Kat Martin - Peligrosa inocencia

Valoración:

Crítica realizada por Roslynn

Kat Martin, Peligrosa inocencia

Peligrosa inocencia es el libro que más me ha gustado de la serie formada por Sin corazón, El fuego interior y Peligrosa inocencia.

Adam, el protagonista de Peligrosa inocencia, aparece en El fuego interior, como amigo de Clay.

En la línea de Kat Martin, Adam es un hombre atormentado por su pasado, tiene pesadillas sobre las horribles imágenes que tuvo que ver en la guerra donde participó y también está atormentado por un desengaño amoroso a consecuencia de pillar "infraganti" a su prometida con su primo Robert.

Cuando ve por primera vez a Jillian, se queda prendado, pero no le gustan los rumores que le cuentan sobre ella. Las malas lenguas dicen que es la amante de un hombre que podría ser su padre.

Obsesionado por la belleza de la joven, en una noche de insomnio Adam sale a pasear y se encuentra justo en la puerta de la casa donde se aloja Jilian con su supuesto amante. Cuál es su sorpresa cuando la ve salir corriendo de la casa y asustada. Después de llegar hasta donde ella está, Jillian le cuenta que ha ocurrido algo horrible, que han asesinado al Conde de Fenwick (su supuesto amante) y la culpan a ella porque la habían encontrado en la escena del crimen.

Al ver lo asustada y desesperada que está Jillian, Adam decide ayudarla y apoyarla a descubrir al asesino. La instala en su casa escondiéndola de las autoridades que la están buscando y emprende medidas para encontrar al asesino. Pero siempre le queda la duda de si Jillian ha sido capaz de matar al Conde... ¿quizá se trate de un crimen pasional?

Jillian es una joven que se queda sola en el mundo después de la muerte de sus padres, y que decide pedir ayuda a uno de los mejores amigos de su padre, el Conde de Fenwick, quien no duda en acogerla bajo su protección en su propia casa. Pero jamás se podría imaginar que tal acción iba a suponer que las malas lenguas comenzaran a murmurar que se había convertido en su amante y que por eso la mantenía en su casa. Y todavía más le cogió por sorpresa a Jillian el repentino asesinato del Conde y la acusación por parte del personal de la casa diciendo que ella era la asesina. Decide huir y cuando Adam Hawthorne le ofrece su ayuda, Jillian no duda en aceptarla.

Entre ellos va naciendo una poderosa atracción y unos sentimientos tan fuertes que ni las dudas sobre si es una posible asesina pueden mitigar. Adam la desea, pero necesita descubrir si ella es la asesina y si es cierto que fue la amante del Conde.

¿Será Jillian la asesina? Ummm, leed el libro y lo sabréis.

Como dije antes, me ha gustado mucho este libro, creo que es uno de los mejores que ha escrito... sobre todo me quedo con el final, las treinta últimas páginas del libro son de lo mejorcito que he leído. Sin duda uno de los finales de novela romántica que más me han gustado. Incluso puedo decir que solté alguna lagrimilla de emoción.

Por lo demás es un libro que sigue el patrón que algunas veces tiene Kat Martin, y que a algunas personas les puede resultar un poco monótono: héroe atormentado por su pasado que acude a ayudar a una dama en apuros y que está sola en la vida. Pero yo creo que este es un libro que a las fans de kat Martin les va a gustar mucho.

Me ha encantado la historia de amor entre los protagonistas secundarios, la hermana de Adam con el abogado que está ayudando en el caso. Es una historia preciosa y me he quedado con ganas de que tuvieran su propio libro.

-----------------------------------

Crítica realizada por Paciencia68

Adam Blackhorne es un libertino que destaca por escandalizar a la sociedad londinense con sus continuas sorpresas. Ha pertenecido al ejército, al que llegó llevado por la necesidad de huir de su prometida, la cual lo había engañado de la forma más vil. Para huir no sólo del escándalo sino de ella  se alista en el ejército, una forma de intentar olvidar el amor que sentía por ella y que le ha hecho tanto daño. Pero la vida no será benevola con él, y nuevamente experimentará la traición , por eso se promete que jamarás confiará en otra mujer y que no se casará. Disfrutar de cualquier placer que esté a su alcance se convierte en una prioridad para él, pero no va a llegar más allá, ni tampoco adquirirá compromisos a largo plazo.

La protagonista femenina, Jillian, no ha tenido una vida fácil, una vez fallecido su padre, descubre que no tiene dinero para mantenerse y se ve obligada a solicitar la ayuda de Feinwick, el cual le triplica la edad; pero siendo amigo de su padre como era, no se niega a ayudarla. La acoje en su casa y la trata con el mayor cariño. Los rumores no tienden en extenderse por Londres, el duque de Feinwick ha tomado una amante con la que convive. Jillian, tendrá que hacer frente a todas las murmuraciones que surjan, pero aprende a superar los comentarios aislándose en casa y con la tranquilidad como compañera.

Adam y Jillian serán presentados por un amigo común, y la atracción que el conde de Blackhorne siente por Jillian es inmediata, al fin y al cabo es un hombre acostumbrado a la belleza y a conseguir lo que quiere. La siguiente vez que se encuentren, Jillian tropezará con él en la misma noche en que el conde de Fienwick ha sido asesinado y ella se convierte en la principal sospechosa a los ojos de todos.

A partir de aquí la historia comienza realmente. Adam siente una gran atracción por Jillian, y aunque tiene dudas sobre su inocencia, llevado quizás por su bondadoso corazón decide ayudarla, BUENO¡¡¡ su bondadoso corazón y el sentir de su entrepierna.

Es curiosa la forma que tiene Adam de intentar convercerse de porqué está ayudando a Jillian, y poco a poco va cambiando su opinión respecto a ella, llevado no sólo por la forma de ser de la muchacha sino por sus sentimientos. Quizás no está convencido de su inocencia o culpabilidad, pero no duda en ayudarla. Es cierto que no es una ayuda totalmente altruista, pero  incluso eso tendrá que cambiar y le hará tomar partido.

Para Jillian la ayuda de Adam será el pilar más importante en el que apoyarse, cuando todo parece perdido, encontrándose sola ante el mundo y sin posibilidad de defenderse, alguien sale a su rescate. Y si bien la atracción que siente por el protagonista consigue hacer cambiar algunas de sus ideas y su forma de ver la vida, también sabrá mantener vivos sus principios, enfréntandose con valentía a una situación dolorosa y cuyo final puede ser la horca.

Un libro entretenido y para pasar el rato. Kat Martin, sabe construir buenas historias que mantienen una cierta intriga, y sin ser libros inolvidables, siempre mantienen al lector interesado.

Le pongo un 3,5/5. Para mí es un libro que se lee con facilidad, pero no llega a ser bueno.

----------------------------

Crítica realizada por Katon

Adam Hawthorne, nuevo conde de Blackwood, no puede evitar, durante su paseo matutino, pararse cerca del lago para observar a esa joven que le da de comer a los patos. A pesar de la lejanía donde la observa es consciente de su cuerpo y belleza, además de la tranquilidad que irradia. Su sorpresa será mayúscula cuando su amigo Clay le informe que es Jillian Whitney, una joven sobre la que corren rumores nada halagüeños. Se cuenta que es la amante del viejo conde de Feinwick ya que la joven, a pesar de ser soltera, está alojada en su casa. Pero Adam insiste en que Clayton, que conoce a la joven, los presente una mañana.

Jillian estará eternamente agradecida al conde de Feinwick. Tras morir su padre, gran amigo del conde, la joven se encuentra sola y sin dinero, durante un tiempo puede vivir con una pariente lejana trabajando como institutriz, pero cuando la situación se complica acaba pidiéndole ayuda al conde, éste, sin dudarlo la alojará en su casa y la tratará como a la hija que nunca tuvo. El cariño entre ambos es patente, de ahí que los sirvientes y el resto de la sociedad piensen que su relación es más carnal de lo que ellos aseguran.

Adam acostumbra a pasear por las calles del West End a medianoche, debido a lo vivido durante la guerra, las pesadillas lo persiguen y pasear un rato antes de dormir lo relaja. Hasta que una noche está frente a la casa de Feinwick y oye un disparo, para poco después ver salir a Jillian corriendo y a los sirvientes pidiendo ayuda. Sin pensarlo dos veces llevará a la joven a su casa. La situación se complica cuando Jillian sea la principal sospechosa. Se iniciará una carrera contra reloj para evitar que Jillian acabe en la cárcel o en un destino aún peor.

En un principio Adam accede a ayudarla a pesar de dudar sobre su inocencia pero la atracción que siente por la joven es demasiado intensa. Con el pasar de los días se convencerá que Jillian es incapaz de matar a sangre fría, y los momentos de intimidad que comparten los unirán más de lo que ambos podían imaginar. El apoyo y ayuda de Clay y Kassandra, duques de Rathmore, será muy importante para esta pareja, Jillian tendrá por fin una amiga y Adam comprenderá mejor sus sentimientos. La breve historia de Maggie, hermana de Adam y Garth, el abogado de Jillian ha sido un añadido, quizá poco desarrollado, pero que ha encajado bastante bien en la historia.

Esta última entrega me ha gustado más que el libro anterior, El fuego interior, la única pega que le pongo es que al principio el motivo que movía a Adam era simplemente el deseo que sentía por Jillian, pero lo bueno es que la autora nos muestra el cambio de Adam, cómo empieza a ver a Jillian como la mujer extraordinaria que es, hasta llegar al punto de arriesgarlo todo para que ella no vaya a la cárcel. La actitud y personaje de Jillian me ha parecido con mucha fuerza y decidido. La trama del asesinato me ha mantenido pegada a sus páginas, pensando primero en un sospechoso, luego en otro y sufriendo porque avanzaban las páginas y la inocencia de Jillian seguía pendiente de un hilo.

Creo que es un libro totalmente recomendable y no es necesario haberse leído los dos anteriores. He pasado un rato muy entretenido con esta novela.

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |