Alessandra Shahbaz - Pasión bajo la luna hindú

Valoración:

Crítica realizada por Mc2

Pasión sobre la luna Hindú me ha resultado un libro diferente. Al comenzar su lectura no me hice falsas esperanzas ni di por supuesta como iba a ser la trama. Si me iba a atraer o iba a resultar aburrido. Su escritora era para mí una desconocida y nunca había leído nada de un escritor de su mismo origen. Así que mantuve toda la atención puesta en su lectura.

Shameena era ya toda una mujer. No hacía mucho que había cumplido los dieciocho y temía ser entregada a un hombre rico e influyente como esposa. Era una vida que nunca había deseado. Quería seguir siendo libre, pasear por los jardines de palacio, seguir pintando sus miniaturas. Había crecido libre y salvaje sin que su padre prestara mucha atención a su existencia, recordatorio constante de su esposa muerta. Pero sabía que lo que soñaba era algo imposible. Su padre, Agha Mir, era el nabab de Lucknow, el gobernador de esta provincia de la India musulmana.

Los orígenes de Nicholas Winthrop eran muy humildes. Pero, con tesón y autodisciplina, había conseguido labrarse un futuro en la Compañía Británica de las Indias Orientales siendo aún un niño. Siempre a su lado estaba la enigmática y misteriosa presencia de Asef, su guardián. El hombre que había impedido su muerte en numerosas ocasiones. Cuando Nicholas reciba la carta de Robert Brooke, asesor del gobernador general de Bengala, la desconfianza alcanzará a Asef decidido a averiguar el verdadero contenido de la misión que tan celosamente guarda su amo y señor.

Pero el mundo de Shameena experimentará una terrible oscuridad cuando descubra que su padre la había entregado en matrimonio a Nicholas. El frío y arrogante inglés que se encuentra en posesión de una de sus miniaturas. A ella no le quedará entonces más opción que la huida de noche por las peligrosas calles de Lucknow. No había contado con ser la presa perfecta del fiel Asef. Y, será la pasión, lo que desbarate sus perfectos planes de futuro.

La novela se desarrolla al principio lentamente. Cuando comencé su lectura no pude evitar rememorar algunas imágenes de La princesita o El jardín secreto. Era imposible evitar que invadieran mi imaginación, por mucho que lo intentase. Es extremadamente detallista, refiriendo hasta los detalles más nimios de esa localidad, del palacio, de sus gentes...Incluso coloca en las frases términos hindúes seguidos de un término similar en español; Nishatkhana, casa del placer, kotha, burdel, tawaif, cortesana, bulbul tarang, guitarra india, zenana, parte del palacio donde vivían las mujeres...También deja continuamente en suspense, no se revela hasta el final, cuál es el significado de la extraña relación entre Asef y Nicholas. Te preguntas continuamente que hay entre ellos. Por qué sigue siendo su esclavo si podría desaparecer para siempre sin problemas.

En cuanto a los personajes principales no hay duda de que el papel femenino lo ocupa exclusivamente Shameena. Sin embargo, me resulta difícil decantarme por el masculino, ya que prácticamente tienen el mismo peso en la novela.

Shameena es una joven muy bella intrépida, valiente y temperamental que ha podido vivir con más libertad de la que normalmente se ofrecía a una hija. Las continuas ocupaciones de su padre, y el deseo de poder e influencia, la llevaron a crecer con un aya. Tiene un excelente don parar la pintura creando miniaturas capaces de recoger la esencia de cada objeto, persona o animal.

Asef es la mano derecha de Nicholas, su protector, su hijo adoptivo. Siempre le acompañaba dando una imagen incorrecta de lo que de verdad mantenía esa unión. El odio, y un secreto guardado por Nicholas que afectaba a Asef, le hacían ser dueño del gigante dorado. Sin embargo, para Shameena, era su alma gemela, el hombre que despertaba sus sentidos, su hombre dorado.

Nicholas es un hombre frío, violento y arrogante, capaz de asociarse con el diablo a fin de conseguir lo que desea. Su casa está llena de lujos, riquezas y las mejores obras de arte. Para él Shameena es la esposa perfecta. La última adquisición para completar sus tesoros.

Los demás personajes de la novela no me han atraído como para ser recordados. Ni siquiera Agha Mir. Pero creo que estaban bien integrados en la historia.

En fin, Pasión bajo la luna hindú me ha resultado una novela diferente, que se lee bastante bien, pues no es excesivamente larga y con la que podríais disfrutar de una historia diferente, atrayente y no tan típica como las que estamos acostumbradas a leer.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |