Brenda Novak - Acusación mortal

Valoración:

Crítica realizada por Shani

Clay Montgomery hacia mas de diecinueve años que habia tomado la decision de proteger a su hermana Grace, y con ella al resto de la familia. Aunque para ello tuviera que quedarse eternamente en el rancho de su padrastro y asumir que todos lo señalaran como el asesino de éste. Ahora además tenia que resistirse a la recien llegada Allie McCormick a quien tendria que ocultarle un par de secretos que lo podian cambiar todo...

Allie McCormick volvia a Stillwater tras su divorcio, despues de trabajar como Inspectora de policia en Chicago, además especializada en crimenes sin resolver. Como hija del jefe de policia habia vuelto para trabajar en el departamento. Pero la insistencia de  Madeline Barker, hermanastra de Clay, para resolver la desaparicion de su padre le iba a hacer plantearse muchas cosas en su vida. Y el hecho de que Clay Montgomery fuera irresistible no ponia las cosas faciles..

Este es el segundo libro de la saga familiar de Stillwater. En esta ocasion, Brenda Novak nos presenta al hermano mayor de los Montgomery, Clay, siguiendo la trama del primer libro y desvelando otros secretos que quedan casi al descubierto al final de la primera novela, por lo tanto recomiendo no leerse este libro si antes no se ha leido Silencio Mortal, primer libro de la saga.

Clay aparecia en el primer libro como un hombre solitario, esquivo, independiente y distante, para el que el secreto que tiene parte de su familia es lo primero. Ya que diecinueve años atras, se enfrento a su padrastro al encontrarlo abusando de su hermana Grace. Y siendo tan solo un adolescente, debe ayudar a su madre a ocultar las pruebas del asesinato del Reverendo Barker. En esta ocasion, podemos entender mejor la forma de ser y actuar de este personaje, que en la primera novela casi no podemos apreciar.  Destacaria su lealtad para con su familia y su resignacion ante lo evidente.

Como recita la autora al principio del libro, hay una frase que definiria bien a Clay : "Cualquier cobarde puede luchar en una batalla cuando está seguro de ganar; pero dadme al hombre que tiene el coraje de luchar cuando está seguro de perder " (George Eliot - Mary Ann Evans ) . Considero que esta frase define muy bien al protagonista ya que desde el principio aunque parezca que se ha rendido, lucha con el coraje y las armas que tiene para proteger lo que mas quiere : a su familia y a la mujer que ama.

Allie es una mujer que lo ha pasado muy mal, con una profesion dura y tras enfrentarse a un divorcio, vuelve a casa de sus padres con una niña a su cargo y enfrentandose a un pueblo empeñado en crucificar a la familia Montgomery por la desaparicion del Reverendo Barker. Quizas lo mas dificil para esta protagonista es enfrentarse al hecho de que quizas ya se hizo justicia, ya que la desaparicion de Barker conlleva que con él desaparezca el monstruo que era. Y tras sus investigaciones debera decidir si es fiel a lo que su profesion le ha enseñado o lo és a su corazon.

Ademas hay que tener en cuenta la importancia de los personajes secundarios; Joe Vincelli y su familia; Grace y su marido; Irene, madre de Clay y Grace; Madeline Barker, hermanastra fiel a su familia y ajena a el secreto que ocultan. Y sobretodo destacar a Jed Fowler, vecino de Stillwater que tiene un papel importante en la historia, asi como Beth Ann que desde el principio se propone hundir a Clay. Y como no Whitney, la hija de Allie que crea un vinculo entre los protagonistas.

En esta historia seguimos la evolucion de la historia de Grace, y descubrimos un poco mas como era el Reverendo Baker y lo que fue capaz de hacer a pesar de ser un hombre de Dios. Y como ya adverti en la critica de la novela anterior, en ésta tambien podemos encontrar relatos desagradables sobre lo que puede llegar a hacer la  mente enferma de un hombre desequilibrado al pasar los limites de la cordura. Por ello aquellas a las que no les guste leer sobre abusos a menores mejor que dejen esta saga ya que durante los libros se comenta y se dan cada vez mas detalles sobre este tema.

Aun asi es un libro que recomiendo tanto como el anterior y espero que les guste a aquellas que se decidan a leerlo.

 

Crítica realizada por Anasy

Segundo libro de la serie Mississippi, donde nos volvemos a encontrar con la familia Montgomery que después de diecinueve años de la desaparición del pastor Barker, siguen con el miedo de que se descubra la verdad de aquella lejana y horrible noche, porque la gente de Stillwater sigue sin olvidar y sin aceptarlos.

Clay es el mayor de los hermanos, su madre, Grace y Molly junto con su hermanastra Madeline forman la familia que sigue sufriendo la tragedia de lo ocurrido casi dos décadas atrás.

La gente del pueblo sigue pensando que Clay mató a su padrastro, el pastor Barker, al que todo el pueblo tenía por la mejor de las personas, aquella noche en la que desapareció sin dejar rastro. Todos, unos más que otros, siguen juzgándolo y manteniendo las distancias con él y su familia y Clay sigue anclado a la granja Barker, de donde no se atreve a mover por miedo a que la gente del pueblo escarbe en la propiedad buscando el cadáver del pastor.

Clay está feliz porque por fin su hermana Grace tiene una buena vida al lado del hombre que ama, con dos hijastros adorables y una niña en camino, se siente culpable por el pasado, por no protegerla cuando sufrió los abusos del pastor Barker siendo pequeña. Su hermanastra Madiline que es la única que no sabe nada de la maldad de su padre ni lo ocurrido aquella fatídica noche, sigue empeñada en encontrar a su padre con la ayuda de Allie McCormick, la hija del sheriff y ex policía de Chicago experta en casos antiguos.

Los enemigos de los Montgomery, empezando por Joe, el sobrino de Barker y obsesionado con Grace, están empeñados en hacerles daño y culpar a Clay, por lo que harán lo que haga falta para conseguirlo.

Allie acaba de divorciarse de un hombre con cambios bruscos de humor que despreciaba a la hija de ambos. Llega a Stillwater después de algunos años, esperando empezar de cero con su hija y trabajando para su padre, además viene muy predispuesta a resolver el caso del pastor, aunque no está tan convencida como los demás, de que Clay sea el culpable, y en cuanto lo conoce un poco, menos probable le parece que él sea el asesino, pero también se da cuenta de que los Montgomery ocultan algo.

La atracción de Allie y Clay surge al poco de conocerse complicando aún más la situación de ambos, que tienen a todos en contra, empezando por el padre de Alli que también esconde sus propios secretos.

En este libro seguimos conociendo más atrocidades que el pastor Barker hacía a su hijastra, un tema duro y complicado que cuesta digerir por la crudeza y la maldad de un hombre que tenía engañado a todo el mundo.

Allie y Clay lo tienen complicado , Clay quiere alejarla para que no sufra y la gente no le de la espalda por estar con él, pero Allie cree firmemente en Clay y no está dispuesta a dejar pasar la oportunidad de estar con el hombre que ama.

Este libro, aunque me ha gustado, me parece más flojo que el primero de la serie, la historia de amor queda un poco en segundo plano dándole más protagonismo a la trama de misterio, pero eso no quita atractivo a la novela que te deja con ganas de saber que pasará en el siguiente libro.

Bueno.

 

Crítica realizada por Mariam

2º Stillwater

Tal como demuestran los acontecimientos desarrollados en la anterior novela, Silencio mortal, la desaparición del reverendo Barker está lejos de olvidarse. Aun diecinueve años después los habitantes de Stillwater siguen sospechando que Clay Montgomery, el hijastro de Barker, acabó con su vida.
El que sea señalado como el asesino de Lee Barker, un icono de la comunidad, no contribuye a ser aceptado por sus vecinos.

Clay sigue viviendo en la granja que un día perteneciera al reverendo. Su vida es bastante solitaria. En apariencia es un hombre frío, oscuro e intimidante. Esconde muchos secretos, el más grande es lo que sucedió aquella noche, diecinueve años atrás.
Apenas tenía dieciséis años cuando tuvo que hacerse cargo de su familia: de su madre y sus tres hermanas. Sin el reverendo, que tampoco se encargaba demasiado de la granja, es el único referente masculino para todas ellas. Tanto las responsabilidades de velar por su familia y evitar que fueran separados por los Servicios Sociales, como el peso que carga en su alma por la muerte del reverendo, Clay Montgomery dejó de su juventud atrás a muy temprana edad. Primero cuando tenía diez años y su padre los abandonó; más tarde cuando no pudo proteger a su hermana Grace y se convirtió cómplice de un crimen.

Los años han pasado, pero Clay sigue sintiéndose culpable y responsable de no haber velado de Grace.

Allie McCormick es la hija del jefe de policía de Stillwater. Ha trabajado en Chicago como inspectora experta en casos antiguos. Tras su divorcio, regresa para trabajar con la policía de allí y pasa a encargarse de viejos casos. Entre ellos el de la desaparición de Lee Barker.
Enseguida se percata que hay dos bandos claros y definidos: el de quienes acusan a Clay Montgomery como el asesino y el de que creen que es mejor dejar el caso y no remover más el pasado. Pero Allie cree poder resolverlo haciendo uso de su pericia y experiencia como policía científica en Chicago.

Cuando conoce a Clay Montgomery, el principal sospechoso, su instinto le dice que no era un hombre capaz de matar a sangre fría. Pese a que la hostilidad de sus vecinos no les deja ver, es evidente que es un hombre protector que vela por los más débiles; pero también es hermético, solitario y un poco sombrío.
Nada, ni siquiera eso, puede evitar que Allie McCormick se sienta atraída por el hombre al que investiga, el sospechoso de la desaparición del reverendo Barker.

Desde la anterior novela sentí cierta debilidad por Clay. Es el prototipo de héroe misterioso, protector y un poco oscuro. Durante años ha sido señalado como el asesino de Lee Barker, pese a que nunca han hallado pruebas incriminatorias y pese a que sólo contaba con dieciséis años cuando desapareció.
Algo que me ha encantado de la caracterización que Brenda Novak hace de Clay -y tal vez sea ésa la razón por la que sienta debilidad por él- es que pese a que en circunstancias normales -no sería extraño después de todo- sería lógico que fuese un hombre amargado e insensible, es todo lo que contrario. Debajo de esa apariencia distante y fría se esconde un hombre con anhelos y sueños que sacrifica por su madre y hermana. Y ante todo es un hombre que desea una familia.

Creo que ya nos hicimos una idea de cómo era en Silencio mortal, pero ahora, en esta novela, parte de esa coraza que lleva se resquebraja un poco. Por un lado porque descubrimos que tan profunda es la culpabilidad que siente por Grace, por otro porque se nos muestra una faceta desconocida de él hasta ahora: el cariño por los niños. No sólo lo vemos con sus sobrinos -me parece preciosa la escena en que piensa en su sobrina- sino con Whitney, la hija de Allie.

La historia romántica en sí me ha parecido muy bonita. Aunque de entrada parecía una trama un poco previsible: el sospechoso de asesinato y la inspectora del caso que se sienten atraídos, lo cierto es que me ha atrapado página tras página y me ha hecho sentir mariposillas en el estómago.

Sin embargo no desaparece esa parte más sórdida en la que se descubre que la depravación del reverendo es mayor aún de lo que parecía. Que ya lo era, pero cuando el caso del reverendo se reabre, descubrimientos asombrosos ven la luz, propiciando que los hechos acontecidos se esclarezcan un poco más para las lectoras.

Además, aunque en un segundo plano, vemos cómo es la vida de Grace desde que se casó con Kennedy. Han transcurrido unos meses desde el fin de Silencio mortal y podemos vislumbrar cómo el proceso de sanación de Grace sigue su curso, cómo es su vida junto a Kennedy, Heath y Teddy.

También, en segundo plano, conocemos más de otros personajes secundarios: habiendo descubierto ya con quien mantiene una relación Irene Montgomery y siendo cuál es la identidad del hombre hacen que la novela sea un poco más compleja.

Nuevamente Joe Vincelli es el antagonista de la novela. Cree que Clay asesinó a su tío y el odio que siente por Grace sigue motivando su obsesión por destruir a su familia.

Poco a poco el cerco se estrecha y cada vez resulta más difícil creer que no se descubra qué sucedió aquella noche y qué papel representan los Montgomery en la desaparición del reverendo. Es algo que, sin duda, a las lectoras nos provoca un poco de preocupación o angustia, ya que, estamos ante una de esas historias en que desearíamos que el crimen no fuera resuelto.
Estoy intrigadísima por saber qué depara la tercera y última novela.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |