Elena Bargues - El botín de Cartagena

Crítica realizada por Nieves Hidalgo

2ª entrega de la trilogía El ducado de Anizy

En la primera parte de esta trilogía, Antoine llega a Cartagena de Indias. Allí, en medio de una guerra para conquistar la ciudad, conoce a Mariana, una española que le salva la vida y que se muestra ante él tan inteligente como hermosa.

En esta segunda entrega, Antoine y Mariana, ya casados, salen de Cartagena de Indias camino a Francia, donde él se encuentra con la sorpresa de haberse convertido en el nuevo duque de Anizy. Ni se espera esa responsabilidad, ni que la muerte de su hermano sea por causas distintas a lo que todos piensas, enfermedad. Pero debe hacerse cargo de todo cuanto conlleva un ducado desatendido y unos arrendatarios temerosos. Tampoco ayuda el hecho de haber llegado a Francia casado, nada menos que con una española, habiéndose visto obligado a rechazar la propuesta de Luis XIV para contraer matrimonio con una dama de la corte.

Mariana se nos muestra de nuevo como una mujer de inteligencia asombrosa que, a pesar de estar en un país desconocido para ella, consigue integrarse por el bien de su esposo y por el ducado, apoyando a Antoine en todo cuanto emprende y, al tiempo, enfrentándose a él cuando lo cree necesario. Porque, por mucho que se haya convertido en duquesa, o casualmente por eso, no deja a un lado su orgullo y sus propias iniciativas.

Descubrimos a un Antoine igual de aguerrido, igual de terco, pero con una sensibilidad hacia los más desfavorecidos que cala hondo. Amigo de sus antiguos amigos, hermano extraordinario,más enamorado cada día que pasa de su esposa, a la que tiene como una igual, en la que delega hasta el punto de concederle el control de sus negocios, por saberla más inteligente que él para tales menesteres, por mucho que en esa época una mujer no pudiera hacer según qué trabajos.

Si la primera novela me envolvió, con esta segunda me he sentido totalmente atrapada. Ni podía ni quería dejar de leer, me apenaba saber que tenía que llegar al final, tarde o temprano y, curiosamente, leía despacio para alargar la satisfacción que me producía estar llenándome de conocimiento. Porque ya lo dije en la reseña anterior, El asalto a Cartagena de Indias: con Elena Bargues, se aprende Historia.

El botín de Cartagena me ha parecido, además, más novela de aventuras, de esas que nos gustan, que nos atrapan, con las que disfrutamos. Entre dato y dato, entre personaje y personaje, entre cómo se podía conseguir un excelente vino o cómo se podía sacar lo mejor de una cosecha, la autora nos deleita con intrigas palaciegas, intentos de asesinato, unos secundarios que hacen las delicias del lector por lo auténtico de su modo de actuar y pensar.

Y amor. Pero no sólo de la pareja principal, Antoine y Mariana, que en esta novela consiguen asentar sus vidas, sino el amor de otros personajes que suponen pilares reales en la historia. Unos, nuevos; otros, conocidos. Todos, estupendos. Clément y Nicole, Gastón y Carmen (la hermana de Mariana), Pierre y nuestra querida Teresa de la novela anterior... He disfrutado de lo lindo viendo el modo en que se van acercando, se van conociendo, se van enamorando.

Podría extenderme analizando la narrativa, el estilo e, incluso, los sentimientos de los personajes de la novela. Pero no. Sólo voy a deciros que esta novela tiene tantos elementos para disfrutar de ella que es imposible detallarlos todos: amor, intriga, aventura, sentimientos, traiciones, un Luis XIV derrochador, sorpresas que ni esperáis, e incluso una referencia a ese personaje del que habla a medias la Historia, sin afirmar o negar de quién se trataba, y que a muchas os sonará si habéis visto la película de El hombre de la máscara de hierro, protagonizada por Leonardo DiCaprio, Gabriel Byrne, Jeremy Irons, John Malkovich, Gérard Depardieu.

Deseando leer ya la tercera entrega del ducado de Anizy, En el corazón del Imperio.

 

Crítica realizada por Elsa

2ª entrega del ducado de Anizy

Esta historia empieza con el desembarco de nuestros protagonistas en Brest, con el botín que traen de Cartagena y que deben entregar a la corona. Antoine nada más desembarcar, es informado de que su hermano Cristopher, el duque de Anizy ha fallecido, por lo que él se convierte en el nuevo Duque. Es recibido por Luis XIV que ha sabido de su heroísmo y le comunica que ha pensado en alguien para que contraiga matrimonio, pero Antoine le informa que se ha casado con una española. Al mismo tiempo debido a su conocimiento de la marina le nombra para que supervise los astilleros de la armada. Con todos estos prolegómenos empieza la aventura de nuestros protagonistas, se dirigen a las tierras de Anizy donde todo está muy descuidado, el anterior duque solo se preocupaba de llevar una vida cortesana, por lo que Antoine se tiene que enfrentar a todas estas contrariedades.

El primer libro me encantó, este no se queda atrás, Antoine y Mariana, enfrentan la situaciones, siempre juntos. Antoine sigue siendo audaz, intrépido y delega todos los asuntos administrativos en Mariana. Son una pareja atípica y llaman la atención por muchas cosas por su complicidad, su enamoramiento en una época de matrimonios concertados, el reconocimiento por parte de Antoine de la inteligencia de su mujer, algo impensable en aquellos tiempos y la excentricidad de que duerman en la misma cama. Ellos viven su vida y no hacen caso de los convencionalismos. Tienen cosas más graves de las que ocuparse como el hecho de una serie de atentados y que parece que tienen como objetivo a Mariana.

En esta segunda entrega, la autora se vuelca más en las aventuras que en la parte histórica como la anterior. Pero no aventuras sin más, la autora sigue documentándonos muy bien sobre cosechas, arrendamientos y todas las intrigas de la corte de Luis XIV que ve la posibilidad de colocar a su nieto Felipe en el trono de España, ante la imposibilidad de tener descendencia de Carlos II.

Además de la historia de amor, me encantan como interaccionan Antoine y Mariana, y de las historias de los secundarios, como Gaston el hermano de Antoine, Clement, Nicole no tenemos que olvidar a Teresa la doncella rescatada por Mariana de un prostíbulo español y que se dejaría matar por ella, creo que el personaje de Teresa están tan bien construido, tan ligado a los protagonistas que no me atrevería a considerarla secundaria.

Es una novela que se lee de un tirón, al menos yo, porque es que deseas saber enseguida como acaban todas las situaciones adversas que se les presentan a nuestros protagonistas. Hay duelos con espadas, algo imprescindible en una novela de aventuras, valentía, lealtad. Me faltan palabras porque es una novela tan amena, su prosa es tan buena, hace a sus protagonistas tan cercanos que parece que son amigos de tu entorno. Me parece una novela excelente muy recomendable para las aficionadas a la novela histórica. Y ahora voy a ponerme con la tercera entrega.

 

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |