Brenda Novak - Sueños robados

Valoración:

Crítica realizada por Lilian

Libro 2º de la serie "Ángeles vengadores"

Aunque me ha gustado, confieso que lo he pasado mal leyendo esta novela. Yo no la catalogaría dentro del género de suspense romántico, sino más bien, como un thriller -con toques paranormales- donde los protagonistas viven una preciosa historia de amor. El argumento de Sueños robados es muy intenso y difícil de digerir. Creo que no es apto para todos los públicos porque el tema del secuestro de niños inocentes y la pederastia, se le atraganta a cualquiera. Otro de los peros que le he encontrado al libro, ha sido que el desenlace es demasiado rápido. Por un lado, están todo el tiempo recabando pistas como hormiguitas para desentrañar todo el misterio de Kimberly y por el otro, empiezan a aflorar -en unas cuantas hojas- todas las verdades de los misterios (epílogo incluido).

Hecha la aclaración anterior, reconozco que si consigues olvidarte de tanta pena y centrarte en la pareja protagonista el libro tiene su aquél. Romain, es un personaje magnético y arrebatador. Está mortalmente herido y vive encerrado en sí mismo. La visita de Jasmine le cambiará la vida. Al principio, no quiere involucrarse con esa belleza morena de ojos almendrados porque no tiene nada que ofrecerle. Pronto descubre, que pueden aúnar fuerzas contra el mal y se lanza a ayudarla. Por el camino, nace un romance con mucha química y pocas palabras. Bueno y hablando de palabras, tengo que reconocer que el cóctel de frasecitas en francés en sus momentos íntimos es de lo más sensual. Tanto Jasmine como Romain, vienen de una larga sequía amorosa y aprovechan a tope cada minuto.

Por último, señalar que a pesar de que el harlequin pertenece a una serie yo no he echado en falta haber leído el primero, para poder seguir el hilo de la historia.

Mi puntuación es 3,5/5

 

Crítica realizada por Anasy

Me encanta Brenda Novak, cada libro que leo de ella logra engancharme desde las primeras páginas y no me decepcionan, desde sus cortas y sencillas historias, a series como esta, llenas de misterio y suspense. Empecé la serie por el tercer libro, que me encantó pero que trataba de temas fuertes y complicados, y ahora me he leído el segundo, igual de bueno o más que el tercero, pero igual de fuerte debido a que trata sobre el tráfico y abusos a niños.

Jasmine Strarford es una de las integrantes de la institución el Último reducto, donde ayudan a víctimas de crímenes violentos. Ella misma tiene un pasado complicado, con doce años su hermana Kimberly de ocho, es secuestrada en su propia casa y nunca más se sabe de ella, a partir de ese momento la idílica vida de Jasmine se desmorona, sus padres se divorcian llenos de dolor , de odio y rencor debido a la horrible pérdida de su benjamina y se olvidándo de su hija mayor que termina yendo por caminos tortuosos y autodestructivos en su adolescencia. Pero con el tiempo y un poco de ayuda, Jasmine logra salir de ese foso en el que estaba metida y se especializa en perfiles sicológicos de asesinos. Pese a que su relación con sus padres es nula, cuenta con la amistad de sus dos amigas y componentes de el Último reducto que son su único apoyo.

Ahora, dieciséis años más tarde de la desaparición de Kimberly, alguien le manda la pulsera que pertenecía a la niña y una nota escrita con sangre. Empeñada más que nunca en descubrir que le pasó a su hermana decide empezar a buscar en Nueva Orleans, de donde procedía el paquete donde venía la pulsera. Después de algunas averiguaciones y coincidencias, su investigación le lleva hasta Romain Fornier , ex marine y ex presidiario.

Romain era un viudo dedicado a su hija Adele de diez años cuando ésta es secuestrada a pocos metros de su casa, un mes después aparece su cadáver y la investigación policial los lleva hasta un hombre que ya tenía denuncias por abusos a niños, pero cuando este es absuelto por un tecnicismo burocrático pese a las pruebas contundentes que lo inculpan, Romain no puede soportarlo. Después de pasar un año y medio en la cárcel por el asesinato del pederasta, Romain se recluye en los pantanos de Luisiana apartado de todos y de todo, sin poder superar la muerte de su hija, ni asimilar lo que tuvo que pasar antes de morir.

Cuando Jasmine aparece en su cabaña para contarle sus sospechas de que el asesinato de Adele está relacionado con la desaparición de Kimberly lo primero que hace es rechazarla de plano, no quiero volver a revivirlo todo, no quiero saber nada de lo que Jasmine le cuenta. Pero después de algunos incidentes, Romain y Jasmine empieza a investigar juntos y lo que van descubriendo los lleva hasta algo mucho más complejo y atroz de lo que se esperaban.

La atracción es casi instantánea por parte de los dos, pero Romain es un hombre herido aún que no supera ni la pérdida de su esposa ni las atrocidades que llevaron al asesinato de su niña.

Es un libro que engancha desde la primera página, muy bueno, bien narrado , con una historia que mantiene el suspense hasta el final, pero que trata un tema tan duro como son los abusos a niños, aunque la autora muestra bastante delicadeza en el tema sin cebarse en los detalles, puede ser bastante desagradable para personas demasiado sensibles. Pero por lo demás, es un libro muy bueno que aunque es principalmente de misterio, la historia de amor es igual de buena aunque secundaria.

Muy bueno.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |