Stephanie Laurens - Trampa de amor

Valoración:

Crítica realizada por Trini

Harry Lester era un próspero criador de caballos y libertino confeso, pero tras ver su corazón pisoteado por la mujer que amaba, no tenía intención de volver a enamorarse y, mucho menos, de dejarse atrapar en las redes del matrimonio. Poco después de recibir una sustanciosa herencia, decidió abandonar Londres huyendo de las casamenteras y poner rumbo a Newmarket, donde se celebraban unas famosas carreras hípicas.

Allí se encontró con Lucinda Babbacombe, una bella viuda bien situada. Casi sin darse cuenta, Harry resolvió convertirse en el defensor de Lucinda en una ciudad repleta de buscavidas solitarios, pese a que ella se negaba una y otra vez a aceptar su ayuda. Lucinda era maravillosa – inteligente, tierna, una mujer digna de convertirse en su esposa -, pero ¿se dejaría atrapar Harry en la más apasionada de las celadas?.

- Entonces, ¿vamos huyendo del diablo?

La pregunta, formulada en tono suavísimo, hizo dar un respingo a Harry Lester

- Peor -le respondió por encima del hombro a Dawlish, su ayuda de cámara y factótum-. De las madres casamenteras... y de sus aliadas, esas arpías de la alta sociedad. (...) Y no vamos huyendo. A esto se le llama una retirada estratégica.

Así comienza "Trampa de Amor", con nuestro protagonista huyendo del matrimonio como alma que lleva el diablo. Harry Lester es joven, atractivo, encantador y ... millonario. Disfruta de los placeres de la vida escapando del compromiso que supone encadenarse a una mujer de por vida. Pero tras una fachada de libertinaje, se esconde un hombre que ha vivido los rigores de una guerra y que, en la actualidad, es un importante criador de caballos. Camino a las carreras de Newmarket, salva a dos mujeres de unos asaltantes, dando comienzo a una historia que le llevará a vivir un apasionado y duradero amor.

Lucinda Babbacombe es una hermosa y joven viuda que viaja con su hijastra recorriendo el país. Debido al fallecimiento de su esposo y como no ha tenido hijos con él, ha de dejar su casa ya que ésta ha pasado a ser propiedad del detestable sobrino del Sr. Babbacombe, Mortimer. Éste es un ser débil e influenciable que se une a dos seres aún más despreciables que él con el fin de urdir una peligrosa trama para hacerse con el total de la herencia de su tío, ahora en manos de su viuda y su hija Augusta. Afortunadamente Harry se erige en protector de ambas damas desbaratando así los siniestros planes de Mortimer y sus socios.

Como suele ser habitual en este género literario, en cuanto nuestros protagonistas se encuentran surge la atracción inmediata. Pero ambos son independientes, autosuficientes, seguros de sí mismos e inteligentes. Aprecian su libertad y ninguno de los dos busca encadenarse en un compromiso de por vida, por lo que luchan contra ese poderoso sentimiento que los atrae, el uno al otro, como un imán. Pero una vez que sus caminos se han cruzado, ya es inevitable que surja una intensa pasión y un profundo amor.

Siempre agradezco a las autoras que retraten a mujeres inteligentes e independientes. Aún tratándose del género histórico es reconfortante saber que nuestras protagonistas no son tontas debutantes que no saben más que bordar o pintar. Admiro a Lucinda por su capacidad intelectual, su madurez y su seguridad y a Harry por saber apreciar y valorar estas características.

"Trampa de Amor" me parece un libro ligero y agradable de leer. Lucinda y Harry son dos personas encantadoras que sabes que deben estar juntos. Aunque existen algunos "malos" que provocan situaciones peligrosas, no tiene la intensidad de otras historias, sabes que todo se va a solucionar y estos momentos no llegan a provocar angustia o incertidumbre en el lector.

Es una novela entretenida que me ha hecho pasar un buen rato, pero tampoco podría decir que se trata de una de esas historias que te llegan al alma y te apetece leer más de una vez. Recomendable.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |