Susan Elizabeth Phillips - Tenías que ser tú

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

Como suele sucederme con todas o casi todas las novelas de esta autora, acabo muy sorprendida por el modo en que consigue crear una novela excelente partiendo de situaciones un tanto extrañas -incluso estrafalarias- o personajes que aunque al final no son lo que parecen a primera vista, lejos están de parecer los héroes perfectos de una novela romántica.

Eso es lo que más me gusta de las novelas de Susan Elizabeth Phillips, así como el modo en que describe a sus protagonistas y la psicología de éstos.

En Tenías que ser tú, nos encontramos como heroína a Phoebe Somerville, la hija del dueño de los Chicago Stars, quien a la muerte de éste hereda el equipo de fútbol americano, aunque con ciertas condiciones que no puede decirse que no sean de importancia.

¿Cómo es Phoebe? Una rubia curvilínea, de aspecto despampanante, que no parece tener demasiadas luces ni entender ni un ápice de fútbol americano. ¿Cómo es el futuro que se presagia para los Chicago Stars a manos de esta joven? Muy negro. Pero las condiciones del testamento obligan a que el equipo gane la copa AFC para que Phoebe herede, sino a final del campeonato pasará a manos de su primo.

Aparte de su desconocimiento del fútbol y que éste no despierta en Phoebe el menor interés, debe lidiar con Dan Calebow, el irascible entrenador de los Chicago Stars que, como suele suceder, aborrece a Phoebe en cuanto la ve, al considerarla poco más que una réplica de la muñeca Barbie.

Pero si Dan aborrece a Phoebe ella tampoco lo ve con buenos ojos ya que éste representa todo cuanto ella odia en un hombre: es deportista, arrogante, sexista y físicamente le intimida.

Pero aunque inicialmente los enfrentamientos y discusiones entre ambos son continuas y muy acaloradas, pronto llegan a la comprensión de que para bien o para mal deben trabajar juntos para lograr su objetivo: ganar la AFC.

Dan quiere que Phoebe sencillamente desaparezca y le deje a él hacer su trabajo, Phoebe no está dispuesta, después de todo los Chicago Stars ¡¡son su equipo!! Y ni siquiera esa especie de cromañón que tiene por entrenador puede cambiar eso.

Así que , lógicamente las chispas saltan a cada momento. A toda esta complicada ecuación hay que sumar varios ingredientes más: Molly, la hermana adolescente de Phoebe, un equipo de jugadores que no saben muy bien como tratar a su nueva jefa y un primo ávido por heredar.

Los diálogos son ingeniosos, ágiles y muy directos; la evolución de la novela me parece muy atractiva, ya que la atención no decae en ningún momento y tanto las disputas verbales como los partidos y la adaptación de Phoebe a su nuevo puesto hacen que el interés se mantenga.

Y por supuesto está el punto que más me ha gustado: la historia de amor.

Siendo sincera en un principio Dan me cayó francamente mal porque más allá de ser autoritario, sexista e intransigente con Phoebe -por muchos papelones que ésta haga- no me gustó que se formara una opinión tan precipitada y desfavorable de Phoebe a simple vista. Algo que por otra parte me parece bastante normal, ya que es algo de esperar.

Y luego su búsqueda de la esposa perfecta, pues la verdad a veces me daban ganas que Phoebe lo mandara a paseo. Pero entonces pasa algo... que Dan empieza a cambiar, o más que a cambiar a sentir algo por Phoebe, algo que se escapa a su control, algo que no sabe explicar y que le molesta y le irrita sobremanera porque está rompiendo sus esquemas, los que tan meticulosamente se ha hecho de su vida.

Después de un fracaso matrimonial quiere que la próxima vez que se case sea para siempre y la mujer que conjuga en su mente no es Phoebe.... ¿o sí?

Sólo cuando la máscara de Phoebe empieza a caer, cuando empieza a vislumbrar y descubrir a la verdadera Phoebe, es cuando todo parece encajar.

Me gusta sobre todo el personaje de Phoebe porque es una mujer que aún con un pasado traumático que no ha logrado superar no se rinde, Así sea tras la fachada que se ha creado de rubia sexy y tonta, controla su vida y persigue sus metas.

Me gusta como desconcierta a Dan, como le encara y le enfrenta como un igual a pesar de que inicialmente le teme.

Y por supuesto me gusta por la humanidad que esconde y el sentido del humor.

La verdad es que este personaje me sorprendió muchísimo, diría que es una de las protagonistas de esta autora que más lo han conseguido, razón por la que esta novela me ha gustado tanto, de hecho es una de las que más.

Además Tenías que ser tú es la primera de la saga de los Chicago Stars donde se presentan a los protagonistas de algunos de los libros siguientes como Bobby Tom Denton o Cal Bonner entre otros.

En definitiva que Tenías que ser tú es una de las novelas de SEP que más me han gustado y sorprendido y es una de esas que después de leer tengo que repetir todos y cada uno de los elogios que había leído sobre ésta.

Valoración: 5/5

--------------------------------------------------------------------------------------------

Crítica realizada por *Soraya*

Como ya he dicho anteriormente en otro Post es lo primero que leo de esta autora, y bueno siempre leo vuestras críticas antes de comprar un libro, (sobre todo las de aquellas con las que suelo coincidir), y creo que me he estrenado con uno de los grandes de esta escritora. Sin dudas a mí me parece una novela expectacular. Lindísima donde las haya.

Preciosa novela de principio a fin, SEP sabe contar la historia de una manera sencilla, ligera, pero a la vez contando una historia de amor intensa de las que toca hondo.

Increible, a partir de un tópico "las rubias son tontas", algo que aún se escucha en la sociedad aunque sea totalmente incomprensible, haya creado una novela que deberían de leer todos aquellos que dicen esa frase así tan a la ligera... Me he acordado del libro que leí hace poco "Pecados de Verano", en dónde aparece un secundario que es un hombre de color, en un mundo donde por la época en que transucrre el libro, se les considera tonto e incapaces de igualar la inteligencia del blanco. Igual que me dolió la parte de ese libro, me ha tocado la fibra sensible que a nuestra prota la etiqueten de tonta por el color del pelo.

Bueno que me lío yo sola, lo que quería decir es que me ha impresionado como SEP ha sabido plasmar los sentimientos de una mujer objeto, a la cual los hombres la ven y piensan en el acto que no es mas que un cuerpo bonito y una cara bonita, me ha encantado como aprovecha ella eso para conseguir sus propósitos, y como va él dándose cuenta de lo inteligente que es ella. Por supuesto que también me ha parecido preciosa la historia de amor entre los dos, y como ella le planta cara (en cuanto va coguendo confianza), esto último es bastante curioso porque forma parte de la profundidad del personaje femenino. Como nos muestra Susan Elizabeth Phillips el razonamiento de la prota para hacer las cosas como las hace. Sin duda unos personajes buenísimos, y una historia maravillosa.

Me quedo con:

- Ahora, Phoebe (el muchacho no podía ser más inoportuno... ME ENCANTA)

-------------------------

Crítica realizada por Bona Caballero

Descubrí esta novela clasificada entre las mejores novelas románticas en dos páginas web distintas. Ganó el premio RITA al mejor romance de 1994. Cumplió las expectativas y desde entonces, Susan Elizabeth Phillips es una de mis autoras favoritas.

Se ambienta en el Chicago contemporáneo. Phoebe Somerville, aparentemente una rubia tonta muy sexy, acaba de heredar algo que no le interesa lo más mínimo, un equipo de fútbol americano. Dan Calebow, el entrenador jefe, es atractivo, mandón como es propio de un entrenador y mantiene una extraña relación con su ex mujer, lo que le hace estar preparado para asentarse en una relación estable con alguien menos complicado. Phoebe parece lo último con lo que querría implicarse.

Las escenas amorosas son tiernas, sexys, explícitas, pero nada raro, al menos entre los dos protagonistas de la historia. La trama te arrastra y no te deja posar el libro hasta ver cómo se resuelven los distintos conflictos de la historia. Phoebe, poco a poco, va apreciando lo que tiene y se involucra en el equipo. Logra superar su imagen de "bomba sexual", para mostrarse tal como es, una mujer lista, cariñosa y preparada para establecerse en la vida. Supera la difícil relación que mantuvo con su difunto padre, elude el peligro que representa su malvado primo y tiende puentes a su medio hermana, Molly, a la que quiere y comprende mejor de lo que la chica cree, y que le opone los obstáculos ordinarios de toda adolescente.

Es de lo mejor que puede presentar el género de la novela rosa contemporánea. Es cierto que el mundo del fútbol americano nos resulta ajeno, y es posible que parte de los problemas a los que se enfrentan los protagonistas nos sean un poco incomprensibles. Pero los personajes, la trama, los diálogos, todo es electrizante y te atrapa definitivamente.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |