Susan Elizabeth Phillips - Lo que hice por amor

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

¿Cómo puede suceder que Georgie York, la que una vez fuese la estrella favorita de las comedias televisivas, acabe siendo abandonada públicamente por su marido, su carrera acabe estancada, acosada por su padre, su agente y la prensa, siempre ojo avizor para ser testimonio de su derrumbe, y para colmo acaba drogada, borracha y ¡casada! con Bram Shephard?

Desde que su marido, una estrella de películas de acción, abandonó a Georgie para casarse con otra rutilante actriz de Hollywood, muy sensibilizada y dada a participar en causas benéficas, la vida de Georgie es como una montaña rusa, pero siempre cayendo en picado.

Tras convertirse en la estrella más querida de las sitcoms televisivas, su carrera como actriz de comedias románticas no ha ido demasiado bien, con lo que Georgie cree que tal vez haya llegado la hora de dar un giro a su carrera, pero para ello debe concentrarse. Algo que se antoja misión casi imposible cuando es asediaba por la prensa, ávida por verla derrumbarse ante la boda de su ex y próxima paternidad, y algo que se complica aún más cuando, sin saber cómo acaba casada con el hombre que más detesta: Bram Shephard.

Juntos, se convirtieron en la pareja televisiva más exitosa, interpretando a Scooter y Skip, pero las continuas borracheras, juergas, el consumo de droga y para rematar un vídeo erótico con Bram como protagonista acabó con la serie y con la carrera de ambos.

Desde entonces Georgie no ha logrado un éxito ni remotamente parecido, pero el nombre de Bram Shephard es sinónimo de persona en quien no se puede confiar y pocos se arriesgan a darle papeles en sus producciones.

Bram quiere limpiar su nombre y labrarse un futuro como productor y actor respetado, pero para ello necesita una oportunidad; Georgie no quiere que su nombre vuelva a asociarse con la palabra divorcio, así que cuando su matrimonio salta a la luz ambos, que son dos profesionales, deciden interpretar el papel de sus vidas: el de un matrimonio enamorado y feliz.

Pocos son los que lo creen, pero es entonces cuando Georgie y Bram deben demostrar sus dotes interpretativas.

Si la situación no es de por sí lo suficientemente compleja para la pareja estelar de esta novela, aún hay que presentar al resto de secundarios: una ama de casa con ciertos aires a la Sra. Danvers -la aterradora ama de llaves de Rebeca-, un agente personal con debilidad por los vídeo juegos y comida basura, un padre que como un férreo director de escena quiere controlar su carrera, una agente incapaz de imponerse, además de un grupo de amigos entre los que se encuentran personajes de otras novelas...

En Lo que hice por amor, como en otras de las novelas de Susan Elizabeth Phillips, la historia se inicia a partir de algún episodio un tanto extraño, alocado o sencillamente estrafalario. En ésta también, aunque quizá la diferencia en este caso estriba en que se trata más bien de un episodio detrás de otro.

Claro que hay que tener en cuenta que hablamos de una novela que está ambientada en Los Ángeles, Hollywood, donde las estrellas viven bajo los focos día y noche, donde pasar desapercibido cuando se es una figura televisiva o cinematográfica es imposible, y más si por diversas circunstancias son objeto del interés del público.

El matrimonio del chico malo de Hollywood, Bram Shephard, y la mimada actriz de comedias, Georgie York, es el foco de todas las miradas. Pero entre toma y toma, cuando las cámaras no graban, todo puede suceder...

Cuando leí la sinopsis de este libro, inmediatamente me vino a la cabeza el nombre de algunos actores muy conocidos -creo que no he sido la única- que se ajustan a algunas de las características de los protagonistas de Lo que hice por amor, pero con sinceridad es algo que no veo muy relevante y que creo queda en un parecido puntual. En mi opinión, por supuesto porque en cuanto empiezas a leer, son Georgie y Bram los protagonistas.

Dejando esto de lado, debo decir que si bien el principio de la novela me pareció más alocado de lo normal -aún tratándose de una novela de esta autora- acaba siendo uno de esos libros cuya lectura no puedes dejar porque encuentras a unos protagonistas y una historia que engancha.

Por un lado debo decir que no suelen atraerme las novelas ambientadas en el mundo del cine, pero hay algunas autoras como Susan Elizabeth Phillips que consiguen cautivarme, escriban sobre lo que escriban porque al final sean quienes sean los personajes y esté donde esté ambientada te cuenta una historia de amor divertida, alocada y emotiva.

De todos modos en Lo que hice por amor además de mucho glamour hay otros elementos a destacar como la historia de amor entre unos protagonistas con un pasado anterior, unos diálogos chispeantes, humor y la pincelada de sentimientos que aderezaban la trama en su justa medida.

Georgie y Bram fueron la estrella televisiva de América durante años, pero detrás de las cámaras se despreciaban mutuamente. Pronto olvidó Georgie su enamoramiento juvenil hacia Bram, a quien el éxito le llevó a hundirse como actor y a dilapidar su fortuna.

En la actualidad sigue siendo el mismo arrogante, egoísta y egocéntrico de años atrás -Georgie no se engaña- pero bajo esa superficie va descubriendo que, quizá después de todo, no sea tal como aparenta.

Para mí son los protagonistas la parte más importante de la novela porque además de ser el alma de ésta, la relación entre ambos -así como con los secundarios- marca la pauta en todo momento. En un principio las personalidades tanto de Bram como de Georgie parecen un tanto estereotipadas: actriz divertida y de buen corazón a la que se humilla públicamente y actor con una carrera destruida a causa de no saber llevar el éxito, la bebida y las drogas; pero eso es sólo la máscara, detrás hay más.

Sinceramente Bram es durante gran parte de la novela tiene comportamientos propios de lo que aparenta ser, un hombre egoísta al máximo que piensa primero en sí mismo y después también, pero poco a poco vamos descubriendo a un Bram más maduro y algo cambiado, aunque eso no quiere decir que menos egoísta. Si soy sincera a mí desde el principio me ha atraído muchísimo este personaje, pese a que se nos describe como alguien tan egocéntrico y embaucador.

Georgie no confía en Bram en ningún momento, pero siempre tiende a ver lo bueno de todas las personas y aunque parezca que no Bram tiene su parte buena, lo que le lleva a sentirse por él y a arriesgarse a volver a ser herida, algo que un hombre como Bram es muy capaz de hacer.

La novela está plagada de escenas chispeantes e ingeniosas, duelos verbales entre Georgie y Bram por un lado, y Scooter y Skip, los personajes que los hicieron famosa. Me han gustado mucho los diálogos entre la pareja protagonista a través de las voces de Scooter y Skip. En ese punto me ha recordado un poco a Este corazón mío, con la conejita Daphne y el tejón Benny.

Sin embargo tampoco faltan las escenas más serias y emotivas.

Por último destacar algunos de los personajes secundarios como Chaz, la ama de llaves punky de Bram, por un lado y Paul, el padre de Georgie, por otro tienen su propia historia.

En definitiva, creo que Lo que hice por amor es una novela que desprende glamour, ingenio y sentimientos que sin duda las fieles lectoras de S. E. Phillips no deberían perderse.

Valoración: 4.5/5


Crítica realizada por Daisy

Hace una semana terminé WID4L. Antes de nada, es horrible ir acabando un libro de SEP. Sabes que cada vez te queda menos, y la depresión post-SEP se va tornando inminente.

A lo que nos ocupa: WID4L (creo sinceramente que todo lo que no sea LO QUE HICE POR AMOR en el título en español será un error.)

Antes de empezarlo leí algunas críticas y no diré que me entró un sudor frío al pensar que tal vez, por una vez en mi vida de Seppie, pensaría algo negativo de un libro de SEP, y digamos que lo empecé a leer con una lupa de más aumento. Que tonta siquiera al insinuarlo.

SEP dibuja una historia simplemente magnífica. Los dos personajes principales son dos treintañeros que han vivido en la cresta de la ola desde los quince años, y ahora deben reinventarse a sí mismos. Una vez, hace mucho, hicieron magia en la televisión, y las circustancias los emparejan ahora. El egoismo, la mentira y unos martinis de dudosa procedencia son la base para un matrimonio en Las Vegas (al más puro estilo Rachel-Ross), claro que, detrás de ese egoismo y esa mentira hay más verdad y más generosidad de la que ambos imaginan.

Georgie tiene un corazón de oro, y todos la quieren; Bram tiene un corazón turbio, y todos (más o menos) lo odian. Bram parte en desventaja. ¿Será capaz de ganarse el respeto de todos?

En este punto, no veo más que una similitud entre Bram Shepard y Sugar Beth Carey. Ambos son odiados por todos por sus perrerias en el pasado. Pero mientras Sugar Beth regresa a Parrish a pecho descubierto, caída en desgracia y con sólo su orgullo y su sentido del humor para defenderse, Bram utiliza toda su inteligencia para manipular, engañar y conseguir lo que quiere a toda costa.

¿Cómo, a pesar de eso terminas queriendo a Bram? Ese es el talento de nuestra querida Susan. Nada es lo que parece, y lo que parece no es.

Podría hablar y hablar de este libro. De como nos retrata la vida de las celebrities en Los Angeles, la continúa persecución de los paparazzis, el glamour de los restaurantes, las fiestas, un fin de semana en Las Vegas, y los personajes secundarios... todos tienen su lugar en esta historia de rencores y reencuentros, de dar y tomar. Sin olvidarnos de la solidaridad y la ternura.

No creo que este libro sea mejor o peor que otro de SEP. Para mí, todos son diferentes, y están a la misma altura. Simplemente maravillosos.


Crítica realizada por Yluna

Este libro, por ser de SEP, pues que queréis que os diga, me encanta, sé que soy imparcial, lo siento.

La historia es similar a otras, ya que hay una historia principal y una secundaria, o mejor dicho, varias secundarias. Los protagonistas son en general, típicos de SEP: él, guapo, divertido, irónico, malote-malote y ella, tierna, menos guapa que él, y con una gran personalidad aunque no lo parezca. Ambos son actores y se casan en Las vegas (por supuesto no estaban conscientes) y para evitar un escandalo deciden seguir con el matrimonio. Cabe decir que al ser actores, pues lo tenían facil para simular, y para simular que simulaban, que esto ocurre mucho. Como ellos tuvieron una historia común años atrás, pues hay rencillas que por tanto deben resolver y así empieza la fiesta.

Los secundarios (el padre de ella, la manager de ella, la ama de casa, la productora, el mejor amigo, la mejor amiga, el ex, la mujer del ex, etc) pues como siempre, tienen un gran protagonismo en la historia, entrando y saliendo, digo esto porque al leer la novela parecía que estuviera viendo una comedia de situación, divertida e hilarante.

En fin que, aunque tenga cosas similares a otras novelas de SEP, también es genuina y autentica, principalmente retrata los problemas que sufren los actores, como pueden ser los rollos con la prensa, ganarse el respeto de la gente y de la gran meca del cine, conseguir hacer la película que quieres, hacer saber a todo el mundo que son personas de carne y hueso, etc, etc.

Qué puedo decir, que le pongo un 4,25 de 5.

A propósito, también salen April Robillard y Jack Patriot, y me ha hecho mucha ilusión.


Crítica realizada por LILIAN

Tras leer dos libros de SEP (Heaven Texas y Ella es tan dulce) comprendí que esta autora no era lo mío. Siempre había sentido mucha curiosidad por sus libros porque tenían muy buenas críticas. Cuando empecé a leer Heaven Texas, me pareció insufrible y me obligaba a seguir adelante esperando encontrar algo... Cuando lo terminé, me juré que no repetiría. Pero volví a caer con Ella es tan dulce y más de lo mismo. Cuando el destino (en forma de concurso del RNR. ¡¡Gracias!!) puso en mi camino Lo que hice por amor, me juré que lo leería como si fuera la primera vez que oía hablar de esta autora. Pero pasaba el tiempo y el momento de reencontrarme con mi "amiga" se alargaba. Al final confieso que caí. Empecé a leer y a leer... 397 páginas prácticamente del tirón (epílogo incluido). ¡Qué sorpresa!. Lo que hice por amor, es un libro buenísimo y muy divertido: diálogos con chispa, tensión sexual no resuelta (claro que cuando se resuelve ¡hay que llamar a los bomberos!), buenos personajes secundarios con vida propia y como fondo, el superficial mundo del cine.

Georgie York, de niña prodigio a actriz treintañera, hace tiempo que dejó de creer en los cuentos de hadas. Engañada y abandonada por su marido, intenta poner al mal tiempo buena cara. Asediada por los paparazzis que sólo quieren obtener una foto de su amargura, vislumbra a través de la multitud el rostro del adonis Bramwell Shepard. Pero como siempre, su antiguo príncipe azul mira hacia otro lado.

Bram Shepard, aprendió muy joven que la vida no era de color de rosa. Cínico, desalmado y con un punto canalla, su rostro de querubín le saca de más de un aprieto. Su carrera como actor está hecha un desastre. La comunidad de Hollywood, harta de sus excesos con las drogas y el alcohol, le ha dado la espalda. Atrás quedaron los años donde compartía cartel con Georgie, en una exitosa serie televisiva.

Bram y Georgie no pueden ser más diferentes pero como soñar es gratis, solo hace falta un poco de magia "sintética" y acaban casados...

Esta es la presentación de la novela. Dos personas que tienen un pasado común pero que ahora siguen caminos muy distintos. Georgie, sigue en la cresta de la ola (parece que por poco tiempo) y Bram, que sigue metido en un pozo (o eso cree Georgie). Después de la boda empieza la diversión para Bram y la tortura para Georgie. Bram, no puede evitar tomarla el pelo cada dos por tres y Georgie está ocupada luchando, con uñas y dientes, contra esa atracción fatal que empieza a sentir por su marido. La relación que mantienen los recién casados parece un campo de minas. Bram, es un personaje que te llena de confusión (te preguntas:¿será tan sinvergüenza o sólo es una pose?) y Georgie, la buenaza, tiene una fuerza interior desconocida para casi todos. Me encanta ver como poco a poco, la balanza se inclina y dejan de lado la desconfianza y el odio para dar paso a la pasión (¡ojo! he dicho pasión, no amor. El amor llegará mucho más tarde).

Por último, no puedo olvidarme de los magníficos personajes secundarios. SEP los ha dotado de vida propia, no son meros floreros. Lo que hice por amor, no te presenta una única historia de amor (y aquí me planto)...

Mi valoración es 4,5/5


Crítica realizada por Malory

Georgie York, protagonista de la telecomedia más popular del momento, ha sido abandonada -públicamente- por su famoso marido. Pero eso no es todo; su carrera como actriz está cayendo en picado, su padre la saca de quicio y su imagen pública se deteriora por momentos.

¿Qué debería hacer una actriz en mala racha? Desde luego, no ir a Las Vegas, para tropezar con su atractivo pero detestable ex coprotagonista, Bramwell Shepard. Antes de que se dé cuenta, Georgie se encuentra con que tiene un marido tan falso como (quizás) su vida sexual...

Bram, el protagonista masculino de esta ficción, está realizando la interpretación de su vida. Como nunca se ha preocupado de nadie salvo de sí mismo, no está nada claro por qué le sigue el juego a Georgie.

Dos enemigos se encuentran trabajando juntos, y sin guión, en una ciudad en la que los focos iluminan sin piedad y las emociones más intensas a menudo se esconden tras disfraces sorprendentes.

Es una de las novelas de SEP que más me ha gustado. Como todo lo que he leído de ella hasta el momento, me ha enganchado desde a primera página y me lo he leído, a pesar de la falta de tiempo, en apenas dos días.

Me ha parecido una historia estupenda y como siempre original por esos toques absurdos con que adereza sus historias, que son su sello y hacen que sus novelas sean tan refrescantes y divertidas.

Me ha encantado la forma en que Georgie va evolucionando, como va dejando de ser una niña asustada y pasa a tomar las riendas de su vida: madurando. Me he enamorada de Bram desde el principio. En cuanto aparece en escena no me quedaron dudas de que iba a darme más de una sorpresa, uno porque los protas de SEP nunca son lo que parecen y dos porque un protagonista, a pesar de tener defectos, nunca podría ser realmente malo. Ha sido emocionante ir descubriendo al auténtico Bram.

Es una novela a la que no le falta nada, tiene momentos divertidos, romántico, calientes, duros y dolorosos que en conjunto forman una historia preciosa y estupenda.
Tiene un final un tanto almibarado pero nada que no se deje leer.

Como de costumbre no podían faltar las historias paralelas a las que ya nos tiene acostumbras y que dan un punto tierno a la historia.

Pensándolo bien, todas las novelas de esta autora siguen un esquema y sus protagonistas están cortados prácticamente por el mismo patrón una y otra vez, pero así y todo y a pesar de ello sus historias me apasionan y las disfruto como su fuera la primera vez que uno de sus libros cae en mis manos.

Una novela cien por cien recomendable.

Valoración: muy buena.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |