Noe Casado - Treinta noches con Olivia

Crítica realizada por Lady Macbeth

Olivia quiere dar un giro a su monótona vida y buscar nuevas experiencias. Ella ansía vivir una aventura y liberarse de los cánones establecidos. Pero en el pequeño pueblo de Burgos en el que reside no abundan los hombres.

La oportunidad de dar rienda suelta a sus fantasías se le presenta cuando aparece Thomas, un inglés estirado y prepotente al que ella no soporta, pero por el que se siente tentada y atraída.

Las cosas se complican hasta tal punto que lo que iba a ser un apacible mes de agosto termina desembocando en un tormentoso y ardiente verano, en el que tanto Olivia como Thomas descubrirán que nadie es lo que parece...

Thomas Lewis es un triunfador. Es un prestigioso abogado inglés al que la vida, profesional, le sonríe. En cuanto a su vida personal, es casi inexistente, vive por y para su trabajo. Cuando cumplió dieciocho años se marchó de casa y no quiso volver a saber nada de su padre, una persona que se emborrachaba y que maltrataba, primero a su madre y cuando ésta murió a él mismo. Los estudios se los costeó trabajando, y cuando ya era un abogado se encontró por la calle a su padre en la mendicidad y pasó de largo como si no lo conociera. De eso hacía ya dieciocho años y desde entonces no había vuelto a saber de él. Por eso no da crédito cuando un abogado español le visita en su despacho para comunicarle la muerte de su padre y las disposiciones de su testamento. Este abogado le explica que su padre fue a parar a España, a un pueblo de Burgos, allí se rehabilitó del alcoholismo, conoció a Marina y se casó con ella. De ese matrimonio nació una hija, Julia, que ahora tenía quince años y que su padre había estipulado en el testamento que él fuera su tutor, pues Marina había muerto un año antes. Thomas le dice al abogado que no quiere saber nada de su hermanastra y que no quiere nada de lo que le pueda haber dejado su padre. El problema es que para renunciar a todo y cederle la custodia a la tía de la niña, debe ir al pueblo y renunciar ante el mismo notario que firmó el testamento. Así es como aparece Thomas en un pueblo de la provincia de Burgos perdido de la mano de Dios. Julia vive con su tía Olivia en una casa que había construido poco a poco Robert, el padre de Thomas y Julia. Cuando Thomas aparece en la puerta de la casa, todo son malos modos pues Thomas no quiere ni oir el nombre de su padre, y Julia no quiere ni verlo porque sabe que su padre trató de ponerse en contacto con él pero Thomas nunca contestó. A todo esto añadir que en el hotel, de lujo, donde pensaba hospedarse Thomas le pierden la reserva y no encuentra donde dormir, y el notario está de vacaciones por lo que un trámite que pensaba solucionar en dos, tres días a lo sumo, se convierte en un mes y además deberá convivir con su hermanastra y Olivia, la tía de ésta que le pone a cien (en todos los sentidos).

Thomas es todo un personaje, amargado por su pasado y que suelta toda su rabia contra esas dos locas que viven en el pueblucho. Es un esnob, pijo y elitista y con muy mal carácter. La verdad es que es el anti personaje que te quieres encontrar en una novela romántica, es sarcástico y a mí me ha gustado más bien poco. Bien es cierto que a lo largo de la novela su carácter se va "dulcificando" pero muy poco a poco.

Olivia es todo lo contrario, una chica sencilla y alegre que por circunstancias de la vida ha tenido que hacerse cargo de la hija de su hermana. Trabaja en un pueblo cercano como peluquera y aspira a regentar su propio negocio. Durante cinco años ha sido la novia del hijo del alcalde, pero acaba de romper la relación porque ya no había pasión, y en Thomas ve la oportunidad de tener una "aventura de verano", aunque le cae fatal.

Esta es la primera novela que leo de Noe Casado, y aunque el argumento me llamaba mucho la atención, la verdad es que conforme he ido avanzando en la lectura del libro esa atención se ha ido desinflando. El libro en sí está bien, tiene escenas divertidas y el desarrollo no está mal, sin embargo hay algunas cosas que no me han acabado de convencer. La autora ha utilizado un lenguaje coloquial que hablado no me suena extraño, pero leerlo.... Además si el protagonista es inglés y él mismo dice que su castellano es bastante básico de sus viajes a Ibiza, ¿Cómo es posible que utilice un lenguaje tan castizo, expresiones que ni yo misma conozco y multitud de palabrotas? Otro tema es que está catalogado como erótico-romántico, aunque yo lo de erótico no lo acabo de ver, a no ser que se refiera a la cantidad de escenas de sexo, que de eso tiene muchas, pero iguales las hubiera leído en cualquier novela romántica. Como punto positivo, debo decir que la descripción del pueblo, de sus habitantes, de los cotilleos, las fiestas del pueblo... todo me ha parecido muy divertido y le ha dado ese toque de humor. También me ha gustado el personaje de Julia, una adolescente que acaba de perder a su padre y conocer a su hermanastro, al cual hubiera preferido no conocer. Sus diálogos con Thomas y salidas de tono son refrescantes y me ha hecho sonreir en más de una ocasión. La relación entre Olivia y Thomas es de tiras y aflojas, los diálogos entre ellos son muy ágiles con toques sarcásticos por parte de Thomas y de dichos populares por parte de Oliva.

En cuanto a la cubierta.... Bueno, ya veo por donde van a ir los tiros en una buena temporada, todo nos lo van a querer vender como historias similares a cincuenta sombras. Pero no os llevéis a engaño, la historia no se asemeja ni por asomo a cincuenta sombras y todavía estoy intentando entender qué tienen que ver esos gemelos de la portada con el libro que me he leído...

En resumen, es un libro entretenido, para pasar el rato y poco más.

Valoración: 3,5 / 5


Crítica realizada por Patufet

Cuando empecé a leer el libro me dije !uy que divertido! pero conforme avanzaba el libro ha ido decayendo en picado.

El argumento al principio me parecía interesante , Thomas un abogado estirado que se desplaza de Londres a un pueblecito perdido de España a conocer a su hermana, de la que no tenía conocimiento y a renunciar a su parte de la herencia que le ha quedado.

Su hermana Julia vive con su tía Olivia y cuando llega Thomas no puede encontrar un recibimiento peor , ya que ellas piensan que viene a buscar su parte de la herencia.

Poco más hay que explicar en cuanto al argumento de libro ,Thomas viaja a España en vacaciones y como no está acostumbrado a buscarse los vuelos por si mismo , pues se queda en casa de ellas durante tres semanas, a partir de aquí tenemos sexo y más sexo (ya entiendo que eso es lo que hay en una novela erótica), pero podía haber habido una trama, que no es así.

Los encontronazos entre los tres son continúos, y no es que sean discusiones , si no que es una batalla a ver quien insulta más y mejor.

Los personajes no me ha gustado ninguno, Thomas , es un estirado , mandón, prepotente y bastante desagradable , y te dices , a éste lo meterán en vereda , pero no es así , al final ves que poco ha cambiado.

Olivia, se hace pasar por una chica ligerita de cascos , que no lo es, acaba de dejar a un novio que le ponía los cuernos y que aún la persigue, parece muy valiente , pero al final siempre cae en las exigencias de Thomas.

Y ya la guinda es Julia , que para tener quince años , es inmadura y pedante a más no poder, cada vez qua abre la boca es para insultar.

Hasta ahora no había leído muchas novelas de éste género y me pregunto si que sea una novela erótica va ligada a un lenguaje vulgar, amén de las palabrotas , porque lo que es en este libro la palabra gilipol... aparece en cada página un par de veces, o te encuentras con párrafos como este:

Joder... -dijo entre dientes

!Serás cabrón! - le espetó ella a pleno pulmón

Espera un jodido minuto ... dijo él

Aparta o te doy una patada en los huevos - lo amenazó ella.

Así son casi todos los diálogos por lo que llega un momento, que al menos a mí se me ha hecho bastante desagradable de leer, además que la parte romántica no la he encontrado por ningún lado, incluso la declaración, si es que se le puede llamar así, es de lo más soso , como bien dice la autora es como si Thomas estuviera dando la hora.

Creo que el libro podía haber dado mucho de sí, pero no ha sido el caso.

Mi valoración 2/5

 

 

Comentarios (8)

  • Mirta

    24 Septiembre 2012 a las 17:06 |
    Estoy de acuerdo en gran parte de la crítica, al menos hasta donde leí, porque al final dejé de leerlo a conciencia y el trozo que me quedaba lo medio leí a saltos, porque es que la trama cojea y se desinfla como dice la crítica y al final el resultado es que eran páginas y páginas de sexo que ya he leído cien veces y el libro se me hacía muy pero muy cansino. Yo no lo recomiendo para nada.

    responder

  • Mónica Péres

    24 Septiembre 2012 a las 18:50 |
    Pues a mi me ha gustado muchisimo. La relacion entre los protagonistas no es la clasica miradita y ya esta sino que poco a poco se van a ir dando cuenta, ella primero, el tarda mas pues es mas cabezota, de que estan hechos el uno para el otro, que por eso se lo pasan en grande juntos. Y lo de la portada... bueno, supongo que ahora todas van a ir por ese camino, pero lo que importa es el interior y para nada es una copia de 5o sombras.
    Yo he leido las otras dos novelas de Noe y veo que va evolcucionando, no se repite y eso aporta frescura, porque estoy viendo que muchas autoras (de aquí tambien) cuando dan con un exito se repiten y cansan un poco.
    Yo recomiendo 30 noches con Olivia, una historia erótica muy diferente.

    responder

  • B.triche

    25 Septiembre 2012 a las 17:45 |
    Yo la verdad que la estoy leyendo y me gusta, tiene su toque de humor y para nada me parece cansina, yo también la recomiendo.

    responder

  • sandrayruth

    28 Septiembre 2012 a las 17:55 |
    Pues yo la he dejado a la mitad, no me terminaba de convencer.
    Entiendo que sea una novela erótica, pero después de más de treinta páginas donde los protagonistas no hacen otra cosa más que estar folleteando, pues no va conmigo...

    responder

  • Pilarín

    03 Octubre 2012 a las 19:01 |
    Más de mismo pero sin fuerza. Creo que a la autora le falta mucho rodaje. Tiene las ideas pero le falta gancho, desarrollar la trama y trabajar más los personajes. Una novela insuficiente que se queda en escenas y escenas de sexo y poco más. Resulta aburrida. Hay muchas autoras eróticas mejores si queréis leer este tipo de novela, por ejemplo Megan Hart, y de nuestra tierra, Noelia Amarillo.

    responder

  • Inma

    09 Octubre 2012 a las 09:52 |
    Me leí divorcio y me gusto pero en cambio este no me ha gustado. Se puede ser estirado pero tan borde no. Es un libro de sexo como tantos pero ni una historia detrás, nada que una a los personajes. Hay veces que los personajes son muy diferentes pero siempre hay algo que los une, que les hace conocerse, pero aquí no hay nada. Incluso cuando vuelve a buscarla no me parece nada romántico.

    responder

  • Patricia García

    19 Octubre 2012 a las 11:32 |
    Yo no había leído hasta ahora nada de Noe Casado y debo decir que me he enganchado. 30 noches me ha parecido una apuesta arriesgada dentro de lo que es la novela erótica, apostando por salirse de los tópicos y me ha gustado mucho. Su forma de contar las cosas, sin esas eternas descripciones que no llevan a ninguna parte y sin esas declaraciones de amor empalagosas. Al principio cuesta entender las cosas pero a medida que vas leyendo empiezas a saber leer entre líneas y no es lo que dicen los personajes, sino sus gestos y sus pensamientos lo que hace que al final te enganches. Ahora estoy leyendo Divorcio y debo decir que de nuevo me ha dejado alucinada ¿Cómo pueden ser estas dos novelas de la misma autora? no se parecen en nada, y se agradece porque eso demuestra que su estilo es versátil. Tengo muchísimas ganas de que publique algo nuevo.

    responder

  • Emilia

    20 Octubre 2012 a las 17:02 |
    Yo no he sido capaz de terminar esta novela. Utiliza un lenguaje para nada cuidado, lo que hace que al final los personajes parezcan vulgares y zafios. Tambié a mí me llama la atención las expresiones que utiliza el protagonista: un inglés que medio habla español jamáas utilizaría un lenguaje parecido y sé perfectamente de lo que estoy hablando. Creo que se puede escribir novela erótica sin necesidad de caer en semejante vulgaridad.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |