Johanna Lindsey - Esclava del deseo

Valoración:

Crítica realizada por Lilith

Esta novela es de las antiguas de Johanna, con eso quiero decir que no es uno de los últimos libros que están saliendo ahora que parece que están aguados y en los que en algunos casos las historias no tienen ni "chicha ni na". De todas formas las que me habéis leido por el foro ya sabeis que esta es una de mis autoras favoritas (tanto por el humor habitual de sus libros como por ser la primera novelista romántica que leí) así que no creo que pueda ser muy parcial...

Bueno, después de este rollo os cuento. La historia en cuestión es una de las más sorprendentes (o por lo menos empieza como uno de las más sorprendentes) que he leído. Ambientada en la edad media comienza con un giro que hace que por lo menos no la olvides...

Rowena Bellene es una dama que ha sido obligada a casarse con un viejo (viejisimo) lord por su hermanastro, que resulta ser el villano clásico, obsesionado de manera enfermiza por la belleza de Rowena.

Afortunadamente para la joven, su recién estrenado marido estira la pata durante la noche de bodas... con el consiguiente alivio de ella. Como su hermanastro es un hombre ambicioso y cruel que sabe que no conseguirá el dinero del Lord a menos que Rowena resulté estar embarazada del viejo, decide que Rowena tiene que quedarse embarazada y hacer pasar a su hijo por hijo legitimo del otro.

Como el hermano de Rowena no reúne las características físicas adecuadas para que el hijo de Rowena pase por hijo del Lord, secuestra a un hombre (que él cree un plebeyo) con el que Rowena pueda mantener relaciones sexuales y quedar embaraza... ¿curioso verdad?, sobre todo porque el hombre en cuestión no desea acostarse con ella... en otras palabras, Rowena tiene que violar al pobre hombre.

Seguro que os estáis preguntando como diantre va a violar Rowena al pobre Warrick, que por cierto es un hombre enorme. Bueno, Rowena (sin tener muy claro cómo, ya que es la típica joven muy muy inocente) debe convencer al cuerpo de Warrick para consumar el acto, para lo que Warrick está atado a la cama y tratando de resistirse a las caricias de una mujer muy bella pero muy inexperta...

Reconozco, que esto es una violación en toda regla, pero la situación resulta por ser absurda.

Como os podéis imaginar, tarde o temprano Rowena tiene que liberar a Warrick... y decir que Warrick no está para nada halagado con las atenciones de Rowena es sin duda quedarse bastante corto...

 

Crítica realizada por Katon

Rowena se ve obligada, por el hijo de su padrastro, a casarse con un lascivo lord que podría ser su abuelo, para ello no duda en maltratar a la madre de la joven, de la que lleva separada tres años. Cuando parecía que Rowena iba a sufrir una horrible noche de bodas, el anciano cae muerto, afortunadamente. Pero el hermanastro de Rowena, Gilbert, es un ser ambicioso que necesita controlar la fortaleza que acaba de heredar la joven, para ello secuestra a un hombre en la posada del pueblo para que deje embarazada a Rowena sin que nadie del castillo se entere. El secreto solo lo saben Gilbert, Rowena y Mildred, la criada de la joven y que se encargará de alimentar, lavar y curar al prisionero. Durante tres noches la joven tendrá que acudir a la cama de ese fornido desconocido que se niega a hablar con ella pero que no puede evitar que su cuerpo reaccione a las torpes caricias de la joven.

Warren Chaville se había adelantado a sus hombres para prepararse antes de encontrarse con su prometida, pero esa noche será secuestrado y llevado a la torre. Allí será encadenado a una cama y jurará venganza. Él no es ningún soldado, él es Lord Falkhurst, el enemigo jurado de Gilbert, el que además gobierna, tras haber capturado por la fuerza, todas las propiedades de Rowena. Durante tres días será visitado varias veces por esa joven que le teme, pero que también se preocupa por él, y que con el pasar de las horas empieza a sentir algo más que lástima por ese hombre. Pasados tres días, Rowena encuentra una oportunidad para dejar escapar al prisionero, y con ayuda de Mildred lograrán ponerlo en libertada bajo las mismas narices de Gilbert.

Pocos días más tarde Gilbert huye rápidamente de la fortaleza, dejando sola a Rowena, cuando Lord Falkhurst se acerca para sitiar el lugar. Warren está cegado por la venganza, desea encontrar a ese hombre que lo encerró, a pesar de ello no puede dejar de admirar la valentía de Rowena al esperarlo a las puertas de la torre. Pero Warren tiene otros planes para ella, la mandará inmediatamente a la mazmorra de su propia fortaleza, ella aún no había descubierto que él hombre al que tuvo que forzar para quedarse embarazada es uno de los hombres más terribles del país.

Ya de vuelta en su castillo Warren le devolverá a Rowena lo mismo que ella le hizo a él. Las tres noches de pasión que vivirán juntos, además de todo aquello que a Warren se le ocurre para mortificar y humillar a la joven, hará que fuertes sentimientos surjan entre ambos. Rowena es una mujer orgullosa pero comprende el odio de Warren, es por eso que en un principio acepta su castigo. Hasta que poco a poco la relación de ambos se vaya haciendo más íntima, Warren no quiere pensar por qué desea la compañía de la joven constantemente, sumido en la duda entre el odio y la pasión que le despierta. Rowena no puede olvidar a Gilbert y a su madre, pero tampoco puede olvidar las noches vividas en brazos de Warren.

Un libro que, pese a su extensión se lee rápidamente. Lleno de pasiones y odios, humillaciones y superaciones. Un libro medieval que no trata de endulzar en exceso cómo debía ser la vida en aquella época, donde las mujeres no eran más valoradas que las tierras con las que podían comerciar. Indefensas y a expensas de los deseos de un hombre que podría hacer lo que quisiera con ellas, incluso casarlas contra su voluntad. La relación entre Warren y Rowena me ha encantado, ver cómo Warren no podía alejarse de ella, se preocupaba sin darse cuenta (más avanzado el libro, claro). Una de las cosas que más me ha sorprendido de este libro es que se observa muy bien cómo se van enamorando, cómo Rowena quiere odiarle y no puede, como, sin darse cuenta, se va implicando en la vida de la fortaleza, demostrando a todos con sus actos que aunque ahora es una criada su sangre y su porte es noble.

Una historia donde la ira, la venganza y la pasión interactúan como si fueran un personaje más. El resto de personajes forman un conjunto muy bien definido, desde la criada de Rowena, Mildred, hasta Sheldon, el amigo de Warren. Una historia bien llevada de principio a fin, sin grandes aventuras, pero que no decae en ningún momento, o al menos así me lo ha parecido. Finalmente, la expiación de las equivocaciones de ambos está bien resuelta y como ambos, tanto Rowena como Warren son castigados por sus errores. Una historia medieval que engancha desde el primer momento y donde el ritmo no decae en ningún momento. Totalmente recomendable.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.