Kathryn Caskie - El heredero

Valoración:

Crítica realizada por simi

El conde de Devonsfield quiere un heredero para su título nobiliario, pero se enfrenta a un dilema: los dos únicos candidatos son hermanos gemelos y nadie sabe cuál nació primero.

Griffin es sincero, tímido y entregado a su pasión, la astronomía. Garnet es refinado, culto… y un seductor empedernido. Para solucionar su problema, el conde decide que el primero de los dos gemelos que se case obtendrá la herencia. Aparece en escena Lady Hannah Chillton, una joven audaz, hermosa y decidida, escoltada por las carismáticas hermanas Featherton. Un encuentro casual con Griffin en los acantilados parece el inicio de una prometedora relación. Pero Hannah descubre que Griffin cambia de carácter de forma sorprendente cada vez que se lo encuentra… como si fuera dos personas en una. Los dos gemelos han descubierto las ventajas de ser uno solo, al menos en lo que al juego amoroso se refiere…


Cuarto y último libro de la saga Featherton.

Las entrañables hermanas Featherton vuelven  al ataque. Casamenteras por naturaleza y un poco chifladas en su forma de actuar, solo piensan por y para el amor. De hecho, nuestra protagonista Hannah es su pupila y esta aprendiendo el bello arte del “emparejamiento” pero a su manera.

Hannah Chillton no es una joven corriente, esta decidida a ganarse la vida con la ayuda de su ayudante “Cupido”, un halcón entrenado para realizar pequeños trabajillos que ponga en contacto a parejas, previo pago, naturalmente.

Griffin St. Albans es astrónomo, su pasión  es estudiar las estrellas y un buen día un halcón se posa en su hombro y lo hace tropezar. De pronto oye una voz  que proviene del filo del acantilado, es una joven y decide ayudarla a subir antes de que caiga al vacío, pero ella tan solo piensa en recuperar su sombrero que ha volado con el fuerte viento.

Este primer encuentro entre Hannah y Griffin deja huella en ambos, lo suficiente como para que cuando Griffin reciba la noticia de que el conde de Devonsfield debe elegir entre él y su hermano Garnet para que sea su heredero,  se marche a Bath a buscarla y devolverle su tan preciado sombrero o por lo menos encontrarle otro similar.

Ambos hermanos marchan a Bath por separado, pero Garnet tiene la mala fortuna de ser atropellado por un coche de caballos propiedad de las hermanas Featherton. Hannah y las hermanas reconocen al mismo caballero que salvó a Hannah del acantilado pero el caballero no las recuerda, o por lo menos eso es lo que dice él. Entonces las tan amables Viola y Letitia deciden ofrecerle su casa en Bath para que se recupere.  Hannah se da cuenta de lo que estan tramando las Featherton, pero ella tiene muy claro que no va a caer en las garras de este seductor vanidoso y mujeriego ¿o si?.

A medida que transcurre la historia los hermanos se hacen pasar por uno solo, nadie debe saber que no hay un heredero claro, por lo tanto, ponen todo su empeño en conseguir a Hannah para Griffin, y claro ¿quien mejor que Garnet "el seductor" para atraer a la bella señorita Hannah?. Mientras tanto  Hannah no sabe que pensar, a veces el señor St. Albans es un hombre tierno que la hace estremecer, que la pone muy nerviosa haciéndole perder el habla y otras le parece una persona totalmente distinta.


En definitiva, tenemos a dos señoras algo mayores haciendo de casamenteras, unos gemelos idénticos que van a confundir a nuestra protagonista en cada encuentro que tienen con ella, una protagonista femenina un poco cabezota y algo despistada para no ver lo distintos que son ambos hermanos, algún que otro mal entendido, algunas sorpresas por parte de todos ellos y el descubrimiento de quien es el auténtico heredero.

Este no es uno de esos libros memorables que hacen historia, ni consta de personajes complejos y atormentados, pero sí es una historia fresca, divertida y ligera para esos momentos en los que apetece relajarte sin argumentos complicados.

La autora tampoco es de las que dejan huella, de lectura fácil, sin muchas pretensiones, logra distraer y hacerte sonreír la mayor parte del libro y al igual que los anteriores de la saga: Las reglas de la seducción, Dama de honor y Las normas de la pasión,  son historias rápidas de leer y algo absurdas.


Yo le doy un 3 sobre 5.
 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |