Sandra Brown - Punto muerto

Crítica realizada por Sandrayruth

La periodista Tiel McCoy suspende sus bien merecidas vacaciones cuando por la radio de su coche oye que un joven llamado Ronnie Davidson ha secuestrado a la adolescente Sabra Dendy, hija de uno de los hombres más ricos del país. Decidida a ocuparse del suceso, la casualidad quiere que se vea envuelta en un atraco con rehenes llevado a cabo por Ronnie y Sabra, cuya verdadera y sorprendente historia pone a prueba su objetividad periodística y sus más arraigadas creencias vitales...

Tiel está camino de sus vacaciones cuando por la radio oye las escalofriantes noticias de que un joven a secuestrado a una chica, por lo que decide llamar a su jefe Gulli, para comentarle que ya no va de vacaciones, sino a intentar conseguir sacarle algo al padre de la chica, Russell Dendy, un magnate, al cual su propia hija tiene miedo.

Por lo que decide parar en una gasolinera para estirar un poco las piernas y comprar algo de comida. Cuando entra en la gasolinera se encuentra con una pareja de ancianos, con un par de mejicanos, la dependienta y en ese momento entra un hombre con pinta de vaquero. Cuando está caminando por las estanterías entran a la gasolinera un par de chicos que amenazan a la dependienta con una pistola y la obligan a cerrar la puerta para que nadie pueda salir. Tiel los escucha hablar y se entera de que son los dos chicos que han huido y piensa que esa puede ser la historia que la lance al estrellato.

Prácticamente el libro transcurre en el interior de la gasolinera donde Sabra en ese momento se ha puesto de parto y todos tienen que poner de su parte para ayudarla pues ella misma no quiere abandonar a Ronnie, y todo por que sabe que en cuanto salga de ahí su padre les quitará al bebé y lo dará en adopción. Así que descartan la opción de que Sabra vaya al hospital e intentan hacer todo lo humanamente posible por ella, pero Doc, el vaquero, se da cuenta de que va a ser un parto complicado por que el bebé viene de nalgas y él no tiene la suficiente experiencia como para poder hacerlo solo, así que cuando el Sheriff Montez les llama de nuevo le piden que por favor manden a algún médico que les pueda ayudar en el caso de Sabra.

El tiempo va pasando y aún después de sortear todos los problemas que tienen, las cosas se complican pues Sabra y Ronnie tienen claro que no saldrán de ahí hasta que retiren todos los cargos contra Ronnie, pero dejan que Tiel salga con Katherine, la hija de ambos, para que esté mejor hasta que ellos salgan del lío. Tiel entrega a la pequeña a una pediatra y a un médico y les comenta la situación en la que está Sabra, a lo que ellos le comentan que sería mejor que acudiera a un hospital, pero los chicos siguen convencidos de que no saldrán.

Mientras el sheriff y el capitán del FBI se dan cuenta gracias a la grabación que ha hecho Tiel del interior de la gasolinera, es que los dos mejicanos son ni más ni menos que unos delincuentes buscados por tráfico de personas y que Doc, el vaquero, tampoco resulta ser quién dice que es. Pues ya Tiel se dio cuenta de que es un afamado doctor de oncología que desapareció después de un turbio pasado con su mujer fallecida.

Cuando los agentes le indican a Ronnie y a Sabra que han decidido retirar todos los cargos hacia él al principio se sienten contentos porque por fin han logrado lo que querían, pero pronto se dan cuenta de que Sabra está peor de lo que realmente pensaban, así que deciden sacarla primero para que los médicos se ocupen de ella.

Cuando salen Tiel y Ronnie se encuentran con un enorme estruendo en el que el padre de Sabra aprovecha para coger un rifle y disparar a Ronnie, y a partir de ahí todo transcurre muy rápidamente, por un lado se llevan a Ronnie, al padre lo detienen, y los demás salen ilesos.

Poco tiempo después Tiel y Gulli, deciden que Tiel se quede a descansar y Gulli se adelanta para preparar esa gran noticia que la va a hacer saltar a la fama y que es eso que tanto ha esperado. Pero se da cuenta en el hotel que lo que realmente siente es que necesita más y que ha sentido más de lo que pensaba sentir en esa gasolinera. Por eso cuando Doc aparece en la habitación del hotel se entregan mutuamente su amor, pero Tiel le reprocha que no le diga al mundo quién es verdaderamente, y que en cambio decida esconderse.

He de decir que es la primera novela que leo ambientada en una gasolinera y con unos rehenes como protagonistas. La verdad es que me ha encantado desde la primera página y aunque es verdad que la historia de amor no sale hasta prácticamente el final, creo que tiene más sentimientos que muchas novelas que he leído, y es que la autora nos hace entender el sufrimiento de dos jóvenes que se quieren y que están dispuestos a hacer lo que sea por amor, y a la vez mostrarnos a los protagonistas teniendo sus propios sentimientos pero en esos momentos lejanos al amor. Una novela muy intensa, que no decae en ningún momento, con muy buenos diálogos y muy bien narrada. Aunque se me haya echo corta, creo que he sentido más en esas pocas páginas que si hubiera tenido muchas más. Los protagonistas secundarios perfectos, desde los jóvenes hasta la pareja de ancianos, que me han parecido en todo momento encantadores.

Para quién quiera una novela de suspense bien narrado y para pasar un muy buen rato, la recomiendo al cien por cien, pero como ya dije en esta novela en especial, la autora se centra poco en el amor pues no lo encontramos hasta prácticamente el final.

Mi puntuación es de 5/5

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |