Susan Elizabeth Phillips - Llámame irresistible

Valoración:

Crítica realizada por Lady MacBeth

Lucy Jorik es hija de un ex presidente de los Estados Unidos.

Meg Koranda es hija de unas leyendas.

Una de las dos se va a casar con Mr. Irresistible, Ted Beaudine, el hijo predilecto de Wynette, Texas. A la otra no le gusta la idea y está decidida a ahorrarle a su amiga muchos quebraderos de cabeza.

Aunque Meg cree que evitar la boda de su mejor amiga es lo correcto, nadie más parece ser de la misma opinión. Antes de que Lucy pueda decir "No quiero", Meg se convierte en la mujer más odiada de la ciudad, una ciudad en la que se ve atrapada, con un coche estropeado, la cartera vacía y un novio muy enfadado. Atascada, y sin sus famosos padres junto a ella, Meg está convencida de poder sobrevivir por si sola.

¿Qué es lo peor que le podría pasar? ¿Enamorarse del único e irrepetible Mr. Irresistible? ¡No! ¡De ninguna manera!

Meg va a asistir a la boda de su amiga Lucy en Wynette, un pueblecito de Texas de dónde es Ted, el novio. Sin embargo, cuando conoce al novio, el día antes de la boda, se da cuenta de que es demasiado "Don Perfecto" para que su amiga Lucy pueda ser feliz con el. Así que Meg le plantea sus dudas a Lucy, y ella la escucha. Total, que se anula la boda (si queréis saber cómo, tendréis que leer el libro). Lucy es hija de la expresidenta de los EEUU, como tal siempre se ha comportado como debía de cara al público, y Meg que la conoce bien, mantiene la teoría de que Lucy necesita ser ella misma y dejar de vivir de cara a las cámaras. Es por eso que la anima a que cancele la boda. Por su lado Ted, o Teddy, es el chico ideal: una persona que se preocupa por los demás antes que por él mismo, guapo, inteligente, ingeniero inventor con un coeficiente intelectual por encima de la media y millonario gracias a los muchos inventos que ha patentado, buen jugador de golf... el chico perfecto!!!. Además es hijo de Francesca una famosa presentadora de televisión y Dallas Beaudine, una leyenda del golf. Meg también es hija de famosos, su padre es un actor de Hollywood y su madre en su época fue una famosa y guapa modelo. Al contrario que Lucy, que siempre ha sido una hija obediente y ha hecho lo que le han dicho, Meg es un alma más rebelde y libre, no acabó la universidad y se dedicó a viajar por el mundo, sin ningún objetivo en la vida. Así que sus padres han decidido "cortarle el grifo", y le han asegurado que debe buscarse trabajo pues ellos no le darán más dinero.

Al anularse la boda, Lucy desaparece, y Meg se queda unos días más en el hotel de Wynette por si decide volver, aunque por lo que luego se va viendo a lo largo del libro, Lucy la llama, pero lo que se deja entrever es que se está pegando una fiesta sin fin. A lo mejor me equivoco, pero me da la sensación que el próximo libro de la autora será precisamente el de Lucy.

EL pueblo de Wynette al completo, odia a Meg, pues la consideran la responsable de que su querido alcalde Ted Beaudine no se haya casado. Con este panorama pasados unos días Meg decide marcharse y poner tierra de por medio, pero al ir a pagar la cuenta del hotel no tiene para pagar, y se marcha sin pagar. A la salida del hotel la policía junto con Ted la interceptan, y la obligan a volver al pueblo. Como no tiene dinero, se queda trabajando en el hotel de limpiadora hasta que consiga liquidar la cuenta pendiente.

Los primeros encuentros entre Ted y Meg son de auténtico odio por parte de Ted. Trata de ridiculizarla y humillarla, y todos los habitantes del pueblo están encantados, pues no soportan que nadie haga daño a su adorado Ted. Sin embargo poco a poco, ese odio se va convirtiendo en pena y luego en atracción mutua lo que desemboca en una relación pasional que acabará en amor. No explico nada más para no chafaros la lectura.

Nos encontramos ante un nuevo libro de SEP, de esos que aunque hay una pareja protagonista, el elenco de secundarios es tan bueno o más que los personajes principales. Por esta historia pasan los padres de Ted, Francesca también odia a Meg y trata de humillarla y ponerla en unas situaciones delicadas. Luego nos encontramos con las mujeres de la asociación para salvar la biblioteca del pueblo y se reúnen para poner de vuelta y media a Meg y para decidir cómo conseguir dinero para arreglar la biblioteca. También aparece Kenny que es el amigo y padrino de Ted. Kenny es un millonario jugador profesional de golf, y su mujer Lady Emma, la presidenta de la asociación para salvar la biblioteca. Bueno, no los nombro a todos, pero son muchísimos los secundarios que aparecen en esta historia, y cada uno con su aparición estelar.

En cuanto a los protagonistas, son dos personas completamente diferentes. Ted, como ya he dicho es un chico modélico que lo da todo por todos y nunca se preocupa por sí mismo. A lo largo del libro vamos viendo como eso va cambiando, ya que Meg le hace, muchas veces, perder el control, lo cual le demuestra a Meg que no es tan perfecto como todo el mundo cree. Meg, está perdida, no sabe qué hacer con su vida, y en los trabajos que va encontrando en el pueblo va sintiendo que forma parte de algo, aunque no sean unos super trabajos, considera que lo hace bien y que sirve para algo, aunque tiene que luchar contra todos los habitantes del pueblo que están decididos a hacerle la vida imposible.

Bueno, un libro muy recomendable, una historia a veces a divertida, a veces irreal y sobre todo muy muy SEP. Pero.... si, hay un pero, y no es por el libro, sino un toque de atención a la editorial y es porque un montón de los personajes secundarios que aparecen, han sido protagonistas de libros anteriores: Los padres de Ted Francesca y Dallas son los protagonistas de Fancy Pants, Los padres de Lucy Cornelia y Matt son los protas de First Lady, Kenny y Lady Emma son de Lady Be good, Los padres de Meg son protas de Glitter Baby.... Y yo me pregunto... es que la editorial no ha pensado ni por un momento en publicar alguno de estos libros??? Ahí queda eso....

Valoración: 4 / 5

-----------------------

Crítica realizada por Anasy

Desde que hace años se publicó el primer libro en español de Susan Elizabeth Phillips , se convirtió en una de mis autoras favoritas. Todos sus libros me enganchan, emocionan y me hacen reír, y hasta el momento todos, me han gustado, algunos son más flojos y otros mejores, pero para mi, todos son buenos, por lo que no soy nada imparcial con la autora, aún así siempre me empiezo sus libros con el temor de que me vaya a decepcionar, y con este temor me empecé Llámame Irresistible, pero en seguida me di cuenta de que no había nada de que preocuparse.

Meg es la hija de dos famosas estrellas, ha crecido entre algodones al igual que sus dos hermanos, pero a diferencia de estes, no encuentra su sitio en la vida, convencida de no tiene ningún talento en particular y que nunca estará a la altura de sus famosos padres, pasa de intentar labrarse un futuro, por lo que se dedica a viajar de un lado a otro a costa del dinero de sus padres y sin ninguna responsabilidad.

Cuando su mejor amiga Lucy, la hija de la expresidenta de USA va a casarse con el hijo pródigo de Texas, Ted Beaudine, Meg llega al pueblo de Wynette con un brazo delante y otro detrás después de que sus padres le hayan cerrado el grifo. Lo peor es cuando conoce a Ted y ve que no es el nombre indicado para la buena y correcta Lucy, y como ella quiere lo mejor para su amiga, no piensa quedarse de brazos cruzados.

Ted es el hombre perfecto, es hijo también de dos personas famosasm, guapo, inteligente, amable, bondadoso, rico y dispuesto a ayudar siempre. En Wynette es poco menos que un Dios, la gente lo adora y hasta los elementos y los animales parecen unirse a su favor cada vez que él llega a un lugar. En definitiva, Ted es el hombre del que todas las mujeres suspiran, por el que están dispuestas a matar y a proteger.

Ted es tan perfecto, que irrita a la caótica Meg , y cuando Lucy abandona la boda y Meg se queda tirada en Wynette sin dinero, se vuelve el blanco de todas las dianas, ya que todos piensan que la culpable de que el increíble Ted haya sido plantado en el altar, es culpa de la caprichosa y díscola Meg Koranda.

A Meg no le queda más remedio que ponerse a trabajar como una burra y por una miseria para poder saldar la deuda con el hotel, en un pueblo hostil y con un trabajo pésimo, Meg se encuentra sorprendida cuando se da cuenta de que no quiere marcharse hasta que no sepa lo que quiere hacer con su vida.

Al mismo tiempo el pueblo entero está en suspenso ante la posible construcción de un nuevo resort de golf que sacaría al pueblo de la ruina en la que se encuentra, pero por desgracia para ellos el empresario del que depende que se construya el complejo, se encapricha de Meg.

Si bien al principio Meg y Ted no se soportan, en seguida empiezan a saltar chispas entre los dos, y mientras Meg sobrevive e las hostilidades de Wynette y empieza a encontrarse a si mima, Ted intenta que el proyecto de golf salga adelante en su papel de Dios responsable de todas las cosas.

Libro 100% SEP, ríes , te emocionas, te enfadas y sobre todo, disfrutas. Sus puntos malos, es que no hayan publicado la serie en orden porque salen todos los personajes de los anteriores libros y ,el pueblo de Wynette al completo que si bien intentan justificar sus comportamiento hacia Meg, llegó un punto en que se me hicieron insoportables y un pelín odiosos. Una cosa que eché en falta es que no hay historia secundaria, como suele suceder en los libros de la autora. Pero el libro es estupendo de principio a fin, de los que no puedes dejar de leer. Y la historia de amor es de las intensas con los típicos desenlaces de la SEP que tanto me gustan.

Muy bueno.

--------------------

Crítica realizada por Yluna

Meg Koranda, una niña rica de Hollywood, se ha pasado toda la vida sin dar un palo al agua, eso sí, ha escalado el everest, ha estado en la sabana africana, en la India, etc, ha vivido situaciones muy especiales y es una defensora acérrima del medioambiente. Es una mujer liberal, apasionada, tierna, inteligente e intuitiva. Cuando va a la boda de su mejor amiga Lucy en Winnete (Texas), y descubre que no hay pasión entre los novios se lo dice a la novia, y ésta decide abandonar a su prometido Ted en el altar. Ted es el alcalde del pueblo y es el hombre más guapo, inteligente, listo, bondadoso, honrado y "de todo" del pueblo, además es ingeniero, inventor, protector del medioambiente, utiliza energías renovables y su casa es un paraíso para la minimización del gasto energético. Por todo ello, Meg se convierte en la paria de Winnete, la más odiada. Como además no tiene dinero y el coche se le ha roto, pues se tiene que quedar aguantado a todos los integrantes de esta comunidad, trabajando en un hotel con un sueldo miserable o de encargada del carrito de las bebidas en el campo de golf o de caddy de el queridisimo Ted.

Winnete es un pueblo de Texas empobrecido, no hay industria, no hay comercio y lo único que tiene es un campo de golf ya que, eso sí, en Winnete casi todos saben jugar al golf. La única alternativa que le queda al pueblo es que un magnate de la fontanería, Spencer Spickjack haga un resort para sacar a flote a la comunidad. Por ello, todos empiezan a hacerle la pelota, excepto Meg, a la cual no le gustan los campos de golf porque destruye el ecosistema natural del entorno. Entonces Spencer se encapricha de Meg y por tanto ahora Meg se convierte en la baza que tiene el pueblo para convencer a Spencer para que construya allí. Entonces llega Sunny, la hija de Spencer, y empieza a perseguir a Ted y por tanto, tanto Ted y Meg en sus respectivas huídas de hija y padre, terminan por caer en una relación que aunque en un principio es sexual no tarda en convertirse en algo más.

Pues esta es la historia, es un libro muy divertido, es un libro que te emociona, es un libro lleno de ternura, de pasión y de romance. Es una historia de dos personas que todavía no han encontrado su sitio y por tanto cuando se encuentran, no dudan en estar juntas, aunque crean que es solo por el sexo.

Los dos protagonistas me han encantado. Meg no sabe lo que quiere en la vida, siempre ha estado bajo la sombra de unos padres famosos y perfectos, y por tanto no ha encontrado todavía su lugar. Eso sí, es apasionada y muy emocional. Ted Boudine es el hombre perfecto y cuando llega a cualquier lugar, aparecen halos de luz que lo iluminan o suenan campanas o cantan pájaros, es decir es el cordero de Dios, como lo llama Meg en algunos momentos. Es un hombre muy listo, organizado y muy cuadriculado, supuestamente tiene una hoja Excel en su cabeza para analizar las situaciones, y por tanto nada emocional, ni apasionado. Por tanto, cuando ambos se encuentran no tarda en surgir la atracción.

Los secundarios son de lujo, desde los padres de él, pasando por Tory, Kenny, Lady Emma y más gente del pueblo, que crean momentos inolvidables.

Los diálogos son muy inteligentes y muy divertidos, los protagonistas tienen una mente vivaz y son muy listos, por tanto las conversaciones entre ellos me encantan. En realidad, me parece que el libro es como una comedia de situación, y valga la redundancia, con situaciones muy estrambóticas como cuando todas las mujeres acorralan a Meg en el cuarto de baño, cuando todo el mundo se presenta en el vertedero, el primer partido de golf, en fín, hechos, que cuando los lees te dejan una sonrisa en la boca.

El libro es simplemente magistral, aunque soy una SEPPI incondicional y por tanto poco parcial, este libro me ha encantado. En este libro la autora demuestra una inteligencia emocional y una psicología de la mente humana que hace que esta autora siga siendo desde mi punto de vista una creadora diez. Es verdad que las historias pueden resultar parecidas, es verdad que los personajes están cortados todos con la misma tijera, pero aún así me sigue asombrando con sus libros. Además, me ha encantado leer sobre protagonistas que tienen ya sus libros, como contó la historia de una generación y ahora vuelve a contar la historia de la siguiente, solo espero que editen los libros que faltan.

Nota: 5 de 5

-------------------

Crítica realizada por Irdala

Acabo de terminarlo y a mí este libro, de verdad, me ha parecido una tomadura de pelo. No creo que si hubiera leído los anteriores (que además no me acordaría porque he dicho ya mil veces que me olvido de los libros al poco de leerlos), hubiera podido ver la novela de otra forma.

Lo cierto es que ya con los últimos libros empezaba a cargarme un poco esta autora, pero con este ha sido el colmo. En la página 200 estaba ya hasta la coronilla del libro. Si no fuera porque es SEP, ni siquiera lo hubiera terminado.

Todo el rato he tenido la sensación de que lo que cuenta en libro es una mezcla de cosas que ya han sucedido en otros libros suyos, y a los protagonistas, más o menos, también los conocía de antes.

Un protagonista perfecto, con un intelecto infinitamente superior a la media y parece de encefalograma plano.

Unos padres y hermanos que abandonan a su suerte a la protagonista para que aprenda y madure. Ni libros anteriores ni gaitas que haya justifican algo así y, mucho menos, tal y como lo plantea la autora.

La química entre ellos no la hay, o yo no la he viso... o la autora no me la ha hecho ver.

Tantas explicaciones sobre el deporte que toca en este libro (sí, sí, ya sé que la historia gira entorno a ello, pero se podía haber ahorrado las clases) me ha aburrido mucho, me sobran y no le veo el mérito dentro de la trama de la novela.

La escena final del vertedero donde aparecen los padres por arte de birlibirloque todavía estoy intentando entenderla.

En fin, que menos del último cuarto del libro es lo que medianamente salvo, y será porque es donde termina de resolverse una historia que no me ha arrancado ni una sonrisa y que me hará no acercarme a esta autora, creo, en bastante tiempo. Ya me pareció un tostón Lo que hice por amor, pero esta me ha parecido aún peor.

De verdad que lo siento en el alma porque he disfrutado mucho con los primeros libros que he leído de esta autora.

---------------

Crítica realizada por LILIAN

De todos los libros que he leído de SEP tanto, Llámame irresistible como Lo que hice por amor, son para mí imprescindibles si te gusta esta autora. Mientras leía, la sonrisa no ha abandonado mi cara y a partir de la página 30 no he podido soltarlo. Una vez más, para gustos están los colores

El libro tiene muchos puntos a su favor. Está plagado de escenas muy divertidas y la interacción entre todos los personajes es de nota. Todos ellos son muy particulares, es más, rayan en lo excéntrico. Ha habido veces que parecía que estaba leyendo el argumento de un vodevil. Me reía imaginando determinadas escenas, como la del halo de luz que siempre persigue a Ted o la mala suerte que acecha a Meg.

Otro punto que denota la originalidad de la novela ha sido la eterna perfección de Ted. Eso de que sea el amante perfecto y que a Meg le tiemblen hasta las pestañas, pero que luego -en un caso de empatía sin igual- Ted sepa que para Meg no ha sido perfecto pues me hace gracia, no lo puedo remediar. Ahí tenemos al hombre irresistible, al hombre 10, al que ninguna hembra puede resistirse dando el do de pecho, mientras que Meg sigue con su sí pero no...

Mi puntuación es 4,5/5

--------------------

Crítica realizada por Katon

Lo acabé hace bastantes días, y debo reconocer que aunque es un libro de SEP y está muy bien escrito, ni la historia, ni los personajes me han gustado. El libro, en general, me ha desilusionado, así que si no queréis leer nada que os pueda fastidiar su posterior lectura, no leáis esta crítica.

Meg es la típica niña rica que lo ha tenido todo y se ha dedicado a viajar por ahí aprovechándose del dinero de sus famosísimos y listísimos padres. Hasta que llega a Wynette, Texas, para la boda de su mejor amiga y de repente se encuentra sin dinero y sin saber qué hacer con su vida. Para pagar la factura del hotel acaba trabajando como empleada de la limpieza en el hotel y durmiendo en su propio coche. Poco después recuerda que su amiga Lucy le comentó que Ted, el novio plantado, le había regalado una iglesia abandonada que estaba a las afueras del pueblo, así que, sin pensárselo dos veces, decide alojarse en la antigua iglesia. Tras el trabajo en el hotel consigue un empleo en el club de golf del pueblo.

Por otro lado, Ted es taaaaan bueno, taaaaan perfecto que todas las mujeres están enamoradas de él. Quitando ese ramalazo vengativo cuando sugiere que la detengan por vagabundear me ha parecido un personaje un poco simple, para mí carecía del encanto y la fuerza del resto de personajes masculinos de SEP. Además es el alcalde, aunque él no quería, por supuesto. También es el que va a conseguir un inversor para crear un nuevo complejo de golf que incentivará la maltrecha economía local, vamos que tiene todas las papeletas para ser el héroe local. Creo que no había bufado con un libro tanto como este, era un escena ridícula tras otra, lo del trino de los pájaros y el halo celestial fue la puntilla.

Me encanta Susan Elizabeth Phillips, no hay libro que no me haya gustado, hasta Llámame Irresistible. Y no me ha gustado, no por la historia en sí, si no por los personajes. A lo mejor si hubiera leído los otros libros que están relacionados con éste, habría sido diferente. Pero como no ha sido así, solo puedo decir que los habitantes de ese pueblo me han caído fatal. No soportan a Meg, la consideran la culpable de que Lucy dejara plantado en el altar al maravilloso y perfecto Ted. Pero aún así, la acicatean para que sea amable y dócil con el repugnante Spencer ya que será el que patrocine el nuevo club de golf. Solo se ha salvado Emma de los personajes femeninos, porque los masculinos, exceptuando a Ted y Spencer, aparecen muy poco y su contribución es mínima. Reconozco que con algunas escenas, muy muy poquitas, he sonreído mientras las leía, pero más por la situación absurda que narraba que por el encanto de la escena en sí.

En resumen, que me ha dado mucha pena cerrar un libro de SEP con tan mal sabor de boca. Es cierto que la ironía está muy presente en todo el libro y que llevar hasta lo absurdo escenas y comportamientos podría haber estado bien, pero a mí, en este libro, no me ha convencido. Creo que para recuperar la confianza en esta autora me tocará releerme algún libro de los Chicago Star.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |