Meagan McKinney - Encajes y Pecados

Valoración:

Critica realizada por Tita Yolanda

Nos encontramos ante un libro que, a decir verdad, es una joya. Es una joya en sí el poder, el tener el privilegio de tener un libro tan bien escrito como este : Encajes y pecados.

Un libro en el cual la escritora Megan MacKinney consigue hacerte vivir el New York de principios de siglo, con sus diferencias de clase, su clase alta tan elitista, su clase obrera tan llena de inmigrantes …
Una historia en la cual no solo se puede leer una hermosa, preciosa, deliciosa y maravillosa historia de amor, sino la clara lucha de clases que en tan contadas ocasiones podemos leer y que, en esta ocasión, es la base de una tempestuosa relación.

En esta novela nos cuenta la historia de Trevor Sheridan, un emigrante irlandés que habiendo llegado con su madre y su hermano a New York empezó trabajando en los empleos más sucios y denigrantes de aquella época. Pero gracias a su astucia, su inteligencia y su picardía fue ascendiendo poco a poco pero inexorablemente hasta tener la mejor situación económica de toda la ciudad. Hablar de Trevor Sheridan era sentir una envidia sana para los inmigrantes pues se alegraban de tener a uno de los suyos en la élite económica y una envidia corrosiva para los Knickerbokers, la ‘realeza’ de la ciudad. Trevor se encuentra con la situación de querer introducir a su hermana pequeña Mara en el difícil mundo de los Knickerbokers, pero debido a sus orígenes humildes le cierran todas las puertas. En la presentación oficial de Mara no aparece ninguno de los invitados, ninguno quería ir, nadie menos uno : Alana Van Alen, la cual está golpeada y encerrada en su habitación por su tío para que no vaya al evento. Ante esa humillación Trevor jura venganza contra todos los que han ofendido a su hermana no apareciendo en un día tan señalado para ella.

Pero Trevor es un hombre decidido, cruel, duro, inflexible, capaz de sacar lo peor de la gente y conseguir lo imposible. Necesita alguien que la introduzca en ese mundo al que él desea pertenecer, más por venganza que por deseo propio.
Alana Van Alen es la elegancia personificada. La joven a la que todas las demás quieren imitar, la mimada..la adorada por todos los Knickerbokers, pero ninguno sabe de la crueldad con la que está siendo tratada día a día por su tío ni por su oscuro secreto que tan bien guarda de todos.
La joven se vé un día lluvioso, frío, obligada por su tío a caer a los pies de la puerta de Trevor Sheridan, el hombre más temido por los de su clase. Sheridan no se conmueve ante la desoladora imagen de Alana mojada, temblorosa, amedrentada pero orgullosa y valiente ante él, discuten acaloradamente y, entonces… Trevor se dá cuenta… que… un matrimonio con alguien de la alta sociedad podría facilitarle la entrada de su hermana Mara a ese mundo y proporcionarle la felicidad que él anhela para ella.
La única oferta que le hace Trevor a Alana para salvar su nombre y su patrimonio en quiebra debido a una venganza bien planificada es… casarse con él.
Un matrimonio de conveniencia que unirá a dos personas tan distintas como parecidas.

Alana no puede comprender a un hombre que lleva tanta rabia dentro como Trevor Sheridan, pero le admira secretamente. Le admira y, pese a no sentir nada por él, acepta su oferta de matrimonio. La generosa suma de dinero puede salvar... su secreto. Un secreto que nadie sabe y que, al final será un punto de inflexión en ambos.
La joven no puede evitar enamorarse del hombre que tan duramente ha trabajado para llegar tan alto, despreciando un poco a los de su propia clase por sus celos, sus envidias por no ser tan inteligentes como Trevor. Secretamente orgullosa de ser su esposa, siente respeto y un tanto de temor reverente pues ya supone que Trevor es un hombre ardiente y ella, lo que quiere es un matrimonio real ... no uno de conveniencia. Pero Trevor no es un hombre que se doblegue ante nadie, y menos aún ante una mujer de los Knickerbockers.

En esta situación se dan varios puntos curiosos … la dulzura de Mara … el aparente atolondramiento y despreocupación del hermano menor.. y la dureza fría como el témpano de Trevor. Pero todo es fachada en este último, es un hombre de una entereza sin límites… con lava por sangre pero con una determinación implacable.
Dueño de sí mismo, no parará hasta ver realizado su sueño. Pero en este sueño no cuenta con enamorarse de una mujer por la cual se niega a sentir nada, por la cual no quiere desear.

Es una historia deliciosa de inicio a fin, y cuando acabas el corazón se te encoge de pura rabia por haber tenido que acabarla, dejando en tu imaginación escenas como ese beso en el tren … la primera noche juntos… el abrazo en el sanatorio.. o la maravillosa escena del epílogo del libro.
No hay palabras, Encajes y pecados … hay que vivirla.


Crítica realizada por Dougless 

Trevor Sheridan es un irlandés que llegó a América con su madre y hermano dispuestos a trabajar. La vida ha sido dura para él y tuvo que hacer muchas cosas para sacar adelante a su familia cuando su madre murió al dar a luz a su hermana pequeña. Con astucia e inteligencia logran sobrevivir y hacerse lo que los Knickerbokers, la clase alta, dicen "un nuevo rico". Y es que es un hombre muy rico pero no le aceptan entre la élite por sus antecedentes.

Los Knickerbokers son descendientes de los antiguos colonos y un grupo muy cerrado, aceptan los consejos de Trevor en lo referente a la bolsa y negocios pero no quieren relacionarse con él porque no está a la altura.

Debido a un desplante que hicieron a Mara, la hermana de Trevor, este jura venganza y parte de ella se completa cuando consigue casarse con Alana Van Allen, la niña bonita de la alta sociedad.
Alana no es tan snob como debería ser , ya que ha sido criada entre algodones pero un suceso en su pasado hace que tenga los pies en la tierra. Medio obligada a casarse con Trevor para salvar su fortuna, su nombre y un secreto que tiene poco a poco se va adaptando a su nueva familia.

La relación de Trevor y Alana es un continuo tira y afloja desde el principio. Trevor no es tan duro como aparenta, al lado de sus hermanos Alana descubre otra cara de él , la del hermano protector y cariñoso que haría cualquier cosa para que sus hermanos no sufran como sufrió él. Pero con ella no se porta muy bien, se siente atraído por ella pero a la vez se siente inferior y no le da una oportunidad.

La ambientación es increíble, no había leído nada tan realista de la llegada de los inmigrantes a América y la diferencia tan grandes de clases, se ven las cosas desde los don puntos .

Los personajes secundarios me gustan mucho, sobre todo Eagan , el hermano mujeriego de Trevor al cual me hubiera gustado ver en su propio libro ya que su historia con Caitlín se me ha hecho corta. Mara y Cristabel le dan un toque dulce a la historia y añado que le he cogido manía a la señora Astor y al tío de Alana.

Me hubiera gustado que Trevor no fuese tan duro con Alana y se hubiera entregado al amor un poco antes no al final del libro.

Aun así me ha encantado, creo que lo tiene todo para ser un gran libro y estoy deseando leer el siguiente libro pues este final me ha dejado muy intrigada.


Crítica realizada por Mc2

Alana Diana Van Alen tenía pensado acudir a la fiesta de Mara Sheridan, con la que había hecho amistad. Sin embargo, su decisión no dejaba de ser polémica pues la joven era irlandesa y no bien admitida en sociedad. Por eso es atada y encerrada por su abusivo tío, que no dudó en convertirse en apoderado de Alana y su hermana Cristabel tras la muerte de sus padres.

Trevor Sheridan era un hombre que había debido luchar mucho para salir de la calle. Su determinación le había hecho codearse en sociedad con la flor y nata del país, sobre todo por el dinero y las posesiones que había conseguido reunir. Pero su hermana Mara era sagrada para él y ver el desprecio que la habían hecho al no presentarse nadie a su fiesta de cumpleaños le había llevado a planear una venganza contra todos los que la habían agraviado.

Cuando la venganza llega hasta los Van Alen, Didier echa a la calle a Alana para que busque la ayuda de Sheridan, algo que no desea la joven, pues siempre ha soñado con una vida tranquila y sencilla en una casa blanca y acogedora, al lado de un hombre que la ame. Pero si Alana no consiente casarse con él teme que Trevor haga realidad su intención de averiguar su secreto, que ella lleva años tratando de ocultar, y publicarlo.

Trevor estaba harto de las normas impuestas por la señora Astor que hacían imposible que su familia pudiera entrar en el club de los Cuatrocientos. Un club al que sólo podrían aspirar entrar por matrimonio, ya que era imposible cambiar su origen. Alana es la candidata perfecta para poder entrar aunque tenga que chantajearla para hacerlo.

Me ha gustado muchísimo esta novela. Mis sentimientos hacia Trevor era completamente fluctuantes: de odiarle por herir continuamente a Alana con su sarcasmo y sus dudas... a suspirar por él por su generosidad, justicia y principios.

En cuanto a los protagonistas, Alana es una joven bella, inteligente, educada que sueña con una vida tranquila y sencilla al lado de un hombre gentil, bondadoso e inteligente; y capaz de todo para proteger a su hermana enferma. Trevor es un hombre complicado marcado desde los catorce años por una cojera, debido a una herida de bala en la cadera. Por un lado justo y generoso con los que ama y sus trabajadores y por el otro implacable con los que cree en su contra; sobre todo con Alana a la que apenas le da oportunidades para salvar su matrimonio.

En fin, una novela cargada de tensión, con una estupenda ambientación y recreación de la época, con momentos que perdurarán en mi memoria durante años y una buena historia de amor. De las mejores que he leído en los últimos años. También me han encantado los secundarios, Eogan y Mara tan diferentes uno de otro pero deseosos de salvar el matrimonio de Alana y Trevor. Y, como en otras novelas, la figura del malvado recae en un familiar cercano de la protagonista, Didier, tío de la joven. Tras la lectura de esta novela no he podido evitar buscar la que hace referencia a Cristabel, hermana de Alana por la necesidad imperiosa de seguir leyendo sobre esta familia.

Valoración: excelente.

Comentarios (5)

  • conchi

    07 Mayo 2013 a las 16:12 |
    este libro es precioso toda su lectura es una maravilla, la historia de Trevor y alana es de las que mas me gustan ya que la intriga de ese amor odio, esa guerra constante de voluntades el trato duro y cruel de Trevor con alana y a pesar de todo, ella no se rinde quiere conseguir su amor. en fin una joya de libro, y la crica de este libro me a parecido muy fiel y precisa, muchas gracias por vuestras criticas me sirven de mucho a la hora de decidirme por un libro

    responder

  • Belen

    07 Mayo 2013 a las 23:57 |
    Umm esta bien, pero esperaba más del libro. Mucho mejor el segundo de las hermanas Van Alen "Fugitiva".

    responder

  • Silvia77

    23 Abril 2014 a las 10:33 |
    Un libro excelente, un tira y afloja erntre los protagonista que me ha tenido en tensión durante toda la lectura. Me ha gustado mucho además la ambientación histórica y el personaje de Trevor. Mi primer libro de la autora y todo un acierto que recomiendo.

    responder

  • ana

    23 Marzo 2015 a las 14:47 |
    Una historia "bien trabajada" . El lector se sumerge en la Nueva York y en su sociedad del 1890 .
    A quien le guste sufrir ..............¡esta es su nóvela !... porque es la historia de un amor absolutamente tormentoso .
    Lectura dinámica que no decae . El único fallo está en los diálogos ( para mi ) .
    Puntuación ; 8/10

    responder

  • Yolanda

    07 Marzo 2019 a las 06:48 |
    Uno de mis libros preferidos.Maravilloso.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.