Virginia Henley - La nochebuena de Eve

Valoración:

Crítica realizada por Katon

Con la Navidad como tema común, estas cuatro historias demuestran que la nieve y el frío son un buen escenario para el amor. Arrebujados entre las mantas, contra todo pronóstico, oyendo crepitar la leña en la chimenea, los amantes encuentran en la pasión el mejor refugio contra los rigores del invierno.

Virginia Henley, La navidad de Eve: Una feminista descubre el deseo en los brazos de un viril bombero.

Brenda Joyce, El milagro: Una hermosa norteamericana pierde la inocencia en una remota isla irlandesa.

Fern Michaels, Una cinta roja y brillante: Una viajera extraviada en la nieve es rescatada por un inverosímil héroe.

Jo Goodman, Mi verdadero amor: Un novio y una novia reacios a la boda verán realizados, contra todo pronóstico, sus mayores sueños.


La navidad de Eve

Eve Barlow no era consciente del cambio que daría su vida cuando acompañó a ese cliente a la casa cerca del lago la víspera de Nochebuena. Eve es una mujer independiente, competitiva, feminista y que huye de los hombres que ella considera machistas y arrogantes. Cree que su vida es casi perfecta, su novio es un joven profesor de literatura inglesa al que no le preocupa que ella gane más dinero que él, siempre acepta las decisiones de Eve y los cambios a última hora que puedan afectar a los planes de ambos. En resumen, Trevor es lo contrario a los hombres dominantes que han regido su vida, empezando por su padre, militar retirado y su hermano, también miembro de las fuerzas armadas.

Clint Kelly es un jefe de bomberos que desea comprar una casa cerca del lago, desde el principio él e Eve chocan, aunque Clint intenta que sea el jefe de ella quien le enseñe la casa al final viajan con su todo terreno en dirección al lago.

Aunque el tiempo amenaza nieve, Eve y Clint seguirán avanzando, a pesar de llevar un mapa Eve no es capaz de ver algunas de las señales debido a la nieve. Cuando llegan a la casa la nevada se hace cada vez más intensa, y el desagrado entre Clint e Eve crece por momentos. Están inspeccionando los alrededores de la casa cuando encuentran a un faisán atrapado en un cepo, Eve huye a la casa para no ver lo que Clint le ha hecho al faisán, pero en un descuido la placa de hielo sobre la que camina se rompe y cae al agua helada.

Clint consigue sacarla del agua, pero su temperatura corporal está muy baja e Eve está inconsciente, a partir de este momento la relación entre los dos cambiará totalmente. Eve verá cómo es Clint en realidad, cómo la trata y porqué hace lo que hace y Clint comprobará que debajo de esa fachada de mujer fría hay una joven sensual y ávida de cariño y protección. Quizá si la historia hubiese sido algo más larga podría haber resultado más creíble, pero con la extensión que tiene parece ilógico que Eve se acueste un día pensando una cosa y se despierte pensando totalmente lo contrario. No me ha gustado nada el cambio en la personalidad de la protagonista. De Clint no puedo decir nada porque él se comporta igual desde el principio hasta el final, en algunas cosas estoy de acuerdo con él pero en otras no, no llegaba a ser machista pero su actitud dejaba mucho que desear.

A partir de aquí la historia se vuelve demasiado previsible y sin ningún tipo de emoción. Poco más se puede decir de esta historia corta, el novio de Eve más que un personaje es una especie de sombra que aparece cada vez que lo nombra Eve, pero que desaparece casi sin darnos cuenta. A las incondicionales de Henley puede ser que les guste, a mí no me ha llenado en ningún momento y la considero totalmente prescindible. Lo que más destaco es la ambientación, las nevadas, el lago e imaginar esa zona cubierta por un manto blanco y a un guapo bombero talando un árbol para obtener leña.

 

Crítica realizada por mc2

 

Una feminista descubre el deseo en los brazos de un viril bombero.

Novela corta perteneciente a la antología El amor puede esperar. Virginia Henley comparte protagonista con Brenda Joyce (El milagro), Fern Michaels (Una cinta roja y brillante) y Jo Goodman (Mi verdadero amor).

Eve Barlow a sus veintiséis años vivía preocupada por su aspecto físico. Inteligente e independiente, le iban bien las cosas. Su futuro próximo radicaba en el anillo de diamantes, que esperaba que le regalara su novio Trevor Bennett por Navidad, y conseguir una venta más para la inmobiliaria Caldwell Baker, su lugar de trabajo, que la situara entre el grupo privilegiado de los mejores agentes inmobiliarios.

Clint Kelly, capitán de bomberos e instructor de submarinismo, deseaba una propiedad en el lago de Lundington. Lo malo es que para conseguirla necesitaba negociar con Eve. El camino al lago no resultará placentero para ninguno de los dos. Para Eve, Clint es todo un macho-man arrogante, insufrible y machista. Algo que él la demuestra continuamente aunque parece que es sólo porque disfruta mucho con el fastidio de ella.

Una intensa nevada les dejará a ambos aislados en la propiedad. La superperfecta Eve se dará cuenta de que la prepotencia no le servirá en aquella caótica situación. No hay alimentos, no es capaz de encontrar la llave de paso del agua, encender la luz o encender un fuego para calentarse. Su traje de miles de dólares tampoco le sirve para nada. Sin la ayuda de este bombero, altamente cualificado en labores de supervivencia, sabe que no sobrevivirá hasta que puedan acudir en su ayuda. Sin embargo la ira, tras un acto más de Kelly que ella no quiere ni trata de entender, la llevará a hundirse en las heladas aguas del estanque.

¿Logrará Kelly salvar la vida a la superperfecta Eve? ¿Dos personas tan diferentes podrán llegar a algo, si lo único que les puede servir de conexión son el beisbol y los Tigres de Detroit?

Primera novela actual que leo de Virginia Henley. He de decir que me ha sorprendido mucho. Es difícil encontrar una novela corta en una antología que te consiga atrapar desde el principio. Pero a mí ésta me ha apasionado en seguida. Eve Barlow y Clint Kelly son completamente opuestos. Ella sólo se preocupa por la moda, la belleza, la comodidad. Él desea disfrutar de su vida en la naturaleza. Le gusta la tranquilidad que el lago le reporta tras su complicado trabajo de bombero, donde no siempre es posible salvar a todos. Eve está comprometida y su prometido Trevor Bennett es tan diferente de Clint como una oveja (Trevor) a un lobo (Clint). Sin embargo a Eve le cuesta renunciar a esa sensación de seguridad que le brinda su prometido. Sabe que nunca se enfrentará a ella, ni le pondrá cotas en su vida personal y profesional, como para renunciar a esa seguridad.

En conclusión, novela muy recomendable para disfrutar de unas horas de una sencilla historia cargada de deseos, dudas, pasión y esperanza.

La puntúo con un 4.5/5.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.