Mari Mancusi - Chicos que muerden

Valoración:

Crítica realizada por Anasy

Dos hermanas, tan diferentes como el sol a la lluvia. Una de ellas mataría por entrar en el aquelarre de sangre. Para la otra, salir de allí sería letal.
Cuando Sunny McDonald es arrastrada por su hermana Rayne a alistarse al Club Fang, no espera encontrar más que un puñado de góticos jugando a ser vampiros. Pero cuando un chico confunde a Sunny por su oscura y adorable hermana y le muerde en el cuello, descubre que esos colmillos son reales y letales.
Sunny tiene menos de una semana para descubrir cómo anular el efecto del mordisco, o acabará para siempre como un no-muerto. No solo acabará siendo un vampiro, sino que será eternamente la esclava de Magnus, el chupasangres que le mordió, y eternamente es mucho tiempo....


OPINIÓN

¡Sorpresa!! Eso es lo que me he llevado con este libro. No sé muy bien que me esperaba y siendo sincera me lo empecé con bastante reticencia pensando sino me habría equivocado como elección de lectura. Ese temor sólo duró aproximadamente una página y media cuando ya estaba enganchada a la lectura y riendo.

Chicos que Muerden es sin duda un libro poco usual, parece lo típico: adolescente, vampiros... ¡Pues no!. Para empezar tenemos a dos adolescentes de 16 años, gemelas, que si son idénticas en apariencia como personas son el día y la noche. Sunny es la gemela “buena”, la que acata las normas, sigue siendo virgen, juega en el equipo de hockey, no se salta las normas. Rayne es la rebelde, gótica, extravagante, la que se salta todo lo que indique “buena chica”, pero las dos se llevan de maravilla pese a que llevan unas vidas separadas socialmente.

Por eso Sunny se deja convencer por su hermana para acudir una noche el pub Colmillo. El club está lleno de gente al estilo Rayne hasta que aparece en escena un chico guapísimo y encantador (Magnus) que convence a Sunny de salir fuera, cuando ya están en la calle, la muerde.

Todo es una terrible confusión claro está, Magnus, el tío bueno, es en realidad un vampiro al que le han asignado a una compañera de sangre, Rayne, que ha tenido que pasar por todo tipo de exámenes y una lista de espera para poder convertirse en vampira, pero el pobre Magnus se ha confundido de hermana y ahora hay que arreglar el desbarajuste.

Mientras intentan encontrar el modo de que Sunny no se convierta en vampiro esta empieza a ver las ventajas y las desventajas de convertirse en una chupa sangre.

Ventajas: El chico por el que lleva colada años le ha pedido que vaya al baile con él y parece que se ha enamorado perdidamente, los vampiros además cuentan con todo tipo de lujos y favores.

Desventajas: Que si bien se enamora de ti el chico de tus sueños, también lo hacen los profesores, las ancianas secretarias que ocultan su lesbianismo, tu madre piensa que te drogas y una cazavampiros con sobrepeso quiere darte caza pese a la campaña de buena imagen que los vampiros llevan a cabo “Los Vampiros también somos personas”.

Todo el libro es una locura, casi una parodia a las típicas historias de vampiros que hemos visto hasta ahora. La autora escribe de una manera ingeniosa, actual y nada ñoña una historia que te hace reír desde el principio con buenos personajes, situaciones divertidas y hasta algo ridículas relatado por Sunny en primera persona de una manera creativa y dinámica.

Sunny tendrá que decidir si quiere seguir siendo vampiro, su creciente atracción por Magnus, y tendrá que oír las múltiples quejas de la pobre Ryane que nos deja con ganas de saber su historia, ya que el destino le tiene preparada una jugarreta.

Olvidaros de los personajes típicos y los viejos mitos y prepararos para vivir de una manera divertida y atípica una historia de vampiros poco convencional. Con este libro he descubierto una autora nueva que me ha hecho pasar muy buen rato y me ha sorprendido de manera maravillosa.

Muy bueno.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |