Lauren Willig - Ashford Park

Valoración:

Crítica realizada por Irdala

Una novela apasionante cuyos giros inesperados sorprenderán en cada capítulo.

Un retrato inolvidable de unos personajes atractivos y contradictorios.

Una historia con las características de las grandes narraciones de las últimas décadas.

Lauren Willig, cuyos bestsellers aparecen siempre en las listas de los libros más vendidos del New York Times, teje en Ashford Park una red de deseo, poder y pérdidas que nos lleva desde los cerrados círculos de la sociedad británica hasta los rascacielos de Manhattan y las arenosas colinas rojizas de Kenia, y desde la Primera Guerra Mundial hasta el mundo de hoy.

Ashford Park es una novela de la que no te puedes despegar aunque lo intentes, porque la autora tiene una narrativa estupenda que no decae en ningún momento, con giros y personajes interesantes y bien perfilados.

La historia nos relata los más oscuros secretos de una familia. Como es lógico, esos secretos salen a la luz años después, dando paso a unas situaciones comprometidas.

Addie sufre la pérdida de sus padres en 1900 siendo ella una niña pequeña. La envían a vivir con un tío con título nobiliario al que no conoce. De inmediato se da cuenta de que no es bien acogida, ella nada tiene que ver con esa familia y siente que no es bien recibida, sobre todo por su tía. Sin embargo, sí hay una persona que le muestra su apoyo, su prima Bea. Es gracias a ella que encuentra un poco de paz en un lugar inhóspito y tan diferente al que hasta ahora ella conoce.

La dos niñas se crían juntas, se llevan bien, pero son muy distintas, Addie siempre va a remolque de su prima, aceptando todo cuanto ella dice. El tiempo pasa y Bea, por su forma de ser, acaba cayendo en el escándalo, algo que atormentará a Addie por diferentes motivos.

Saltamos en el tiempo para conocer a Clemmie, la nieta de Addie, que está poniendo todo su empeño, y a punto de conseguir, formar parte del bufete de abogados donde trabaja. Vive centrada en su trabajo y al mismo tiempo trata de olvidar que acaba de romper su compromiso. En su lucha por triunfar, abandona un poco a la familia y solamente cuando en la fiesta del 99 cumpleaños de su abuela la ve tan mayor y enferma, se da cuenta de su error. Y es cuando empieza a preocuparse de su abuela y cuando comienza, como consecuencia de una conversación con el hijastro de su tía Anna, a tratar de descubrir secretos de la familia antes de que sea demasiado tarde. Secretos del pasado, encubiertos pero nunca olvidados.

No voy a contar más del argumento, pero sí me gustaría decir que es muy fácil meterse en la piel de los personajes. La narrativa, en general, es fluída y muy amena y está escrita de una forma que casi se pueden ver los gestos de los personajes, los lugares y sus sentimientos. Es casi como si estuvieras a su lado y, a veces, hasta te dan ganas de echarles una mano o apuntarles alguna cosa. Es cierto que ha habido ocasiones en las que las descripciones me resultaban excesivas y los saltos en el tiempo, contando innumerables cosas entre medias, resultaban un poco agobiantes. No obstante, era imposible abandonar la lectura por la imperiosa necesidad de querer saber lo que venía a continuación.

La novela no está catalogada como novela romántica y desde luego no lo es, así que si alguna espera encontrar una historia similar a la de los otros libros que hemos leído de esta autora, que se olvide. Lo que sí encontramos es el buen hacer de su escritora, la cuidada documentación y el esmero que la caracterizan. A pesar de no ser una novela romántica, sí la recomiendo a todas aquellas que quieran, hartas ya de leer libros vacíos de contenido, algo interesante, bien escrito y con sustancia. Yo lo he disfrutado. No sé si por el salto en la época, porque evoca un pasado oscuro y un misterio o porque estaba necesitada de una lectura diferente e inteligente.

Tiene misterio, sí y aunque resulta bastante previsible, no por ello le quita interés. Como ya digo, romance hay más bien poco, pero es una novela del todo recomendable.

 

Crítica realizada por Luciago

Ya conocía a Lauren Willig de sus libros la serie napoleónica, los cuales me encantaron porque son historias que indagan en el pasado para conocer secretos y descubrir los hechos que ocasionaron los mismos. Bueno, pues esta historia es exactamente lo mismo, aunque transcurre entre principios del siglo XX y finales del mismo y termina a primeros del XXI.

Huelga decir, después de esto, que adoro este tipo de libros y si además está perfectamente escrito y muy bien ambientado, mucho mejor y necesario. Esta escritora que cuenta con dos carreras, para mí, es una gran narradora e historiadora. Y ello lo demuestra en las obras que he leído de ella.

Clementine es, según la sinopsis, la protagonista de la novela, pero lo que se dice en este resumen deja muy corta la verdadera trama de esta intensa y maravillosa historia. El libro consta de dos partes, una que transcurre en Londres y otra en Kenia. El presente transcurre en Nueva York, que es donde viven los principales personajes.

El principio es un prólogo en el cual nos encontramos con dos personajes que van a ser el eje de toda la narración Addie y Bea. La acción transcurre en Kenia. Después empieza la primera parte, donde el presente se va entremezclando con el pasado y vamos conociendo los hechos conforme pasan los capítulos. Ese mencionado prólogo te deja una sensación de incertidumbre, que va creciendo poco a poco y que te deja con ganas de conocer que ha pasado, lo que te engancha a su lectura con ansias. Es lo que me ha pasado a mí.

Me ha gustado todo en el libro, pero la historia del pasado es la que me ha entusiasmado. He quedado completamente encandilada con el protagonista, Frederick, un hombre que ha pasado por la primera guerra mundial y está totalmente roto en el momento que se reencuentra con la protagonista. Esa guerra que ha marcado a toda una generación, que ha cambiado los roles de las personas en la sociedad y que los que han sobrevivido necesitaron años para recuperarse, eso, los que lo consiguieron. Todo esto está perfectamente reflejado por la autora. También vemos la desaparición de la aristocracia, tal y como era.

Los personajes están perfectamente definidos y retratados. Junto a los protagonistas hay un elenco magnifico de secundarios que son imprescindibles en la trama. Y la ambientación me ha gustado mucho, sobre todo la de Kenia. Un mundo desconocido para mí y, con esta lectura, he conseguido aprender algo acerca de ella.

Es una apasionante historia, llena de secretos y descubrimientos. Con amores llenos de trabas y engaños, donde los malentendidos y malas decisiones son el pan de cada una de las relaciones amorosas de esta historia. Encontramos todo tipo de sentimientos, creados con una maravillosa prosa que te proporciona unas horas estupendas y te hace meterte en la historia y sentirlos por ti misma.

Una pena que de los quince libros que ha escrito esta autora, solo nos hayan llegado tres.

Lo recomiendo convencida.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |