Brenda Joyce - Oscuro abrazo

Valoración:

Crítica realizada por mc2

Oscuro abrazo es tercer libro de la serie Maestros del tiempo. Tras las historias de Malcolm y Claire (Oscura seducción) y Royce y Allie (Rival oscuro), le toca ahora el turno a Aidan y Brie.

Aidan creía que su padre, el malvado conde de Moray, había fallecido hacía años, tras cercenarle la cabeza para que la maldad desapareciera. Vivía feliz con su hijo de nueve años, Ian, en el castillo de Awe. Pero, temiendo por la vida de su hijo, se trasladará a través del tiempo y el espacio hasta su morada. Su peor pesadilla se hará realidad. El conde de Moray no estaba muerto. Había regresado y tenía a Ian en su poder. No podía creer que le pidiera destruir la aldea de Awe y a todos sus aldeanos a cambio de la vida de su hijo. Él había jurado defender a los Inocentes de la maldad de hombres como su padre. Pero, si no lo hacía, su hijo moriría. Dispuesto a todo por su hijo no puede, sin embargo, cumplir todo lo que su padre le había exigido. Cegado por el dolor renegó de sus promesas, de sus dioses y de sus creencias deseando una pronta muerte que le permitiera olvidar su dolor. Durante más de sesenta años había vivido en la amargura, buscando venganza y una muerte rápida. Hasta que una llamada desde el Nueva York del siglo XIX le hizo salir de su guarida.

Brianna Rose nunca había esperado volver a ver de nuevo a Aidan. Secretamente se había enamorado del Highlander medieval que había llegado de la mano de Allie un año antes. Brie tenía el don de la visión, el mayor don que se transmitía de generación en generación en su familia. Dedicaba su tiempo a ser un ratón de biblioteca. Trabajaba en el CAD, Centro de Actividad Demoniaca, un organismo dedicado a la lucha contra el mal. Una mala experiencia familiar le impedía desear a ningún hombre. Bueno, a uno sí. Fantaseaba todo el tiempo con Aidan, un hombre de otro tiempo al que no imaginaba volver a ver. Pero, no esperaba que su empatía por él, le llevara a sentir tal angustia, rabia y dolor que apenas podía respirar. Decidida a dar con él y salvarle la vida se aprovechará de la ayuda del CAD para hacerlo.

Aidan no esperaba que un angustioso grito de Brie, a través del tiempo y el espacio, le llegara hasta el castillo de Awe, en Escocia, en 1502. Llevaba sesenta y seis años buscando venganza y la llamada de Brie sólo podía alejarle de sus planes. Tras descubrir que su padre no solo no está muerto sino que sus poderes eran más terroríficos que antes, deberá emplearse a fondo para salvar la vida de la joven. Y, aunque no la desea allí y podría estar más segura en Iona, no será capaz de alejarla de su lado. Ella puede ser la única que le pueda decir por qué se le aparece el fantasma de su hijo. ¿Aceptará la ayuda de la Hermandad en su lucha? ¿Decidirá morir por ella o tendrá un nuevo motivo por el que vivir?

Una vez más me ha encantado otro libro de esta saga. Como los anteriores se puede leer de forma independiente, pero creo que es importante leer el primero de la saga para conocer al menos La Hermandad, los Maestros, los Deamhain...No he podido evitar leerlo prácticamente de un tirón. Me he emocionado con las aventuras de Brie y Aidan. Ella es solo una modesta informática que prefiere vivir sin lujos y aislada, investigando en el sótano del CAD, que convertirse en una mujer fatal como su madre. No explota su sensualidad ni su belleza por temor a convertirse en algo que no desea. Sólo sueña con un hombre, Aidan, y es ahí donde da rienda suelta a su sensualidad. Secretamente enamorada del lobo de Awe desea cambiar el curso de la historia y ayudar a ese hombre tan atormentado.

Aidan, el lobo de Awe es un hombre poderoso, atormentados, que pese a todo su poder no pudo salvar la vida de su amado hijo. Primero su angustia, y luego su sed de venganza, le han alejado de sus votos y sus promesas. Vive amargado deseando cumplir su venganza y morir. Verle tan angustiado, soportando tanto dolor, me ha impactado. Cuando leía los párrafos en donde se le describía era como si lo tuviera en ese momento delante, atormentado, llorando, sufriendo por el fantasma de su hijo, por no saber si estaba vivo o muerto, por no poder cambiar el destino...

También nos encontramos en el libro ha otros secundarios importantes, aunque no quitan en ningún momento protagonismo a Brie y Aidan. Nos volvemos a encontrar a Royce y Allie, a Malcolm y Claire, a Ian MacNeill, a Sam, a Tabby y Guy Macleold, y como no al malvado conde de Moray.

Una novela muy entretenida y recomendable para los entusiastas de la novela paranormal. Me ha parecido muy buena. Ahora a esperar el resto de los libros de la saga.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.