Elizabeth Gaskell - La prima Phillis

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

El joven Paul, hijo de un mecánico e inventor de máquinas ferroviarias, comienza a trabajar en las oficinas de una empresa de ferrocarril situada en Eltham. Lejos de sus padres le invade un sentimiento de independencia mezclado con el de desolación. En un pueblo de la zona conocerá a su prima Phillis, una muchacha culta, de la que se enamorará.

"En una de sus obras de madurez, Elizabeth Gaskell pinta un magnífico retrato de una muchacha cuya sensibilidad y cultura la excluyen de los cánones del matrimonio".

CONTIENE SPOILERS

Está inspirada en ese mundo rural del Cheshire de la infancia de la autora, un universo sencillo y gozoso que pretende rememorar los fuertes vínculos de la familia y la comunidad.

Lo que me ha resultado más curioso es que, el que cuenta la historia en primera persona, es un muchacho muy joven llamado Paul. Esta autora no tiene problemas al escribir como si fuera un varón, y las descripciones que aporta sobre los sentimientos del protagonista son auténticas.

Paul se marcha de su casa para trabajar en el ferrocarril, entre Eltham y Hornby, muy cerca de donde viven la prima de su madre, por que le piden que vaya a visitarles. Tímido como es, no le hace mucha gracia tener relación con unos parientes a los que nunca ha visto, pero fiel a su madre, se acerca a La Esperanza, como se llama la granja en la que viven.

A pesar de sus reparos, al saber que el marido de la prima de su madre es pastor, se encuentra con un hombre afable, bondadoso, que ama a su mujer y a su hija, Phillips, y que trabaja en el campo codo a codo con los demás. Todo sin olvidar las prácticas religiosas y los rezos.

Los personajes importantes son:

El pastor Holman, que dedica 5 días a su trabajo y 2 al Señor. Hombre recto y, como he dicho, bondadoso hasta el punto de mantener en nómina a un trabajador que da poco de sí por su falta de luces, pero que tiene mujer e hijos.

La esposa de Holman, que cuida con reverencia de su hija porque ya perdieron a un hijo hace tiempo. Callada, hacendosa y amante de su familia, se vuelca con todos los que van a su casa y acoge a Paul como un hijo más.

Phillips, la hija. Una muchacha alta, espigada, silenciosa pero alegre, devota. La clásica protagonista de una novela escrita en esta época, donde no destacaba desde luego por su genio y bravura y sí por sus buenas obras, su silencio y el acatamiento de los mandatos de la familia.

El señor Holdsworth, jefe de Paul. Toma cariño al muchacho y le permite tomarse días u horas libres para que vaya a la granja de sus parientes. Cuando enferma de gravedad, Paul les ha hablado tanto de él a los Holman que le invitan a ir a la granja para reponerse. Lo cuidan con esmero hasta que está bien y acaban por tenerle mucho aprecio aunque sus formas no son a las que están habituados.

La historia es sencilla, con muy buenas descripciones acerca de la vida de una granja, de los paisajes y de los sentimientos de cada personaje.

También es sencilla la historia de "amor" entre Pillips y Holdsworth, si es que así puede llamarse, porque aparte de algunas bromas y un par de miradas no hay nada más. Sin embargo, antes de marcharse de improviso a poner en marcha un ferrocarril en Canadá, le confiesa a Paul que cuando vuelva hará lo posible por casarse con la muchacha. Pero, contrariamente a lo que Paul espera, recibe una carta diciendo que se ha casado allí.

He encontrado demasiada melaza en la reacción de Phillips al enterarse. Se le va la alegría, se pone nostálgica, abandona incluso sus deberes en la granja y es víctima de tal depresión que la hace enfermar y creen que va a morirse.

¿Lo que la hace reaccionar y seguir adelante? Pues las palabras de la criada de la casa, Betty, que apenas sale en la novela para decir unas cuantas frescas a Paul, y que pone las peras al cuarto a la joven.

Destaco las descripciones, estupendas, parece que estás viendo los lugares.

Lo que menos me ha gustado es que la autora abusa de una narrativa en la que los puntos y aparte brillan por su ausencia, con párrafos tan largos (a veces de 3 páginas) en los que se pierde uno.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |