Jacquie D'Alessandro - Dulce pecado

Valoración:

Crítica realizada por Irdala

Dulce Pecado: Janelle Denison, Jacquie D’Alessandro, Kate Hoffmann

Los propietarios de una prestigiosa tienda de dulces querían demostrar la teoría de que el chocolate era el mejor afrodisiaco del mundo. Para ello llevaron a cabo un estudio muy poco ortodoxo que disfrazaron de promoción de San Valentín. Cuando los confiados clientes empezaron a probar el chocolate... los resultados fueron sencillamente sorprendentes.
La sensata Rebecca Moore se atrevió a aceptar la propuesta de tener una aventura erótica con un millonario playboy llamado Connor Bassett.
El formal Daniel Montgomery y la atrevida Carlie Pratt descubrieron que los opuestos no sólo se atraían... ¡sino que hacían que saltaran chispas!
Kel Martin y Darcy Scott, que habían tenido una aventura de una noche hacía cinco años, acabaron de nuevo en la cama juntos... ¡y no deseaban salir!

Todos ellos estaban a punto de descubrir el excitante poder del chocolate...


Marcus es un brillante científico que acepta los planes anticipados de jubilación en la prestigiosa empresa donde trabaja, para emprender con su mujer un particular experimento. Juntos montan la tienda de chocolates Dulce pecado e idean un ingenioso certamen para San Valentín.

La primera pareja son Rebecca y Connor. Aunque se conocen desde hace ya tres años y la atracción entre ellos es palpable, Rebecca, cuya existencia ha dedicado en cuerpo y alma a forjar un futuro para su hermana y a conseguir para ella una vida tranquila, se niega a enredarse con un millonario al que considera inmaduro y derrochador. Por otra parte, Connor tiene seis años menos que ella, lo que también es un obstáculo para su estricta manera de pensar. Connor por su parte, guapo, sexy y con unos recursos económicos extraordinarios, está harto de mujeres que sólo se fijan en el envoltorio. Lleva tiempo detrás de Rebecca y está dispuesto a atravesar su armadura, pero sólo tiene tres días (los que estarán juntos con motivo de la boda del amigo de él y de la hermana de ella) para conseguirlo. ("Gustos atrevidos" por Janelle Denison)

La segunda pareja son Daniel y Carlie. Ella es fisioterapeuta y él diseña páginas web. Son vecinos, aunque ella se acaba de trasladar con sus dos revoltosos y enormes cachorros y él está preparando la mudanza para marcharse a otra ciudad. Hasta el momento, Daniel todo lo que sabe de su vecina es que sus perros pasan por debajo de la valla que separa las dos casas para hacer agujeros en su jardín. Pero un día escucha unos jadeos acompañados de frases tipo “oooooooooooh, sí, mmmmmmmmm, cómo me gusta, aaaaaaaaaaaaaah, sííííí” y descubre –contrariamente a lo que estaba pensando- los estragos que hace el chocolate en su vecinita. ("Salvaje y peligrosa" por Jacquie D’Alessandro)

La tercera pareja son Kel y Darcy. Hace cinco años tuvieron una larga intensa y sumamente satisfactoria noche, en la que no se molestaron ni en decirse su apellido, terminada la cual, nunca más volvieron a verse. Sin embargo, ninguno de los dos ha vuelto a tener un encuentro sexual tan fantástico y por tanto tampoco han podido olvidarlo. Kel es un famosísimo jugador de béisbol y Darcy es directora de un hotel con Spa. El destino quiere que coincidan en un momento en el que Kel plantea retirarse piensa seriamente en formar una familia y Darcy está a punto de subirse por las paredes por su inexistente vida sexual y la falta de confianza de su padre al no darle un puesto en la junta directiva. ("El sabor del pecado" por Kate Hoffman)

Las tres parejas se ven por primera vez en la tienda Dulce Pecado, cada una por separado, claro. Las tres participan en el juego de San Valentín y las tres se llevan un medio corazón de chocolate con un mensaje dentro. En la teoría el chico/a de tu vida, ha de tener la otra mitad y eso será así si se juntan y coinciden los mensajes.

El libro no es nada. Las historias son pobretonas y muy simples, pero está entretenido. ¿Lo más “interesante”? pues que está plagado de chocolate de todo tipo: trufas, pintura para el cuerpo, caramelos, bombones... y todo ello forma parte de los juegos sexuales de las parejas. En definitiva, muchos lametones, y muchos “chocorgasmos”.

La tercera historia es desde mi punto de vista la peor, entre otras cosas porque la autora se pasa por el forro el guión y lo más que hace es nombrar la palabra chocolate.

Para pasar el rato y leer deprisita, al fin y al cabo es un Harlequín.
Valoración: 2 (del 1 al 5)
 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |