Lorraine Heath - Promesa de amor eterno

Valoración:

Crítica realizada por Linnea

Serie Lords perdidos III

Lauren Fairfield y Thomas Warner vivieron una dulce historia de amor en la adolescencia. Ninguno de ellos ha conseguido olvidar al otro, pero desde que Lauren se vio obligada a abandonar Texas, no han vuelto a tener contacto. Años más tarde, Tom viaja hasta Inglaterra para reclamar el título nobiliario que ha heredado. Lauren se ha convertido en una educada señorita inglesa, pero él sigue siendo un rudo hombre texano. ¿Quién mejor que ella para enseñarle a desenvolverse entre la exquisita sociedad británica?


Lauren es una muchacha americana, hija de un aristócrata que estuvo en Estados Unidos y allí se casó.
Cuando todos se trasladan a Londres, Lauren lo pasa francamente mal porque todo es distinto: las normas, el  modo de comportarse, la gente que la rodea. Londres está lleno de gente muy distinta a ella, pero no tiene más remedio que adaptarse si quiere intentar ser admitida en la sociedad. Aunque lo consigue, no deja de soñar con regresara su tierra natal al otro lado del Atlántico, donde se siente ella misma y no una sosa damita embutida en las estrictas normas de la aristocracia.
Además, Tom, su amor de juventud, sigue allí. El joven del que se enamoró hace ya años y que sigue en su corazón, el que le prometió que iría a por ella.

Tom, el protagonista de esta historia, es todo lo contrario a los hombres que Lauren conoce en Londres. Vaquero, huérfano, un joven que sabe lo que es el trabajo duro y que lucha por tener un porvenir mejor. El destino le regala una sorpresa: es el heredero de un condado en Inglaterra.

Cuando vuelve a encontrarse con Lauren, Tom no es capaz de decirle a lo que realmente ha ido a Inglaterra y echa mano de una antigua promesa que se hicieron ambos, cuando eran unos críos. Más que una promesa, era un reto. Lauren debería desabrocharse el vestido.

La relación entre los protagonistas es bonita. Tom pretende que ella, que se ha convertido en una dama sofisticada, le enseñe a él a comportarse en sociedad, puesto que ahora es el heredero de un título. Pero ella se resiste, porque le encanta el lado fiero y auténtico del joven. A Tom tampoco le gusta demasiado la nueva Lauren y sigue prefiriendo a la muchacha salvaje que conoció en Texas.

He leído otra novela de esta autora y debo reconocer que me gusta su estilo. Sus personajes son como los que nos enamoran: fuertes, auténticos, algo cínicos, salvajes y orgullosos. Las protagonistas femeninas, con fuerza y los protagonistas masculinos con ese aire de libertino que entusiasma pero que en el fondo son unos pedazos de pan.

Ésta puede que no sea una de las mejores novelas de la autora, aunque ha conseguido hacerme pasar unas horas entretenidas y hasta me ha sacado la sonrisa en algunos episodios. Al fin y cabo, este tipo de historias están un tanto trilladas, aunque agradezco que no sea la típica novela del Londres ampuloso y aristocrático y tenga un tinte de otras tierras.

 

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |