Stephanie Laurens - Captain Jack’s Woman

Valoración:

Crítica realizada por Wanda

(Novela sin traducir)

Precuela de la serie "El Club Bastión".

Se conocieron con el entrechocar de espadas, bañados por la luz de la luna en las escarpada costa este británica: el Capitán Jack, con sus atractivas facciones esculpidas en plata y sombras, y su poderoso físico tratando de persuadir a Kit Cranmer a la rendición. Él es un amante de ensueño cobrando vida, y el dominio que tiene sobre la banda de ladrones es absoluta. Su mirada sagaz ve más allá del disfraz del "muchacho" líder de una banda rival, con aterradora facilidad, y la castiga con sus besos que hacen jirones su modestia virginal.

Kit comprende enseguida que disfruta demasiado explorando los placeres que normalmente se reservan para damas casadas con Jack... sin ser consciente qué peligrosas fuerzas está liberando. Porque incluso mientras Kit se deleita galopando a medianoche y en sus encuentros en la casita de campo, el capitán Jack está tendiéndole una gentil trampa que pondrá fin a su libertad... y la atará a él con un anillo, una promesa y lazos de devoción y deseo.

Estamos en 1811.

Katherine Cramer va a Norfolk para pasar una estadía con su abuelo y acaba convirtiéndose en la cabecilla de una banda de traficantes. Eso sí, disfrazada de muchacho, porque de otro modo sería impensable que la siguieran y acatasen sus órdenes. Todos los de la banda piensa que no es más que un muchacho decidido, con la suficiente inteligencia como para sacar el mejor provecho de sus andanzas.

Por otro lado tenemos al protagonista, Lord Jonathan Hendon, que no es otro que el capitán Jack. Curiosamente, la primera vez que se encuentra con Kit, se da cuenta de que es una muchacha. Olé la inteligencia del héroe al darse cuenta de lo que no se ha dado cuenta nadie antes. Y por descontado, la encuentra fascinante. A su vez, la heroína se siente atraída por el capitán Jack porque le parece el hombre más fabuloso que ha conocido nunca. Pero no está dispuesta a desenmascararse.

Es posible que a muchas lectoras les parezca entretenido este libro, no soy yo quién para quitarles la idea, pero tengo que dar mi opinión y no es demasiado favorable. Lo que trata de ser un romance histórico lleno de pasión, aventura y peleas, me ha parecido un romance sosito a pesar de ver a los protagonistas bastante reales por sus dudas, recelos y ciertas actuaciones que los bajan de ese escenario de tío bueno, rico y atractivo y chica arriesgada y terca. Lo son, pero con matices que los hacen agradables.

Tiene momentos jocosos y eso me ha salvado la lectura. La sensualidad es pasable, lejos de las escenas a los que nos tiene acostumbrada esta autora. Pero no critico su estilo, que sigue siendo uno de los buenos, puede que simplemente, después de tantos años leyendo novela romántica, me empieza a cansar de los de siempre y quiera encontrarme cosas nuevas. Seguro que el problema es mío.

Críticas aparte, se trata de una novela de aventuras con bastante movimiento, intrigas y peleas, en el que el romance no me ha parecido maravilloso pero tampoco como para cerrar el libro. La frescura de la narrativa me ha ayudado a continuar leyendo las vicisitudes de estos dos protagonistas. Y me ha gustado bastante la lucha a espadas, eso sí.

Las escenas calentitas están bastante explicadas, ahí no hay nada que decir, pero me ha cansado tanto aquí te pillo y aquí te mato en cualquier parte. Me gustan las escenas de sexo, cuando vienen a cuento, pero si a cada dos por tres me encuentro con una, me aburren.

Los diálogos podían haber sido mejor expuestos porque no me han parecido muy coherentes. Es como si a la protagonista, que de primeras es terca y arriesgada, se la olvidase lo que está haciendo en cuento se enfrenta con los ojos del héroe. Vamos, que acepta todo, porque él es tan, tan macho que en cuanto la envuelve en sus brazos acaban en la cama.

Decididamente, no me ha enganchado lo suficiente, aunque como me compré los siguientes le daré una opotunidad a la serie.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |