Georgette Heyer - The Talisman Ring

Valoración:

Crítica realizada por Bona Caballero

RESUMEN DE LA TRAMA

La leyenda del Jinete sin Cabeza y la propuesta de un matrimonio de conveniencia tienen insospechados efectos en el misterio de un anillo talismán de oro y en la vida del joven Ludovic, heredero de Lord Lavenham.

Ni Sir Tristram Shield ni Eustacie, su joven prima francesa, tienen la menor inclinación romántica el uno por el otro. Sin embargo, el más ferviente deseo que Lord Lavenham expresó en su lecho de muerte es que se casaran. Nadie más puede hacerse cargo de Eustacie mientras Ludovic sea un fugitivo de la justicia.

La impetuosa Eustacie decide entonces buscar su propio destino, lo que la llevará a encontrarse con unos contrabandistas, con su primo, el aventurero Ludovic y con la sensata Miss Sarah Thane.

Miss Sarah y Sir Tristram tendrán que proteger a Ludovic, impedir que Eustacie se meta en más líos y, al mismo tiempo, desentrañar el misterio del anillo talismán, única forma de probar la inocencia de Ludovic.

CRÍTICA

"The Talisman Ring" (literalmente, "El anillo talismán") se publicó en 1936. Es una novela romántica histórica con un misterio que resolver.

Aunque a Georgette Heyer se la considera la creadora del romance de la Regencia, esta novela no se ambienta en esa época, sino unos veinte años antes, en la llamada "época georgiana".

Sussex, 1793. Sylvester, Lord Lavenham, se está muriendo. Lo visita su sobrino nieto Sir Tristram, un caballero de 31 años. El heredero de Lord Lavenham es su nieto Ludovic, quien ha huido de la justicia que le acusa de asesinato. Y alguien tiene que hacerse cargo de Eustacie, nieta de Lord Lavenham emigrada francesa de 18 años. Sir Tristram no se tiene ilusiones románticas pero Eustacie será una esposa tan buena como cualquier otra. Al fin y al cabo, tarde o temprano tendría que casarse para tener herederos.

Eustacie, que había sido rescatada de la turbulenta Revolución Francesa, descubre desencantada que también en Inglaterra, como en Francia, se arreglan los matrimonios. Claro que, al principio, ni se le pasa por la cabeza ignorar el deseo de su abuelo.

Parece casi triste por haber dejado atrás la Revolución Francesa y vivir en el tranquilo Sussex. La habrían llevado en un carromato a la guillotina, componiendo una trágica figura vestida de blanco, que es como se debe ir si eres tan joven. Y no de amarillo como decía su prima Henriette, que realmente no se daba cuenta de que ese color no le sentaba tan bien como ella creía, ¿no es verdad?

Sir Tristram no tiene una célula de romanticismo en su cuerpo. Cree que no importa mucho cómo vistas si vas camino del cadalso. Es un signo inequívoco de que no entiende nada.

La joven fantasea con lo que ocurrirá si se casa. Su vida correrá peligro, y el frío Tristram cabalgaría, ventre à terre, para confesarle su infinito amor justo antes de morir.

Cabalgar ventre à terre es algo que no entra en los planes de Sir Tristram quien, por lo demás, ve a Eustacie en perfecto estado de salud. Así que no sabe a qué vienen tan mórbidos pensamientos.

Llegados a este punto, puede que pienses que Sir Tristram y Eustacie son la pareja protagonista de esta historia, pero eso es no conocer a Eustacie. Decide ir a Londres y trabajar de institutriz. Que, como todo el mundo sabe es la más romántica de las profesiones.

Abandona la mansión en mitad de la noche. Cruza el bosque, recordando las leyendas del Jinete sin Cabeza. Pero con quien se topa es con un grupo de contrabandistas. Eustacie queda encantada porque ¡por fin! vivirá una aventura...

... En la que conoce a su fugitivo primo Ludovic, mucho más de su gusto que el sobrio Tristram. Como el propio Ludovic reconoce, jamás hará nada a derechas. "Justo lo que siempre he querido", replica Eustacie.

Pero un joven impetuoso y una muchacha tan atolondrada son un peligro para ellos mismos.

La mayor parte de la novela se sitúa en una posada en la que conocemos a Miss Sarah Thane, una heroína sensata y con buen humor, que tras varias temporadas infructuosas en Almack's se dedica a viajar por el mundo con su hermano, escandalizando al hacerlo sin la consabida carabina. Cuando Sarah y "mi primo Sir Tristram" se conocen, no saben muy bien qué pensar. Ellos son los verdaderos protagonistas de la historia. Sarah es una especie de Elizabeth Bennet y Tristram me recordó al señor Palmer, el personaje interpretado por Hugh Laurie en "Sentido y Sensibilidad". Pasito a pasito, cruzando frases ingeniosas, va desarrollándose su relación.

Inteligentes, racionales y prácticos, sólo ellos pueden proteger a Ludovic, a Eustacie y encontrar el anillo talismán al que se refiere el título, verdadera clave del asesinato por el que persiguen a Ludovic.

Más que novela romántica, me parece una comedia de costumbres, como Jane Austen pero en cortito. Tiene sus toques de romanticismo, claro, ¡se forman nada menos que dos parejas! Y hay que resolver un misterio, con el peligro real de que atrapen al joven Ludovic en cualquier momento.

Pero predomina –creo yo- ese sutil humor inglés, algo socarrón, que puede pasar desapercibido por la contención de los personajes. Sueltan las cosas más chocantes poniendo cara seria. La comedia llega a veces a la farsa, con disfraces y engaños variados. Los personajes resultan memorables, incluidos secundarios como unos Bow Street Runners que buscan a Ludovic y Hugh, el juez de paz profundamente respetuoso con la ley... salvo cuando se trata de licores de contrabando. Todo ello, con un estilo pleno de diálogos ingeniosos y una trama muy bien hilada, moviéndose con agilidad de un punto de interés a otro.

Valoración: 8/10. Realmente me gustó.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |