Dawn Thompson - El lobo de Ravencliff

Valoración:

Crítica realizada por Lady MacBeth

Mientras el carruaje enfilaba la costa de Cornualles, Sara divisó el final de su viaje: la mansión de Ravencliff. A partir de aquel momento ése sería su hogar. No podía creer cómo había cambiado su vida en los últimos días: había pasado de ser una reclusa en la prisión para deudores de Fleet a convertirse en la esposa del barón de Ravencliff. Pero, ¿qué clase de hombre la había rescatado de prisión, casándose con ella por poderes, sin haberla visto nunca antes? Sin duda se trataba de un hombre frío y distante... alguien desdichado que mantenía su casa en un estado de lúgubre decadencia y con las cortinas echadas. Por supuesto, Sara habría aceptado la proposición del mismísimo diablo con tal de salir de su celda, así que estaba resignada a su destino.

Entonces conoció a su esposo, que tenía el cabello negro como la noche y un arrebatador y hermoso rostro, y toda su seguridad se desvaneció. ¿Qué extraña maldición había caído sobre el barón Nicholas Walraven y qué secretos ocultaba? ¿Qué oscura fortuna la había llevado hasta aquel lugar? ¿De dónde procedía la extraña criatura con aspecto de lobo que campaba a sus anchas por la mansión y aterrorizaba a sus habitantes, y que aparecía siempre de improviso?

De lo que no cabía duda era que, en lo bueno y en lo malo, en ese momento ella era... LA NOVIA DE RAVENCLIFF

Hace ya un tiempo, por casualidad, leí la sinopsis de este libro, y me llamó la atención, tanto que lo compré porque creí que era un libro histórico con una historia diferente. Sin embargo, cual ha sido mi sorpresa al leerlo y comprobar que se trata de una historia paranormal y además histórica.

Tal y como explica la sinopsis, el libro empieza cuando Sara va en el carruaje camino a Ravencliff la mansión del Barón Walraven. Debido a las deudas que tenía su padre, y a la muerte de éste, unos meses antes ella se vio en la cárcel de deudores. Por suerte, o eso creía ella, el Sr. Alex Mallory, administrador del barón Nicholas Walraven había aparecido en su celda dos días antes para hacerle la proposición más inverosímil que había escuchado nunca: el barón deseaba casarse con ella y enviaba a su administrador para que se casara con ella por poderes. Sara que estaba desesperada por salir de la cárcel no se lo pensó mucho y aceptó. Ella se hace muchas preguntas sobre todo porqué el barón se ha casado con ella sin ni tan siquiera verla y encima por poderes. Ahora que está a punto de llegar a Ravencliff las dudas la asaltan y en el mismo momento en que entra por la puerta de la mansión y conoce a Nicholas, se da cuenta de la atracción que siente por él y que algo pasa en la casa aunque queda tan prendada de Nicholas que no acierta a saber el qué.

Nicholas es un hombre atractivo, misterioso y en el mismo momento en que conoce a Sara él también siente una atracción muy fuerte hacia ella. Sin embargo le deja muy claro que su matrimonio con ella no se consumará y que lo único que quiere de ella es que sea una buena esposa de cara a la galería, pero nada más "requerirá" de ella. Sara se siente morir, y se arrepiente de haberse casado tan impulsivamente. Pasan los días y su marido no quiere nada con ella y con el único que se siente bien es con Nero un perro-lobo que ronda por la casa y que se cuela en su habitación muy a menudo y al cual le ha cogido un gran cariño, Sara ve en ese animal unos ojos casi humanos y una comprensión que a veces cree que la entiende lo que le dice...

Nicholas trata de apartarse lo más que puede de Sara ya que oculta un secreto el cual cree que le podría hacer mucho daño. De todas formas no se da por vencido y cree que puede tener alguna cura por lo que se ha puesto en contacto con un médico que cree que puede ayudarle...

Desde las primeras páginas ya se siente la tensión sexual entre los dos protagonistas cada vez que se encuentran, ella trata de hacérselo ver pero Nicholas no quiere oir hablar del tema. El está convencido que no puede haber nada más entre ellos, por sus temores a hacerla daño, y no cuento nada más para no chafaros la historia.

Se trata de una historia diferente, que a mí me ha gustado, sobre todo porque me ha pillado de sorpresa. Está bien escrita, las descripciones son las justas, pero suficientes para introducirte en esa mansión oscura donde Nicholas se recluye debido a "su problema". Me ha gustado también el hecho de que trate de darle una explicación científica a dicho problema, ya que hacia el final del libro yo me he sentido desesperar por los dos al no encontrar una solución para que puedan estar juntos. Las escenas en las que Sara está con Nero me han gustado mucho y me han emocionado, esa conexión entre los dos cómo Nero la protege y al mismo tiempo Sara le protege a él.

En resumen, un libro que me ha sorprendido, por lo original de la historia, por la ambientación y porque, sinceramente, no esperaba que me mantuviera enganchada hasta el final, así que por todo eso para mí es un libro muy válido y muy recomendable.

Valoración: 8 / 10


Crítica realizada por Katon

CONTINENE SPOILERS

Sara es una joven que ha pasado las últimas semanas en la prisión de Fleet para deudores. Su padre, antiguo militar muere dejándole demasiadas deudas. Hasta que llega Alex Mallory con una insólita proposición, le ofrece salir de la prisión casándose con Nicholas Walraven, barón de Ravencliff. Sara viajará hasta Escocia donde se casará por poderes con su desconocido prometido. Días después enfila la pendiente hacia Ravencliff en medio de la niebla y el cambiante clima de Cornualles. A pesar de que Alex es un hombre encantador Sara le para los pies cuando las insinuaciones de éste sobrepasan la supuesta amistad que Alex le ofrece.

Nicholas es un hombre reservado, serio, melancólico, pero que atrae a Sara como nadie lo había hecho. Su pelo negro y esos ojos de obsidiana son como un imán para la joven, pero los cambios en el carácter de Nicholas le provocan una inseguridad nacida en su estancia en la prisión. Para complicar más la situación entre los jóvenes esposos, Sara se encariñará con Nero, el perro de Ravencliff y que tiene atemorizado a todos los criados. Aunque le han prohibido que lo haga, Sara deja la puerta de su vestidor siempre entreabierta por si el animal le hace una visita nocturna. Hasta que una noche no es Nero quien se cuela en su habitación, sino un hombre.

La situación se complica y la casa se vuelve peligrosa, la joven no puede ir nunca sola y obliga a su criada a que la acompañe por la casa. Los guardas acuden en busca de Nero y la relación entre Sara y Nicholas cada vez está más tensa. Todo el personal de la casa y Nicholas se enfrascarán en la búsqueda del animal que vaga por la casa. Hasta aquí todo parece normal ¿no? Pues no lo es. Había pensado o contar más de la historia para no hacer un spoiler pero para dar mi opinión sobre esta novela debo hacer más de un spoiler.

SPOILERS

No sé si es porque la autora no hacía más que recordar que la mansión estaba llena de corrientes y humedad, el olor a moho de los pasadizos o ese clima tan triste pero es la primera vez que la mansión donde se desarrolla la historia me ha parecido un horror. El personaje de Sara en un principio sí que me gustaba pero me ha decepcionado mucho por su manera de tratar a Nell, su criada. No parecía el mismo personaje, era autoritario, caprichoso y no pensaba en ningún momento en la joven criada. En mi opinión el mejor personaje era Nicholas, sus razones para apartarse de Sara eran totalmente razonables y podían ser comprensibles. Y en cuanto a Nero, qué decir, ¿era un perro?, ¿un lobo?, ¿un chucho? Porque la escena en que marca la alfombra alrededor de la cama de Sara como su territorio me ha parecido un horro. Creo que eso sobraba ¡las dos veces!

Otro detalle que no me ha parecido bien llevado es el supuesto registro de la casa. Lo que no es comprensible, ni lógico ni nada de nada es que Nicholas, que es el que mejor se conoce la casa sea incapaz de encontrar a Alex. Bueno, ahora que lo pienso solo deambula por la mansión de noche ¿pero por dónde? Si Sara en su ignorancia lo encierra en un reducido espacio que él desconocía. Como decía, que me pierdo yo sola, será el espíritu de Ravencliff que me ha afectado más de lo que pensaba. Nicholas se conoce todas sus entradas y es incapaz de encontrar al animal, pero Sara, investigando por primera vez con la criada va y se lo encuentra. No sé, me ha parecido demasiado fantástico todo, si lo más normal era lo del metamorfo, y ese primero un perro, luego un lobo, pero no, que es medio lobo, aunque tampoco saben a ciencia cierta qué es lo que es.

En resumen que mi imaginación aun tiene pesadillas con esos chuchos dejando su marca alrededor de la cama. Y el caso es que el libro prometía pero desde la sensación de claustrofobia de la casa, el olor agrio y a suciedad de uno de los perros y otras cosillas que he comentado, este libro no es uno que pueda recomendar. Creo que no es necesario que ponga la valoración que me merece este libro.

Comentarios (1)

  • LILIAN

    14 Enero 2012 a las 20:03 |
    Aunque el libro sí que me ha gustado, me ha parecido un poco lento y en ocasiones, pasado de rosca. No veo necesario, levantar la pata alrededor de la cama donde duerme la prota y para marcar el territorio...
    Tampoco me ha gustado que el lobo sea más un chucho que un lobo y qué no haya más tensión sexual entre los protagonistas, por eso del licántropo y la doncella.
    Tenía tantas ganas de leer un libro de hombres lobo que me ha decepcionado un poco, pero reconozco que es un buen libro (7/8)

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |