Kathryn Taylor - Daringham Hall. La herencia

Valoración:

Crítica realizada por Kkekka

Campiña inglesa, en la actualidad. La idílica vida familiar... Sigue leyendo la sinopsis pinchando aquí.

Primer libro de una trilogía cuya segunda y tercera parte ya tiene fecha de publicación ( 2 de octubre y 3 de enero) algo muy a tener en cuenta, la verdad.

Cuando leí la sinopsis, la historia me llamó la atención aunque no ha sigo exactamente lo que me esperaba. Se respira a lo largo de toda la historia un aire a las novelas menores de Rosamunde Pilcher o Maeve Binchy que me ha sorprendido.

Ben es un hombre de negocios que dirige una empresa informática junto a su socio. Debido a un sentimiento de venganza decide ir a Inglaterra y enfrentarse cara a cara con la familia y el hombre que despreciaron a su madre dejándola sola y embarazada. Ese sentimiento es muy poderoso pero desaparece cuando en plena carretera es atacado y pierde la memoria.

Kate es una veterinaria que ha crecido al lado de los Candem, dueños de Daringham y les conoce mejor que nadie. Ha estudiado veterinaria pese a la oposición de su familia y vive de sus propios medios. Una noche de tormenta se topa con un herido Ben y decide ayudarle, poco a poco los sentimientos afloran.

Los personajes están bien perfilados para lo que es una primera parte de serie. Es muy introductoria tanto en ese, como en otros sentidos, y deja la trama con suficientes caminos abiertos para que el lector se sienta tentado a seguir. Será en estas dos partes donde se vea realmente la capacidad de los protagonistas principales. Por ahora Kate me ha parecido una mujer dulce y buena que solo quiere el bien para los que la rodean y que se ha enamorado demasiado pronto de alguien a quien no conoce. Y Ben es un hombre que está obligado a ser de otro modo por las circunstancias.
Quizá puede chocar lo rápido que sucede su relación. La autora ha optado por un "amor a primera vista" sin tener en cuenta a situación de el. Un hombre sin recuerdos y herido.

No puedo decir que me haya sorprendido la trama, ni el desarrollo o las decisiones de los personajes. Muchos de ellos sabes de sobra cual va a ser su papel en la historia, incluso en los libros que aun no se han publicado, pero puede ser una lectura ligera muy entretenida. Es una trilogía de intrigas familiares, de matrimonios no aceptados, de hijos escondidos y de amores que han de superar obstáculos. En fin, ese tipo de historias que apetece leer de vez en cuando.

La escritora retrata muy bien el ambiente familiar, las intrigas, los roles. Quizá extraño un poco de humor e ironía que tanto ayuda en estas historias, ese personaje que ponga la voz crítica a las acciones. Tenemos al amigo de Ben, al socio, pero no termina de dar ese "toque" que le hace falta.

Para mi, esta es un novela que es un buen inicio de trilogía pero que es fácilmente olvidable. Una buena novela para pasar una tarde de verano (si no pides demasiado) y que quizá relea cuando salga a la venta la siguiente parte para recordar cosas.


Crítica realizada por Elsa

Creo que es una sinopsis que promete. Kate es una veterinaria huérfana que al morir sus padres fue recogida por el hermano de su madre con la reticencia por parte de la mujer de su tío, que en todo momento les mostraron que ese no era su hogar, ante ello y debido a la amistad con las hijas de los terratenientes de la casa solariega de la zona siempre se sintió de la familia, los Camden de Daringham Hall. Es muy querida por el pueblo donde ejerce su profesión ya que es una persona generosa, comprometida con sus vecinos, una gran amante de los animales que se queda con todos aquellos que encuentra heridos y que no consigue colocar con nadie.

Una noche en la que estalla una tormenta, mientras se encuentra visitando al perro de una anciana del pueblo, tiene que marcharse para atender el parto de una yegua en la casa solariega, pero antes de irse le dice a la anciana que tenga cuidado que ha habido algunos robos por la zona, que cierre bien puertas y ventanas. Al salir se encuentra a un hombre agazapado que se dirige hacia la casa y sin pensarlo lo golpea con un leño dejándolo inconsciente. Asustada con lo que ha hecho lo meten en la casa y se dan cuenta por su apariencia y ropajes que no es un ladrón pero que cuando recupera el conocimiento ha perdido la memoria.

Ben es un empresario neoyorkino que tiene un gran éxito con su empresa de informática, pero desde que murió su madre una idea no para de rondarle: la venganza por lo mal que la trataron en el pasado los Camden, en especial Ralph del que sospecha que es su hijo por este motivo se encuentra en Salter´s End. Es un hombre trabajador ha conseguido salir delante de la nada, tiene un gran carisma como negociador, es el que se ocupa de la parte social de su empresa, mientras su socio es el genio de los ordenadores, y una serie de circunstancias hace que tenga ese encuentro con Kate.

Kate ante el remordimiento por lo que ha hecho y viendo que el desconocido no tiene documentación ni efectos personales, lo acoge en su casa mientras espera que recupere la memoria y es ahí donde ambos se enamoran, casi un flechazo. Pero todo lo que ocurre después hace que ese romance tenga que luchar con algunos inconvenientes.

Desde el momento en que empecé este libro me enganchó. La autora tiene una prosa fluida y amena, con buenos diálogos, describe muy bien ese escenario de la campiña inglesa que vemos en tantas novelas, incluso me ha recordado algo a Rosamunde Pilcher, los personajes están muy bien perfilados, consiguiendo desde el primer momento que podamos imaginarnos a cada uno de ellos con mucha facilidad, Ralph el patriarca, su esposa, el hijo, una abuela altiva y autoritaria que se cree más que el resto por ser hija de un conde, todos ellos componen una familia que es la que ha apoyado siempre a Kate, por lo que ésta la siente como suya. Pero como en todas las familias siempre hay sus más y sus menos y junto con la historia que trae Ben desde Nueva York y que va a abrir la caja de los truenos, hacen que la novela tenga sus intrigas y que desde el primer momento te sientas atrapada, ya que todo ello va a destapar una serie de secretos que dan ese toque de misterio al entorno que hacen que no quieras soltar el libro y que supongo que serán lo que dan pie a la trilogía.

La novela se puede leer sola, pero hay algunas cosas que claro está no terminan de aclararse y por ello estoy ya esperando la salida del próximo libro.

No conocía a esta autora y por la reseña veo que la novela está catalogada como sentimental, pero creo que tiene una buena historia romántica en los personajes de Ben y Kate y que os va a gustar a las aficionadas a esas historias desarrolladas en el ambiente bucólico de la campiña inglesa que tan bien han descritos autoras como Jane Austen y que Kathryn Taylor, pese a ser alemana consigue estupendamente. No sé si más adelante puede ser un novelón con todo lo que se adivina, pero de momento es una novela que se lee bien y que me ha hecho pasar una buena tarde. Además está bien traducida, no hay faltas de ortografía y la letra es muy clara, todo lo que se le puede pedir a un libro impreso.


Crítica realizada por Sara

Daringham hall una hermosa mansión de la época Jacobina situada en la campiña inglesa en el condado de West Anglia , acoge a una familia entera, donde todos los parientes estan dedicados a hacer de ella un ejemplo en cuanto a producción agrícola, de vid y a mantener estupendos caballos. Los abuelos y dueños de la mansión son Lady Eliza, mujer arrogante, orgullosa y altanera donde la haya, y su marido Robert baronet que ostenta el titulo. Junto con sus hijos , y nietos cada uno echa una mano en las labores de la finca. Los más jóvenes se dedican a sus estudios y en las fechas libres acuden a echar una mano durante la cosecha, o siembra. Una de las mejores amigas de Anna e Ivy hijas de Claire es Kate Huckley veterinaria de la zona y muy querida por la familia menos por la clasista Lady Eliza que aun vive en la época de los de "arriba y abajo".

Todo es felicidad en la casa y entre sus moradores hasta que les llega la notificación de Benedict Sterling, gran empresario americano que llegará en pocos días para reclamar la herencia que le corresponde por ser el heredero del hijo mayor Ralf cuyo titulo le pertenece. Personaje del que hasta esa fecha nadie conocía ni sabía nada de él.

Cuando recibí este libro me gustó mucho la presentación del mismo, portada, contraportada, la explicación de la historia e incluso te comunican las fechas en que se publicaran los dos libros restantes de la trilogía; cosa que es de agradecer para que no nos quedemos con la miel en la boca; ahora esperemos que cumplan lo prometido y que no sea una trilogía inacabada. Buen papel y escritura fácil de leer, o sea todo genial.

Mi opinión de la historia es que conforme iba leyendo me trasladaba a la época histórica, y tenia que recordar que estaba leyendo un libro actual. Tiene todo lo que un libro histórico romántico contiene: una gran mansión, sus sirvientes, jardineros, mayordomo, un baile de gala, un "mercado matrimonial", engaños, intentos de asesinatos, robos, y parejas que se enamoran y otras que han dejado de amarse.

Para ser el primer libro de la serie me ha dejado un poco esperando más de lo que he leído, o sea que habia puesto muchas expectativas en la trama y se desarrolla tal y como esperas sin ningún altibajo, pero no por ello se me han quitado las ganas de leer los dos libros siguientes en los cuales se descubrirá el misterio, que guardan algunos personajes, las mentiras que hace años han sido tapadas por ellos, y la autora podrá poner a cada uno de ellos en su sitio. No olvidemos que es contemporáneo y que ya no valen aqui las mismas leyes que en 1.800.

En este libro he disfrutado de los adelantos que hoy tenemos, posibilidad de averiguar en un plis plas, el ADN de cada uno, comunicación instantánea por internet para solucionar problemas empresariales que al pobre Peter (socios de Ben) lo llevan de cabeza etc etc. ( como ya he dicho tenia que recordar de vez en cuando que estaba leyendo actual ) . Me encanta la época en que vivimos.

Mi opinión es que es un libro fácil de leer, que no dá al lector quebraderos de cabeza, aunque espero los dos que faltan para ver si la cosa se pone más hot en todos los sentidos.


Crítica realizada por Katon

Acabo de terminar esta novela y lo cierto es que no sé si me ha gustado, o si la recordaré pasados unos días. La trama es sencilla, muy previsible y la verdad, me ha recordado tanto a Downton Abbey y a alguna novela facilona de Rosamunde Pilcher que por momentos no sabía si era una broma o si al final habría algún giro inesperado que me hiciera rendirme a los pies de la autora. Pues no, no hay ningún giro espectacular. Por otro lado, es como si cada escena y cada personaje estuviera encasillado, como un cliché tras otro de lo que debería ser una novela romántica pero sin la pasión y la tensión que tiene una buena e inolvidable historia. Se sabe qué papel tiene y tendrá cada personaje, quién va a ser el villano de turno y algún que otro entresijo que la autora no desvela pero que deja tantas pistas que el lector es capaz de adivinar fácilmente.

En cuanto a la historia de amor de Kate y Ben, pues es como he comentado antes, de manual; casi amor a primera vista, previsible, sin sobresaltos y con cero química. Si hay más tensión al final cuando se descubre todo el pastel y Ben recupera la memoria que cuando se supone que nada podrá separarles. Hay otras dos futuras historias de amor, que se ven venir, claro, y que no voy a comentar por no desvelar nada pero que a mí, pues qué queréis que os diga, que una de ellas no acabo de creérmela, es que no, o mucho lo intenta explicar la autora o yo no la concibo. Pero bueno, no diré nada hasta haber leído los dos libros que faltan.

La novela está muy bien escrita, eso es innegable y seguramente leeré las dos entregas siguientes para ver cómo acaba esta historia. Sin embargo, y viendo el planteamiento general de la novela, podía haberle quitado un poco de paja y crear una sola novela con más empaque y sustancia, y no alargarlo en las ya, muy manidas, trilogías.

Es una novela que entra por los ojos, las personas que la hayan tenido en la mano me van a entender, la editorial ha hecho un trabajo fantástico con la edición; la portada, el material con que está hecha, la calidad del papel y la tinta bastante oscura llaman la atención porque no es algo que se vea muy frecuente. Ahora bien, la letra sí que es grande y tiene bastante margen. La traducción es impecable, excepto en unos pocos momentos que me ha llamado la atención alguna expresión que no casaba con el resto, o algún que otro errorcillo, que no merece la pena ni mencionarlos. En este aspecto sí que felicito a la editorial por el buen trabajo que han hecho.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |