Jane Feather - La jugadora

Crítica realizada por Andromaca

Judith y Sebastian Davenport son jugadores profesionales. La belleza de Judith distrae a los jugadores mientras su hermano realiza sospechosas jugadas. Su verdadero apellido es Devereux, pero disimulan su identidad con la esperanza de encontrar a Bernard Melville, el hombre que traicionó a su padre.
La situación de ambos se torna aún más difícil cuando la última ofensiva contra Napoleónn los sorprende en Bélgica. Piensan regresar a Inglaterra cuando sus disimuladas maniobras en el juego son descubiertas por Marcus Devlin, marqués de Carrington.
El apuesto y temible Marcus exige que abandonen su rutina y amenaza con delatarlos. Pero la belleza de Judith lo atrae irremediablemente, pese a tratarse de una aventurera. Sin saberlo, está a punto de enamorarse de la ardiente joven.


Tanto Judith como su hermano Sebastian han tenido que ocuparse de sí mismos desde que eran unos niños. Han hecho del juego su forma de vida con el único propósito de limpiar el nombre de su padre y de vengar su muerte.
Poco a poco, y fiesta tras fiesta, van ganando el dinero que necesitan para sostener su falsa identidad y conseguir adentrarse en la alta sociedad.

Hasta que Marcus Devlin se interpone en su camino. Marcus es un hombre estricto que no ve con buenos ojos la dedicación de Judith al juego y supone para los hermanos un obstáculo a salvar si quieren lograr sus objetivos.
Pese a todo, Marcus y Judith se sienten atraídos hacia el otro, y tras una noche de pasión, contraen matrimonio, mientras los ejércitos de Napoleón avanzan hacia la ciudad donde se encuentran.

El matrimonio con Marcus resulta muy ventajoso para Judith, puesto que permite la entrada de su hermano en la alta sociedad y supone un acercamiento a sus planes de venganza. Pero se debate entre los sentimientos que Marcus le inspira y los deseos de venganza que la acompañan desde que no era más que una niña. Pone en riesgo su corazón al querer llevar a cabo sus planes, incapaz de darle la espalda a la memoria de su padre.

Entre Marcus y Judith se desata una guerra de voluntades. Judith ha vivido siempre a su manera, bajo un peculiar sentido de la moral y el deber y no le resulta nada fácil vivir bajo la estricta sociedad londinense, ni bajo la estricta moral de su marido.
Marcus desteta que Judith juegue por dinero. Desconoce sus razones para ello, por lo que desconfía de ella y se siente traicionado cada vez que ella lo hace.

De ambos protagonistas, el personaje que más me gusta es Judith. Es valiente, independiente y con ideas propias. Me parece inteligente y divertida.
Marcus me pareció un poco estirado, quizá demasiado, cosa que se le podría perdonar si ni fuera porque, a mi parecer, el carisma y encanto natural de Sebastian lograba eclipsarle.

Sin querer revelaros nada más, queda decir que se trata de un libro entretenido pero que no llega a emocionar. Está bien para pasar un rato ameno, la lectura es ligera, pero no es de los libros que dejan huella.

Le doy un 5,5 de 10

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |