Virginia Henley - Fronteras de pasión

Valoración:

Crítica realizada por Trini

Libro 2 de la Serie Condena

“Fronteras de Pasión” nos ofrece una nueva historia de la familia Kennedy, inciada con “Condena de Amor”, donde conocíamos a Ram Douglas y Tinna Kennedy. Virginia Henley nos lleva de nuevo al Siglo XVI, donde los conflictos entre escoceses e ingleses ocasionaban incontables enfrentamientos en las fronteras de ambos países.

A Heath Kennedy ya lo conocimos en “Condena de Amor”, es un hombre libre, salvaje, arrogante y muy atractivo. Es, además,  el hermanastro de Tina, hijo bastardo de Rob Kennedy, Señor de Galloway y Rose, una gitana que fue el primer (y quizás el único amor) de Rob.  Desplazado por su padre y, con su madre fallecida en el parto, Heath se cría con su abuela, una gitana con dotes sanadoras y un cierto toque de magia. Él crece con la libertad que dan los campamentos gitanos, sin establecerse nunca en ningún sitio y recorriendo Inglaterra y Escocia de arriba a abajo. Tiene una habilidad especial para domar y criar caballos y una especial conexión con la madre naturaleza. Su sueño sería convertirse en un importante criador de estos bellos animales, pero sus orígenes limitan sus aspiraciones ya que no posee ni título ni tierras; de hecho, no tiene ni siquiera un hogar permanente. Mantiene una excelente relación con su hermana Tina y su esposo, Ramsay Douglas, Señor de la  Frontera,  con quien colabora en sus incursiones y acciones de defensa de la frontera escocesa.  Esto lo lleva a sufrir un ataque por parte de un Clan rival que colabora con los ingleses, pero  gracias a este hecho conoce a la que, sin duda, será el gran amor de su vida Raven Carleton.

Raven es una dama inglesa, también de la frontera, que posee no sólo una belleza extraordinaria, sino también  un carácter casi salvaje e indomable.  Las rígidas normas sociales que exigían que una dama fuese recatada, comedida y que no realizase un esfuerzo mayor que bordar o prepararse para el matrimonio, la asfixiaban y buscaba la libertad en actividades tan poco femeninas como montar a horcajadas con el pelo al viento o criar aves rapaces.  Una de sus peculiaridades es su abuela materna, una especie de bruja que la inicia en los rituales mágicos  y, como Heath, en la conexión mística con la naturaleza. Aunque se resiste a su destino, puede más en ella el sentido del deber hacia sus padres y consiente en casarse con el aristócrata inglés Christopher Dacre, por quien siente cierta atracción hasta que en su vida aparece el gitano Heath.

Cuando Heath y Raven se encuentran, la intensa atracción que existe entre estos dos corazones libres va más allá del puro deseo físico. Su conexión es casi mágica y los une con unos lazos invisibles que hacen que sus almas se reconozcan y se encuentren una y otra vez sin poder contener la intensidad de sus sentimientos. Los poderes de Heath lo llevan a introducirse en los sueños de Raven y dejarle mensajes que la lleven hasta él. Una vez superados todos los inconvenientes que impiden que estén juntos (no hay que olvidar que Heath es un bastardo medio gitano, lo cual en sí mismo y en aquellos momentos, constituía casi un pecado capital), nos encontraremos con un final un tanto inesperado pero glorioso.

Como suele ser habitual en Virginia Henley, “Fronteras de Pasión” es una historia de gran intensidad, aderezada, en este caso, con magia y poderes místicos, ofreciéndonos maravillosos momentos y unas importantes lecciones sobre la conexión que, en realidad, todos deberíamos tener con la naturaleza.

Por otro lado, se trata de una novela muy bien ambientada, con intrigas políticas, peligros y aventuras. Ni aún intentándolo, podría dejar de darnos una clase magistral de historia, basándose en hechos reales y centrándose especialmente en el conflicto Escocia – Inglaterra. También tenemos la oportunidad de volver a encontrarnos con  Ram Douglas y Tina Kennedy, ya con un matrimonio consolidado y su amor inalterable.

Virginia Henley no sólo hace gala de unos conocimientos envidiables de historia, es una maestra del relato y de los diálogos intensos. Mantiene el interés de principio a fin. Sus argumentos están bien construidos y sus personajes  correctamente desarrollados y definidos.

“Fronteras de Pasión” es un libro muy recomendable, no sólo porque nos  encontramos de nuevo con personajes que ya conocíamos o por la intensidad de la historia, sino también y muy especialmente, por ese pequeño toque de magia...

Comentarios (1)

  • ANA MARIA GARCIA

    05 Febrero 2014 a las 13:10 |
    Estoy acabando el libro, es la segunda vez que lo leo, aunque me está gustando y no me acordaba de nada (ya que lo había leído hace mucho tiempo) no me ha llegado tanto como el primero de la serie y eso que lo tenía marcado en mi lista como que me había gustado mucho...

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.