Susan Elizabeth Phillips - Una chica a la moda

Crítica realizada por Mariam

Hija y nieta de diseñadoras de moda, Francesca fue criada y mimada en exceso, con la única preocupación de que se convirtiera en una mujer bella, elegante y caprichosa, capaz de poner a sus pies a cualquier hombre. Hasta la repentina muerte de su madre, Francesca vivió entre algodones pero, de la noche a la mañana, se queda completamente sola en el mundo. Sin estudios ni el coraje para salir adelante, ni siquiera un amigo que le tienda la mano, se ve obligada a ir vendiendo sus propiedades hasta que se encuentra en la ingrata necesidad de tener que trabajar. ¿Pero cuál puede ser la profesión de una joven tan delicada, refinada y bella como poco preparada? Descartando el mundo de la moda, ya que aunque es una joven hermosísima su estatura no es la apropiada, ve en el cine una salida a sus problemas económicos y cuando un director le ofrece un papel en su nueva película no se lo piensa dos veces y viaja desde Inglaterra hasta Estados Unidos. Pero nada sucede según sus planes y su meteórica carrera como estrella del celuloide se estrella antes de empezar.

Dallas Beaudine es un joven y atractivo jugador de golf. Desde los dieciséis años lleva una vida errante, de torneo en torneo de golf con la única compañía de Skeet, su inseparable caddie. Aunque es un buen jugador, no ha llegado nunca a ganar alguno de los torneos más importantes y es la eterna promesa que no termina de despegar. Su estilo de vida lo han convertido en un joven solitario y un tanto excéntrico que va de hotel en hotel, bebiendo cerveza y recogiendo perros abandonados a su paso.

De regreso de un torneo de golf, Skeet y él se encuentran a una joven inglesa que camina por un polvoriento camino de Texas, vestida con un incómodo y escotadísimo vestido de época y cargando una Louis Vutton. Como si de un animal abandonado más se tratara, Dallie la recoge y la lleva consigo. Poco tarda en comprobar que Francie -como él la llama- no tiene la docilidad ni es tan agradecida como cualquiera de los perros vagabundo que recoge y, por supuesto, es mucho más atractiva. A pesar de pertenecer a dos mundos opuestos, la atracción no tarda en nacer entre ellos ni las diferencias existentes a ser mayores e insalvables.

Malos entendidos y un bagaje emocional muy pesado se interponen entre Francie y Dallie separándolos durante más de diez años. Pero cuando años más tarde se reencuentran, para sorpresa de Dallas Beaudine, nada queda de la frívola e inexperta jovencita inglesa que recogió de una polvorienta carretera. La nueva Francesca Day es una mujer nueva, independiente y de éxito. Lo que no ha cambiado es la atracción que un día nació entre ellos.

Con cada novela que leo de Susan E. Phillips descubro una nueva faceta de esta escritora que no me deja indiferente. Fancy pants, pese a ser una novela que fue escrita en 1989, con lo que es bastante antigua, me ha sorprendido, emocionado, divertido y conmovido como sólo lo consiguen las historias de esta autora.

Fancy pants nos narra la vida de Francesca Serritella Day incluso desde antes de su nacimiento, describiéndonos sus raíces y el entorno en que nació y se crió. Nos cuenta la historia de una mujer que vivió rodeaba de lujos, codeándose de príncipes, viajando por todo el mundo y viendo siempre cumplidos todos sus caprichos.

Pero igual que un día lo tuvo todo, también lo pierde: su casa, su familia, sus amigos, sus vestidos... incluso el orgullo y la dignidad.

Sin embargo, y ahí radica para mí la magia de esta historia, Francie renace de sus cenizas, cura sus heridas y se convierte en una mujer nueva en la que ni siquiera Dallie, el hombre del que se enamoró por primera vez, puede reconocer a la que un día conoció.

Como es habitual en cualquier libro de esta autora, nada es lo que parece. Ni los personajes son planos, sino que poco a poco van mostrando facetas que esconden tras una fachada de frivolidad, indiferencia o indolencia, ni la trama es tan excéntrica como da la impresión en ocasiones. Y, sobre todo, los personajes de esta historia son imperfectos y van madurando y aprendiendo de sus errores y debilidades.

Sin duda es Francie, la protagonista, la que más me ha sorprendido. Pues muestra una evolución de la que, tras leer las primeras páginas, no creerías si no eres testigo de ello. Tengo que confesar que este perfil de protagonistas, mujeres que de entrada no suelen despertar la simpatía de las lectoras o con las que es difícil identificarse, suelen gustarme, justamente por ser un prototipo diferente, imperfecto.

Pero, sinceramente, todos los personajes que forman parte del elenco de Fancy pants me han atrapado en un momento u otro: Dallie, ese hombre en apariencia con todo para conseguir el éxito, rodeado siempre de mujeres bellas y de oportunidades que no logra aprovechar pero que se ha rodeado de una coraza que nadie consigue eliminar; Skeet, el leal y brutalmente sincero caddie de Dallie, Holly Grace, una actriz y modelo que termina convirtiéndose en una persona importante tanto para Dalli como Francie, Gerry un activista y pacifista que con sus extravagancias y inmadurez introduce una nota cómica y, también, original en la historia; el pequeño Teddie y los tantos jóvenes acogidos...

Fancy pants es una novela que gira en torno al golf, pero en realidad no es el punto más importante de la historia. Ni tampoco guarda similitud alguna con la serie de los Chicago Stars, a pesar de tratar sobre deportistas. En mi opinión es una novela más seria, más en la línea de otras novelas como Ella es tan dulce o Besar a un ángel, donde la madurez y crecimientos emocional de la protagonista es la clave de la historia.

Para mí es una de las mejores novelas de esta autora, a pesar de ser muy extensa, a pesar de que la historia romántica en sí tarda un poco en dar inicio y de ser de sus primeras obras escritas.

Es una novela que me ha conmovido, divertido y sorprendido de principio a fin, una novela que no me ha dejado indiferente por su originalidad, magia y emotividad. Una de ésas que me provoca mariposillas en el estómago y al llegar a la última página volvería a leer.


Crítica realizada por Anasy

Un nuevo libro de una de mis autoras predilectas, tan predilecta que a día de hoy no me he leído ningún libro de ella que no me gustara, los tiene mejores y peores claro, pero para mi ninguno falla, todos logran enganchar, emocionar y hacerme reír.

La pena es que las editoriales hagan siempre lo que quieran y en vez de publicar este libro hace meses, el primero de la serie, empezaran por el tercero , pero dejando eso de lado, el libro está escrito en 1989 por lo que estamos hablando de los primeros libros de la autora, pero en los que apenas notas diferencia en su estilo o manera de escribirlo, con los que vinieron después, mismo estilo, mismo tipos de argumentos maravillosos y ágiles diálogos.

Francesca Day es una belleza, nace entre algodones, entre los aristócratas ingleses, millonarios, famosos y los poderosos más destacados con los que su madre se codea, nieta de una famosa modista, con una madre que la mima y la adora, que le da todos los caprichos y la consiente hasta lo indecible, Francesca es una chica inconsciente de todo lo que no sea estar guapa, ir de fiesta en fiesta, coquetear o la ropa que tiene que ponerse. La han criado así, no ha estudiado, no sabe lo que es trabajar y parece que su palabra es ley, rodeada de amigos que la adoran en apariencia y que le ríen todas sus tontería, Francesca es una privilegiada que da por sentado que su vida será siempre así hasta que su madre muere y los acreedores la acosan, sus amigos le dan la espalda y lo que parecía el principio de una carrera cinematográfica, se queda en nada. Ahí, con 21 años, empieza la debacle de Francesca que casi sin saber como, se encuentra andando por una carretera desierta de Texas vestida de época con su única pertenencia, su maleta Loui Vuitton.

Dallie, Dallas Beaudine, es un joven y prometedor golfista que lejos de venir de una familia acomodada, tuvo una niñez dura y cruel a manos de un padre borracho del que escapó a los quince años y se hizo un hueco en el golf gracias a su ingenio, pero Dallie , pese a tener un portentoso talento, sólo es capaz de ganar pequeños torneos, cuando llegan los grandes campeonatos, Dallie se bloquea. Por lo demás pasa su vida viajando por el país con Skeet, su cadi, acostándose con mujeres, recogiendo animales abandonados y pasando los días de bar en bar.

Cuando encuentra a la bella Francesca en una carretera piensa que es otra alma en apuros, aunque en seguida se da cuenta de que Francie, como él la llama, no es ni un alma en apuros, ni agradecida ni amable. Después de unas semanas viajando juntos, de discutir, de llevarse como el perro y el gato, de haber sucumbido a la mutua atracción que sentían el uno por el otro y de una serie de acontecimientos que pasan, Francie se va y es ahí cuando empieza su nueva vida.

Francesca es un personaje que por instinto te cae mal cuando la conoces, mimada, superficial, egocéntrica, etc, pero cuando se ve sola, sin dinero y sin nadie que la ayude se verá obligada a cambiar, madurar, a trabajar duro desde abajo por una miserable paga, lo que sea por salir adelante y sobrevivir, en diez años el cambio que da Francesca es increíble, y aunque pueda parecer manido o fantasioso, la autora consigue convencer con sus argumentos ya que Francesca no es mala, simplemente fue educada de una manera y hasta que no se da de bruces con el lado más duro de la vida, no se da cuenta de sus defectos ni como es la vida de real.

El reencuentro diez años después entre Francie y Dallie será impactante, sobre todo para el último, pero la atracción que los dos sintieron en el pasado sigue más vivo que nunca, pero hay muchas cosas que solucionar y tal vez perdonar. Dallie sigue teniendo ese pequeño problema que le impide ganar los grandes torneos de golf pese al talento que tiene, aunque Francie ha madurado y se ha rehecho a si misma, a Dallie aún le quedan cosas que superar, pero esta vez tiene al lado a una Francesca madura y muy decidida al lado.

Una historia típica SEP donde priman los protagonistas con carácter y algo extravagantes, al igual que una historia secundaria y todo un repertorio de personajes que nos hacen disfrutar de toda la historia de principio a fin. No es de los mejores historias de la autora, más que nada porque la primera parte se me hizo un poco pesada, seguramente por la conducta de los protagonistas, pero la cosa mejora y mucho a partir de la mitad, pero yo lo he disfrutado.Ahora a por el segundo de la serie.

Bueno


Crítica realizada por Patufet

Francesca que se ha criado entre algodones , mimada , consentida y malcriada , sabe que es muy guapa y utiliza esa faceta cuando le interesa , vive rodeada de gente que en teoria la quiere pero a la primera de cambio le dan la espalda.

A los 21 años , cuando muere su madre, lo pierde todo , eso la lleva a aceptar un papel en una película de la que sale por piernas en cuanto ve de que va, así se encuentra andando por una carretera desierta , con un vestido de época y su única posesión una maleta de marca, ya que tuvo que vender sus vestidos para poder pagarse el billete.

Dallas es un guapisimo golfista de veintiseis años , con unos ojos a lo Paul Newman , que huyó de su casa y de su padre borracho hace diez años , va de un torneo a otro en compañía de su caddy y amigo Skeet, pero solo consigue ganar en las competiciones menores , porque cuando juega un gran premio se bloquea.

Cuando Dallas recoge a Francie cree que como está en apuros estará agredecida , pero menos lejos de la realidad que se encuentra con una arpia , después de pasar unas semanas juntos en la que inician una relación, aunque siempre están discutiendo, por una serie de circunstancias que se producen Francie se va y pasan diez años hasta que vuelven a reencontrarse.

En esta novela , que por cierto es bastante dura, mis sentimientos han ido cambiando por momentos, en un principio no podía con Francesca , me superaba , después me daba lástima y por último he llegado a admirarla por su valentía y por como dedice seguir adelante con su vida empezando desde cero y sin ayuda.

Con Dallas también he tenido momentos en que lo odíaba por como la trataba y otros en que me ha resultado un encanto.

La novela está dividida en tres partes, primero la niñez y juventud de Francesca, con lo que nos hacemos una idea de porqué puede llegar a resultar tan irritante, también vemos la juventud de Dallie, como le ha marcado tener un padre borracho y se ha convertido en un solitario. La segunda parte sería cuando se conocen y el tiempo que pasan juntos y la tercera cuando ya han pasado diez años y vuelven a encontrarse.

En cuanto vuelven a encontrarse los sentimientos que un día tuvieron vuelven a resucitar , pero tienen que salvar algunos obstáculos .

Aunque me ha enganchado, la primera parte se me ha hecho un pelín pesada. Pero lo he disfrutado mucho, una novela en la que encuentras otra bonita historia de amor paralela a la de ellos, donde hay un montón de secundarios que tienen mucho protagonismo, que tiene momentos duros en los que te saltan las lágrimas, otros en los que tienes que reírte por fuerza y otros que te resultan muy tiernos. En definitiva, es una novela de superación y de valentía, con unos personajes típicos de esta autora, fuertes, divertidos y con muchas rarezas , pero que te atrapan seguro.

Muy recomendable.

Valoración 4,5/5

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |