Carole Mortimer - Bella y perversa

Valoración:

Crítica realizada por Rociodc

Pandora Muybury es, a ojos de la sociedad, una mujer ambiciosa, fría y despiadada. Que propició la muerte de su marido a causa de una amante. Todos le volvieron la espalda cuando eso ocurrió y solo se acerca a ella los hombres que buscan algo más que una amistad y no se lo piden de forma sutil precisamente.

Rupert Stirling, apodado "Diablo", apodo que también los miembros de la alta sociedad le han puesto por su fama de libertino....
Pero en ambos casos sirve el refrán de "las apariencias engañan" pues ni Pandora es tan malvada como parece ni Rupert es tanto un Diablo.

Pandora acude a una fiesta de las pocas amigas que tiene, allí sale a la terraza para olvidar lo mal que se siente en ese tipo de reuniones. Allí escucha una conversación privada de Rupert con sus amigos. Cuando la pilló desprevenida el atque de uno de los invitados que a la fuerza intenta besarla y llegar más allá. Cuando Rupert escucha gritos sale a ayudar a la mujer en apuros. Su sorpresa es tal cuando ve a la fría Pandora hecha un flan y con miedo. Sin pensarlo decide ayudarla.
A partir de aquí, Rupert se empeña en trabar una amistad con ella. Él se dice que es para beneficio propio porque piensa que Pandora puede serle útil para echar a su madrastra de su casa...pero en realidad algo más siente por ella. Tanto, que se involucra mucho en su vida para descubrir a la auténtica Pandora, y a quién intenta hacerle daño...

Es una novela muy bonita, me he llevado una sorpresa pues no la esperaba así. Me enganchó desde el principio y no la podía soltar hasta que la acabara. Me ha gustado mucho los personajes, y la lección que dan de que no todo lo que dicen es cierto y que las apariencias engañan.

La ambientación me parece muy buena, muy bien explicado todo y sin ser pesado.
los diálogos me han gustado mucho también. Hace que sonrias, y que suspires. Son muy ingeniosos, y ha echo un gran trabajo al compenetrar tanto a los protagonistas.

Me encantaría leer la historia de las amigas de Pandora y los amigos de Rupert. Porque sin duda me a gustado la forma de escribir de esta autora.

mi valoración 4/5.


Crítica realizada por Mary Jo

Eran jóvenes, bellas, viudas... y duquesas

Rupert Stirling, duque de Stratton, llevaba desde hacía tiempo el apodo de "Diablo". Y se lo había ganado a pulso gracias a sus asombrosas hazañas dentro y fuera de la alcoba.

Pandora Maybury, duquesa viuda de Wyndwood, era incapaz de cualquier osadía, aunque el turbio secreto que guardaba la hubiera convertido en objeto de escabrosas murmuraciones. Si la aristocracia londinense hubiera sabido lo inocente que era en realidad... Incluido Rupert que, tras rescatarla de una situación comprometida, parecía empeñado en comprometerla aún más..

Rupert Stirling octavo duque de Stratton, no imaginaba que su ordenado mundo iba a caer rápidamente en picado cuando aquella noche asistió a un baile en Claybourne House y acabó salvando a una damisela de ser violentada por un caballero en la terraza de la mansión.

Rupert llevaba un tiempo preocupado. Desde la muerte de su padre se veía perseguido por su madrastra, una mujer manipuladora y calculadora, mucho más joven que su marido y con la que Rupert ya había mantenido relaciones íntimas antes de que engañara a su padre y se casara con él. Como cualquier miembro de la nobleza, tenía muy claro que algún día tendría que casarse, la búsqueda del heredero formaba parte de sus obligaciones ducales lo mismo que la administración de sus propiedades. Aunque aún no se sentía preparado para casarse no podía negar que su boda solucionaría sus problemas, y le libraría del acoso de su madrastra.

Tras rescatar a la bella Pandora Maybury duquesa de Wyndwood, Rupert no tarda en percatarse que no es oro todo lo que reluce. La nobleza tiene a Pandora por una mujer maquinadora, astuta y sofisticada que no dudo en ser infiel a su esposo y que propicio el duelo en el que ambos, su marido y su amante murieron.

Pero a medida que ambos se conocen, se  enzarzan en disputas verbales, Rupert, comienza a darse cuenta que Pandora es una joven tierna, que no duda en mantener un vergonzoso secreto que podría lastimar a otras personas inocentes, a pesar de que su secreto la convierta en una paria social. Con mucha arrogancia por su parte el duque de Stratton decide que el problema de ambos tiene muy fácil solución, contraer matrimonio. Ahora solo tiene que convencer a Pandora de la veracidad de sus intenciones y que una unión entre ambos será muy placentera en todos los sentidos.   Me ha encantado la manera en que está escrita está novela, sin demorarse en excesivas descripciones, ni dando vueltas una y otra vez sobre los mismos pensamientos de los protagonistas. Los diálogos son apasionados, llenos de dardos verbales entre la pareja, sumamente divertidos por la inmensa arrogancia del duque de Stratton.

La pareja es atractiva ambos rubios y hermosos, con mucha experiencia por parte de él y poca o nula por parte de ella. Es por esto que la única escena de sexo propiamente dicha entre la pareja, me haya parecido irreal, poco convincente, aunque el modo en que es narrada es bastante sutil y para nada vulgar. Simplemente no me ha parecido creíble. No comentaré nada más, porque creo que desvelaría muchos secretos y la trama original del libro.

En definitiva, un Harlequín cortito, lo he leído en una tarde, pero divertido, He disfrutado mucho con los diálogos, llenos de ironías y florituras. La novela tiene una cierta intriga, un peligro que acecha a Pandora y que ambos tendrán que descubrir,  aunque la intriga no ha sido tal, ya desde el principio sospechas quién puede ser el intruso.

Los secundarios aparecen al principio pero no tienen mucho peso en la novela, como no sean los sirvientes un tanto disfuncionales de Pandora. Se intuyen otras dos parejas, ambas amigas de Pandora, y los amigos de Stratton, aunque la autora pasa de puntillas por sus relaciones.

Mi valoración: Buena

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |