• Fecha: Domingo, 25 Octubre 2020
  • Autor/a del artículo: Esther Ortiz

¡Hola, Adriana! Gracias por concedernos esta entrevista. Lo primero de todo permítenos felicitarte por la publicación de tu nueva novela: Los amantes olvidados.

Muchísimas gracias. Estoy encantada de estar en este rinconcito en el que tantas y tantas veces me he refugiado como lectora.

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿cuándo y cómo descubriste la novela romántica?

Comencé a leer novela romántica en mi adolescencia, aunque le había echado el ojo al género mucho antes. Me acuerdo que, de niña, siempre que iba a una librería me fijaba en el estante con las novedades de romántica. Me llamaban mucho la atención esas portadas, tan de antes, que mostraban a guapísimas parejas, casi todas vestidas (o desvestidas) de época. Sentía mucha curiosidad por las historias que debían contar esos libros. Así que, en cuanto me hice lo bastante mayor para andar por ahí sola, y tuve una paga, lo primero que hice fue quitarme el gusanillo. Mientras mis amigas se compraban ropa o maquillaje yo coleccionaba libros que leía a escondidas.

¿Qué libro de romance encabezaría tu lista de imprescindibles?

Adoro a los ángeles caídos de Mary Jo Putney. Los libros de esta serie fueron de mis primeras lecturas dentro de la novela romántica, y sin duda tienen mucha culpa de que terminara enamora del género. Son historias que mezclan el romancen con la aventura, que es una combinación que me encanta; con héroes de los que es imposible no enamorarse.  Aunque la romántica evoluciona a marchas forzadas, al mismo ritmo que lo hace la sociedad, en mi opinión sus tramas todavía tienen interés y pueden enganchar al lector. Son historias maravillosas con personajes inolvidables.  

¿Por qué decidiste convertirte en escritora?

La verdad es que no sabría decir cuál fue el detonante que me hizo querer ser escritora, pero es algo que decía ya de niña. Claro que, por esa época, también se me metió en la cabeza que quería ser actriz. No sé; supongo que siempre me ha gustado la ficción. Era una enana muy fantasiosa. Si veía una peli que me gustaba pasaba semanas inventándole aventuras a sus protagonistas, alargando la trama o creando otras nuevas; si el final me había decepcionado le imaginaba otro… Tenía muchas historias en la cabeza, además siempre se me dio bien escribir y me gustaba hacerlo. En el colegio no fui una estudiante que destacara en nada en particular, pero cuando mandaba hacer una redacción los profesores siempre me alababa y era la primera de la clase. Supongo que eso me dio alas para querer ser escritora. Aunque me costó mucho pasar de la palabra a la acción y decidir probar suerte en esto. Soy muy tímida y me daba mucha vergüenza que me leyeran, sobre todo que lo hiciera la gente que me conoce. Además, este siempre me ha parecido un mundillo muy difícil.

¿Qué caracteriza a Adriana Andivia como escritora?

¡Uy! Esta es una pregunta muy difícil de responder. Siento que son los lectores quienes podrían contestarla mucho mejor que yo. Mi visión sobre mí misma siempre va a estar viciada por lo que deseo ser o por lo que lamento no ser. Lo que sí te puedo decir es que me tomo muy en serio lo que hago; trabajo muchísimo mis escritos y pongo lo mejor de mí en ellos. Y ese es el tipo de autora que espero que quien me de la oportunidad de compartir con él/ella mi trabajo encuentre: alguien que ofrece una historia de calidad y entretenida. Sobre todo, entretenida. Al final, esto es lo básico: hacer que el que está del otro lado de la página pase un buen rato con nuestros personajes y entre a formar parte del mundo que ellos habitan.

Café, música, silencio, día, noche…  ¿Tienes alguna manía o costumbre cuando te pones a escribir?

Me gusta escribir de noche. Ese momento en el que todos están en la cama y la casa se queda a oscuras y en silencio, para mí, es el mejor. Se crea una atmósfera muy especial que propicia que pueda desconectar de mis preocupaciones diarias y meterme de lleno en lo que estoy contando; que me lo crea.  La oscuridad tiene un puntito de magia que hace que hasta lo más inverosímil parezca posible e invita a fantasear.

¿Qué nos puedes contar sobre tu nueva novela, Los amantes olvidados?

Todas mis novelas tienen algo de mí; reflejan una necesidad, una pasión, una inquietud o un determinado momento de mi vida. La idea de escribir Los amantes olvidados surgió en un momento en el que mi realidad cambió drásticamente. Por así decirlo, mientras la escribía yo estaba creciendo; madurando de una vez. Todo el mundo cree que te vuelves adulto a los dieciocho, pero eso no es verdad. Maduramos cuando nos toca, cuando nos pasa algo que nos hace ver el mundo y la vida como de verdad son y no nos queda más remedio que remangarnos para hacerle frente a lo que se nos viene encima. Esto es algo que también enfrentan Lana y Darío, mis protagonistas, a lo largo de la novela. Pasan de ser dos jóvenes que viven apaciblemente a abrir los ojos para comprender muchas cosas que están sucediendo a su alrededor, sin que ellos lo supieran. Al principio, todo iba a ser mucho más “cuento de hadas”. La idea original para la trama era más edulcorada de lo que ha resultado ser.  Pero estoy muy satisfecha con el resultado.

¿Cómo describirías a sus protagonistas?

Lana es una chica fuerte y honesta; no se calla nada ni se deja amilanar por nadie. Tiene carácter y genio suficiente para enfrentarse sola a cualquier bruto que se le ponga por delante. Darío también es de armas tomar, aunque en su caso su fortaleza es una obligación. Desde la cuna le han inculcado que debe estar muy por encima de los demás, ser el mejor y el más fuerte entre los suyos. Pero, en realidad, él es un chico sensible y esto es algo que lo lleva a frustrase consigo mismo porque considera su sensibilidad un rasgo una debilidad. Juntos son una bomba, ya que ninguno de los dos está acostumbrado a ceder y harán lo que sea para quedar encima del otro. Pero ahí está la chispa que tienen como pareja. Sus rifirrafes tienen su gracia, aunque ellos no sean capaces de vérsela y por eso no se soporten a pesar de lo mucho que se atraen.

Apasionado, dulce, sensual... ¿Cómo es el amor entre Lana y Darío?

Inocente, sin duda este sería el mejor calificativo para ellos y su relación. Como digo, son dos personas que están descubriendo el mundo, quitándose esa venda que la niñez nos pone sobre los ojos. Todo es nuevo para ellos, incluida esa atracción tan extraña que sienten el uno por la otra y la otra por el uno. No la entiende y están desconcertados por ella la mayor parte del tiempo; pero ahí esta lo divertido, en ir aprendiendo poco a poco sobre esa emoción, ¿no? La verdad es que me ha gustado mucho “regresar” a la edad del pavo y recuperar la sensación de las primeras veces de la mano de estos dos.

¿Cuáles han sido los mayores desafíos a los que te has enfrentado al escribir esta novela?

Toda la historia transcurre en Bassana, que es una nación inventada. No existe y, por lo mismo, ninguno de los lugares, acontecimientos y personajes que aparecen en ella son reales. Creí que moverme por un espacio ficticio iba a ser fácil, porque no tendría que ajotarme a una realidad que marcara la pauta para volver verosímil lo que estaba contando. Pero nada de eso. En realidad, usar un escenario inventado es super complicado porque está en tu mano, solo en tu mano, conseguir que sea creíble. Si no te lo curras muy, pero muy bien, tus personajes terminan moviéndose por un espacio en blanco. Darle entidad a ese “decorado” ha sido duro. Después de escribir los primeros capítulos me di cuenta de que la cosa no iba bien, así que paré y comencé a escribir la historia actual de la nación bassaní en un cuaderno. Llené páginas y más páginas de datos y personajes que no están incluidos en la novela porque no son importantes para la trama, pero yo los necesitaba para saber por dónde me movía; por qué en ese país las cosas eran como eran y de qué manera llegaron a esa situación. Por otro lado, llegar a un equilibrio que me permitiera hacer creíble y consistente el contexto, pero sin que la acción decayera, manteniendo el dinamismo para que la novela no terminara convertida en un ladrillo, ha sido una odisea.

¿Con qué has disfrutado más durante el proceso de creación de este libro?

La relación de Lana y Darío, sin duda; sus diálogos, esas peleas y su continuo buscarse las cosquillas mutuamente. Es la primera vez que me enfrento a una relación tan reñida, y ha sido muy divertido. Dejarlos a ellos narrar en primera persona, cediéndose el turno de palabra para contar la historia, me ha encantado. Ya he dicho que una de mis primeras vocaciones fue la de actriz, y es algo que con la escritura he podido cumplir, aunque sea de manera indirecta, escondiéndome detrás del papel como la tímida incorregible que soy. Meterme en la piel de estos personajes ha sido una gozada. Me lo he pasado muy bien con ellos.

¿Qué emociones te gustaría despertar en los lectores tras terminarla de leer?

Esperanza, siempre esperanza. La verdad es que creo que esta es una de las principales metas de los autores de romántica, para algo escribimos un género de evasión. La vida es bella, como reza el título de esa preciosa película, pero también es dura. Todos tenemos nuestros problemas, situaciones complicadas a las que debemos hacer frente. Es por eso que considero que la “obligación” de una novela romántica es sacar al lector de ellos y, por supuesto, dejarlo con un buen regusto al terminar la lectura. Este es un género que usa mucho el melodrama, en el que los personajes sufren y tienen problemones que parecen insalvables. Pero al final todo acaba bien: los malos son castigados y los buenos obtienen su merecido final feliz. Es lo justo. Y, oye, si para ellos ha resultado así, ¿por qué para nosotros no? Sí, aunque solo sea por un ratito, mis lectores sienten ese optimismo al terminar un libro mío, habré cumplido mi objetivo.

Y para finalizar… ¿Nos quieres hablar un poco sobre tus próximos proyectos como escritora?

Ahora mismo estoy trabajando en la historia de un viejo conocido. Un personaje al que conocí en mi novela Una vida contigo. Nunca creí que utilizaría a un secundario como protagonista, porque siempre he pensado en mis escritos como historias completas y cerradas. Pero resulta que este hombre lleva mucho tiempo susurrándome sus aventuras al oído, seduciéndome… y al final me ha conquistado y me he decido a darle una oportunidad. Lo estoy disfrutando, es bonito ahondar en ese universo que creía haber cerrado ampliándolo a través de uno de sus personajes y una trama completamente diferente. Me está costando, porque es una historia complicada de plasmar, pero merece la pena.

También tengo a un príncipe muy serio, al que una chica muy desastrosa trae de cabeza, pidiéndome que repase su historia y de una vez y le dé el visto bueno. Me estoy haciendo rogar con esta pareja, los tengo ahí relegados. Pero en cuanto me encuentre con humor para la comedia les doy a estos dos el último empujoncito que necesitan para salir al mundo.

Ha sido un placer hablar contigo, Adriana. Muchas gracias por permitirnos saber un poquito más de ti y de tu trabajo.

Gracias a ti, por siempre tratarme con tanto cariño y por todo el trabajo que haces por quienes amamos la novela romántica.

¡Un abrazo!

 

¡¡¡SORTEO!!!

Sorteamos un ejemplar en papel de su novela Los amantes olvidados.

Para participar en este sorteo tienes que leer y dejar un comentario en este mismo artículo. No puede ser una breve frase como "me ha gustado el artículo" o algo parecido, debe ser un comentario extenso. Una vez que lo hayas hecho, debes estar atento/a al resultado del concurso para proporcionarnos tus datos, en caso de resultar ganador/a.

- En este concurso pueden participar todas las personas que visiten esta web, y que residan en España (península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla).

Este concurso comienza hoy y finaliza el 1 de noviembre de 2020 a las 12 de la noche (hora peninsular española).

Entre todos los participantes se hará un sorteo y el 2 de noviembre se dará el nombre del/la ganador/a en este post, quien tendrá 5 días naturales para reclamar su premio en nuestro correo rnovelaromantica@gmail.com. Si pasados estos 5 días no hemos recibido esta información, el premio quedará desierto.

 

¡¡Ya tenemos ganadora!!

Marta_11

¡Felicidades! Por favor, ponte en contacto con nosotros en nuestra dirección email para poder enviarte el premio.

 

Entrevista realizada por Esther Ortiz.

 

 

 

Comentarios (5)

  • Esperanza

    31 Octubre 2020 a las 08:14 |
    Hola,
    Soy lectora de novela romántica desde mi adolescència. Coincido con Adriana en que las novelas de Mary Jo Putney fueron decisivas en mi amor al género y, sobretodo, Judith McNaught, una de mis autoras favoritas. Tambien creo que la esperanza y el optimismo son claves a la hora de escoger una lectura y mucho más en los tiempos que nos toca vivir. Agradezco a todas las autoras de romántica el rayo de luz que aportan a nuestra vidas.
    Suerte Adriana y un saludo.

    responder

  • Amor16

    26 Octubre 2020 a las 22:22 |
    Aiiish! Que ganas de leer esta novela...
    Me gustan las parejas que tienen constantes peleas, suelen tener un componente cómico. También me apetece leer una historia de primer amor, son los más profundos.
    Gracias por la entrevista :)

    responder

  • Anuski

    26 Octubre 2020 a las 15:56 |
    No he leido nada de Adriana, y no por ganas. La entrevista es muy interesante, la alusión que hace a la esperanza en la novela romantica me ha parecido muy acertada. Si sus novelas son así de agradables como la entrevista, seguro que me gusta.
    Empezaremos por esta novedad, que ya el título es muy llamativo, y esperemos poder hacer más comentarios positivos.
    Suerte con esta obra.

    responder

  • Cynthia HJ

    26 Octubre 2020 a las 11:58 |
    Aún no he tenido el placer de leer ninguna novela de Adriana, pero disfruto mucho con los artículos que hace (me encanta la forma que tiene de escribir, así desenfadada y divertida). Me ha encantado saber más de ella como escritora, de cómo crea o qué cosas la inspiran. Creo que estas entrevistas siempre ayudan a que los lectores conectemos aún más con los escritores.

    Estoy segura de que esta nueva novela va a ser todo un éxito. La portada me llamó la atención hace días, cuando la vi en las novedades. La historia me parece acierto seguro: protagonistas con tira y afloja (que siempre hace que haya un buen desarrollo de personajes) y ese trasfondo o moraleja de que siempre hay esperanza me ha comprado. Es la lectura ideal para los tiempos que estamos viviendo.

    ¡Mucha suerte a Adriana! ¡Y gracias por el sorteo! :D

    responder

  • Marta_11

    25 Octubre 2020 a las 22:44 |
    ¡Hola!
    No he leído nada de esta autora pero empezaré por este libro sin lugar a dudas.
    Lo primero, felicitaciones por la entrevista, muy completa.
    No sé por qué no he leído nada de Mary Jo Putney, llevo años con el "runrún" pero nunca doy el paso, y eso que me declaro fan de la novela romántica histórica.
    En mi caso, me adentré a la literatura romántica de la mano de vampiros y licántropos, luego pasé a Highlanders, griegos, jeques, vaqueros y dandis londinenses :P.
    Me ha llamado mucho la atención eso que se da por sentado que con 18 ya eres maduro, cuando más bien es lo contrario en la mayoría de los casos. Nada te prepara pasa asimilar o aceptar un golpe duro en la vida y ese clic es realmente duro, sea la edad que tengas. Muy interesante.
    Mucha suerte con tu publicación y enhorabuena.
    Un saludo :)

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |