Carolyn Davidson - Cierta clase de hombre

Valoración:

Crítica realizada por LILIAN

"Tate Montgomery necesitaba una nueva vida. Y Johanna Patterson era la clase de mujer que podía hacerle olvidar su pasado. Pero, ¿cómo podría convencer a aquella soltera encerrada en sí misma de que abriera su corazón a él y a sus hijos?
Johanna tenía la sensación de que siempre había estado sola. Hasta el día en que Tate apareció en su granja con una familia al completo y una propuesta que iba a cambiar su vida para siempre"
.

Tate Montgomery es de esos personajes que te llevarías a casa y con suerte, pasarías tu vida a su lado en un eterno vivieron felices y comieron perdices. De rasgos duros (una cicatriz cruza su mejilla), tiene una personalidad adorable. Es amable, franco, considerado, cariñoso, atento y muy sexy. Siempre está preocupado por el bienestar de los que ama pero con sutileza, sin agobios. Se ocupa de la granja como si le fuera su vida en ello, pero siempre tiene una palabra de aliento para sus hijos o para Johanna. La vida le ha dado duro pero no se ha dejado vencer. Tras la muerte de su primera mujer, cogió a sus dos hijos y montándoles en una carreta partió de Ohio con rumbo a lo desconocido. Quería comenzar una nueva vida y olvidar el pasado.

Johanna Patterson, había vivido los últimos diez años sin risas ni palabras amables. Cuando murió su madre, parte del alma de su padre se fue con ella. Empezó a descuidar la granja y los ahorros familiares menguaron. Johanna trabajaba de sol a sol pero no era suficiente. Tuvo que aprender a convivir con los silencios de su padre y su rechazo. Unos silencios que parecían gritar a los cuatro vientos, su error de juventud.
Tras la muerte de su padre, Johanna descubre que apenas le queda dinero. Intenta ocuparse de todas las tareas de la granja pero el día no tiene suficientes horas.

Cuando Tate aparece por el camino polvoriento de acceso a su granja, es como si bajara un ángel del cielo. Claro que, Johanna no puede ni imaginarse que acaba de conocer al amor de su vida. Sólo ve al reverendo del pueblo acompañado por un hombre y por dos niños pequeños. Mientras conversa con el reverendo, todos los ojos están fijos en ella. Tate quiere asentarse, invertir en la granja y de paso buscar una madre para sus hijos. Está dispuesto a levantar la hipoteca y ofrecer matrimonio a la señorita Patterson.

Johanna medita la proposición y acaba pasando por el altar. Su vida da un vuelco. Atrás quedó la Johanna solitaria y esquiva. Descubre en Tate al compañero ideal. Quiere ser una esposa perfecta y una buena madre para sus hijos. Siente que ha contraído con él, una deuda impagable. El tiempo pasa y las cualidades de Tate, relucen más que un rayo de sol. Johanna quiere algo más, sus sentimientos están a flor de piel. Sueña con formar un verdadero matrimonio, olvidarse de sus respectivas tristezas y afrontar un futuro junto a Tate y los niños. El miedo que siente a defraudar a su marido parece que se interpone entre ellos. Siente que puede confesarle su secreto pero...

¡Y pensar que llevo cerca de 15 días, dando largas a esta novela sin atreverme a leerla!. ¡Es una maravilla!. Es de esos libros, que no te cansas nunca de releer. En sus páginas he encontrado todos los ingredientes que espero encontrar siempre en un libro romántico: personajes perfectamente esbozados, una ambientación para quitarse el sombrero y un romance como los de antes, con un amor profundo entre los protagonistas y una pasión intensa, palpable pero descrita con buen gusto.

El amor que sienten Johanna y Tate, va evolucionando con el correr de los días. Pasa del compañerismo inicial a un descubrimiento de las virtudes y los defectos del otro. Las discusiones rezuman respeto y cariño. Sus momentos de amor, pueden ser tiernos o excitantes.

La relación de Johanna con los hijos de Tate, es enternecedora. Espera que los niños acudan a ella pero sin exigencias. Les quiere por sí mismos y cuando Pete, el mayor, la pone trabas sabe ocupar su sitio. Johanna siente que por fin, forma parte de una familia.

Carolyn Davidson, describe a la perfección el día a día en una granja. Consigue que visualices los árboles cargados de manzanas, a los niños correteando por ahí, a Tate ordeñando a las vacas, reparando el cercado, acarreando el heno... a Johanna recogiendo los huevos de las gallinas, preparando la comida, haciendo la colada...

Mi puntuación es 5/5

---------------------

Crítica realizada por Anasy

Gracias a la crítica de LILIAN me fijé en este libro y me lancé a buscarlo sin haber leído nunca nada de la autora, y tengo que darle las gracias porque me he llevado una grata sorpresa con esta historia y con la autora.

Johanna es una joven soltera que después de la muerte de su padre, se ha quedado sola al cuidado de la granja familiar con una hipoteca que pagar y con mucho trabajo para una mujer sola. Aún así, Johanna no está dispuesta a abandonar ni vender la granja, y tan poco piensa casarse aunque a duras penas puede hacerse cargo de todas las tareas de la granja.

Un día el reverendo del pueblo llega acompañado de un hombre y sus dos hijos pequeños y le propone a Johanna un trato que solucionará su problema y el del hombre que lo acompaña, Tate Montgomery.

Tate le propone matrimonio a Johanna, así ella tendrá alguien que cuide de la granja y liquide la hipoteca, y Tate consigue un hogar para sus hijos y una nueva madre para ellos.

Aunque Johanna al principio duda, al final ve las ventajas del acuerdo y a los pocos días ya es la señora Montgomery, casada con un desconocido que es amable y trabajador y con dos niños estupendos de cuatro y siete años, Tomy y Pete.

Johanna carga con un duro pasado, en los últimos diez años ha soportado la muerte de su madre y otra mucho más trágica y diez años al lado de un padre que la despreciaba y que no le tenía la menor consideración. Asumiendo que estará siempre sola, a sus veintiséis años se encuentra de repente con un marido que es tierno y considerado, que la ayuda y la mima , que poco a poco va minando sus recelos y ganando su confianza, mientras que los niños se ganan su corazón desde el principio.

Tate también arrastra un pasado atormentado por un mal matrimonio, cuando llega a la granja de Johanna sólo pensaba en encontrar un hogar y una madre para sus hijos, pero descubre que ha encontrado mucho más con una mujer que se entrega a sus hijos y que le atrae desde el principio.

Es una historia sencilla, muy tierna que me recuerda un poco a Dorothy Garlock o Candance Camp. De esas historias de las antes que tienen un sabor distinto, te dejan con una sensación agradable y engancha desde el principio , llenas de sentimientos y sin grandes sobresaltos.

Muy bueno

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |