Belva Plain - Heartwood

Valoración:

Crítica realizada por Merche

(Sin traducir)

¿Alguien ha leído Siempre verde? Imagino que sí. Vale, pues podíamos decir que esta novela es la continuación de los avatares de esta familia.

No es una romántica típica, que quede claro. Pero es una novela que hay que leer porque la autora es buena en la narrativa, buscando los personajes y detallando los sucesos. Para mí, es una de las importantes en novela de sentimientos. Una lástima que ya nos haya dejado en octubre del 2010.

Iris tiene un matrimonio feliz, un trabajo que le gusta e hijos ya adultos. Piensa que ha tenido suerte en la vida y sigue teniendo bastante fe. Es judía, como lo fue la autora.

Sin embargo, la suerte se reparte como en una lotería y Robby, el marido de Laura, pierde su empleo en la universidad, por lo que viajan desde California para reunirse con su familia.

Está muy bien descrita la situación de Robby, un hombre trabajador que, a pesar de todo, no puede conseguir un puesto decente para mantener a su familia. Por eso se marcha a Ohio buscando nuevas miras. Y su esposa, Laura, la hija de Iris, se queda en Nueva York con su hija.

Se trata de una novela reflexiva, llena de las dudas éticas de los protagonistas, de momentos delicados y duros. Tenemos por un lado el modo de pensar de los padres, ya de cierta edad, y el contrapunto de los hijos adultos. El buen hacer de la matriarca de la familia, decidida a todo por mantenerlos unidos, las circunstancias de Laura con su marido lejos, los pesares de Robby al marcharse.

Theo e Iris son los clásicos personajes de un hombre y una mujer que quisieron alcanzar el sueño americano, la tierra prometida, un futuro mejor para ellos y que, con mucho sufrimientos, han podido situarse y crear una familia casi, casi perfecta. Pero ninguna familia es perfecta y eso es lo que la autora nos enseña con esta novela. Ella es profesora en la universidad y él es médico, son fieles, educados y la gente les quiere, les ven como la pareja estupenda que son. Sin embargo, también ellos han tenido sus problemas, superándolos con amor y comprensión, centrándose en el cariño a sus hijos, por los que hacen todo tipo de sacrificios hasta sacarlos adelantes.

Laura, la hija, es un personaje con fuerza, joven, sensata y buena persona. Cuando ama, ama de verdad. Sus padres no se oponen a un matrimonio con Robby porque saben que ella hace lo correcto. Ella es la piedra angular en la que se mueve la familia, la que lucha por sacar adelante a la propia cuando su marido se desanima. Tras conseguir un préstamo, se arriesga en los negocios.

Robby es arqueólogo. Sigue estudiando con el apoyo de su mujer, Laura, quien confía ciegamente en él, en su capacidad de conseguir lo que desea. Pero surgen las dudas cuando Robby se viene abajo. Robby ha cambiado, se le ve preocupado, hasta parece poner trabas a su matrimonio. La desgana le puede y acepta trasladarse a Nueva York por ver si allí tiene mejor suerte.

Katie, la hija de Laura, es otro de los personajes importantes en la novela.

Un argumento muy bueno, lleno de sentimentalismo, que nos ayuda a terminar de conocer mejor a una familia de la que ya hemos sabido antes. Es posible que Siempre verde estuviera mejor escrita, no lo sé, pero desde luego este libro es uno de los que se conservan.

Muy recomendable.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |