Leigh Greenwood - Violet

Valoración:

Crítica realizada por Yolanda

Sexto libro de la Serie: "Siete Novias"

Siete hermanos que conquistaron el Oeste y siete novias que dominaron sus corazones.

Jefferson Randolph está enfadado con el mundo entero debido al brazo que perdió en la guerra y la destrucción de su familia. Amargado y solitario, sabe que no será feliz hasta que contraiga matrimonio con una belleza sureña y reconstruya su hogar. Y la última persona con la que espera cruzarse en su camino es una fogosa pelirroja de Massachusetts, el ama de llaves de sus dos traviesas sobrinas y estereotipo de todo lo que odia en una mujer. Es una Yankee que rechaza la sumisión al hombre, tiene opiniones que sostiene con convicción y que proclama a los cuatro vientos, se viste con llamativos colores y está decidida a ser independiente. Jefferson está furioso, ya que incluso una vez pasada la cuarentena, no puede dejar de pensar en ella.

Violet Goodwin ha llegado al Oeste para descubrir qué le sucedió a su tío y por qué la mina que le legó no tiene valor alguno. Para poder mantenerse, ha cogido un trabajo como ama de llaves en un elitista colegio femenino. Después de que Jeff Randolph tenga que pasar cinco días en cuarentena en el colegio con ella y sus jóvenes al cargo, se pregunta por qué se siente tan atraída por un hombre que le desagrada tanto. Él parece no dejar nunca de estar autocompadeciéndose, además de enfadado y distante. No puede entender por qué fantasea con él, aunque es innegable su atractivo físico. Es totalmente consciente de sus ridículas ideas sobre las mujeres. Está dispuesta a demostrar que no hay que ser una joven y tonta belleza sureña para ser una buena esposa.

Jefferson Randolph, perdió un brazo en la Guerra Civil contra el Norte. Aquello le marcó, le hizo tener un odio acérrimo a todo norteño, aumentando su sueño de casarse con una sureña de buenas maneras, que representase todo aquello que él había perdido en la guerra.
Ahora, cuando el éxito le había llenado en su vida laboral se sorprende sintiéndose atraído por una mujer totalmente inesperada: Violet Goodwin.

Sureño. Ese hombre tan atractivo, tío de las alumnas más díscolas de la escuela de la que era gobernanta debía de ser sureño. No podía ser que se sintiera atraída por él no.. no podía ser.. aquello que apretaba sus entrañas no podía ser atracción.. aquellos sueños en los que él aparecía como personaje principal no podían ser fruto de una atracción hacia él.

Cuando un odio tan acérrimo entre dos personas llega a ese extremo solo cabe esperar una cosa : una pasión desbordada y totalmente incontrolable... qué hacer con esas sensaciones : ¿aceptarlas.. o huir?

Un libro que hable sobre el odio directo entre el Norte y el Sur no había estado tan lleno de sentimientos como este libro.
Lo inicia con indiferencia.. lo sigue con resentimiento... continúa con odio.. introduce el respeto.. más tarde la admiración.. para finalizar con una pasión deliciosamente pecaminosa.

Jeff Randolph es el epítome de hombre totalmente amargado por el resultado de la guerra en su cuerpo : la carencia de un brazo que le ha acomplejado siempre. Un hombre inteligente  que sabe lo que quiere y que ha de hacer en la vida.. hasta que encuentra a Violet y la encuentra una interesante curiosidad que desentrañar.

Violet Goodwin, una joven que, sabiendo que ha pasado la edad de casarse solo aspira a vivir lo mejor que pueda.. hasta que encuentra a Jeff Randolph y empieza a reconocer que, no todo el Sur era lo que parecía .. ni todo aquello que creía saber era cierto.

Un dulce camino de comprensión y entendimiento mutuo.

Un libro dulce, ameno, agradable.. con sus puntos de historia interesantes.. con el agradable punto de vista masculino de una historia de amor tan intensa como la de estos personajes que, además de comprensión, necesitan una pasión tan arrolladora que pueda tirar abajo las barreras ideológicas que se crearon para desencadenar una guerra tan horrenda como la Guerra Civil.

Maravillosamente dulce .. deliciosamente intensa...

Jeff es el personaje más intenso que he leído de la serie Siete Novias por ahora. Intenso, oscuro y peligrosamente sensual dentro de su masculina complejidad...

Intenso. Muy intenso.


Crítica realizada por Mc2

Sexto libro de la serie Siete novias.

La novela discurre en Denver en 1880, teniendo como protagonistas a Thomas Jefferson Randolph y Violet Ankum Goodwin.

A Jeff no le apetecía nada ir a la Escuela de señoritas Wolfe, en donde estaban estudiando sus sobrinas gemelas Aurelia y Juliette, pero el continuo quebrantamiento de la disciplina del centro lo hacían necesario y él era el único que estaba disponible. Pero Jeff no tiene ni suficiente paciencia con sus sobrinas ni ganas de que le interrumpan en su trabajo y en sus obligaciones como presidente del banco más grande al oeste San Francisco. Además, la regañina que da a las gemelas no es entendida por su responsable, la señorita Goodwin, produciéndose un más que loable intercambio de pareceres.

Violet había ido a vivir a Denver gracias a una invitación de un tío suyo. Pero al llegar se encuentra que su tío ha desaparecido y su mina está agotada. Ante la falta de dinero, y sin otro sitio al que ir, tiene que aceptar el trabajo de supervisora de dormitorio de la Escuela Wolfe para señoritas.

Quince días después, una nueva visita al colegio lleva a Jeff a una situación insoportable. La escarlatina le obliga a guardar cuarentena encerrado en el edificio con dieciséis niñas… y Violet.

Me ha encantado la novela. No he encontrado ni un solo párrafo que desperdiciar. Es una historia preciosa y mucho más familiar que las anteriores. La familia Randolph sale casi al completo y los conocimientos como enfermera de Violet ayudan a que nazca un nuevo miembro en la familia. También hay situaciones peligrosas que se resuelven con el arrojo y la valentía de los protagonistas y mucha incertidumbre a lo largo de las páginas que te atrapan sin remedio. En conclusión, uno de los libros que más me han gustado de la serie.

En cuanto a los protagonistas: Jeff a sus treinta y siete años es un hombre amargado que vive sintiéndose un lisiado pues perdió un brazo en Gettysburg. Rehuye de su familia, y se sumerge en el trabajo, para olvidar la repulsa que algunas féminas le han infringido en su vida. Es insoportable, insociable, irascible… y un amargado. Sólo quiere ganar dinero para que toda la familia regrese a Virginia y casarse con una esposa sureña. Algo que no para de repetir en la primera mitad del libro. Violet es una joven de veintinueve años completamente diferente a las damas del sur, como no tiene reparo en señalarle continuamente Jeff. No es ni sumisa ni callada y no deja de hacer ostentación de vestidos más que llamativos.

Entre los secundarios hay que destacar a las hijas de Rose y George, Aurelia y Juliette, dos jovencitas con mucha imaginación y que no tienen reparos en referirse a su tío como “don Dinero Oxidado”.

Valoración: muy bueno.

Comentarios (1)

  • Dougless

    17 Junio 2014 a las 16:07 |
    ¡Genial! ¡Qué ganas tenía de leer la historia de Jeff! Ya desde el primer libro me llamó la atención, tan gruñón y protestón, tan huraño con todo el mundo. A lo largo de los demas libros hemos ido sabiendo un poco mas de su vida pero estaba deseando llegar a su propia historia y no me ha defraudado nada. Para mí es el mejor libro de la serie junto con "Rose" y "Laurel".
    Violet es todo lo que le hacía falta a Jeff y encima ¡ es una yanqui! jajaja, lo que he disfrutado y he reído al leer algunos parráfos y lo que hubiera dado por ver por una rendija la cara de Rose y sus cuñadas cuando Jeff habló con ellas.
    También me ha gustado mucho la aparición de los demás miembros de la familia: las díscolas Aurelia y Juliette, todos los hermanos juntos, los problemas a los que se enfrentan juntos por ayudar a Fern, la cuadrilla de niños, a cada cual mas revoltoso, en fin, sensacional.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |