Elizabeth Gaskell - Hijas y esposas

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

Conocí a esta autora hace tiempo leyendo una de sus novelas de época, La prima Phillis, que me gustó pero no pasó de ahí. Sin embargo Norte y sur me encantó, por eso decidí ver de qué iba esta otra. Además, la sinopsis me llamaba, y es que reconozco que las novelas de la época victoriana me pierden y esta autora les da un punto de fiabilidad extraordinario.

Para las que ya hayan leído algo de ella, no voy a decir nada nuevo si advierto que su modo de escribir es bueno, cuidado y lo hace de un modo que te metes en la historia sin darte cuenta, y sus diálogos son de 8, al menos. Para las que no haya leído nada de ella, pues ya saben, que merece la pena.

Vayamos al contenido de la novela.

Dentro de un período en el que las mujeres no pintaban demasiado, y no me refiero solo a tomar el pincel, la autora no pretende mostrarnos heroínas, solo mostrarnos personajes reales, hacernos partícipes de cómo vivían, cómo pensaban y cómo actuaban, con pinceladas incluso humorísticas.

No me gustaría destripar demasiado el contenido, nunca me gusta hacerlo porque creo, y en este caso es de justicia, que es mejor que las lectoras descubran cada matiz de la narración, que se enamoren de cada página y de cada personaje. Contar demasiado arruinaría esos momentos. Pero bueno, sí puedo decir que el personaje principal es Molly, hija de un médico y a la que le falta la madre. La decisión de su padre de casarse en segundas nupcias cambia su vida. Molly es sencilla y un tanto infantil.

Cynthia es otro personaje de lo más intenso, es la que se convierte en su hermanastra puesto que es hija de la mujer con la que el doctor se casa, Hyacinth Kirkpatrick. Sin embargo, no tiene nada que ver con la manera de ser de Molly, su educación ha sido muy distinta. ¿Es porque Molly ha sido educada por su padre y Cynthia por su madre? Es posible, pero solo es uno de los puntos de vista.

Nos encontramos con una chica sin maldad, que es feliz en su entorno, que no le pide más a la vida, y a otra que se ha visto obligada a vivir de forma más trabajada, que conoce más el mundo y ha aprendido a dejarse cortejar por los hombres. Una, sincera; otra, esconde sus sentimientos y el afecto no la caracteriza.

La madre de Cynthia, la mujer que va a casarse con el padre de Molly, es tan arisca que a veces me preguntaba cómo era posible que él quisiera unirse a ella. Sin embargo, es un personaje pleno que no solo no podía faltar en la novela, sino que cubre un campo importante dentro de la historia. Para mí, es completo.

Es una novela de culturas olvidadas, de esos tiempos en los que aparentar era lo principal, de días en los que se pensaba que los secretos mejor guardados son los que se quedan en casa. Aparentar ante los demás era el pan nuestro de cada día. Y desde luego la madre de Cynthia es una maestra en este modo de actuación, aparentando una cosa y siendo otra.

Es también una novela de desengaño, porque Roger, uno de los dos hijos de los Hamley, y del que se enamora Molly perdidamente, se compromete sin embargo con Cynthia. Roger es un chico sencillo y noble que me ha gustado.
Osborne, el hermano mayor de Roger, es un personaje más bucólico que teme al padre.

Emotiva, dulce a ratos, triste a otros, perfectamente ambientada y estupenda narrativa, hacen de esta novela un ejemplar de esos que se guardan con cariño y que, pasado un tiempo, nos gusta volver a disfrutar.

Si os gusta lo que os he contado, leedla, porque os va a sorprender y me lo vais a agradecer.

De tener que puntuar, entre 1 y 5, desde luego 5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |