Sherrilyn Kenyon - El fantasma de la noche

Crítica realizada por Patufet

Después de perder a su madre en un asesinato, Terri Mitchell ha dedicado su vida a la justicia. Su nuevo caso como agente encubierto del Departamento de Defensa Americano le llega desde la Policía de Nueva Orleans, quienes pretenden atrapar a una banda de crimen organizado que parece tener relación con el terrorismo fundamentalista. De repente, los miembros de la banda empiezan a sufrir extraños accidentes y el rumor de un fantasma vengador sale a la luz. Terri no cree en cuestiones paranormales, pero el espeluznante encuentro con el fantasma la deja completamente desconcertada.

Nathan Drake es un hombre con un único objetivo y sin nada que perder desde que le fue arrebatado lo que más quería: su familia. Ahora sólo pretende proteger inocentes vidas de asesinos empeñados en exterminar.

Así, ambos se ven envueltos y unidos por un mismo punto débil que sobrepasa todos los niveles sociales y les obligará a confiar el uno en el otro si no quieren morir. Una búsqueda que les llevará a descubrir aspectos del amor y el deseo

Para Nathan lo mas importante era su familia, no le ha importado sacrificarse por ellos, pero ahora su madre ha muerto de cáncer y a su hermano lo han asesinado unos traficantes de drogas.

Cuando sale de la cárcel, en la que ha pasado dos años intercambiando la identidad por la de su hermano, busca justicia , quiere vengar la muerte de éste, pero se encuentra con Terri en su camino, que está siguiendo la pista de los traficantes.

Terri trabaja para el BAD, es fuerte y decidida y no duda en lanzarse de cabeza en cualquier situación que se le presenta, está buscando la organización que está financiando actividades terroristas.

Nathan formaba parte de las fuerzas especiales , por lo que es el hombre Alfa, por definición , atormentado y duro, la vida no le ha tratado bien, su padre murió cuando él era niño, y cuando se hizo mayor tuvo que hacerse cargo de su madre y de su gemelo Jamie , que tenía una predisposición especial para meterse en problemas, de los que Nathan le tenía que sacar.

Terri , aunque también tiene un buen entrenamiento a sus espaldas, siempre está metida en el ojo del huracán y siempre tiene que ser rescatada por Nathan.

La relación entre ellos se basa sobre todo en la atracción física , ya que sus encuentros son siempre en situaciones extremas , entre persecuciones o tiroteos .

Como historia de amor queda relegada a un segundo plano y es bastante floja.

Nathan me ha encantado, es duro , y sobre todo muy protector con los que le importan, pero Terri no me ha acabado de convencer, intenta parecer muy dura , pero siempre acaba en la boca del lobo.

Había leído que a la historia le faltaba un poco de la chispa que la Kenyon siempre tiene en sus libros y es verdad , al libro le faltan diálogos y situaciones con un poco de humor.

De los secundarios aparecen los jefes del BAD y Carlos , que ya salió en el primero y que es el protagonista del siguiente, pero hubiera gustado saber como les iba a los protagonistas del libro anterior.

En resumidas cuentas es un libro con mucha intriga, acción y tiene un ritmo trepidante que hace que estés pendiente de lo ocurre , pero aun así me gustó mas el primero.

Mi valoración 3,5/5

 

 

Comentarios (2)

  • Virginia

    26 Abril 2012 a las 21:51 |
    Totalmente de acuerdo con la critica...

    La relación entre los protas es bastante flojita y secundaria en la trama, pero para mi lo peor del libro es que al ser de esta autora creía que me encontraría en él la chispa, humor y pasión en sus escenas que puedes encontrarte en cualquier otro libro suyo y en este no la encuentras por ningún sitio.

    responder

  • cassie

    29 Abril 2012 a las 19:41 |
    me encanta esta escritora pero este libro todavia lo tengo atascado y no lo he terminado. yo le pondria de nota un 3 o un 4.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |