Brenda Novak - Mírame

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

Sheridan Kohl y Jason Wyatt, dos adolescentes, estaban en un coche aparcado junto al lago de Whiterock cuando les disparó un desconocido cubierto con un pasamontañas. Sheridan logró sobrevivir, pero Jason murió, y su asesino nunca fue descubierto. Aunque la familia de Sheridan se trasladó poco después, ella seguía obsesionada. Doce años después, Sheridan regresó a Whiterock impulsada por el hallazgo de una nueva pista. Pero fue agredida por segunda vez, y sólo consiguió sobrevivir gracias a la intervención de Cain Granger, el hermanastro de Jason... el hombre a quien no había podido olvidar y la última persona a la que deseaba ver. De no ser porque ella había querido darle celos a Cain, Jason no habría estado en aquel coche. Cain sabía que seguramente a su hermano no lo mató un desconocido. Sin embargo, no era fácil descubrir la identidad de un asesino que parecía adelantarse a todos sus movimientos.

Las amantes del suspense romántico están de enhorabuena con esta obra. En Mírame encontramos una trama que nos mantiene en vilo hasta al final, tanto en la búsqueda del asesino como con la culminación de una historia romántica truncada hace años, debido a la juventud y circunstancias personales de sus protagonistas.

Esta es una de esas novelas que hacen de “el pasado siempre vuelve” un dogma. Hay momentos duros y agónicos donde se  expone la crudeza del ser humano, pero también momentos tiernos cargados de sentimientos. Tanto los protagonistas como los secundarios son seres complejos; sus reacciones y motivaciones son tan incomprensibles, como lógicas en otros momentos. En definitiva, salvando las enormes distancias, son como la vida misma.

Al ser una obra de suspense,  menos que nunca estoy por la labor de desvelar su trama. Baste con saber que se busca a un asesino, que a día de hoy anda suelto, y más dispuesto que nunca a mantener su anonimato al precio que sea, con nuevos crímenes si se precisa.

En cuanto a la parte romántica, tenemos a un hombre esencialmente bueno, que sin embargo ha cargado con el estigma de ser de lo malo lo peor. De difícil infancia, y más difícil y complicada juventud, nuestro hombre asume su pasado y los errores cometidos, intentando no dañar de forma gratuita  a cuantos  le rodean, a pesar que muchos de ellos bien se merecen una ración de su propia medicina.

En su trabajo, lejos de la sociedad que le rechaza, y en el cuidado de los animales, encuentra la paz de espíritu que tanto echó en falta en su juventud. Nunca pudo olvidar a aquella joven que se entregó a él de forma tan generosa y sublime, pero ella forma parte de un pasado que hace tiempo enterró. Su regreso y las terribles circunstancias que le acompañan, le ponen en una complicada situación.
Con la sombra de la sospecha planeando sobre él, esa frustrante y peligrosa atracción que siente, no hace sino situarlo de nuevo al borde del abismo.

Nuestra chica parte de un punto de partida bien distinto: ella es la víctima que regresa. Víctima de un asesino y de la ingenuidad que le hizo creer, que fue una conquista más del chulito de turno. Nunca pudo olvidarlo, pero la dura lección que le enseñó ha marcado sus relaciones desde entonces. Ha aprendido a no sentir mayor rencor que el de la perdida de lo que pudo ser. Sin embargo ha llegado el tiempo de ir descubriendo el alma que encierra ese hombre duro que ahora se demuestra tan generoso y tierno con ella, sin perder un ápice de su fuerza.

Mírame es una lectura de intriga con la hermosa y dura historia de amor de un reencuentro. Disfruté tanto en ponerle cerco al sicópata, como en la evolución de los sentimientos de la pareja protagonista. Y los secundarios no hicieron más que aumentar mi disfrute por lo extraños y complejos que me resultaron.

Ha sido una estupenda novela para mantenerme en vilo una fría tarde de otoño. Está visto que tengo que hacerme con más obras de esta autora, el entretenimiento está asegurado.

--------------------------------

Crítica realizada por anasy

Después de leer por primera vez a esta autora hace unos días, no he tardado nada en ponerme con otro libro de ella esperando encontrar otra estupenda historia que me enganchara y me hiciera disfrutar tanto como el anterior, y así fue.

Sheridan abandona Witerock, su pueblo natal, doce años atrás cuando un sicópata le dispara y mata al chico que la acompañaba en aquel momento, Jason Wyatt. El asesino nunca es descubierto pero todas las sospechas recaen sobre Cain Granger, el hermanastro de Jason y de quien Sheridan estaba enamorada.

Años después las sospechas se incrementan cuando la escopeta con la que asesinaron a Jason aparece en una de las cabañas de Cain. Sheridan regresa al pueblo decidida a encontrar de una vez al culpable pero al poco de llegar es apaleada brutalmente y está a punto de ser asesinada sino llega a ser por la aparición de Cain en escena.

Sheridan nunca ha podido olvidar los trágicos sucesos que marcaron su vida cuando tenía dieciséis años. Era la hija formal y recatada de una buena familia del pueblo, pero estaba enamorada del rebelde Cain, después de pasar una noche con él, Cain no vuelve a hacerle caso y dolida decide salir con el hermanastro de éste para ponerlo celoso, por eso ahora se siente culpable de la muerte de Jason.

Cuando se marcha del pueblo intenta rehacer su vida y junto a unas amigas construyen un refugio para mujeres que son víctimas de ataques o crímenes violentos. Su regreso a Witerock casi le cuesta la vida otra vez a manos del asesino de Jason, pero gracias a Cain consigue sobrevivir, además de que él la cuida cuando sale del hospital y se hace cargo de ella. Sheridan sabe que Cain no es el responsable de la muerte de Jason, aunque la policía y su familia no están dispuestos a hacerle mucho caso empecinados en culparlo del asesinato, ella sigue enamorado de él pese a su indiferencia doce atrás que le hace creer que no era otra más en la interminable lista de mujeres que pasaron por la cama de Cain, y aunque ahora se sigue sintiendo atraída por él, no está dispuesta a dejarse conquistar una vez más.

Cain era el hermanastro de Jason, nunca tuvo buena relación con su padrastro que adoraba a Jason dejando de lado a sus otros dos hijos y sobre todo a Cain, al que nunca soportó. Cain tuvo que pasar por momentos muy difíciles siendo joven, y tras la muerte de su madre su comportamiento era destructivo y escandaloso. Acostarse con la buena de Sheridan fue una de las cosas de las que más se arrepiente, porque lejos de lo que piensa Sheridan, fue un momento importante para Cain, ya que ella era especial y no una más de las chicas con las que acostaba, pero sabía que no debería haberla tocado, as´´i que después de aquella noche, le dio la espalda. Doce años después no se puede creer que la mujer apaleada que se encuentra en el bosque sea Sheridan , las sospechas vuelven a recaer sobre él aunque la principal afectada sabe que él no tiene nada que ver.

Amor e intriga hasta el final, el reencuentro de esta pareja no puede ser más violento y accidentado, pero la ternura con que Cain trata a Sheridan, la cuida y se preocupa por ella, lo convierten en un personaje estupendo que pese a su fachada dura y su pasado rebelde, está deseando que alguien lo quiera y le crea. Sheridan en algunos puntos se me hizo algo cabezota, pero también es una mujer fuerte y luchadora. La intriga está asegurada con muchos sospechosos disponibles que sienten envidia o rencor por alguno de los protagonistas. Una buena historia, que engancha y te hace pasar un buen momento, la única pega es que se me hizo algo lento hacia el final.

Bueno
 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |