Jude Deveraux - Promesa audaz

Valoración:

Crítica realizada por Yluna

Inglaterra, 1501. Todo el país se regocijó con la boda de Judith Revedoune y Gavin Montgomery. Aunque Judith se había prometido que su esposo sólo la poseería por la fuerza, el primer contacto entre ambos, ante el florido altar, enciende la llama de una pasión inocultable. Cuando Gavin se asomó al fondo de aquellos ojos dorados, se sintió consumido por el deseo....pero ya había entregado su corazón a otra. Humillada y sola en un castillo desconocido, Judith resuelve odiar a ese marido que toma su cuerpo pero rechaza su corazón.

Judith es una joven de 17 años inteligente, muy bella que debido a la crueldad y despotismo de su padre, la madre la crió para que fuera abadesa. Por ello, sabe leer y escribir, sabe llevar la contabilidad y la dirección de castillos, etc.

Gavin es un joven de 27 años que se ha tenido que hacer cargo de su familia y sus tierras, es un barón que no tiene mucho dinero pero si mucho poder (en potencia). Es impetuoso, prepotente y autoritario. Y además está enamorado ciegamente y es amante de Alice, una mujer mentirosa, manipuladora, embaucadora, ODIOSA. Para más inri, él cree que Alice es buena e inocente, JA, es un ingenuo o tonto de remate.

Debido a que Alice se va a casar con un conde, él decide aceptar la oferta de matrimonio que le ofrece el padre de Judith. Por tanto Judith y Gavin se ven obligados a casarse, él por despecho y por el dinero de ella, ella, porque su padre quiere herederos. Por ello, ambos sienten mucha renuencia a ese matrimonio.

En el momento de conocerse se gustan con tal ímpetu y rapidez que todo lo que pensaban previamente queda en el olvido. Pero debido a las manipulaciones de Alice durante la celebración de la boda, el matrimonio no empieza bien, es decir, el joven matrimonio empieza a odiarse.

Pero con el paso del tiempo, ambos se van conociendo y por consiguiente sin quererlo, se van enamorando.

La historia que se narra es una típica historia medieval de matrimonio de conveniencia en la que la pareja se enamora. Pero está tan bien narrada, ocurre tantos hechos que en ningún momento decae la narración.

Las escenas de sexo no son muy específicas pero bueno, tampoco es que haga falta, ya que hay tanto romance que queda olvidado.

Es una historia que contiene todos los ingredientes de una tradicional novela romántica: tensión entre los protagonistas, celos, desplantes, malentendidos.

Es una novela en la que todo lo que ocurre es por culpa de él, debido al amor ciego que siente hacia una, como la llamaría, Alice es todo lo odioso que se puede encontrar en una novela, malvadamalvadamalvadisima. Gavin no es un héroe, todo lo contrario es un antihéroe, y "tonto de remate", por no saber apreciar a Judith.

Judith es la perfección personificada, ella arregla todo, resuelve todos los problemas, siempre gana las conversaciones, pero claro es que Gavin es inexcusable. La autora, desde el principio describe perfectamente a los protagonistas, ambas mujeres son estereotipos de las novelas románticas, la mala malísima y la buena bella inteligente.

Además en esta novela empezamos a conocer al resto de los hermanos Montgomery: Stephen, Raine y Miles..

A mí esta novela es la que más me gusta de la saga de los Montgomery y de Jude Deveraux.

Nota: 4 de 5.

Comentarios (2)

  • Lucia

    08 Junio 2012 a las 19:10 |
    Me ha encantado y eso que si pillo a Gavin, seguro que le doy unos cuanto cachetes, lo mismo puede decirse de Alice.
    Es verdad que el libro es muy completo, tiene de todo y te engancha desde el principio. Te quedas con las ganas de leer las historias de los otros hermanos.

    responder

  • maria

    08 Octubre 2012 a las 12:06 |
    Me gusto mucho esta historia tiene de todo: amor, celos, aventura, drama, humor..Con unos maravillosos personajes.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.