Susan Elizabeth Phillips - Una chica brillante

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

Durante años nada se ha sabido de la joven que encandiló al mundo desde las portadas de revistas de moda y campañas publicitarias. ¿Pero quién es en realidad esa mujer a la que se conoce como Glitter baby? ¿Por qué razón abandonó su meteórica carrera? ¿Sucedió algo durante el rodaje de su primera película para que desapareciera después?

Para conocer su historia debemos remontarnos a la infancia de Fleur Savagar, la mujer que se esconde detrás del sobrenombre de Glitter baby. Fleur fue famosa aún antes de nacer. A ojos de su madre ya desde su concepción estaba destinada a hacer grandes cosas.

Sin embargo, fue enviada a un convento de clausura francés desde su nacimiento, donde fue criada y educada por monjas. Creció lejos de su madre, del hombre que creía su padre y de su hermano Michel. Fue una joven acomplejada por su alta estatura, pies y manos grandes y su torpeza. Pero su madre Belinda vio en ella una belleza que ni siquiera la propia Fleur supo ver. Belinda Savagar no paró hasta lograr convertirla en una de las modelos mejor pagadas del mundo, una estrella en todas sus dimensiones: en Glitter baby.

Pero cuanto se encontraba en el punto más álgido de su carrera, cuando se enamoró por primera vez del actor coprotagonista de su primera película, Fleur desapareció.

Durante años nada se supo de ella, pero cambió de ciudad de residencia, desde California a París y Viena hasta regresar a Estados Unidos.

Pero un día, de repente, Glitter baby renace y vuelve escena...

El punto de partida de esta novela es saber qué sucedió a aquella joven inocente e insegura que, cuál patito feo convertido en cisne, se abrió un hueco en el mundo de la moda y las celebritys. Página tras página descubrimos cómo esa joven, insegura e inocente, se transforma en una mujer valiente y decidida que busca su lugar en el mundo. ¿Y cómo no? Conocemos cómo fue la historia de amor de Fleur Savagar y Jake Koranda, uno de los actores más deslumbrantes y misteriosos de Hollywood.

Para tratarse de una de las primeras novelas de Susan E. Phillips, me he llevado una gran sorpresa con Glitter baby. Por buscar similitudes diría que está en la línea de Una chica a la moda (Fancy pants), pues se nos cuenta la vida de la protagonista desde su adolescencia -incluso la de su madre- y cómo cambia y se hace a sí misma con los años.

De hecho durante los primeros capítulos es la vida de Belinda Savagar -la excéntrica y ambiciosa madre de Fleur- la que se nos cuenta. Y es a través de ella y a partir de su frustrada carrera en el mundo del cine que se abre la puerta a la historia de Fleur: la hija que consigue todo aquello que ella no pudo.

¿Pero es eso lo que Fleur desea?

Como todas las novelas de esta autora creo que tiene un punto excéntrico, presente en varios personajes, especialmente Belinda, pero al final, como siempre me pasa, descubres una historia muy bonita y hasta profunda. Por destacar algo negativo, en mi opinión es que Jake Koranda, el protagonista masculino a veces se desdibuja un poco de la historia en detrimento de la familia Savagar pero también él es un hombre con sombras y secretos que, al final, ven la luz.

Creo que Glitter baby tiene algo de telenovela, pero de esas con malos malísimos, de personajes de la jet set, de millonarios manipuladores y oscuros secretos de familia. Tanto el personaje de Belinda como el del Alexi Savagar, el marido de orígenes principescos, son excéntricos, obsesivos y con un punto malvado. Más aún Alexi Savagar. Pero ambos manipulan, mienten, tergiversan sin miramientos ni remordimientos.

Como digo antes, y aunque los primeros capítulos la novela giran en torno a Belinda, a su juventud, a sus sueños de ser una estrella de Hollywood, a sus aventuras con actores (me han destrozado la imagen del actor Errol Flynn) y hasta que límites es capaz de llegar por ser alguien envidiado, adorado e idolatrado, haciendo que la historia de Fleur y Jake dé comienzo, lo cierto es que no me ha aburrido. El detalle con que se describe a Belinda ha logrado que al final no te sorprenda ver hasta que límites es capaz de llegar y de utilizar a su hija, de comerciar con ella. En fin, que no se puede decir que sea una madre abnegada, pero en su corazón ella cree estar haciendo lo mejor. Claro que lo mejor es lo que "ella" desearía y como no lo ha logrado trata de lograrlo a través de su hija.

Dejando de lado a este peculiar personaje (por describirla con suavidad) debo decir que la historia de Jake y Fleur me ha encantado. Ya me sucedió con Lo que hice por amor, de la que creía que al tratarse de una novela de actores y rodeada del glamour de Hollywood, no me iba a gustar pero, al contrario, me ha sorprendido. Me gusta porque más allá de ser la historia de la actriz inocente y debutante y el actor con fama de chico malo y pasado misterioso, tiene lugar en dos etapas de sus vidas: cuando Fleur es una adolescente con el complejo de patito feo, insegura e inocente que despierta al primer amor, y cuando se reencuentran años más tarde, más curtida por la vida y también más desconfiada.

Dejando de lado la historia de amor de Fleur y Jake me ha atrapado especialmente una de las tramas secundarias: la relación de Fleur con su hermano Michel. Fleur y Michel no se criaron juntos. Ya que desde que nació Fleur fue enviada a un convento donde fue criada y educada por monjas, la relación entre los hermanos es inexistente. Fleur fue rechazada por Alexi Savagar, al no ser realmente su hija, pero Michel también sufrió el rechazo de sus padres. Pero es una historia que hay que leer para entender.

Creo que se podría diseccionar muchísimo a estos personajes, la trama y hasta cómo se cuenta la novela, pero como siempre digo "hay que leerla". Al final la sensación que me queda es la de estar una novela seria, pese a ese punto excéntrico que le da la autora, menos divertida que otras que escribió más tarde, pero con un trasfondo que habla de madurez personal, de superar errores, de renacer y hacerse a una misma. Y también de perdón.

A lo mejor veo más profundas de lo que son las novelas de Susan E. Phillips, pero lo cierto es que me remueven muchos sentimientos, me emociono con ellas y me divierto. Y es lo que me ha pasado con Glitter baby. 


Crítica realizada por Bona Caballero

"Glitter Baby" es la tercera novela que publicó Susan Elizabeth Phillips, y su primera contemporánea. Su primera edición data de 1987, pero la he leído en digital en una revisión revisada que, hasta donde he podido averiguar, es del año 2009. Debía haber envejecido bastante mal, y no sé hasta qué punto los mejores la pudieron mejorar. En mi opinión, es del estilo de "Una chica a la moda", con los mismos defectos y virtudes.

La parte romántica está protagonizada por Fleur Savagar y Jake Koranda. Aunque ella no lo vea así, es guapísima; trabajó como modelo y actriz, pero al final su talento va por otro lado. Jake es un actor tipo Clint Eastwood: atractivo, con papeles de tipo duro; pero también es un poco Sam Shepard, o sea, escritor, y como es un chico SEP, a lo grande: ganador del premio Pulitzer.

En el primer capítulo descubres que la famosa modelo, Glitter Baby (la "Chica Reluciente") triunfó a los dieciocho años y luego desapareció tras un escándalo. A los veinticinco regresa más guapa y elegante que nunca. Todo el mundo se horroriza cuando aparece Belinda, una rubia cuarentona tipo Grace Kelly –sí, las referencias al cine clásico son muy importantes en esta novela-. Debió pasar algo muy gordo, y muy público, que enfrentó a estas dos mujeres hace siete años. Por cierto, Belinda es la madre de Fleur, la Glitter Baby.

En el capítulo 2 volvemos décadas atrás. Hollywood, 1955. Belinda Britton es una atractiva jovencita del Medio Oeste, cuyos llamativos ojos azul jacinto están deslumbrados por las estrellas de cine, en particular James Dean. Según ella, "Las reglas para las celebridades no son las mismas que para la gente corriente".

Como sabemos, James Dean acaba matándose con el coche. Belinda queda destrozada. Se consuela convirtiéndose en amante de otra estrella de cine, envejecida y con gusto por las jovencitas. A través de él, conoce a Alexi Savagar, un francés de gustos semejantes que también desea el tierno cuerpo de la joven. Son como dos perros ladrándose por el mismo hueso. "Puaj", sí, bastante repulsivo. Cuando la estrella de cine se cansa de Belinda y marcha en busca de prados más verdes, se la deja a su amigo/rival Alexi. Y como no hay nada mejor en la vida que codearse con gente importante, Belinda acaba casándose con él, embarazada de otro. He aquí el origen de Fleur, niña clavadita a Errol Flynn. Que con el tiempo se convierte en una preciosa adolescente objeto de deseo de Alexi, a quien ella (Fleur) considera su padre. O sea, más "Puaj". Y un poco más adelante, pasan cosas como que Fleur sale con un chico y su madre se acuesta con él o que su madre y ella "se enamoran" (pongo el eufemismo del siglo, lo sé) del mismo tipo. Jake. Y todo en el primer tercio de la historia. Puaj, puaj y puaj.

Como lectora, me gusta hacer críticas que reflejen mi experiencia personal con el libro. SEP es una de las autoras de las que leo todo, pero no todas sus novelas son estupendas.

Cuando aparece en escena Jake Koranda, la cosa mejora mucho. Pero la relación entre Fleur y Jake se desarrolla, sobre todo, en la parte final del libro. Para entonces el "efecto puaj" estaba demasiado consolidado. Me costó acabar la novela.

Quizá lo mejor es quitarse a la autora de la cabeza y pensar, simplemente, que es una típica novela ochentera de amor y lujo como las de Danielle Steele, Jackie Collins o Judith Krantz, incluso Sidney Sheldon. Suelen dedicarse a las peripecias vitales de la protagonista, de la que te cuentan su infancia y adolescencia –aquí hasta averiguas cómo y cuándo fue concebida -, su madurez, cómo consigue triunfar convirtiéndose en una mujer de éxito y con dinero. Y en algún punto de la novela sí, se enamora, pero eso es sólo una subtrama secundaria en lo que es, básicamente, el relato de un crecimiento personal. Más "ficción para mujeres" que "novela romántica" centrada en una relación amorosa.

En "Glitter Baby" no encontré el sentido del humor y la extravagancia típicos de SEP. Sólo chispea en alguna escena aislada, como cuando Belinda conoce a James Dean. Ella parlotea y él, indiferente y aburrido, contesta "yeah" todo el rato. Pero para Belinda es como si le recitara poesía: un momento mágico.

Es uno de los libros que he encontrado más difíciles de valorar. Hay cosas que me repugnan profundamente y casi hacen que no lo acabara de leer (o sea, le daría un 0 patatero).

Pero encontré detalles interesantes, como las referencias al cine clásico o el introducir personajes gays sin hacer de ellos un chiste, algo poco habitual en los ochenta aunque tampoco estoy muy segura de si la versión original tenía el mismo tono. Y si Alexi es tan repugnante y Belinda tan despreciable, es porque SEP sabe caracterizarlos muy bien.

Lo que pasa es que los ambientes sofisticados de la jet set,... me parecen fuera del alcance de SEP. Lo suyo es, bueno, otra cosa.

Si la traducen, creo que todas las seguidoras de la autora la leerían. Puede que, si superas el "efecto puaj", acabe gustando mucho. He leído críticas de lectores a los que sí ha gustado.

Lo siento, SEP, te adoro y seguiré leyendo todo lo tuyo, pero en conjunto, esta novela me parece sólo apta para seppies.

Valoración: 4/10.

 


Crítica realizada por Anasy

 

Soy una fan incondicional de Susan El. Phillips, tiene libros que son mejores que otros, pero de momento no he dado con un libro de ella que no me guste, aún así tengo que decir que Una chica brillante , me ha decepcionado mucho como novela romántica, como novela sentimental puede que no tanto. Se nota que es de sus primeras novelas.

Tenemos a la protagonista indiscutible del libro que es Fleur Savagar, una niña que ya era famosa antes de nacer y que a lo largo del libro vemos como crece y se convierte en "la chica brillante".

La vida de Fleur no es un lecho de rosas pese a la fama y el dinero, desde muy pequeña es enviada a un convento donde pasa toda su infancia con esporádicas visitas de su excéntrica madre dos veces al año, alejada de su hermano Michael por el que desarrolla una envidia mal entendida y lejos del que cree que es su padre, Alexei Savagar. Fleur crece en la soledad, sin el cariño de su familia y pensando que su hermanos Michael tiene todo lo que a ella no le dan y acomplejada por su estatura, hasta que se convierte en la atractiva muchacha que destacará como modelo y se convertirá en una de las jóvenes más envidiadas del planeta.

Belinda , la madre de Fleur es una mujer manipuladora, egocéntrica y para mi, insoportable, que se viste siempre como si tuviera veinte años menos y que siempre piensa en ella misma. Su manera de manipular y engañar excusándose en que quiere lo mejor para Fleur , han hecho que deteste este personaje durante toda la historia, lo mismo que Alexei, un hombre ruin y malvado que no dudará en crear problemas a la que supuestamente , es su hija. Pero es la vena ambiciosa de Belinda lo que lleva a Fleur a convertirse en una modelo famosa y deseada y a probar suerte en el cine a pesar de que no se siente cómoda en esa faceta. Es ahí cuando conoce al actor y escritor Jake Karonda y donde se enamora de ese enigmático seductor que mantiene a la gente alejada.

Después de un incidente donde Fleur descubre hasta que punto su madre es capaz de llegar, su mundo se derrumba y con diecinueve años la chica brillante desaparece de la escena pública y se aleja de su madre dando tumbos por Europa pasando por diferentes fases que la ayudarán a saber de lo que es capaz sin usar su belleza y a labrarse un camino por si sola, así pasan unos seis años hasta que reaparece de nuevo como representante de nuevos talentos.

Cuando Fleur decide montar su propio negocio sabe que las cosas serán difíciles pero cuenta con dos buenas estrellas a su cargo, Kissy una gran actriz que debido a su aspecto no encuentra buenos papeles, y su hermano Michael, un gran diseñador con mucho talento, la parte difícil es volver a encontrarse con su madre, y aún peor con Jake Karonda, al que lleva odiando todos esos años.

La mayor parte del libro es una introducción de la vida de Fleur, desde su niñez, su adolescencia como estrella y los años que transcurren hasta que regresa para triunfar, Jake y la historia de amor de verdad , no reaparecen hasta bien entrada la segunda mitad del libro y el desarrollo de la relación de la pareja me ha dejado bastante fría, con la sensación de que está desaprovechada al principio muy lenta y luego muy deprisa. Son dos personajes con una historia pasada donde Fleur salió muy dañada, y donde él tiene sus propios demonios del pasado, vuelve a Fleur desesperado porque no puede escribir desde que ella se marchara seis años atrás. No me han convencido.

En definitiva, no es un mal libro porque es de la SEP, tiene personajes odiosos como Belinda y Alexei , otros que son más entrañables y simpáticos, y una protagonista que pese a su fama esconde una vida de soledad , todo esto en el estilo característico de la SEP, pero que como dije al principio, si la valoro como novela romántica, es decepcionante .

Bueno raspado.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |