Sandra Hill - El vikingo viril

Valoración:

Crítica realizada por Nome

PUEDE CONTENER SPOILERS

Es la historia del hermano de los otros dos vikingos que ya estan en estados Unidos. Tiene 13 hijos... la mitad no son suyos pero las mujeres se los dejan en la puerta de su próspera granja y el se ve incapaz de echarlos.

Sus hermanos lo consideran un poco torpe... un poco fuera de lugar... pero este libro presenta a un protagonista granjero, que disfruta trabajando la tierra... y que nunca le falta un poco de cariño o paciencia para con sus hijos.

Un día, después de que sus padres se hayan muerto (él cree que de pena por la desaparición de sus dos hermanos menores) y después de que le dejen el duodécimo hijo a la puertade su casa, decide embarcarse en busca de ¿????? Su destino??? Futuro?? Sus hermanos??? O una nueva tierra. No lo sabe muy bien, pero está harto de las burlas y de que sus amigos intenten buscarle mujeres que ya no tengan peligro de quedarse embarazadas (tremenda esa escena, para partirte en dos de la risa).

En el barco una espesa niebla los hace dormirse, y Magnus Ericsson sueña con una mujer de pelo blanco que lo convoca. Cuando despierta, aparece en un lago en unos estudios de Holliwood, que, oh casualidad, estan preparando una serie de vikingos.

Allí en esos estudios esta Angela ABruzzi negociando con un productor para que utilicen su viñedo en la grabacion de esa serie .... Y le paguen un pastizal. El viñedo , desde que murió su abuelo no da beneficios y no para de sufrir ataques y presiones para que venda.. (a su vecino).

Cuando ve a Magnus y a su prole se queda patidifusa... pero lo peor llega cuando el productor le dice que lo esconda en su casa... al vikingo y toda su familia... para que nadie se lo quite y pueda negociar con los estudios.

Primero ella se los lleva a su minipiso de San Francisco... (una risa una familia de 11 allí) –dos de los hijos mayores de magnus se quedan en Noruega...

Y luego al viñero.. donde el se siente en su elemento con la tierra.

Lo mas divertido del libro... es la promesa de abstinencia que ha hecho para evitar tener mas hijos.... Y cuando llega al nuevo mundo y conoce a Angela.. los llamados "polvos secos" que se marcan... porque ella no le ha contado lo de los anticonceptivos.

Hay ratos del ibro que tienes que dejarlo de lado para poder reirte a gusto. No risillas... no. Verdaderas carcajadas. En este libro Sandra Hill no se obsesiona con las tonterias de las oreos o los big mac de los otros dos.... Y realmente describe lo que puede sorprender a un vikingo del siglo XI en el siglo XXI.

ALTAMENTE RECOMENDABLE... UNA PASADA DE DIVERTIDO...

 


 

Crítica realizada por Kmyla92

Magnus Ericsson, vikingo con 13 hijos, un voto de castidad que piensa cumplir al pie de la letra, transportado al siglo XXI.

Angela ABruzzi, dueña de un viñedo casi en ruina, desesperada por obtener algo de dinero para poderlo sostener y con un sueño secreto: ser madre.

Dos personajes, una historia. Una novela súper divertida que nos narra las vicisitudes de un vikingo en pleno siglo XXI.

Magnus Ericsson es un vikingo que cuenta con una prole de hijos algo más que extensa por así decirlo; algunos son suyos, otros fueron dejados en la puerta de su casa; pero Magnus carece de corazón para abandonar a su propia suerte a esos pobres niños, y más con la hambruna que azotan sus tierras. Con sus dos hermanos desaparecidos, su padre muerto, y todos sus amigos burlándose de su numerosa prole, Magnus decide irse a probar suerte a otra tierra, donde nadie lo conozca, donde pueda criar a sus hijos lejos de toda burla. Y vaya si lo logra! Luego de embarcarse en un barco para iniciar su travesía hacia esa lejana tierra con 11 de sus hijos y pasar una agotadora jornada de viaje, se queda dormido, y cuando amanece....

Ángela ABruzzi se encuentra en Hollywood haciendo negociaciones con un productor, bueno, más bien tratando de convencerlo de que alquile su viñedo para su próxima película y así poderlo sacar adelante y librarse de su molesto vecino que no ha parado de presionarla para que se lo venda. Al final la sesión con dicho productor, con todo un largo día al que enfrentar se queda boquiabierta cuando ve al vikingo más real que ha visto en toda su vida, y no solo es, sino que viene acompañado de 11 niños nada más y nada menos!, y con un particular olor proveniente de las más pequeña de todos.

Magnus se despierta totalmente confuso, no solo ha llegado a una nueva y lejana tierra, sino a un tiempo con 11 siglos de diferencia. Rodeado de personas que lo miran con curiosidad, se fija en Ángela. Quien decide llevarlos a su casa en la hacienda, y ayudarlo en lo que pueda con sus 11 hijos. Una vez en dicha hacienda, con todos los extraños viajeros en el tiempo instalados, el viñero comienza a prosperar bajo las atenciones de Magnus. Pero el viñedo no es lo único que florece, también lo hace la pasión entre el rudo vikingo y la moderna Ángela. Magnus se muere de deseos de estar con Ángela, pero se refrena debido a su voto de castidad, ajeno a los métodos anticonceptivos, esta decide no sacarlo de su error, por temor a enamorarse de este y que un día toda la alegría que había llegado a su vida se marchara.

Historia que rezumba humor por todos lados, Sandra Hill nos vuelve a sorprender con otro vikingo que se enfrenta a los avances de la nueva sociedad, esta vez el turno le correspondió a Wallmart, morí de risa cuando el vikingo entra por primera vez en el mercado e intenta pagar con monedas de oro sin entender que un pedazo de papel (un billete) valga más que una moneda de oro maciza. Su encuentro con la pizza???, ¡uf! para morir de risa una vez más. Pero poniendo a un lado estos momentos de humor, la historia está muy construida, haciendo que el lector se interese desde principio a fin en el desarrollo de los personajes. Si, a veces estos vikingos tienden a ser un poco machistas, pero es algo que superan al irse adaptando a las nuevas normas sociales, pero no dejan de ser adorables. Con un encantador sentido de protección hacia sus seres amados, y un poco rudo para los tiempos que corren, nos roba el corazón con el regalo de boda que le hace a Ángela, su sueño más anhelado.

Comentarios (3)

  • rosamoni

    10 Enero 2012 a las 11:02 |
    uno de los libros mas divertidos que he leido, al leer el titulo no me esperaba mucho pero si te quieres reir y pasar un muy buen rato es el libro ideal, para mi el mejor de la trilogia, me sorprendio pq los viajes en el tiempo nunca me han llamado la atencion y en este caso lo disfrute de principio a fin.
    nota sobre 10 un 9.8

    responder

  • mc2

    24 Enero 2012 a las 19:56 |
    A mí este libro no me convenció. Es más, es el único que´tengo de esta escritora y, tras leerlo, no me ha apetecido comprar más. Tal vez no sea probleama de que sea bueno o malo, sino que habiendo leído a KMM antes, no he sido capaz de que la novela me atrajera.

    responder

  • Dougless

    28 Enero 2014 a las 12:07 |
    Muy divertido, es la palabra que mejor lo define. En esta ocasión conocemos a Magnus, otro vikingo que con 13 hijos en su haber decide cambiar de vida y emprender viaje sin rumbo fijo, ademas ha hecho voto de castidad porque ya tiene demasiados hijos. Los cuales le dan un toque mas divertido si cabe a la historia porque son muy distintos entre sí y les cuesta un poco adaptarse a su nueva vida.
    Me gustó mucho Magnus y Angela, una pareja con mucha química.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |