Lauren Weisberger - Cómo ser lo más en Nueva York

Valoración:

Crítica realizada por Savannah990

No, la vida de Bette Robinson no era del todo mala. Veintiséis años, un buen apartamento en Manhattan y , en breve, posible asociada en el banco de inversiones donde trabaja con su mejor amiga. Por eso, cuando decide dejar su trabajo como la chica impulsiva que nunca ha sido, no tiene ni idea de que hará después. Durante meses su única ocupación es pasear a su perro por Murray Hill, un barrio que no se caracteriza precisamente por su glamour. Y en esas estaba cuando conoció a Kelly, directora de una famosa agencia de relaciones públicas, para la que ahora trabaja. Nada complicado, esencialmente ver y dejarse ver en todas las salas CIP de los clubes nocturnos más exclusivos de la ciudad. Lo único que ha necesitado es evitar la cara de pasmada que se le ponía la ver rostros famosos, American Express negras, botellas mágnum de champán Cristal o paparazzis.

No, la vida de Bette Robinson tampoco ahora es mala. Pero todo, todo es susceptible de empeorar, pues acaba de convertirse en uno de los personajes asiduos de una columna periodística dedicada al famoseo. Y se ha dado cuenta de que la línea entre su vida profesional y su personal es invisible. Y Bette se pregunta si es aquí donde deseaba llegar realmente.



Puede que el argumento no desvele una relación amorosa, pero la tiene, aunque una historia propia del género del chick-it. Sin darse cuenta de cómo ha llegado hasta ahí, Bette se encuentra entre los brazos de uno de los hombres más famosos de Nueva York, tiene un trabajo en relaciones públicas y tiene que codearse con lo mejorcito de la ciudad. La pobre Bette no sabe qué hacer, nunca ha sido famosa ni tampoco ha sido flaca, como tampoco ha sabido decirle a su mejor amiga que su novio no es quien dice ser. Solo recibe el apoyo de su tío y del novio de este, quienes le introducen en este confuso mundo. Es ahí cuando conoce a un guapo, apuesto y divertido portero en una de las discotecas más famosas y de moda de toda Nueva York. Resulta que este chico, que lee en la entrada del club y se ríe de ella, es un pluriempleado, y que a pesar de que Philip le atraía, le atraía mucho más este joven, tan parecido a ella en muchos aspectos.

La historia, por supuesto, se centra en Bette, que aunque no cuente ella misma la historia, es como si lo hiciera. La novela no empieza justo cuando Bette cambia de empleo, si no que muestra como es ella en realidad y así, según va avanzando la historia, podamos observar cómo va cambiando respecto a lo que le rodea. Como cambia de estilo y físico, como se vuelve su vida de fiesta y como se hace más atrevida y coqueta con el portero, que sin saber porque, se lo encuentra en todas partes.

La novela se hace amena, es divertida y entretenida, llena de líos amorosos, enredos, insinuaciones y dulces aunque discretas, escenas de amor y coqueteo. No solo está Bette en la novela, su mejor amiga Penélope también juega un papel importante en la novela, mostrándote la vida paralela que tiene con su amiga. También está el tío de Bette, que es como un padre para esta, mostrando su gran personalidad y su relación estable con su pareja desde hace años. También están los compañeros de trabajo de Bette, cuyos personajes se asemejan un poco a otro de la novela El diablo viste de Prada, sobre todo Elisa, se parece mucho a Emily de El Diablo viste de Prada. Aun así, a mi juicio, esta novela tiene más romanticismo, viendo claro está el romanticismo que puede llegar a tener una novela del genero Chick-it que su antecesora El diablo viste de Prada.

En esta novela se encuentra una mezcla de todo: líos, enredos, amor, risa, tristeza, soledad, fiesta y glamour.

Mi valoración es de 8 sobre 10.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |