Stephanie Laurens - Una rosa en flor

Valoración:

Crítica realizada por Katon

Una rosa en flor es la segunda historia de la antología Cuatro novias. En este caso Duncan Macintyre vuelve a Escocia tras haber pasado los últimos doce años en Londres recuperando la fortuna familiar. Su llegada coincide con las celebraciones de su madre, Lady Hermione, para la festividad de San Juan. Duncan no viajará solo, lo acompañará lady Clarissa y sus padres. Aunque algo reacio, Duncan ha comprendido que debe casarse, y la joven inglesa puede ser una buena candidata. Hasta que al llegar se encuentra con su némesis, Rose.

Rose ha pasado todos los veranos de su infancia en esa casa, lady Hermione es como una segunda madre, y no se siente en ningún lugar tan libre como en esa casa. Este año ha asistido a las celebraciones de San Juan acompañada, además de su padre, de Jeremy Penecuik, un hombre amable y atento que heredará en un futuro el título de duque y que espera la respuesta de Rose el día de San Juan. El rencuentro de Duncan y Rose está cargado de tensión. Duncan se muestra casi enfadado por encontrarla ahí. Se ha dado cuenta que ya no es la niña de quince años que él conocía, sus curvas ahora son las de una mujer, pero con el mismo ingenio de siempre.

Rose siempre había disfrutado haciéndole rabiar, ahora lo intentará de nuevo, pero la pasión es un en elemento importante que los sorprenderá y atrapará en sus redes. Sin darse cuenta recuperan la intimidad que compartían antaño y las diversas situaciones les hacen darse cuenta que, ni Jeremy ni Clarissa serían buenas parejas para ellos. Duncan será el primero en decidir su futuro, varios comentarios y acciones de Clarissa muestran lo taimada y snob que es la joven, además de dar por sentado que vivirán en Londres y no en esas agrestes tierras.

Es una de esas historias en la que los protagonistas no quieren enamorarse, pero están abocados a ello. Duncan conoce todo de Rose, y ella es, a su vez, la persona que mejor lo conoce. El recuerdo de ese cariño que compartieron en la infancia los envuelve y acelera el reconocimiento de sus sentimientos. Para ser una historia breve me ha gustado mucho, Rose es el pilar de esta historia, es una joven que ha decidido seguir soltera antes de casarse con alguien a quien no amara, y también porque está enamorada del paisaje que la rodea; del lago, los lejanos picos, la exuberante naturaleza, esa unión que siente en esa zona la une también a Duncan. El cambio de Duncan en un principio me ha parecido más pasional o sexual que de sentimientos profundos. El final me hubiera gustado que estuviera un poquito más desarrollado. Los secundarios también me han gustado bastante, desde Jeremy, hasta Clarissa.

Quien busque esas escenas interminables de cama que caracterizan a esta autora, aquí no las va a encontrar. Reconozco que me ha gustado más que alguno de las novelas largas de esta autora. Una ambientación de cuento, con pocas descripciones he conseguido imaginar esos paisajes, unos personajes bastante completos y una trama sencilla pero encantadora completan esta novela. De ritmo ágil, diálogos chispeantes y escenas divertidas. Esta novela me ha sorprendido gratamente.

-----------------------

Crítica realizada por Mc2

Segundo relato de la antología Cuatro Novias. La novela está ambientada en el condado de Argyll en 1826.

Duncan Roderick Macintyre, tercer conde de Strathyre, había debido trabajar con ahínco para reconstruir la fortuna familiar, y devolver el esplendor a Ballynashiels. Buscaba tanto la perfección, que se había ganado a pulso el apodo de Duncan el Perfecto. Algo que iba a demostrar ante los invitados a su fiesta del solsticio de verano. No esperaba que, además de a su futura prometida, su madre, lady Hermione, hubiera invitado a Rose Millicent Mackenzie-Craddock, la mujer que tanto le atormentó cuando eran niños. A sus treinta y cinco años, y pese a los doce que lleva sin verla, no puede evitar fijarse en la belleza de la joven.

Rose no estaba preparada para el impacto que sintió nada más percatarse de la presencia de Duncan. Ya no era el joven desgarbado que recordaba, sino un hombre impresionante al que sentía la necesidad de provocar continuamente, pese al caos y los sentimientos que despertaba en su interior.

Tanto Duncan como Rose han decidido poner fin a su soltería tras la celebración del día más largo del año. Sin embargo sus matrimonios no se basan en el amor. Duncan ha elegido a Clarissa Edmonton, una joven de diecinueve años, por su perfección. Una cara angelical, un cabello siempre en su sitio, una excelente conocedora de las partituras clásicas... pero carente de pasión, insulsa y preocupada sólo por el lujo y las fiestas. Rose lo tenía claro al elegir a su pretendiente. Jeremy era el heredero de un ducado. Tranquilo, educado, un buen marido y un padre excelente... pero aburrido.

Entre Duncan y Rose siguen saltando chispas en cuanto uno se aproxima al otro. Ambos aman Ballynashiels pero, ¿serán capaces de ver que no existen pretendientes más adecuados que ellos mismos?

Me ha gustado mucho el relato. Está en la línea de todos a los que nos acostumbra la autora pero aún así he disfrutado con cada párrafo del relato. Los personajes secundarios tienen un importante papel en la novela, pues nos demuestra lo inadecuado de sus pretendientes y cómo sólo existe una posibilidad de elección para Rose y Duncan. Pese a que no tiene muchas páginas se ve como poco a poco se va afianzando su relación saliendo el verdadero carácter de cada uno de los personajes. El final no es precipitado, sino que tras un suceso inesperado Duncan se da cuenta de lo que al final desea en una esposa.

En conclusión, un relato que releeré en más de una ocasión. La puntúo con un 4.5/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |