Jude deveraux - Hermana de hielo

Valoración:

Crítica realizada por Pilar

Hermana de Hielo es el segundo libro de la serie Taggert, y presenta, junto con Hermana de Fuego, una tremenda originalidad: ambos cuentan la misma historia desde el punto de vista de las dos hermanas protagonistas. Ambas historias parten de la misma base pero, a pesar de lo mucho que están relacionadas entre sí, se pueden leer de forma independiente. Prácticamente los personajes de las hermanas apenas interactúan excepto alguna que otra escena y no se mezclan sus historias y vivencias amorosas excepto de forma anecdótica.

Los libros están dedicados a los Taggert, una familia compuesta por cuatro orgullosos hermanos y sus hijos, quienes trabajan en las minas de carbón de Colorado, en la localidad de Chandler, a finales del s. XIX, y son muy pobres. El libro de la Hermana de Hielo está dedicado al hijo de uno de los hermanos, Kane Taggert, con un pasado familiar bastante trájico y ciertos tintes de culebrón, y a la así llamada "princesa de hielo", Houston Chandler, cuyo padre fue fundador del pueblo y representa la flor y nata de la sociedad de Chandler.

Kane trabaja como mozo de establos del empresario más importante de Chandler, Jacob Fenton, dueño de las minas de carbón. Con el tiempo se enamora de su única hija Pamela pero Jacob se niega a concedérsela y le expulsa de la casa. Al cabo de los años, Kane regresa a Chandler convertido en multimillonario que manda construir una enorme casa y decide casarse con la dama mejor considerada de todo Chandler, Houston Chandler, con el único propósito de vengarse de Jacob.

Aunque, en un principio, estaba previsto que Houston se casara con el médico Leander Westfield, a quien ama pero no de forma sexual, el compromiso se cancela por lo que debía haber sido una travesura inocente. Leander se casará con su hermana Blair, que también es doctora, mientras Houston, perdido momentáneamente su principal objetivo en la vida: ser la esposa y anfitriona perfecta en su hogar con Leander, se siente perdida y desorientada. Kane le propone en matrimonio y ella, pensando en la patente falta de modales y buen gusto en las cuestiones domésticas que le caracterizan, se da cuenta de que éste hombre, a quien no ama en principio pero sí siente un irrefrenable deseo sexual, necesita de sus conocimientos y educación como esposa y anfitriona.

Esta novela se podría haber titulado fácilmente "La dama y el bárbaro" o "Me gustan los tarugos" porque resultaría difícil encontrar una pareja más diferente entre sí en cuestiones de "clase". Ambos con mucho carácter y obstinados pero opuestos en cuanto a las normas más elementales de higiene, gusto doméstico y comportamiento social. Nadie en el entorno de Houston (incluida su hermana, Blair) piensa de Kane más que como el tarugo desmañado que ven vestido por la calle con ropas poco mejores que las de un minero.

La historia trata, entre otros serios aspectos de tinte social (problemas en las minas), las diferencias de clase que marcan la relación amorosa, puestas de manifiesto por el deseo de venganza de Kane a través de la ostentación vulgar de sus riquezas, que le convierten en un hombre con un tremendo complejo de inferioridad de clase; y su rechazo al contacto social, consciente de su falta de modales en sociedad, que hacen de él una persona grosera, arisca, huraña y solitaria. A pesar de estos apuntes la novela está lejos de ser un drama, inclinándose más bien por las situaciones de comedia y aventura (intercambio de papeles de las hermanas, despedida de soltera de Houston, la interacción entre los diferentes miembros de la familia Taggert, la gestión doméstica de la casa), con algunos aspectos históricos (las referencias a las minas y la sindicación).

El tono divertido salva al libro de algunos aspectos que convertirían a Kane, a ojos actuales, en un personaje machista e indeseable (la desconfianza continua hacia Houston, las acusaciones constantes de casarse con él por su dinero, sus intentos de ponerla a prueba) y a Houston en una mujer sin amor propio (el hecho de perdonar su falta de confianza para volver con él una y otra vez sin mayores consecuencias).

Como nota adicional hay una referencia muy curiosa en el libro y que para mí evoca claramente la "ventana" a través de la que viajaba a esa misma época y lugar del pasado la protagonista de la novela "No olvides el pasado", de la misma autora. Cito textualmente:

Citar

"Una vez, [Houston] siguió un sendero que terminaba en una inmensa formación rocosa, que parecía una cueva con una ventana natural en la punta. El lugar era extraño; por un lado infundía temor y por el otro daba la sensación de ser el sitio adecuado para escuchar misa."

Valoración: 7/10

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.