Sandra Brown - Odio en el paraíso

Visitas: 17218

Comprar en:

  

Critica realizada por Mariam

Después de mantenerse alejada durante años de Belle Terre, la explotación forestal de su familia, Schyler Randall regresa a Luisana tras conocer la grave enfermedad que aqueja a su padre adoptivo: Cotton Randall. Schyler huyó de su hogar, completamente humillada años atrás, al descubrir que su hermana había quedado embarazada de su propio novio, lo cual rompió el corazón de la joven. Instaló su residencia en Londres, donde ha vivido hasta la fecha, tranquila, sola y añorando terriblemente Belle Terre. Aquellas tierras siempre ejercieron sobre ella un influjo misterioso, una atracción que la unía al color y olor de sus paisajes de un modo visceral.

Sin embargo, pese a todas los sinsabores acontecidos en el pasado, Schyler regresa para acompañar a su padre en los duros momentos que una grave enfermedad comporta. Así mismo, decide ponerse al frente de la explotación forestal, ocupando el lugar que normalmente ocupaba Randall en un intento desesperado de soliviantar la situación económica de la familia que es, cuanto menos, precaria. Situación que las enormes deudas de juego de su ex -novio, ahora marido de Tricia, su hermana, no hacen más que incrementar.

El regreso de Schyler a Belle Terre también supone el reencuentro con Cash Boudreaux, un cajún enigmático, arisco, rudo, pero increíblemente sensual. Un hombre que pese a la arrogancia que exuda por todos los poros de su piel, atrae inmediata e inmensamente a Schyler.

Cash Boudreaux es un hombre que se ha hecho a sí mismo. Toda su vida ha transcurrido en Belle Terre y las tierras que la colindan. De hecho vive en una casa en un el bosque que limita con las tierras de los Randall, trabaja en la aserradora de la familia, y de un modo u otro, siempre ha estado vinculado a ese lugar y a esa familia.

La reaparición de Schyler sólo intensifica los vínculos entre la pareja. La atracción cruda y brutal que estalla entre ambos, desde su primer encuentro, es nítidamente palpable y visible para el entorno de la pareja.

Bajo su apariencia despiadada y ruda, Cash es un hombre apasionado, que no puede alejarse de Schyler, pese a conocer el abismo que los separa, pero una vez ante ella tampoco puede dejar de mostrarse sarcástico, arrogante, altanero y brutal con ella.

Para Schyler, Cash es un enigma. Desde la adolescencia sintió una atracción y curiosidad increíble hacia ese hombre rebelde, engreído y vanidoso. De hecho, desde que tiene capacidad de memoria éste ha estado presente en su vida. Su regreso a Belle Terre no sirve más que para avivar un fuego que siempre ha ardido entre ellos, un fuego que ninguno parece ser capaz de apagar.

Pese a la brusquedad del cajún, Schyler no es capaz de alejarse de él. Al contrario, incluso lo contrata para que la ayude en resucitar el trabajo en los aserraderos, cuando el hecho de ser mujer supone un handicap para el manejo del negocio. Decisión que no es del agrado de su familia y que hace suscitar infinidad de intrigas y maquinaciones para alejarlo de Belle Terre y de la vida de Schyler.

Mientras se aúnan por salvar de la ruina a los Randall, estalla una relación apasionada y salvaje entre ambos, la intensidad de la cual puede tener consecuencias devastadoras. Sobre todo cuando Schyler descubre que existe un secreto en el pasado de Cotton Randall, un secreto que lo vincula de algún modo a Cash y a su constante presencia como una sombra en sus vidas.

La relación entre la pareja, de carácter puramente sexual, se hace cada vez más abrasadora. A medida que los lazos entre ellos se afianzan y que todo la red de intereses, maldad y desconfianza que los rodea se intensifica, también lo hacen el vínculo entre ambos, pero el sorprendente destino que les aguarda es un arma de doble filo: el secreto que tan celosamente se ha ocultado durante casi cuarenta años puede unirlos o separarlos para siempre. Aún así, ¿serán capaces Schyler y Cash de abrir sus corazones el uno al otro y dar en voz alta un nombre a sus sentimientos?.

Odio en el paraíso es una novela muy intensa y apasionante, en cuyas páginas encuentras una historia que te atrapa sin poder evitarlo. Narrada en el estilo crudo, pero a la vez sensual, que emplea Sandra Brown es un libro que difícilmente puede dejar indiferente.

Como su título indica cuenta una historia de odios y secretos, en medio de la cual nace una relación sensual y muy apasionada entre Cash y Schyler. Unos protagonistas, cuya química es de alto voltaje, y que entretejen un nudo increíblemente intenso.

El carácter de ambos está muy bien definido. Schyler es una joven que ha sido profundamente herida y despreciada, cuya única preocupación ha sido siempre su familia, pero en el núcleo de ésta no se siente a gusto. Las intrigas y maquinaciones de Tricia, su hermana también adoptiva, sus celos, la avaricia y afán de superioridad han arrastrado la vida de ambas, y de toda la familia Randall, casi al fango. El personaje de Ken, su ex-novio y en la actualidad cuñado, no hace más que avivar los problemas con su carácter débil, egoísta y manipulador.

Cash es la antítesis de cualquier protagonista de novela romántica. Sarcástico, rudo, grosero, mujeriego, pero apasionado e increíblemente atractivo es el contrapunto perfecto para Schyler. Sus encuentros están plagados de sensualidad y escenas sexuales crudamente detalladas. Los diálogos entre ambos son intensos, eróticos y hacen leer el libro de un modo voraz.

La relación entre ambos está sencillamente basada en la dicotomía amor-odio. Parece imposible que estén juntos: las discusiones, las rencillas, las desconfianzas e inseguridades estallan sin cesar. Sin embargo tampoco pueden alejarse el uno del otro: se establece un vínculo casi de dependencia, donde los intercambios sexuales son apasionados, pero ¿acaso no esconden algo más?.

Sin dejar de lado toda la trama de secretos, maldades e intereses que forman el trasfondo de esta novela, dan pie a una historia intensa, apasionada y apabullante.

Pese al tiempo que ha transcurrido desde que la leí por primera vez, su recuerdo está muy presente en mi memoria. La historia es tan cruda e impactante, los personajes de fuertes y definidos que creo es difícil mencionar alguna más capaza de inspirar los mismos sentimientos. Reconozco que Sandra Brown es una de mis escritoras preferidas porque logra de un modo magistral sumergirte en una novela repleta de enigmas, secretos, sin olvidar una increíble historia romántica, que suscita infinidad de emociones, al igual que Odio en el paraíso, cuya lectura es difícil que deje indiferente: al igual que la relación entre Schyler y Cash suscitará el amor o el odio.

Como punto negativo señalaría que el final es demasiado rápido y breve, después de leer más de quinientas páginas aguardando el esperado desenlace, la simplicidad de éste tal vez sea un poco decepcionante... aunque quizá la contundencia y brutal claridad de Cash Boudraux sea el punto final perfecto. 


Crítica realizada por Yluna

Tras leerme este libro por enésima vez, he decidido hacer una crítica. Es bastante difícil ya que el libro tiene mucho comentarios y no voy a decir nada que no se haya dicho ya, pero tras leerlo no he podido evitar escribirla.

Belle Terre es una hacienda de Lousiana. La familia propietaria es la familia Crandal, una de las familias más ricas del pueblo y de la región, dueña de una explotación forestal. Macy es la dueña, una mujer fría e insensible, que se casó con Cotton, un hombre inferior a ella socialmente. Si Macy es fría, Cotton es todo lujuria. Pronto empiezan a chocar y Macy no duda en echar a Cotton de su cama. Por tanto, Cotton vuelve con su antigua novia, Monique Boudraux, que tiene un hijo llamado Cash. A partir de ese momento Monique se convierte en su amante. Como Cotton y Macy no pueden tener hijos deciden adoptar a dos niñas, Schyler y Tricia.

Con el paso de los años las niñas crecen, Tricia se ha convertido en una mujer mimada, presumida, holgazana y celosa de su hermana Schyler. Schyler es una mujer guapa e inteligente con un novio, Ken Howell, con el que se va a casar. Pero el día del compromiso aparece Tricia diciendo que está embarazada de Ken y por tanto el compromiso se rompe y ella se marcha a Londres.

Después de seis años ella vuelve a Belle Terre porque Cotton ha sufrido un infarto. Durante este tiempo la relación con su padre se ha enfriado, pero ella no duda en volver. Este es el comienzo de la novela, Schyler está de nuevo en Belle Terre, Tricia y Ken se han casado y todo es un caos: su ama de llaves ha muerto, después de ser despedida por Tricia, la hija de su ama de llaves se ha convertido en prostituta de un hombre llamado Jigger Flinn que tiene perros de pelea y es un matón. Además, la explotación forestal ha sido cerrada por Ken, deben dinero al banco principal del pueblo y todo es un desastre. Es decir, se encuentra con muchos problemas que debe resolver ella sola, salvo por la ayuda del chico malo del pueblo, Cash Boudraux, el cual siempre ha tenido una fijación por ella y por Belle Terre. De inmediato surge una fuerte atracción entre ellos, pero las acciones externas de personajes que están en la sombra y la actitud de Cash en alguna situaciones hacen que la relación no se asiente. Por tanto luchar contra todo ellos y deben hacerlo juntos.....

¿qué decir de los personajes que no se haya dicho ya?

Cash Boudraux es uno de los protagonistas más controvertidos de este foro. Tiene defensoras y detractantes. Yo entiendo a las detractantes, es un borde insensible, solo quiere a las mujeres para satisfacer su propio placer, hace lo que le da la gana y tiene un lenguaje bastante burdo. Pero yo soy una defensora del Cash y por tanto veo otras cosas. Es un protagonista tremendamente sexual con una sensualidad en todo lo que hace que me deja la boca seca. Es muy atractivo, delgado, enjuto, con musculos perfilados, con pelo en el pecho, con ese cigarro en la boca y esa sierra mecánica, y puedo seguir y seguir. Pero lo que más me gusta de este personaje es que es listo y astuto y es lo que lo hace más atractivo a mis ojos. Cash es un superviviente, un luchador nato que ha tenido que vivir con el estigma "bastardo cajún" o "bastardo blanco" y todo porque su madre era la amante de Cotton Candral y Cotton no se quiso casar con ella cuando enviudó. Es decir está resentido con todo el mundo principalmente con la familia de Belle Terre. Pero además es un hombre enamorado (a veces sin saberlo), que es leal y que siempre está ahí para ayudar a Schyler.

Schyler es todo lo que necesita un protagonista como Cash. Es una mujer que fue adoptada por una familia y aunque sabe que no tiene la sangre, ha sabido ganarse el respeto de toda la gente importante. Es una mujer con mucho valor y mucha fuerza (no todo el mundo se enfrentaría a un maleante como Flin) que no soporta las injusticias. Es una mujer que cuando necesita ayuda no duda en pedirla, es una mujer luchadora que tiene que batallar con todos los problemas que han creado Tricia y Ken. Es una mujer que siente una atracción irresistible por un hombre que no le conviene, pero no puede evitarlo, y cuando lo hace se rinde con pasión.

Para mí esta novela cuenta una buena historia de amor, con intriga, pasión, celos, con personajes fuertes e inolvidables y con escenas que se te quedan grabadas en el recuerdo.

La única pega que le pongo es que el final es muy corto y hubiera necesitado saber más de Cash y Schyler. 


Crítica realizada por Katon

Poco más puedo decir de esta novela de lo que ya habéis dicho. Ahora entiendo por qué es un clásico de la novela romántica.

La verdad es que lo tiene todo, una trama muy bien desarrollada, una ambientación magnífica, unos diálogos estupendos y unos protagonistas inolvidables. Como ya se ha dicho, Cash es mucho Cash.

Sí, Cash es el libro entero, su magnetismo está presente en toda la novela. Es un canalla de la cabeza a los pies y reconozco que no me ha gustado como trata a Schyler en algunos momentos. Se gana más de un buen bofetón en varias ocasiones, pero también se preocupa por Schyler, aunque no sea consciente de ello y lo haga siempre quejándose. ¿Me ha gustado este personaje? pues en algunos momentos me ha dado ganas de tirarle algo a la cabeza, pero otros ha demostrado que solo se preocupaba por Schyler y hasta demostraba un atisbo de ternura en sus gestos. Es un canalla maleducado pero sin él esta novela no sería lo mismo y yo no habría disfrutado tanto.

Schyler cambia a lo largo del libro, y busca a Cash cuando el negocio lo necesita, me gusta cómo intenta no sucumbir a la tentación que representa Cash, pobre, no sabe lo que le espera. La autora ha descrito muy bien esa dualidad en Schyler; el amor que siente hacia su padre y hacia Belle Terre, y lo culpable que se siente al descubrir cómo debió sufrir Cash por la elección de su progenitor.

Sin embargo, lo que tienen que pasar Gayla y Jimmy Don es muy duro y se me ha hecho la novela cuesta arriba en algunos momentos, sufriendo por ellos. En cuanto a Cotton, no le entiendo, vale, sí, dio su palabra pero en el proceso destruyó a dos de las personas que teóricamente más quería. Para mí Cotton solo amaba Belle Terre y a lo que representaba, pero no a ninguna de las personas que vivían dentro o cerca de ella, coincido con merce en que es un personaje muy egoísta. En cuanto Jigger, solo puedo decir y espero no ser muy cruel, que se merece totalmente el final que tiene.

En cuanto al final, sí, yo también lo he encontrado un poco brusco, muy bonito, porque esas dos palabras de Cash significan mucho más que todo un discurso, pero me hubiera gustado ver un poquito más allá.

En resumen, que me ha encantado leerlo y desde aquí le doy las gracias a la persona que me ha prestado el libro.

Comentarios (8)

  • luciago

    05 Enero 2012 a las 18:14 |
    Me ha encantado este es uno de los libros que guardaré siempre. Me ha gustado mucho la relación que mantienen los protagonistas y desde luego Cash es de armas tomar y un personaje que te queda grabado para siempre en la mente.
  • Yluna

    10 Enero 2012 a las 09:38 |
    Mi libro preferido de Sandra Brown. Una historia de "amor" sexy y apasionada. Una buena intriga. Un protagonista inolvidable, para bien o para mal.
  • silvia89

    25 Junio 2012 a las 09:11 |
    Si te gustan las novelas de amor-odio este libro sin duda se lleva la palma y te va a encantar! Para mí el mejor de esta autora sin duda, y uno de los mejores contemporáneos. Lo tiene todo y la química entre los protagonistas es espectacular.
  • marite

    07 Febrero 2014 a las 17:47 |
    Muy buen libro,de los que ya no se hacen.Es un libro realista,no se anda con remilgos ni con suavidades.Aún teniendo escenas tensas y fuertes no llegan a repeler y eso es todo un mérito de la autora.Al terminarlo te deja una sensación plena ,de esa que solo dejan los buenísimos libros. Y que decir de Cash...desde luego no es un prota al uso,muy romántico no es.Lo tiene todo para no gustar:prepotencia,malos modales,mujeriego...pero aún así te atrae.Es verdad que no tiene palabras bonitas para con ella y ni siquiera hace una bonita declaración,pero como se dice:"Hechos son amores" y él lo demuestra.
  • marite

    07 Febrero 2014 a las 17:47 |
    Muy buen libro,de los que ya no se hacen.Es un libro realista,no se anda con remilgos ni con suavidades.Aún teniendo escenas tensas y fuertes no llegan a repeler y eso es todo un mérito de la autora.Al terminarlo te deja una sensación plena ,de esa que solo dejan los buenísimos libros. Y que decir de Cash...desde luego no es un prota al uso,muy romántico no es.Lo tiene todo para no gustar:prepotencia,malos modales,mujeriego...pero aún así te atrae.Es verdad que no tiene palabras bonitas para con ella y ni siquiera hace una bonita declaración,pero como se dice:"Hechos son amores" y él lo demuestra.
  • Olaya.P

    19 Febrero 2014 a las 02:05 |
    Si hay una palabra que puede definir este libro es intenso. ¡Vaya librazo que se marcó la autora!
    Cash no se lo pone fácil al lector, tiene rasgos y un comportamiento que no le hacen demasiado atractivo en algunos momentos, pero en otros... ¡vaya contrapunto! Y luego está Schyler, que es una excelente protagonista, con garra y coraje.
    Hay cosas que podrían ser más ideales, más de ensueño, pero la autora tira de realidad y no complace al lector en todo. Me gusta esa valentía.
  • LILIAN

    23 Febrero 2014 a las 14:04 |
    ¡¡Un NOVELÓN con mayúsculas!! En general, todos los personajes no pueden ser más intensos aunque para mí la palma se la lleva Cash, porque no sabes si estrangularle o llevártelo a casa...
  • ana

    04 Septiembre 2015 a las 11:20 |
    No puedo opinar porque no he podido terminarla , lo siento . No he podido con esta novela.
    A mi Sandra Brown me conquistó con Un nuevo amanacer y Un nuevo atardecer (creo que esta última es una de las mejores novelas románticas , indispensables ) pero con Odio en el paraíso desconozco la pluma de la autora. No he podido pasar de la página 150 . No es porque esté mal escrita ,OJo! . No es mala , simplemente no es de mi gusto . Cuando comencé a leerla me di cuenta de que Odio en el paraíso es una reproducción literaria de las antiguas series de los años 90 ( Beverly Hills , Melrose Place ) donde todos se sienten atraídos por todos , hay rollos financieros y de antiguas fortunas , la protagonista se besa con Cash , con el cuñado ....todos los besos le gustan y los permite ,pero tiene pareja en Londres.....en fin . A mi estas historias no me interesan . Tal vez mas adelante (cuando esté con una gripe y guarde reposo y en cama ) lo retome y pueda continuarlo.

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras