Arlette Geneve - Ámame, canalla

Crítica realizada por Teresa
 

1º Libro de la serie Familia Beresford.
Ágata Martin es hija de un francés y una noble española que se enamoraron durante la guerra de la Independencia. Repudiados por ambas familias, se vieron obligados a llevar una vida más que modesta en España.

Christopher Beresford, agente de la Corona británica, es hijo del poderoso marqués de Whitam, quien, en su día, dejó mujer e hijos para ir a combatir en España contra Napoleón. La distante relación entre padre e hijo ha convertido a Christopher en un hombre frío y amargado que no cree en el amor.

Cuando conoce a Ágata, se halla inmerso en una delicada misión para desenmascarar un complot contra Fernando VII, el rey de España. Desde el primer momento, Ágata y Christopher se detestan tanto como se atraen, pero inesperadas circunstancias los obligarán a colaborar y
fingir un enamoramiento que complicará sus vidas y el desenlace de la misión.

Ambientada en Inglaterra y España, este primer volumen de la saga «Familia Beresford» nos traslada a un apasionante momento histórico, con las intrigas, los amores y peligros de la convulsa Córdoba de la época.

Esta es la tercera novela completa que leo de esta autora y lo que desde luego saco en conclusión es que Arlette Geneve puede gustarte o no, pero jamás te dejará indiferente.

Creo que la personalidad que imprime a sus protagonistas es lo que podríamos llamar “la marca de la casa”. De hecho, por lo que he podido leer por ahí, es lo que más comentan las lectoras.

Pero vamos con la novela en sí.

La autora utiliza como escenario una trama de traición a la Corona española en la que se encuentran implicados familiares y amigos de Ágata, la protagonista femenina.

Christopher Beresford, a quien muchas lectoras conocerán porque es el hermanastro de Aurora, la protagonista de otro de sus libros, es un agente de la Corona británica, el encargado de desenmascarar a los traidores y el protagonista masculino de esta historia.

Con una ambientación histórica cuidada y unos escenarios españoles, andaluces para más señas, muy bien retratados, la autora va desgranando la historia de amor de Ágata y Christopher. Por momentos, la descripción de las escenas en territorio español (toda la parte que se desarrolla en suelo andaluz) me han saturado un poco, tal vez porque me han parecido demasiado extensas, pero supongo que esto es más algo mío que una pega a poner a la autora porque, como digo, están muy bien trabajadas y recreadas, pero a mí esa parte me ha aburrido un poco.

Con las otras dos novelas que he leído de Arlette Geneve no me ha pasado pero con ésta, he tenido la sensación de estar metida en un remolino. Por momentos me gustaba y me enganchaba y en otras ocasiones me daban ganas de dejarlo porque me agitaba por dentro, me ponía nerviosa y me daban ganas de matar a los protagonistas.

La primera mitad del libro no me ha gustado nada. Luego, desde mi punto de vista, mejora notablemente. Creo que lo que ha hecho que esa parte no me gustara ha sido la relación de Ágata y Christopher, me parece demasiado “agresiva” y hasta “enfermiza”. Imagino que la autora lo que pretende es plasmar la personalidad de cada uno de ellos, de armas tomar los dos, dicho sea de paso. Lo consigue, desde luego, porque a mí me ha dejado clarísimo cómo son cada uno de ellos.

En esa primera parte hay una escena que me ha cabreado mucho y que salvo para lo que viene después, ni entiendo ni comprendo qué sentido tiene. Desde mi punto de vista sobra y además no creo que ese hecho fuera posible que se produjera.

SPOILER:

El protagonista, sin ser nada más que el anfitrión de Ágata, la tumba en sus rodillas y le propina unos azotes.

Yo no estoy a favor de dulcificar determinadas cosas que históricamente con toda seguridad se daban, pero este hecho me parece una licencia gratuita que la autora tiene todo el derecho del mundo a tomarse, pero a mí, maldita la gracia que me ha hecho.

FIN DEL SPOILER

A partir de la segunda mitad del libro, he disfrutado mucho más con la lectura y he leído el libro más a gusto. Al final la conclusión es que me ha dejado satisfecha.

El balance general es que la novela está bien aunque del 1 al 10 mi puntuación no pase del 6 raspado.

De los tres libros que he leído de la autora, este es el que menos me ha gustado.

Me gusta cómo escribe la autora y tengo intención de seguir leyendo esta serie, aunque si algo he sacado en claro es que sus protagonistas me ponen un tanto atacada.

No puedo acabar este comentario sin hacer un último apunte: la portada resulta bastante bonita pero el título me parece horroroso.

---------------------------

Crítica realizada por LETRA ESCARLATA

Cristopher Beresford es un jóven impulsivo y tiene un cierto resentimiento con su padre.Su madre había muerto después de tener a su hermano pequeño Andrew.Su padre se tuvo que marchar a la guerra contra Napoleón a España,y ese abandono nunca se lo perdonó.Además allí en España,Jonh Beresford había conocido a María Isabel con la que tiene una hija,Aurora,y ésto,Cristopher por ser el primogénito,y además un niño sin el amparo de su padre nunca se lo perdona por pensar en la traición a su difunta madre y a sus hermanos pequeños.El muchacho crece con ese rencor y se enfrenta a una dura prueba del destino.Su amada,Ophelia O´Sullivan,le engaña y su padre le confiesa que no es merecedora del amor que le procesa pero el chico,ingenuo y necio reniega de su familia.Pero descubre que su padre tiene razón y la dama en cuestión lo engañaba como un bobo.

Después de  no poder superar ese engaño Cristopher se enfrasca en su trabajo como agente de la corona Inglesa,convirtiéndose en un hombre agrio y déspota con todos los que le aman.Tiene una misión importante,pues debe descubrir a los traidores que conspiran contra el rey de España y debe interceptar a sus miembros sin pensar que uno de ellos es un familiar muy querido de una muchacha con mucho carácter llamada Ágata Martín.Lo que no se imagina que a esa muchacha,medio española y francesa le va hacer pasar factura a ese duro corazón.Debe de ir a recogerla a regañadientes al puerto de Dover para entregarla a una amiga de la infancia de la chica.

Desde el primer momento que se encuentran no se soportan,ya que Cristopher tiene verdadero odio a todo lo que tenga que ver con España,y el carácter de Ágata es muy español y sobre todo cordobés,como su madre.Se convierte para su día a día un subir y bajar de emociones que lo va cambiando poco a poco hasta descubrir que la chica es muy inteligente y le va a proporcionar el pasaje a España para poder interceptar a los traidores al rey de España.Sabe que Ágata lo tiene controlado pero esa sensación le va gustando cada vez más y la desea tanto que en Cordoba vive una historia apasionada que nunca olvidaría pues por las circunstancias de la misión de Cristopher y el problema emocional que tiene Ágata para poder salvar a su familia de la ira del rey,su corazón está dividido entre su amante inglés y su querida familia.

Toda la historia da un giro dramático pues Ágata toma una decisión muy dura y debe de abandonar a su amor para siempre para entregarse al deber de su familia, y parte hacia Francia sin decirle nada a su amado.Cristopher recibe un duro golpe con la desaparición en su vida de lo único que había amado con toda su alma y se siente derrotado y traicionado de nuevo volviendose un hombre insoportable y amargado.Pero el destino les promete una pequeña esperanza.La enfermedad de John Beresford se intensifica y tiene que partir a París para recuperarse y con mala gana Cristopher debe acompañarlo para poder darles un respiro a sus hermanos y a todos los que viven en Whitam Hall.Allí descubrirá después de tres años sin saber de la traidora de su dolor,que no sólo se había ido sin decirle el motivo sino que le había ocultado lo más preciado en su vacía vida.

El final es apasionante,no quiero destrozar una historia que es para leerla y sentirla como lo he hecho yo.Tiene unos personajes cargados de carácter propio,no he olvidado a todos,simplemente no los he reflejado pues entonces tendría que acabar con una historia entrañable.Recalcar a los hermanos de Cristopher que son únicos,el buen amigo de Ágata que no me gusta el giro que se le plantea pero así son las cosas,su primo y su padre.Son personajes reflejados en una historia cargada tras una trama de corrupción y desasociegos.Que sientes desfallecer cuando Ágata desfallece de dolor y sientes furia cuando Cristopher está sufriendo por los cuatro costados.Me he quedado con un sabor de boca dulce.Además el modo como se expresa esta magnífica escritora,Arlette Geneve sabe como sacar los sentimientos y ponerte la piel de gallina.Me ha llegado al alma esta historia y vale la pena perderse en sus páginas.

Su puntuación,la mayor,5.

-----------------------

Crítica realizada por Yluna

Es un libro que a mí particularmente me ha costado seguirlo.
Me ha parecido similar, que no igual, a otros de la autora.
Es un libro en el que el principio es lento, y no ocurre nada, y después se produce un acelerón, en el que se producen muchas cosas, de forma muy precipitada, en distintos sitios y con muchos saltos de tiempo.
Además, los sentimientos de los protagonistas están muy difusos, pero de una hoja a otra, ya están completamente enamorados. Esto es algo que no me ha gustado mucho.
Otra cosa a comentar es que las protagonistas femeninas de Arlette Geneve no me terminan de gustar, aunque Ágata me cae mejor que Aurora y Marina.

En cuanto a la historia en sí, pues poco que decir, salvo que me resulta muy repetitivo: espía inglés, que por casualidades del destino tiene que investigar a un familiar de la protagonista, que por casualidad está viviendo en su casa. Después de unos cuantos tiras y carretas, se alían para encontrar al enemigo y....
En cuanto a los protagonistas: Ella es una chica fuerte, inteligente, independiente, desobediente y quiere se médico (lo de la medicina sale al principio y al final, porque durante todo el tema del espionaje no se dice nada de los estudios de ella de medicina)y que defiende a su país como la que más. El es prepotente, autoritario y muy rencoroso, lo que lo hacen un primor, además de tener esa sangre inglesa que le hace creer que tiene razón en todo y puede gobernarlo todo.

Pero el libro tiene también cosas buenas: creo que está bien documentado y cuenta hechos que han ocurrido y con personajes históricos que no son muy conocidos. Además, la autora cuenta historias que, aunque en parte transcurren fuera de nuestro pais, también transcurren en ciudades españolas, y yo que soy andaluza, pues me hace ilusión que se hable de Ronda, Cordoba, la sierra de Hornachuelos, el puerto de Palos, el puerto de Cádiz, Sevilla, etc.

Nota: 2,5 de 5

Siento haber realizado una crítica así, pero es que es lo que he sentido al leerlo. Por ahora, El carcelero de Isbiliya es el libro que más me ha gustado de esta autora.

--------------------------------

Crítica realizada por Chicle

Hija de un francés que luchó a favor de Napoleón y de una belleza española, Ágata es una muchacha joven y emprendedora, de las que siempre se sale con la suya y a consecuencia de lo cual se mete en más de un lío.

Engañando a su padre, se marcha a Inglaterra para visitar a una querida amiga, casada con un escocés. Pero las circunstancias la hacen atracar en casa de los Beresford y conocer a la peculiar familia inglesa.

La novela es entretenida, hace pasar ratos muy buenos. El inicio es trepidante, empezamos a ver el carácter de Ágata, conocemos al cabeza de familia de los Beresford y también a los hijos, cada uno con sus cualidades diferenciadas. El antagonismo entre Christopher, agente de la Corona que tiene como misión descubrir un complot contra el rey de España, y la protagonista, nos lleva a situaciones jocosas muchas veces. Se llevan como el perro y el gato.

En la mitad de la novela, sin embargo, creo que baja un poco. Viajan a España y aquí, a mi modo de ver, decae un poco, se centra demasiado en las costumbres andaluzas, en las fiestas. Las que hayan leído otras novelas de esta autora ya sabrán que Arlette Geneve es dada a destacar todo lo que se refiere al costumbrismo español. Y lo hace bien, aunque como digo esta parte intermedia de la novela se me ha hecho más lenta.

Luego, la historia resurge de nuevo, vuelve la tensión, la aparición de muchos personajes entrelazados, los problemas en los que se mete Ágata por su modo de ser, por querer arreglar las cosas aunque sólo consigue enredarlas más.

En términos generales, la novela me ha gustado. Desde luego, menos que El Carcelero de Isbiliya, aunque en Ámame, canalla la autora vuelve a demostrarnos que documenta estupendamente sus novelas eligiendo épocas agitadas, de las que dan mucho juego en este tipo de historias. La aparición de personajes reales junto a los de ficción dan un toque de autenticidad al relato.

Lo que más me ha gustado: la época elegida y las descripciones, que son muy buenas.

Lo que menos me ha gustado: posiblemente el carácter de la protagonista porque la he visto demasiado lanzada, demasiado independiente y demasiado altanera en ocasiones. Claro que así son las heroínas de algunas de las novelas de esta escritora.

Los secundarios, buenos, bien definidos; algunos, realmente interesantes, varios ya conocidos por Las espinas del amor y que realmente merecen su propia historia.

La siguiente entrega, la historia de Andrew Beresford, promete ser interesante.

 

 

Comentarios (1)

  • Leeresmipasion96

    03 Junio 2014 a las 21:47 |
    Vamos a ver,esta autora es buena,al menos a mi me lo parece pero esta historia no es de mis favoritas. Tiene aspectos curiosos y bonitos pero hay otras cosas que no me han gustado tanto... En fin,es buena,pero no demasiado

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |