me ha gustado el artículo!!
    Y es que, por lo menos en películas y libros, es así punto por punto!!
    Opino como Eugenia. En Estados Unidos el deporte es tan importante, que muchas de las novelas están basadas en ellos...

    PD: A mí, tampoco me gusta hacer deporte!! ajjajajjaja

    responder

  • Katon

    04 Septiembre 2013 a las 19:56 |
    ¡Muy bueno, Anna! Lo que me he reído al leerlo, si es que es verdad todo lo que dices.
    Todos los libros que he leído de deportistas encajan en alguna de las categorías; esas escenas en las duchas, esa protagonista algo patosa o que pasa desapercibida....si es que estos deportistas dan mucho juego.
    A mí tampoco me gusta hacer deporte, pero donde se ponga un deportista como protagonista allí que voy, jeje.
    Me encantan tus artículos!!

    responder

  • kkekka

    04 Septiembre 2013 a las 19:30 |
    Me encanta este artículo y eso que no soy muy dada a leer novelas ambientadas en el mundo del deporte.
    No me imagino una novela en el mundo de a hípica que tenga como protagonista a un jockey bajito. La escena de la ducha con toalla a la cintura no sería igual ;)
    Me encanta leerte.

    responder

  • arantxa

    04 Septiembre 2013 a las 19:16 |
    Son situaciones "normales" en los libros, seguramente a nosotras nunca nos pasara, pero para eso estan los libros para hacernos soñar, es que si tenemos que contar vidas normales seria muy aburrido e incluso triste.
    Y los deportes esos son románticos porque los libros estan escritos por autoras americanas si fueran españolas seguro que seria un equipo de fútbol.

    responder

  • Carmen Zapico Zapico

    04 Septiembre 2013 a las 19:07 |
    Jajaja firmo uno por uno todos los puntos. Es así, sin lugar a dudas.
    Supongo que es normal que aparezcan siempre el rugby, el beisbol y el hockey porque las novelas suelen estar escritas en Estados Unidos, donde además creo que los deportistas tienen como un estatus especial, se les trata como estrellas, lo que a mi parecer no ocurre en otros paises.

    responder

    • Anna Casanovas

      06 Septiembre 2013 a las 13:21 |
      Me alegro de que el artículo te haya parecido divertido, Carmen!!! Tal vez podríamos organizar una viaje conjunto a Estados Unidos para investigar un poco más sobre el tema (soñar es gratis, ¿no?)

      responder

  • Eugenia

    04 Septiembre 2013 a las 18:42 |
    Yo creo que la mayoría de los libros están ambientados en esos determinados deportes porque son los más comunes en Estados Unidos, donde la mayoría de las novelas que leemos son escritas.

    A mi me gustan las dos cosas, leer y hacer ejercicio.

    responder

    • Anna Casanovas

      06 Septiembre 2013 a las 13:18 |
      Hola, Eugenia

      Es genial que te guste tanto leer como hacer ejercicio, yo si pudiera me obligaría a que me gustase el deporte... Pero me temo que ya es demasiado tarde.

      Gracias por leer el artículo.

      Anna

      responder

Escribir un comentario

Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |