Carol Higgins Clark - La mujer del collar

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

La nueva aventura de la detective Regan Reilly, el delicioso personaje creado por Carol Higgins Clark, la lleva en esta ocasión hasta un paraíso turístico... que puede convertirse fácilmente en un infierno. Cuando Regan acepta la invitación de su amiga Kit para pasar unos días en el resort de Waikiki Waters, en Hawai, influyen varios factores: la promesa de fiesta, el clima, las playas... y el cadáver que acaba de llegar a la orilla llevando un valioso collar robado años atrás del museo de la isla. Los sospechosos de haber asesinado a Dorinda son numerosos: turistas excéntricos, millonarios seductores con negocios poco claros... incluso el atento gerente del hotel. Kit le había prometido a Regan un fin de semana con emociones y, quizás a su pesar, ambas van a conseguirlo. Una nueva novela de Carol Higgins Clark que mantiene los ingredientes de sus anteriores éxitos: estilo, humor, intriga y personajes curiosos e inolvidables.

El argumento de esta novela detectivesca se centra en los hechos que suceden en un hotel de Hawai. Un escenario bucólico y maravilloso que, sin embargo, va a convertirse en el centro de las intrigas, con un buen número de sospechosos sobre los que la detective Regan Reilly ha de trabajar y un cadáver que aparece con un collar que ha sido robado hace tiempo del museo.

Tenemos pues, una nueva historia repleta de tensión y momentos intrigantes para que, las amantes de este género puedan hacer sus pinitos y tratar de adivinar quién está detrás del robo de la valiosa joya. Como en otras ocasiones, la autora nos lleva a un lugar de diversión y relax y nos lo permuta en un sitio peligroso.

Regan está planeando su boda y un fin de semana para disfrutar junto a su familia. Por desgracia, una fuerte tormenta arruina sus planes y la imposibilidad de hacer el vieje que tienen pensado, quedándose lejos de los suyos y del hombre con el que va a casarse.

Kit, su mejor amiga, la llama entonces desde Hawai y propone un fin de semana solitario y de diversión antes de la boda. No se han visto desde hace tiempo y la invitación inesperada agrada a Regan, por lo que acepta encantada. Hay que decir que en ella pesa más lo que le ha contado Kit que ha sucedido, que la idea de pasar unos días de esparcimiento: se ha encontrado un cadáver en la playa.

El cuerpo que han encontrado pertenece a Dorinda Dawes, una periodista. El hecho de hallar el cadáver no es tan interesante como el de la intriga por saber por qué lleva un costoso collar que había sido robado hacía muchos años del museo de la ciudad. Que ese collar perteneciera a la familia real de Hawai es todavía más interesante.

La policía está convencida de que la causa de la muerte de la periodista ha sido un accidente, pero ni el gerente del hotel ni Regan lo creen. En esa muerte existe un misterio que hay que resolver y para eso, la autora, nos va dejando pistas y una baraja de sospechosos que tienen motivos más que sobrados para haber quitado a Dorinda de en medio.

Regan se encuentra inmersa en una investigación que dará mucho juego: pequeños hurtos en el hotel, envenenamientos. Si las cosas continúan así, el complejo hotelero puede arruinarse, así que la arriesgada detective no duda en intentar resolver lo que está sucediendo.

Existe un conjunto variopinto de personajes secundarios que van dando forma a la investigación de Regan: el propio gerente del hotel, Hill, algunos turistas llegados desde Hudville, un millonario llamado Steve… Todos y cada uno de ellos pueden estar implicados en el asunto del cadáver y del collar.

Desde luego, no es una novela de romance, sino una historia de suspense. Nunca entenderé la causa por la que las editoriales intentan vendernos este tipo de lectura como novela romántica, cuando de romance no tiene absolutamente nada. ¿El simple hecho de que Regan y su prometido hablen telefónicamente ya es suficiente como para meter esta historia en novela romántica? Entonces, ¿por qué no meter también en el género El Señor de los Anillos, por ejemplo? Al menos en esta segunda sí que hay un romance bonito entre Aragorn y la dama élfica.

El personaje de Kit se hace agradable, porque es una amiga de verdad y da muestras de ello.

He visto varios fallos en la investigación, posiblemente porque me gusta bastante el género y me dedico más a penar qué haría yo en el lugar del detective o el policía, qué pistas buscaría y cómo llevaría las pesquisas.

Eso sí, la autora va dejando pistas a través de los misteriosos personajes, haciendo que todos sean sospechosos, seguramente para hacernos participar en la investigación como uno más. Hay demasiados a mi modo de ver y hacen decaer el interés. Los diálogos tampoco me han entusiasmo mucho que se diga.

El final me ha parecido algo precipitado, como si hubiera querido acabar la novela con prisas.

De todas formas, es una novela que puede entretener por unas horas, ideal para llevarse a la playa. Saltando las conversaciones que no aclaran nada y siguiendo solamente la investigación de Regan, se le puede dar una oportunidad.

-----------------------

Crítica realizada por Mariam

Antes de comenzar a explicar qué me ha parecido esta novela, debo decir que aunque está catalogada como de suspense romántico, a mí no me ha parecido en absoluto una novela romántica. La mujer del collar es la décima novela de la serie protagonizada por la detective privada Regan Reilly, una serie que en mi opinión es más bien de suspense. Confieso que es la primera novela que leo de la serie, pero a pesar de ello, gracias a ésta, he podido conocer cómo nació la historia de amor, es decir saber que Regan y Jack están prometidos, como se conocieron, como se comprometieron. Pero ni por asomo me parece una novela romántica. Cada libro trata sobre un caso y la historia de Regan y Jack planea sobre todas ellas, pero el eje del libro -al menos en este caso- es la investigación y resolución de un crimen, no una historia de amor.

A pesar de todo esto me ha gustado la novela. Me gustan las novelas de misterio y suspense y aunque no pasará a ser de mis favoritas he pasado un buen rato con La mujer del collar. Es una historia que se lee muy rápido, pues no es un libro muy extenso, dividido en capítulos cortos y está narrado con mucha fluidez.

Todo comienza cuando a causa de una tormenta de nieve se suspende el vuelo de Kit, la mejor amiga de Regan. Kit está en Hawai, en un complejo hotelero llamado Waikiki waters. Puesto que a causa de la nieve tampoco Regan podrá volar hasta Nueva York, donde se encuentra Jack, su prometido, Kit le pide que pase el fin de semana con ella en Hawai en algo así como una despedida de soltera. Regan accede. Pero lo que se preveía como un tranquilo fin de semana solo para chicas se convierte en un nuevo caso de la detective privada Regan Reilly.

El cuerpo sin vida de Dolinda Dawes, una reportera que trabajaba para la revista del Waikiki waters, es arrastrado a la orilla del mar. La muerte en sí es inquietante pero también el hecho de que Dorinda lleva al cuello un valioso collar de conchas que fue robado treinta años atrás y que perteneció a la princesa Kaiulani. En unos días otro collar idéntico al hallado en el cadáver iba a ser subastado.

A partir de ahí todo un plantel de personajes, los huéspedes del Waikiki waters, desfilan ante nosotros. Por un lado vamos conociéndolos y somos testigos de su estancia en Hawai, por otro todos o casi todos pasan a ser sospechosos del algún modo. La autora va desgranando la historia de tal manera que los lectores podemos ir llevando a cabo nuestras propias pesquisas.

Ciertamente estamos ante un grupo muy variopinto: desde el grupo Vacaciones para todos compuesto por las excéntricas ancianas Gert y Ev, Francie, Artie, Joy, Bob y Betsie; a Ned, al preparador físico y guía turístico del hotel, Will, el director, Steve, otro huésped, un hombre a punto de dejar sus negocios y en el que Kit está muy interesada, Jazzy, amiga de Steve, Claude, el jefe de Jazzy...

Así, capítulo tras capítulo vamos conociendo a estos personajes, por qué se encuentran en Hawai, a qué se dedican y cuál era su relación con Dorinda. Al parecer Dorinda Dawes no gozaba precisamente del cariño de la gente, al contrario, despertaba muchas antipatías y por tanto eso hace que en cierta manera todos o casi todos pasen a ser nuestro sospechoso en algún momento.

La novela es amena. Si os gustan los libros sobre detectives, crímenes y misterios es una lectura sencilla para pasar un buen rato. Recreando una atmósfera que no dista en demasía de la encontrada en una novela de Agatha Christie donde se nos van describiendo personaje tras personaje que van despertando nuestras sospechas, La mujer del collar es una historia de suspense donde resolver la identidad del asesino es el eje de todo.

A pesar de que he pasado un buen rato leyéndola, creo que la novela peca de terminar de una manera un tanto brusca. Los últimos capítulos me han parecido un poco apresurados, casi bruscos y tajantes en la manera de poner punto y final a la investigación. Pero con todo no lo considero un mal libro.

Hace años leí alguna de las novelas de la escritora de suspense y misterio Mary Higgins Clark, madre de Carol, y desde mi punto de vista son mejores. Son más minuciosas, intrigantes y profundas. Creo que una de las principales diferencias a destacar es que La mujer del collar tiene un estilo más desenfadado, incluso diría que divertido. La autora trata de intrigarnos pero a la vez que pasemos un rato divertido. En mi caso lo ha conseguido. Y lo cierto es que aunque eso no hace que sea romántica, la historia de Regan y Jack, aunque no es el centro de la novela, también es una de las razones por las que me ha gustado. Pero insisto en que no la considero una novela romántica. Aun así mi valoración es buena.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |